Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

RESUMEN DE SAPAG

No description
by

rosa bedoya

on 18 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of RESUMEN DE SAPAG

CAP 6, 7 Y 8
RESUMEN DE SAPAG Se supondrá que todas las construcciones se deprecian contablemente en 50 años y que todas las máquinas pueden hacerlo en 10 años, independientemente de cuánto tiempo decida la empresa quedarse con ellas.
Se estima que al finalizar el décimo año de operación del proyecto, las construccio­nes y el terreno podrían tener un valor comercial de $100.000.000, mientras que las maquinarias tendrían un valor estimado de $34.000.000.
Para aplicar los procedimientos de cálculo del valor de desecho por los tres métodos propuestos, se supondrá una tasa de impuestos del 15% sobre las utilidades y una tasa de retorno exigida a las inversiones del 12%.
 Como se expuso anteriormente, el valor de desecho contable se calcula como la suma de los valores libro de los activos o como la suma de lo que le falta por depreciar a cada uno de ellos en el momento de efectuar su valoración.
La tabla 6.5 resume el procedimiento de cálculo de los valores libro individuales y total para la empresa. El método comercial se fundamenta en que los valores contables no reflejan el verdadero valor que podrán tener los activos al término del período de evaluación. Por tal motivo, se plantea que el valor de desecho de la empresa corresponderá a la suma de los valores de mercado que sería posible esperar de cada activo, corregida por su efecto tributario.
Obviamente, existe una gran dificultad para estimar cuánto podrá valer, dentro de diez años, por ejemplo, un activo que todavía ni siquiera se adquiere. Si bien hay quienes proponen que se busquen activos similares a los del proyecto con diez años e uso y determinar cuánto valor han perdido en términos reales en ese plazo, para aplicar igual factor de pérdida de valor a aquellos activos que se adquirirían con el proyecto, esta respuesta no constituye una adecuada solución al problema, por cuanto no considera posibles cambios en la tecnología, ni en los términos de intercambio ni en ninguna de las variables del entorno. 6.4. VALOR DE DESECHO COMERCIAL La teoría ofrece tres formas para determinar el valor de desecho dos de ellas valorando los activos y una tercera valorando el proyecto por su capacidad de generar flujos positivos de caja a futuro.
Para valorar activos se puede recurrir al método contable, que considera que el valor del proyecto, al final del período de evaluación, corresponde a la suma de los valores libro o contables de los activos que se presume existirán en ese momento; o al método comercial, que considera el valor de venta de los activos, corregido por su efecto tributario.
Para valorar el proyecto por los flujos de caja que permitiría generar a partir del primer momento posterior al término del periodo de evaluación, se debe aplicar el método económico, que valora el proyecto en función de la capacidad generadora de ingresos netos futuros. El caso de un cambio de tecnología puede o no tener impacto sobre los ingresos, dependiendo de si el activo sustituto aumenta o no la productividad y de si existe la posibilidad de vender la producción agregada. Hay casos, como el cambio de la tecnología que se usa para generar energía, donde no se alteran los niveles de producción y ventas, constituyendo un típico ejemplo de ingresos irrelevantes para la evaluación. En relación con el mejoramiento continuo en vez de la reingeniería, es importante señalar algunas variables que diferencian los costos de ambas alternativas. La reingeniería enfrenta un problema de alta inversión concentrada generalmente en un área que se estima como prioritaria para efectuar una mejora mayor, por lo que se asocia más a los síntomas del problema.
