Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL DESTINO UNIVERSAL DE LOS BIENES

No description
by

Libier Snow

on 6 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL DESTINO UNIVERSAL DE LOS BIENES

EL DESTINO UNIVERSAL DE LOS BIENES
Dios ha dado la tierra a la humanidad para que se sustente sin excluir a nadie del pecado. Por ello es la raíz primera del destino universal; les otroga los bienes de la tierra para que la fecunden y tengan la capacidad de satisfacer sus propias necesidades. Por ello es el Don de Dios para el sustento de la vida humana.
La persona, no prescinde de los bienes materiales que responden a sus necesidades primarias o básicas y constituyen las condiciones básicas, bienes que ayudan a alimentarse, crecer y comunicarse.
El principio del destino universal de los bienes de la tierra no está en la Base del Derecho universal al Uso de los bienes. Todo hombre debe tener la posibilidad de gozar del bienestar necesario para su pleno desarrollo.
Lo concreto del principio del destino universal de bienes, según los diferentes contextos culturales y sociales es la definición de los modos, de los límites, de los objetos. El destino y Uso universal no significan que todo esté para la disposición de cada uno, ni tampoco que nos pertenezcan, aunque se nace con ese derecho del uso de bienes, hay acuerdos, intervenciones normativos que determinan tal ejercicio.
El principio del destino universal de los bienes invita a cultivar una visión de la economía inspirada en valores morales que permitan tener siempre presente el origen y la finalidad de tales bienes para así realizar un mundo justo y solidario.
Origen y Significado
Entre las Múltiples implicaciones del Bien Común, adquiere inmediato relieve el Principio del destino universal, de los bienes: << Dios ha destinado la tierra y ella cuanto contiene para el uso de todos los hombres y pueblos. En consecuencia, los bienes creados deben llegar a todos en forma equitativa bajo la justicia y con la caridad, por compañía.
El destino universal de los bienes, se comporta sin esfuerzo común, y se dirige a obtener para cada persona y para todos los pueblos las condiciones necesarias de la ONU, a través del desarrollo integral, de manera que todos puedan contribuir a la promoción de un mundo más humano.
Mediante el trabajo, el hombre utiliza su inteligencia, logra dominar la tierra y hacer una digna morado para él. De este modo, se apropia una instancia de parte de la tierra, que se ha conquistado por medio del trabajo.
La propiedad privada y las otras formas de dominio probado de los bienes aseguran una zona absolutamente necesaria para la autonomía personal y familiar y se considera como una ampliación de la libertad humana porque estimula el ejercicio de la tarea y de la responsabilidad, lo cual constituye una de las condiciones de las libertades civiles.
La tradición cristiana nunca ha aceptado el derecho a la propiedad privada como absoluto e intocable, por el contrario siempre lo ha entendido en el contexto más amplio del derecho común de todos a utilizar los bienes de la creación entera.
Se afirma que tanto el pleno y perenne señorío de Dios sobre toda realidad, como la exigencia de que los bienes de la creación permanezcan destinados al desarrollo de toda la humanidad entera.
Este principio no se opone al derecho de la propiedad.
Indica la necesidad de reglamentar la propiedad privada, con regímenes y normas jurídicas relativas a ella, de esta manera son es un instrumento para el respeto del principio del destino universales.
La enseñanza social de la iglesia es una exhortación a reconocer la función social de cualquier forma de posesión privada.
Hace clara referencia a las exigencias del bien imprescindible común.
El Destino Universal de los bienes indica que se debe prescindir de los efectos del uso de los recursos propios, se debe actuar de modo que persiga ventajas personales y familiares por el bien común.


« donde cada uno pueda dar y recibir, y donde el progreso de unos no sea obstáculo para el desarrollo de otros ni un pretexto para su servidumbre ».

Destino universal de los bienes y propiedad privada
Dios repartió la tierra y sus recursos a la humanidad para su cuidado y así le brindó una seguridad, de esta manera se desarrollaría una sociedad solidaria y con lo cual se garantiza su libertad y dignidad.
El derecho a la propiedad privada, así se obtenga por medio de trabajo, herencia o regalo, no anula la donación original de la tierra al conjunto de la humanidad, por ello se exige respeto a la propiedad privada.
Mediante el trabajo, el hombre, usando su inteligencia, logra dominar la tierra y hacerla su digna morada: « De este modo se apropia una parte de la tierra, la que se ha conquistado con su trabajo: he ahí el origen de la propiedad individual ».

La tradición cristiana nunca ha aceptado el derecho a la propiedad privada como absoluto e intocable, por el contrario siempre lo ha entendido en el contexto más amplio del derecho común de todos a utilizar los bienes de la creación entera.
Se afirma que tanto el pleno y perenne señorío de Dios sobre toda realidad, como la exigencia de que los bienes de la creación permanezcan destinados al desarrollo de toda la humanidad entera.
Este principio no se opone al derecho de la propiedad.
Indica la necesidad de reglamentar la propiedad privada, con regímenes y normas jurídicas relativas a ella, de esta manera son es un instrumento para el respeto del principio del destino universales.
Si bien en el Proceso de Desarrollo Económico y social, adquiere notable relevancia las formas de propiedad desconocidas en el pasado, es decir, no se pueden olvidar, embargo de pecado, las tradicionales. Es una forma de propiedad que incide muy profundamente en la vida económica, cultural y política de aquellos pueblos, hasta el punto de constituir sin elemento fundamental para la supervivencia y bienestar.
La propiedad deriva mejores condiciones de vida, seguridad para el futuro, mayores oportunidades de elección, por otra parte el hombre o la sociedad que llegan al punto de absolutizar el derecho de propiedad, terminan porciones que experimentan la esclavitud más radical. Solo reconociéndoles la dependencia de Dios Creador y consecuentemente, orientándolos al bien común hace posible el crecimiento de los hombres y de los pueblos.
La miseria humana es el signo evidente de la condición de debilidad del hombre y dela necesidad de salvación.
Sólo reconociéndoles la dependencia de Dios creador y, consecuentemente, orientándolos al bien común, es posible conferir a los bienes materiales la función de instrumentos útiles para el crecimiento de los hombres y de los pueblos.

