Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El Aleph: Un mundo donde todos los mundos son posibles

No description
by

Gerardo Moreno

on 3 July 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El Aleph: Un mundo donde todos los mundos son posibles

José Gerardo Moreno Ayala
G r a c i a s
Pasos hacia el cielo, Toluca 2011

Luz en la obscuridad, La Habana 2008

Jaque a la torre, Pisa 2007

Compañera en el camino de la vida, Oaxaca 2011

Abandonando lo azul, Toluca 2011

Como tu boca, Metepec 2011

Competencia al galope, Mérida 2006

Destellos en la obscuridad, Toluca 2012

Detención y cambio, Toluca 2011

Embelleciendo la pérdida, Toluca 2011

En tiempo de elecciones, Oaxaca 2012

Equilibrando líneas, Toluca 2012

Infancia feliz, Praga 2007

Música en la plaza, Oaxaca 2011

Presunción entre rejas, Metepec 2012

Serenata, Oaxaca 2012

Tú en la multitud, París 2007

Las puertas del cielo, Toluca 2012
El Aleph:
Un mundo en el que todos los mundos sean posibles
“—¿El Aleph? —repetí.
”—Sí, el lugar donde están, sin confundirse, todos los lugares del orbe, vistos desde todos los ángulos.
”…En la parte inferior del escalón, hacia la derecha, vi una pequeña esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor. Al principio la creí giratoria; luego comprendí que ese movimiento era una ilusión producida por los vertiginosos espectáculos que encerraba. El diámetro del Aleph sería de dos o tres centímetros, pero el espacio cósmico estaba ahí, sin disminución de tamaño. Cada cosa (la luna del espejo, digamos) era infinitas cosas, porque yo claramente la veía desde todos los puntos del universo. Vi el populoso mar, vi el alba y la tarde, vi las muchedumbres de América, vi una plateada telaraña en el centro de una negra pirámide, vi un laberinto roto (era Londres), vi interminables ojos inmediatos escrutándose en mí como en un espejo, vi todos los espejos del planeta y ninguno me reflejó,…”
Jorge Luis Borges, El Aleph

En El Aleph se ve todo, lo que encontramos en nuestro navegar, sin que sea nuestra creación, pero también lo que hemos construido. Descubrimos lo deseable, la belleza, la flor sensual, la de pétalos nacarados como la boca amada, el instrumento musical que tañe en manos infantiles; también está lo indeseable, el engaño y la miseria, los oídos sordos a los reclamos que se vislumbran en paredes, manos y cuerpos implorantes y sobrevivientes en las urbes. Todo está ahí, pero a veces tiene la invisibilidad de lo cotidiano, ver El Aleph requiere ad-mirar nuestro entorno, ser vigilantes de nuestro ser, de nuestras compañías, de la vida. Sólo este ver, que es un ad-mirar y que por lo tanto es una vigilia que incluye nuestros sueños por alcanzar lo que parece inalcanzable, nos permite comprender y pasar de una realidad caótica, una heterotopía (Foucault) a una utopía (Faoucault, Galeano) que transforme nuestro estar en el mundo.
Construir un mundo en el que todos los mundos sean posibles, requiere, crucialmente, la tolerancia, el diálogo, el respeto, la justicia, la paz, la libertad y la dignidad humana.
José Gerardo Moreno Ayala

El aleph:
Un mundo donde todos los mundos son posibles
Full transcript