El mejoramiento continuo por otra parte, ataca la causa del problema estudiando y evaluando anticipadamente las acciones tendientes al mantenimiento de los resultados dentro de los estándares prefijados. La figura siguiente muestra una tipología general de los beneficios asociados con los proyectos de inversión. Resúmenes del sapag
cap 6
cap 7
cap 8 Integrantes :
Rosa Janeth Bedoya Maque
Melany Yaribel Larico Sahuanay
Liz Xiomara Luque Eduardo
Angel de Jesus Palomino Cuti
Carol Fabiola Veliz Gonzales Donde T(0) es la inversión en terreno efectuada en el momento cero, C(0) la inversión inicial en construcciones, C(6) la inversión en construcciones para la ampliación que se realiza en el momento seis, M(0,10) la inversión inicial en máquina que perdura 10 años, M(0,8) la inversión inicial en máquinas que tiene una vida útil de ocho años, M(6) inversión en máquinas para la ampliación que se realiza en el momento seis y M(8) la versión para reponer la máquina M(0,8).
De acuerdo con esto, el valor de desecho por el método contable es de 122.800.000.
Nótese que no se incluyó el valor del activo que fue reemplazado al final del año octavo, por no ser de propiedad de la empresa al momento de calcular el valor de desecho.
El terreno, como no se deprecia, mantiene como valor libro el valor de su adquisición.
Para calcular el valor de desecho comercial, se considera el valor de mercado esperado del total de activos, corregido por el efecto tributario. Es decir, supone que el valor de los activos no es lo que el mercado está dispuesto a pagar por ellos, sino que lo hace igual ingreso neto que la empresa percibirá efectivamente de su venta después de impuesto.
De acuerdo con los antecedentes del problema, el valor de desecho comercial se obtendría de la siguiente forma: Donde el VD" es el valor de desecho del proyecto obtenido por el método comercial, lVM. es la suma de los valores de mercado de los activos existentes al momento de calcular el valor de desecho, IVM, es la suma de los valores libro de esos activos en ese momento y t la tasa de impuesto sobre las utilidades. Se agrega a lo anterior la enorme dificultad práctica de su aplicación a proyectos que tienen una gran cantidad y diversidad de activos, lo que hace que el cálculo de sus valores de mercado se constituya en una tarea verdaderamente titánica. Por esto se recomienda su aplicación en proyectos donde la cantidad de activos que se debe valorar es reducida; por ejemplo, cuando se evalúa el reemplazo de una máquina, y donde se pueda tener cierta confianza en la proyección de los valores de mercado que podrán tener esos activos al final del período de evaluación, en moneda actual.
El valor contable -o valor libro- corresponde al valor de adquisición de cada activo menos la depreciación que tenga acumulada a la fecha de su cálculo o, lo que es lo mismo, a lo que le falta por depreciar a ese activo en el término del horizonte de evaluación.
La determinación del valor de desecho, mediante el método contable, se debe efectuar sólo a nivel de perfil, y, ocasionalmente, en el de pre-factibilidad. Esto último, por cuanto dicho método constituye un procedimiento en extremo conservador, ya que presume que la empresa siempre pierde valor económico en consideración sólo del avance del tiempo.
