Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Resistencia Indigena en Honduras

Proceso de Conquista Española en Honduras
by

xavier romero

on 15 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Resistencia Indigena en Honduras

photo credit Nasa / Goddard Space Flight Center / Reto Stöckli Resistencia Indígena La Resistencia Indígena
(1524 – 1539) Desde los años iníciales de conquista, la resistencia indígena se manifestó a través de dos formas fundamentales:

La resistencia pasiva
La resistencia militar

En la práctica de ambas formas de lucha la población nativa se benefició de las particulares características geográficas del territorio hondureño.

Las escarpadas montañas y elevados peñoles favorecieron la resistencia indígena. ¿Por qué abandonaban los pueblos, los indígenas? CONCLUIDA LA MISION DE CORTES Cortés ejecuto a Mazatl, aunque no logro hacer volver a los habitantes de Papayeca, esclavizo a más de 100 rebeldes y se llevó consigo a México a Pizacura y otros caciques sublevados: con esto Cortés consideraba concluida su misión en Honduras, pues “con el castigo de haber hecho esclavos a aquellas cinto y tanas personas que se prendieron, se aseguró toda esta provincia, cuando Cortés partió todos los pueblos quedaban poblados y muy seguros y repartidos en los españoles, servían de muy buena voluntad”.
LA LUCHA DE LOS CONQUISTADORES SE VUELVE SISTEMATICA
INTERESAN CUATRO ELEMENTOS: Geografía
Conquistar
Explotar
Colonizar (culturizar) LA CONQUISTA DEFINITIVA DEL CENTRO Y OCCIDENTE DE HONDURAS Las expediciones de conquista continuaron al sur de las montañas de higueras, en la región donde más tarde se fundarían las ciudades de Villa de la Concepción de Comayagua y Gracias a Dios. En esa región se producirían batallas decisivas para la conquista definitiva de la Honduras central y occidental. Es en esta región donde aparece la figura del cacique Lempira o Elempira, al cual historiografía hondureña hizo emerger como el símbolo de la resistencia indígena de Honduras. EL VALLE DE OLANCHO Una vez pacificado el valle de Comayagua y muerto Lempira, la conquista se orientó rumbo al este, hacia el valle de Olancho, donde los españoles encontraron una situación similar a la de Cerquin y Comayagua. Los nativos también se hallaban alzados y “metidos en peñoles así mismo altos y fuertes”. La resistencia más fuerte se concentró en los peñoles de las Canelas, Papalota y Guariçama.

