Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El Materialismo

No description
by

Danny Baker

on 23 August 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El Materialismo

El Materialismo.
Preocupación desmedida con los bienes materiales
Se asocia con la avaricia y la codicia, ambas absolutamente contrarias a la palabra de Dios.
2 Corintios 8.9
Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.
A la altura de la inmoralidad
Efesios 5.3 y Colosenses 3.5
Estemos contentos con el sustento y el abrigo
Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;
porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
1 Tim 6.6-10
Lucas 12.15
Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.
Marcos 7.20-23
Efesios 5.3
Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos
Colosenses 3.5
Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría
Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre.
Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen
los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos,
las avaricias
, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.
"Contentos con lo que tenéis ahora"
Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
Hebreos 13.5
Lo que dicen las Escrituras acerca de los bienes
Dios es el dueño de todo
El hombre es un mayordomo
Llama al hombre a ser generoso y desprendido de los bienes materiales
Los bienes son un recurso para hacer la voluntad de Dios
Tres mentiras del materialismo
Soy dueño de lo que tengo
Vivir es tener bienes
Puedo disponer de todo lo que tengo
¿Por qué es tan destructiva la avaricia?
Es hija del egoísmo
Es idolatría (Col 3.5, Efe 5.5)
Es amor al dinero y raíz de todos los males (1 Tim 6.10)
El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.
Mateo 13.22
Codicia: deseo desordenado de poseer bienes con el fin de satisfacer exigencias propias
Los avaros no entrarán al reino de Dios
El materialismo corrompe la sociedad y las relaciones humanas
La publicidad apela a la ambición y al sentir de posesión, procurando crear nuevos sentidos de necesidad
Consecuencias de la avaricia:
No nos permite disfrutar lo que tenemos
Nos volvemos insensibles y duros con nuestros semejantes
Nos volvemos esclavos de nuestros bienes
Nos volvemos idólatras
Nos atormenta con deseos insaciables
Nos hace susceptibles a sobornos
Nos hace traicionar a los nuestros y oprimir a los débiles
Nos lleva a retrasar el pago de los jornales
Avaros bíblicos
Acán (Josué 7)
Nabal (1 Sam 25)
Giezi (2 Reyes 5.20-27)
Judas Iscariote (Juan 12.6)
Ananías y Safira (Hechos 5.1-11)

Tres Verdades:
Jesucristo es dueño de nosotros y de todo lo que poseemos:
1
Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella;
el mundo y los que en él habitan
. (Sal 24.1)
Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todas sus posesiones, no puede ser mi discípulo. (Lucas 14.33)
Tres Verdades
2
La vida del hombre no consiste en lo que posee
El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Mateo 4.4
Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.
Lucas 12.15
Tres Verdades
3
Es mejor dar que recibir
En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.
Hechos 20.35
La voluntad de Dios es que trabajemos, lo hagamos honradamente y demos sustento a nuestra familia.
Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.
2 Tes 3.11-12
y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada.
1 Tes 4.11-12
La voluntad de Dios es que trabajando honradamente prosperemos
Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.
3 Juan 2
No debemos acumular para nosotros
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Mateo 6.19-21
No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino. Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón
. Mateo 12.32-34
Dios quiere que prosperemos, compartamos y ayudemos
El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.
Efe 4.28
En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.
1 Cor 16.1-2
En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.
Hechos 20.35
Dios quiere que su reino esté sobre nuestros propios intereses
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. ... Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas
. ... Mateo 6.19-21
Dios quiere que su reino esté sobre nuestros propios intereses
Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.
Mateo 6.25-34
Full transcript