Por esta razón, y dado que los estudios a nivel de perfil o pre -factibilidad permiten el uso de aproximaciones en su evaluación, el método contable compensa, con su criterio conservador, la falta de precisión en algunas estimaciones de costos beneficios. 6.3. VALOR DE DESECHO CONTABLE Por ejemplo, cuando se mide la rentabilidad de un proyecto forestal, en un horizonte de 10 años, probablemente no habrá, en ese lapso, ningún ingreso relevante, por cuanto los árboles se encuentran todavía en etapa de crecimiento. Sin embargo, el proyecto puede ser evaluado en ese horizonte, suponiendo un beneficio (que no constituye ingreso) dado por una estimación del valor, que se conoce como valor de desecho, que se dé a una inversión forestal con diez años de crecimiento.
Por lo tanto, para reflejar los beneficios que el inversionista podrá seguir recibiendo a futuro, deberá asignársele un valor a la propiedad que habrá en ese momento. La inversión inicial se justificará, en consecuencia, por los ahorros de costo que ella permita a futuro, además del impacto sobre los beneficios netos de la venta de activos y valores de desecho.
Al igual que en muchos otros aspectos de la evaluación de proyectos, es posible definir opciones respecto al comportamiento de determinadas variables influyentes en la rentabilidad que se obtenga con la implementación del proyecto. Gran parte de los proyectos que se evalúan en empresas en marcha no modifican los ingresos operacionales de la empresa y, por lo tanto, pueden ser evaluados por comparación de sus costos.
Es el caso de los camiones de reparto, de la opción de comprar las oficinas que actualmente se alquilan o de contratar el servicio de aseo mediante un outsourcing que sustituya la operación interna. En estos casos no se requiere conocer el nivel de ventas ni los ingresos operacionales, por cuanto son irrelevantes para la decisión de elegir entre las alternativas. 6.1.3. AHORRO DE COSTOS Para mantener la consistencia del estudio de la viabilidad económica de una inversión, se deberá considerar el uso alternativo del activo que se libera como resultado de un reemplazo pronosticado e incluido en los requerimientos de activos sustituibles durante el horizonte de evaluación.
Calendario de ingresos por venta de activos: 6.1.2. Ingresos por venta de activos Para escapar de la ley de oferta y demanda, las empresas intentan, mediante distintos proyectos, ganar las preferencias de consumidor por medio de una estrategia basada en la diferenciación del producto ofertado, para que sea percibido como deseable y, por lo tanto, se esté dispuesto a pagar por ello. Esto se logra, según Martín de Holán, mediante tres vías:
Lo anterior se puede obtener tanto mediante la implementación de nuevos proyectos que permitan el aumento de productividad como por la diferenciación de productos que los consumidores están dispuestos a pagar. Lograr esto es uno de los objetivos que los nuevos proyectos buscan para proporcionar a una empresa la ventaja competitiva sustentable, que debe perseguir como objetivo comercial, basada en la interpretación adecuada de las diferencias apreciadas por los consumidores. 6.1.1 INGRESOS POR VENTA DE PRODUCTOS O SERVICIOS Se consideran variables que impactan positivamente en el resultado de una inversión a los ingresos, las reducciones de costos y el aumento de eficiencia, y a los beneficios que no son ingresos, pero que incrementan la riqueza del inversionista o la empresa. 6.1. INGRESOS, AHORRO DE COSTOS Y BENEFICIOS Formulación y Evaluación de Proyectos CAP 6:



CÁLCULO DE LOS
BENEFICIOS DEL PROYECTO Un beneficio que no constituye ingreso pero que debe estar incluido en el flujo de cualquier proyecto es el valor de desecho de los activos remanentes al final del período de evaluación.
Si se decide evaluar un proyecto en un horizonte de tiempo de 10 años, ello no significa que la empresa tendrá una duración de igual cantidad de años. Generalmente, los proyectos se evalúan en un horizonte de tiempo distinto de la vida útil real o estimada, siendo el valor de desecho lo que representa el valor que tendría el negocio en ese momento. 6.2. CÁLCULO DE VALORES DE DESECHO Donde VDe es el valor de desecho calculado por el método económico, FCp el flujo de caja promedio perpetuo anual e i la tasa de ganancia exigida al proyecto. La valoración por el método económico considera que el proyecto tendrá un valor, equivalente a lo que será capaz de generar a futuro. Expresado de otra forma, corresponde al monto al cual Ia empresa estaría dispuesta a vender el proyecto. Como usualmente el proyecto se evalúa en un horizonte de 10 años, 1o más probable es que al término de ese período ya se encuentre en un nivel de operación estabilizado.
Por lo tanto, sería posible suponer que la situación del noveno o décimo año es representativa de lo que podría suceder a perpetuidad en los años siguientes. El ideal, en ese sentido, es elegir un año en que no haya situaciones excepcionales, como el reemplazo de algún equipo, ya que su efecto se incorporará en la misma fórmula de cálculo que se propone a continuación: 6.5. VALOR DE DESECHO ECONÓMICO Como se puede observar, para calcular este valor se debió necesariamente calcular el valor de desecho contable, ya que el efecto tributario se obtiene restando el valor libro que tendrán los activos al final del décimo año.
Para calcular el valor de desecho por el método económico, debe tomarse el flujo de caja de un año normal, restarle la reserva para reposición anual del conjunto de acti­vos y dividir ese resultado por la tasa de retorno exigida a las inversiones.
Como el proyecto de ampliación se plantea en dos etapas, es posible esperar que en el décimo año ya esté estabilizado el ingreso incremental neto atribuible a la amplia­ción en $24.000.000 anuales. Como se mencionó anteriormente, a este monto deberá deducirse una cantidad considerada como la necesaria promedio anual para reinvertir en mantener la capacidad productiva de la empresa a perpetuidad como establece el modelo. Si la depreciación anual obtenida del cuadro de cálculo del valor libro es de $7.800.000, el valor de desecho económico sería de: Formulación y Evaluación de Proyectos CAP 7:
CÓMO CONSTRUIR LOS FLUJOS DE CAJA DEL PROYECTO Un factor importante es la determinación del horizonte de evaluación, donde debe ser igual a la vida útil real del proyecto, pero muchas veces no ocurre debido a que el ciclo de vida real es tan largo que hace imposible confiar en las proyecciones más allá de cierto plazo o porque la comparación de alternativas de vidas útiles es muy distinta.
Hay varios métodos para construir el flujo de caja de un proyecto, dependiendo de la información que se desee obtener: medir la rentabilidad del proyecto, la rentabilidad de los recursos propios invertidos en él o la capacidad de pago de un eventual préstamo para financiar la inversión. Por ellos, la estructura que deberá asumir el flujo de caja dependerá del objetivo perseguido con la evaluación. Un flujo de caja se encuentra en varias columnas que representan los momentos en que se generan los costos y beneficios de un proyecto. Cada momento reflejo 2 cosas:
Los movimientos de caja ocurridos durante un periodo, generalmente un año.
Los desembolsos que deben estar realizados para que los eventos del periodo siguiente puedan ocurrir.
El calendario de inversiones corresponde a los presupuestos de todas las inversiones que se efectúan antes del inicio de la operación que se espera realizar con la implementación del proyecto. 1. Estructura general de un flujo de caja: Se consideran 5 pasos básicos para ordenar los distintos ítems del flujo de caja, son:
Los ingresos y egresos afectados a impuestos incluyen todos aquellos movimientos de caja que, por su naturaleza, puedan alterar el estado de pérdidas y ganancias de la empresa y la cuantía de los impuestos sobre las utilidades que se podrán generar por la implementación del proyecto.
Los gastos desembolsables corresponden a gastos que, sin ser salidas de caja, son posibles de agregar a los costos de la empresa con fines contables, permitiendo reducir la utilidad sobre la cual se deberá calcular el monto de los impuestos a pagar. Después de la suma y resta de ingresos y gastos, tanto efectivos como desembolsables se obtiene la utilidad antes de impuestos.
En la etapa del cálculo del impuesto, corresponde aplicar la tasa tributaria porcentual sobre las utilidades para determinar el monto impositivo. Luego de calculado y restado el impuesto, se obtiene la utilidad neta.
Dado que los gastos no desembolsables no constituyen una salida de caja y fueron restados sólo para calcular la cuantía de los tributos, después de calcular el impuesto se deberán efectuar los ajustes de gastos no desembolsables, que no constituyen egresos se volverán a sumar para anular su efecto directo en el flujo de caja, pero dejando incorporado su efecto tributario.
En los costos y beneficios no afectos a impuestos se deberá incluir aquellos movimientos de caja que no modifican la riqueza contable de la empresa y que, por lo tanto, no están sujetos a impuestos. En el calendario de inversiones se deben incluir todos los egresos derivados de la eventual puesta en marcha del proyecto, sean calificados bajo la denominación de inversión o de gasto.