En esta región, los resistentes indígenas recurrieron al uso combinado de medidas de resistencia, que iban desde el abandono masivo de los pueblos hasta la construcción de fosos estacados para dañar a los caballos. Conquista: obtención del control de un territorio. Resistencia: 1 Oposición a la acción de una fuerza.
2 Capacidad para resistir, para aguantar, soportar o sufrir.
3 Capacidad para soportar un esfuerzo o un peso.
4 Fuerza que se opone al movimiento de una máquina. La Resistencia Pasiva: Las primeras manifestaciones de resistencia indígena a la conquista fueron descritas por Hernán Cortés en su quinta carta de Relación a Carlos V. En este documento abundan relatos en donde se describe el abandono masivo de que eran objetos los pueblos locales ante la proximidad de los españoles, siendo esta una de las primeras formas adoptadas por la resistencia local (Resistencia Pasiva). La población nativa buscaba refugio en los montes y montañas de la región para escapar a la conquista. Cuando un poblado era conquistado, cortés iniciaba a los habitantes en su autoridad, doña Marina, su mujer mexicana, traducía a la lengua local las advertencias hechas por Cortés, que se resumía a lo siguiente: “que los que fuesen obedientes a los mandamientos reales de vuestra majestad habían de ser muy bien tratados y mantenidos en justicia, y los que fuesen rebeldes serian castigados; y otras muchas cosas.” La obligada opción entre obediencia o castigo, propuesta por Cortés, era vivida a veces en etapas sucesivas por un mismo pueblo, que por haber obedecido debió rebelarse más tarde por no soportar la tiranía del sometimiento: o que habiéndose primero rebelado aceptaba el sometimiento para evitar la destrucción. Un ejemplo de lo anterior fue el caso de los poblados de Chamagua y Papayeca, ambos en la cercanías de Trujillo y señalados por Cortés como los primeros amigos hechos en Honduras. En poco tiempo, ambas poblaciones y la mayoría de los 30 pueblos bajo su dominio, huyeron a las montañas tras la declarada rebeldía de los caciques Pizacura y Mazatl. "La Historia de la traición" Después que los indígenas dejaran despoblados sus pueblos, Cortés envió una capitanía de gente de caballo y de pie, fue ahí donde atraparon a uno de aquellos señores Pizacura.
De ahí nace una historia de traición, donde el cacique cautivo promete, a cambio de su libertad, que trabajaría para los españoles para que estos prendieran y ahorcaran a Mazatl prometiendo que “luego la gente estaría pacífica y se vendrían todos a sus pueblos, porque él los recogería, no teniendo contradicción”. La Resistencia Militar: Más allá de la costa y el valle de naco, la resistencia pasiva se combinaba con la resistencia militar. Bernal Díaz del Castillo nos dejó su testimonio sobre el carácter de la resistencia indígena en el interior de Honduras relatándonos algunas de sus experiencias. En una de estas el cronista escribió: hoy atravesamos muchos pueblos que estaban de guerra; y si hubiese de escribir por extenso los grandes trabajos y reencuentros que con indios tuvimos y fuimos en cuatro días a un que se dice Quemara, y salieron muchos indios de guerra contra nosotros, traían una lanzas grandes y gordas, y con sus rodelas (escudos redondos) y las mandaban con la mano derecha sobre el brazo izquierdo, jugaban de la manera que nosotros peleábamos con las picas, y se nos venían a juntar pie con pie, y con las ballestas que llevábamos y a cuchilladas nos dieron lugar que pasásemos adelante, y allí hirieron a dos de nuestros soldados. Esto solo sería el principio de lo que más tarde vendría, cuando el avance de los conquistadores hacia el interior se volvería sistemático y enfrentara una insurrección casi generalizada de la población nativa encabezada por caciques como Sicumba y Lempira. sistemático: Que sigue o se ajusta a un sistema o conjunto de elementos ordenados. PRIMER ELEMENTO, GEOGRAFICAMENTE HONDURAS A fines del siglo XIX, Mendieta dividía geográficamente a Honduras en cuatro zonas,
Dos de ellas ubicadas a orillas de ambos océanos y las otras en una situación intermedia; fue en estas últimas donde los españoles encontraron la resistencia más fuerte. Una de estas zonas está constituida por las tierras altas de del interior y formadas por los grandes y pequeños altiplanos que forman una línea central fronteriza entre las tierras bajas de una y otra vertiente. Los altiplanos más grandes de esta zona son los de Santa Rosa, Intibucá y Tegucigalpa; y los de menor tamaño lo de Siguatepeque, Yuscarán y Danlí. La otra zona abarca las tierras bajas de la anterior y las situadas a inmediaciones de los océanos. En esta última se encuentran actualmente las ciudades de Choluteca, Juticalpa, Nacaome, Comayagua, La Paz, Yoro, Gracias a Dios, Santa Bárbara y San Pedro Sula.

Este fue el contexto geográfico que encontraron los españoles en su avance conquistador desde las costas hacia el interior de Honduras. SEGUNDO ELEMENTO, CONQUISTAR A principios de la década de 1530 el gobernador Cereza emprendió la conquista y colonización del Valle de Naco en donde encontraría “oro”. Este hecho significo el definitivo desplazamiento de los españoles hacia la región occidental de Honduras, aunque no implicaba el abandono de la costa. La primera expedición (60 hombres) tenía la triple misión de conquistar, explotar y colonizar los territorios del interior, especialmente del Valle de Naco.
La villa de Buena Esperanza se convirtió en el primer asentamiento español en el interior y fue establecida a 20 leguas de puerto caballos.
Durante la conquista del área del Ulúa y del Valle de Sula, Cereza enfrento la resistencia del cacique Sicumba. Este era señor de muchos pueblos que se extendían sobre la ribera del Ulúa y había organizado un ejército de muchos guerreros que se proponían la destrucción de la colonia de Buena Esperanza. La lucha de las poblaciones nativas de la región logro despertar el interés (por solidaridad o interés económico) de los mayas de Yucatán, quienes según Chamberlain enviaron a Higueras un destacamento de 50 canoas con guerreros destinados a reforzar el ejército de Sicumba, llegando, al parecer, demasiado tarde. La pacificación fue completada por Pedro de Alvarado con un ejército integrado por 80 españoles y 300 aliados indios conocidos por los españoles como Achis o Aches, originarios de Guatemala. La captura de Sicumba y otros caciques provoco la derrota y dispersión de los indígenas resistentes. LA FUERZA DE LEMPIRA Las investigaciones del historiador M. Martínez castillo señalan que el cacique logro levantar en armas a unos dos mil indígenas a fines de 1536 o principios de 1537, un número muy inferior al que reclama la leyenda. Chamberlain describe a las fuerzas reunidas por Lempira como una poderosa coalición que tenía su centro político en la ciudad de Entepica y su fortaleza militar en el peñol de Cerquin. Para este autor, Cerquin era la llave militar del reino de Lempira y de todo el sur de Higueras, así como la clave psicológica de toda la provincia. LA MUERTE DE LEMPIRA En cuanto la muerte del Lempira o Elempira existen dos versiones, una sostiene que el capitán Rodrigo Ruiz se introdujo al peñol de Cerquin y “peleando con el cacique Lempira lo mato y corto su cabeza… y que acto seguido las fuerzas de cacique se dispersaron y quedaron derrotadas. La leyenda sostiene que líder indígena habría sido engañado por dos parlamentarios españoles que le dispararon con un arcabuz haciéndolo rodar por el peñol.
Coincidiendo con la caída de Lempira fueron conquistadas varias poblaciones del Valle de Comayagua, donde los indígenas “estaban los rebelados al servicio de su majestad y metidos en peñoles y fuerças que en la dicha provincia avía”. Las últimas cuatro fortalezas asaltadas por los españoles en el valle de Comayagua, mencionadas por Rodrigo Ruiz, fueron las de Dalaxemani, Guatepeque, Rorotega, y Aguacerqui. Características del proceso de conquista y resistencia en Honduras 1.Violencia militar y resistencia indígena.