El principio del destino universal de los bienes exige que se vele con particular solicitud por los pobres, por aquellos que se encuentran en situaciones de marginación y, en cualquier caso, por las personas cuyas condiciones de vida les impiden un crecimiento adecuado. 

Destino universal de los bienes y opción preferencial por los pobres
A este propósito se debe reafirmar, con toda su fuerza, la opción preferencial por los pobres
Pero hoy, vista la dimensión mundial que ha adquirido la cuestión social, este amor preferencial, con las decisiones que nos inspira, no puede dejar de abarcar a las inmensas muchedumbres de hambrientos, mendigos, sin techo, sin cuidados médicos y, sobre todo, sin esperanza de un futuro mejor .

La miseria humana es el signo evidente de la condición de debilidad del hombre y de su necesidad de salvación.
De ella se compadeció Cristo Salvador, que se identificó con sus « hermanos más pequeños » (Mt 25,40.45).
« Jesucristo reconocerá a sus elegidos en lo que hayan hecho por los pobres. La buena nueva “anunciada a los pobres” (Mt 11,5; Lc 4,18) es el signo de la presencia de Cristo ».
El trabajo es, a su vez, un medio fundamental para acceder a los bienes: «medio universal  de procurarse la comida y el vestido – decía León XIII – empleado en el fundo propio o en un oficio mecánico, recibe, finalmente, como merced no otra cosa que los múltiples frutos de la tierra o algo que se cambia por ellos» (RN 6) 

LOS MEDIOS PARA ASEGURAR EL DESTINO UNIVERSAL DE LOS BIENES
Derechos derivados del trabajo, por ejemplo, el derecho a ciertas prestaciones por el hecho de que se está trabajando, o que se ha trabajado.
Esta especie de derechos puede entrar en la categoría ‘dominio sobre los bienes externos’, del que habla el Concilio Vaticano II en el ámbito de la propiedad privada.

También la posesión colectiva de algunos bienes, particularmente de aquello que de una o de otra manera, correrían el riesgo de confluir en monopolio privado, constituye un medio para hacer sí que todos puedan tener acceso a una suficiente disponibilidad de bienes de la tierra.
Para obtener esto, podrían ser necesarias expropiaciones, con su consecuente indemnización, por ejemplo, de la tierra.

También la posesión colectiva de algunos bienes, particularmente de aquello que de una o de otra manera, correrían el riesgo de confluir en monopolio privado, constituye un medio para hacer sí que todos puedan tener acceso a una suficiente disponibilidad de bienes de la tierra.
Para obtener esto, podrían ser necesarias expropiaciones, con su consecuente indemnización, por ejemplo, de la tierra.

EL EQUILIBRIO ENTRE MEDIOS INDIVIDUALES Y COLECTIVOS
Se pone ahora un problema concreto: ¿cómo encontrar el justo equilibrio entre los diversos medios de los que ya hemos hablado, tanto los más individuales, como la propiedad privada, la capacidad  profesional y el trabajo, como los colectivos, como son todos los demás, especialmente las instituciones que son responsables de la seguridad social?

EN EL TEMA DE PROPIEDAD PRIVADA LO QUE INTERESA ES SU DIFUSIÓN UNIVERSAL
A este propósito es verdad que no debemos hacernos ilusiones.
No es la propiedad privada en sí misma, o la sola existencia de un derecho de propiedad privada el que asegura el destino universal de los bienes; sino la existencia de procedimientos que favorezcan la efectiva difusión de una suficiente parte de propiedad en manos de todos los miembros de la sociedad; en todo caso, de la mayor parte de ellos
Un medio para contribuir, de manera muy eficaz, al destino universal de los bienes, es dado por aquellas opciones políticas que permiten, al mayor número de personas, el acceso a una verdadera capacitación profesional, que consienta alcanzar en la vida un alto grado de independencia.

En conclusión, es necesario decir que el mismo delicado equilibrio se deberá encontrar mañana entre empresas de comunidades locales (nacionales) sobre los bienes repartidos de manera desigual sobre la tierra, y empresas internacionales que se ocupan de la necesaria redistribución.

EL PROBLEMA ES TAMBIÉN INTERNACIONAL
Pero no se puede, es evidente, depender los problemas de un solo recurso – por ejemplo  del petróleo – sin poner sobre la mesa todas las cartas, o sea, sin aceptar que la cuestión sea igualmente puesta para los otros importantes recursos, comprendido el espacio vital, repartido muy desigualmente entre los pueblos.
Full transcript