El horizonte de evaluación o plazo en que se evaluará la inversión depende mucho de las características de cada proyecto. Por ejemplo, si tiene una vida útil real de 5, 8 ó 15 años, lo mejor será construir un flujo de caja con ese número de años. Pero si el proyecto pretende mantenerse en el tiempo, entonces se usa un periodo de evaluación de 10 años. Financiamiento del proyecto con deuda.
Financiamiento del proyecto con leasing. 2. Cómo construir un flujo de caja
para medir la rentabilidad de los
recursos propios y la capacidad
de pago: Mediante un préstamo bancario para financiar el proyecto, la empresa debe asumir el costo financiero que está asociado a todo el proceso de otorgamiento de créditos, el cual tiene un efecto negativo sobre las utilidades y positivo en los impuestos, generando un ahorro tributario al reducir las utilidades contables sobre las cuales se calcula el impuesto. Por otro lado, incorporar el préstamo como un ingreso en el flujo de caja del inversionista en el momento cero, hace que la inversión se reduzca de manera que el valor resultante corresponda al monto de la inversión que debe ser financiada con recursos propios. La rentabilidad del inversionista se calculará comparando la inversión que deberá él financiar con el remanente del flujo de caja que queda después de servir el crédito, es decir, después de pagar los intereses y de amortizar la deuda. a. Financiamiento del Proyecto con deuda: El leasing es un instrumento mediante el cual la empresa puede disponer de determinados activos con anterioridad a su pago. El leasing o alquiler de activos, permite su uso para un período determinado a cambio de una serie de pagos. Al término del periodo de alquiler, el locatario puede ejercer una opción para comprar o devolver el bien o para renovar el contrato. Hay 2 tipos de operaciones de leasing: financiero y operativo.  Si el proyecto va ser financiado mediante un leasing operativo en vez de endeudamiento, la forma de calcular el flujo de inversiones difiere del procedimiento explicado para el financiamiento bancario, por cuanto el total de la cuota del leasing es considerada como gasto deducible de impuesto, similar a cualquier alquiler de un bien inmueble. b. Financiamiento del proyecto con leasing:  Un leasing financiero involucra plazos generalmente largos y pagos que deben ser cumplidos en su totalidad. Una característica importante de este tipo de leasing es que en el contrato debe estar explicita cualquier de las siguientes 4 condiciones:
La transferencia de la propiedad del bien al locatario o inquilino, al término del contrato.
El monto de la opción de compra es inferior al valor comercial esperado para el bien es ese momento.
El valor actual de las cuotas corresponde a una proporción significativa del valor de adquisición al inicio del contrato.
El contrato abarca parte importante de la vida útil. La estructura general de construcción de cualquier flujo de caja es la misma, sin embargo cuando el proyecto se evalúa para una empresa en marcha se pueden presentar distintas situaciones.