2.Prioridad del interés particular de los conquistadores sobre los de la corona.

3.Amplio acceso al botín indiano, consistente en metales preciosos, tierras e indios.

4.Explotación indiscriminada de los indios.
Causas del descenso demográfico en Honduras después de la conquista 1.Tráfico de esclavos.

2.El proceso mismo de la conquista (violencia militar).

3.La encomienda y repartimiento de indios.

4.Las enfermedades como la viruela y el sarampión. Esta fue la causa más importante. Los Conquistadores Hernán Cortes.
Conquistador español del imperio azteca, fundador de Puerto Caballos en 1924 (Hoy Puerto Cortes). Ejecuto a los caciques Mazatl y Pizacura ante la resistencia presentada en Trujillo y el Valle del Aguan.

Pedro De Alvarado.
Conquistador español de Guatemala, llego a Honduras en 1536 para evitar que se despoblase las provincias. Fundador de la ciudad de San Pedro de Puerto Caballos en 1536 (hoy San Pedro Sula) después de conjurar la resistencia del Valle de Sula y muerto Sicumba.

Alfonso de Cáceres.
Conquistador español en Honduras, participo en la derrota de la última resistencia indígena a la conquista y colonización española. Fundo el 8 de diciembre de 1537 la Villa de Santa María del Valle de Comayagua. (Décadas después, sede del obispado y capital colonial de Honduras).

Rodrigo Ruiz.
Conquistador español en Honduras, llego a Cerquin con el objeto de encontrar buenas tierras para explotarlas. Él se acredita la muerte de Lempira y Socremba.

Héroes indígenas de Honduras Benito.
Señor de Silca, en el departamento de Olancho. Destruyó la ciudad de Villa Hermosa, fundada por los españoles a comienzos de la conquista en el Valle de Olancho. En la rebelión encabezada por Benito participaron aproximadamente 300 caciques.

Sicumba.
Este cacique del Valle de Sula, llamado también Socremba, ofreció pertinaz resistencia a las tropas conquistadoras de Pedro de Alvarado, quien según algunos se habría expresado en términos elogiosos del valiente guerrero nativo. Este murió en combate con las márgenes del caudaloso río Ulúa.

Copán Galel.
En 1530 los indígenas chortís se enfrentaron, bajo sus órdenes a las tropas de Hernando de Chávez en la región de Chiquimula de la Sierra, próxima a Esquipulas. Nuestro héroe se atrincheró con sus huestes en Citalá, donde los ataques hispánicos resultaron infructuosos. Desafortunadamente, un nativo que sentía enemistad por el cacique mostró a Chávez el punto débil de su defensa. De este modo pudo ser vencida su resistencia chortís.

Entepica.
El historiador Herrera se refiere varias veces a Entepica o Tapica, señor principal y cacique de la provincia de Cerquín y del pueblo de Piraera. Entepica encargó a Lempira jefe guerrero lenca de la localidad de Cerquín organizar la resistencia.

Toreba.
El cronista Bernal Díaz del Castillo señala a este guerrero como el principal caudillo de una importante zona del litoral norte que lleva también su nombre. Ha sido históricamente aceptado que este bravo aborigen hondureño fue el primero en ofrecer resistencia organizada a los conquistadores que llegaron desde la otra orilla del océano. Si bien a la postre Toreba terminó entregándose a Hernán Cortés, su lucha heroica marca un hito en el capítulo de la sublevación indígena contra la dominación española.

Lempira.
Su nombre, de origen Lenca, significa “Señor de la Sierra”. Entre 1537 y 1538 opuso tenaz resistencia a los conquistadores españoles. La lucha se prolongó por más de seis meses, hasta que el capitán Alonso de Cáceres, según la versión más conocida, lo venció mediante la traición en la comarca de Cerquín, localizada en el departamento que en la actualidad lleva su nombre. Una segunda versión refiere que el héroe indígena murió luchando cuerpo a cuerpo con el soldado español Rodrigo Ruiz. En su homenaje la moneda hondureña es el Lempira.
Full transcript