Cuando se comparan proyectos con distintas vidas útiles, dos procedimientos destacan sobre el resto:
Evaluar todos los proyectos al plazo de termino del que tiene la menor vida útil
Calcular el costo anual equivalente de las opciones. 3. Situación base frente a situación con proyectos o análisis incremental Cuando un proyecto mide la conveniencia de un reemplazo de activos, generalmente será irrelevante el cambio en los niveles de capital de trabajo para financiar la operación del negocio. Pero cada vez que se evalué y sea una ampliación de la capacidad como la internalización de algún proceso o el abandono u outsourcing de alguna actividad realizada internamente, se deberá incluir el incremento o disminución de la inversión mantenida en el capital de trabajo.

Una primera forma de determinar la conveniencia de una inversión que genere un cambio respecto de una situación existente es la que se realiza mediante la proyección de dos flujos de caja cuyos resultados deben ser comparados:
Situación base o sin proyecto
Situación con proyecto Cuando dos situaciones tienen variables comunes, estas podrán obviarse por ser irrelevantes para la decisión.

Una alternativa al criterio de comparar la situación base con la situación con proyecto es efectuar un análisis incremental el que, correctamente aplicado, debe conducir al mismo resultado Consiste en medir la conveniencia de liquidar parte de las inversiones, ya sea por que se estima que es un mal negocio (abandono) o porque existe otra opción mas rentable (outsourcing) para mantener el nivel de operación, pero bajo otra estructura de costo. 4. Flujo de caja para una desinversión La decisión de comprar o alquilar las instalaciones de la empresa esta asociada a consideraciones muy distintas en la construcción del flujo de caja del proyecto.

La decisión de comprar obliga a un desembolso inicial fuerte, a menores egresos posteriores, a un efecto tributario basado en la depreciación del activo comprado y al incluir el valor de desecho al termino del periodo de evaluación.
La decisión de alquilar se asocia con el egreso del canon del alquiler y su efecto tributario. 5. Alquilar o comprar Existen situaciones donde las opciones de compra o alquiler no corresponden a activos comparables.
En otros casos la decisión se vera afectada por la disponibilidad de recursos, su uso alternativo o la búsqueda de una situación que permita flexibilizar la decisión si cambian las condiciones a futuro.
La evaluación se puede determinar en cuánto mejora o empeora la situación del proyecto si decide comprar en vez de alquilar sus instalaciones. Cálculo y análisis de la viabilidad económica CAP 8 ES EL RESULTADO EN UNIDADES MONETARIAS, EN PORCENTAJE O EN EL TIEMPO QUE DEMORA LA RECUPERACIÓN DE LA INVERSIÓN.

Se basa en el concepto del valor tiempo del dinero, que considera que existe un costo asociado a los recursos que se utilizan en el proyecto, ya sea de oportunidad o financiero. Rentabilidad Valor final o futuro (VF) se calcula:
VF = VA (1 + i)^n
i: tasa de rentabilidad exigida
n: número de períodos
Valor actual (VA) se calcula:
VA = VF/((1+i)^n) Equivalencias entre un valor actual y un valor final Cuando se calcula el VA de varios pagos que suceden en períodos distintos, se suman los valores actuales individuales.

VA = F(((1+i)^n)/(i(1+i)^n))
Donde F es el valor futuro del flujo neto de caja.
Para calcular el valor de una anualidad que sea equivalente a un valor actual se despeja F
F= VA((i(1+i)^n)/(1+i)^n-1)) Equivalencias entre un valor actual o futuro y una serie de pagos uniformes Valor actual neto (VAN): es el mejor y más utilizado por los evaluadores de proyectos. Mide la rentabilidad deseada después de recuperar toda la inversión.
Sí el resultado es mayor que cero, mostrará cuánto se gana con el proyecto, por sobre la tasa "i" que se exigía de retorno.
Sí es igual a cero, indica que reporta exactamente la tasa "i" que se quería obtener después de recuperar el capital invertido.
Y sí es menor que cero, mostrará el monto que falta para recuperar la inversión. Criterios de evaluación Es el segundo criterio de evaluación, que mide la rentabilidad como porcentaje.
La TIR:
Entrega un resultado que conduce a la misma regla de decisión que la obtenida por el VAN
No sirve para comparar proyectos, por cuanto una TIR mayor no es mejor que una menor.
Cuando hay cambios de signos en el flujo de caja, puede obtenerse tantas TIR's como cambios de signo. Tasa interna de retorno (TIR) Es el tercer criterio más usado para evaluar un proyecto y tiene por objeto medir en cuánto tiempo se recupera la inversión, incluyendo el costo de capital involucrado.
Relación beneficio-costo
Compara el VA de los beneficios proyectados en el VA de los costos, incluida la inversión. Se mantiene las reglas del VAN. Este método no aporta ninguna información importante que merezca ser considerada. Período de recuperación de la inversión (PR) Es un instrumento de gestión que permite un proceso continuo de incorporación de nuevos proyectos que crean valor para la empresa.

VEA = UNO - ( Kw * Ar)
Donde:
UNO: es la Utilidad Neta Operativa
Kw: es el costo del capital medio ponderado. Valor económico agregado (VEA) GRACIAS !!!!
Full transcript