Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Copy of Esclavitud Negra en Puerto Rico: Compra Venta de Esclavos Africanos

Hasta hace relativamente poco en Puerto Rico se practicaba la compra-venta de esclavos africanos. En esta presentación se recopila una serie de datos y hechos cuyo propósito es educar sobre cómo y cuándo se comenzó esta práctica en la isla.
by

Yazmin Casiano

on 6 May 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Copy of Esclavitud Negra en Puerto Rico: Compra Venta de Esclavos Africanos

photo credit Nasa / Goddard Space Flight Center / Reto Stöckli Compra Venta de Esclavos Africanos Esclavitud Negra en Puerto Rico Ingreso de Esclavos africanos a Puerto Rico Al desaparecer la mano de obra de los indios y al acabarse el oro, se produjo una crisis económica. La agricultura vino a sustituir la minería y el esclavo africano sustituyó al indio como mano de obra.

El maltrato de los indios hizo que personas, como el padre Las Casas, levantaran su voz de protesta. Sugirió que tal vez el negro podía sustituir al indio como mano de obra. Más tarde se arrepintió de su error.

En 1518, el rey Carlos I autorizó la entrada de esclavos africanos en las Antillas. En 1522 se produjo un gran levantamiento de esclavos en Santo Domingo, y en 1527 ocurría los mismo en Puerto Rico. La Trata de Esclavos La trata existía en Portugal desde el siglo XIV y en España hubo esclavos africanos desde principios del siglo XV. Con el gobernador Nicolás de Ovando llegaron los primeros a La Española.

Debido a que la trata era un negocio muy lucrativo, en 1513 Sevilla llegó a fijar un derecho de dos ducados por cada negro que se introdujera en las colonias. El cardenal Cisneros prohibió la importación de negros, pero poco después Carlos V autorizó a Lorenzo Gorrebod a introducir 4,000 africanos, 500 de ellos destinados a Puerto Rico y a las Antillas.

Los españoles contaron a partir de esta fecha, con una nueva mano de obra para sustituir a los indios. Un contrabando sin límite El Código Negro Méndez Vigo se esforzó par impedir que el sentimiento separatista arraigara en la isla. Para ello sometió a extrema vigilancia a los extranjeros residentes en Puerto Rico, a la vez que aumentaba las fuerzas militares. Fue reemplazado por el conde de Mirasol, y poco después tomó el mando el mariscal Juan Prim, conde de Reus.

Prim puso en vigor el famoso código negro, que castigaba con la muerte, mutilación o azotes ciertos delitos cometidos por los negros. El bando fue aplicado con crueldad. Tres esclavos de un ingeniero de la zona de de Ponce fueron fusilados en julio de 1848; en agosto del mismo año se ejecutaron otros tres en Vega Baja, todos ellos acusados de sedición. Muchos fueron mutilados o azotados.

Juan de la Pezuela, sucesor de Prim, mejoró la situación de los menos afortunados; pero, a pesar de sus esfuerzos, el abuso por parte de los esclavistas persistió de manera incesante dentro de las colonias españolas. Actos Inescrupulosos La muerte de los esclavos negros durante la travesía transatlántica se debía en ocasiones a causas todavía más siniestras que las de la muerte por las condiciones en las que eran transportados. Antes de la prohibición de la trata, estas causas incluían entre otras el miedo a las enfermedades o la falta de alimentos.

En ambos casos se arrojaban al mar a los esclavos, bien para evitar el posible contagio, para aligerar la “carga” (los seguros no se hacían cargo de los esclavos que perecían por enfermedad, pero sí de los que perecían ahogados durante la travesía). Después de la prohibición de la trata, la causa podía ser simplemente la de evitar ser capturados. Esclavo Negro:
Valiente y Perseverante Lo que permitió que los africanos esclavos sobrevivieran y resistieran la extrema violencia de la esclavitud en las Américas y en el Caribe, fue la cultura. Cuando eran arrancados de su país, los negreros trataban literalmente de destruir el cuerpo del esclavo al encadenarlo, al forzarlo a hacer determinado tipo de trabajo duro.

Olvidaban que, en efecto, su cuerpo estaba sometido a torturas físicas, pero en su mente, dentro de su cabeza, él mantenía sus valores, sus dioses, sus creaciones, todo lo que trajo de su continente. Esa riqueza, esos valores, esa cultura fue básicamente la fuerza que ayudó a los esclavos a sobrevivir, reconstruirse y renacer aquí.

El mestizaje (es decir, el cruzamiento de razas diferentes) es uno de los rasgos que comparten todas las sociedades caribeñas, pues son el producto de procesos de intercambio cultural, resultando de la colonización, templadas a fuerza de sangre, dolor y lágrimas. Este intercambio no debe, sin embargo, ocultar que la esclavitud africana fue un capítulo trágico en la historia. Reconocer la naturaleza de esta sociedad mestiza no puede limitarse sólo a exaltar los valores culturales. Debe también servir de antídoto contra los prejuicios que todavía prevalecen, fundamentados en cuestiones raciales de origen. Los esclavos negros por su fortaleza física y trabajo hicieron posible el renacer de la agricultura, muy en especial el cultivo de la caña de azúcar. Fueron utilizados además, en la construcción de diversas
fortificaciones de la ciudad. Fernando VII había aceptado en 1814 las presiones de Inglaterra para prohibir la trata o comercio de esclavos, y fijó como plazo para su terminación el 30 de mayo de 1820. Sin embargo, este comercio continuó en Puerto Rico. En 1843, habían más de 50,000 esclavos africanos en la isla. Inglaterra prohibió el comercio de esclavos a sus súbditos en 1806, y consideró piratas a los que continuaran. España aceptó terminar este tráfico y fijó, mediante real cédula de 1817, el plazo para el vencimiento del mismo en tres años.

A pesar de ello, continuaron introduciéndose africanos en al isla, en 1820 alcanzaban la cifra de 21,730; ocho años después llegaban a 33,876, y en 1834, a 41,818. La real cédula, no fue respetada y continuó el régimen de esclavitud, que Inglaterra abolió en 1838. López de Baños autorizó a los barcos Caballero Blanco, Orraca y Constancia para continuar el indigno comercio, en contra de las disposiciones de la Corona. Esta situación se agravó con la introducción y venta en Puerto Rico de catorce negros que eran súbditos ingleses, con conocimiento del capitán General.

El gobierno británico exigió que aquéllos fueran devueltos. Por este y otros incidentes, la metrópoli decidió sustituir a López de Baños, en 1841, Por Santiago Méndez Vigo. La primera fase de la trata era la captura de los negros en sus propias aldeas. Según incrementó la demanda de esclavos, se extendió también a lo largo del continente africano. Aunque llegaban esclavos de las más diversas regiones de África, la inmensa mayoría provenían de la costa occidental. Las consecuencias inmediatas fueron la despoblación, el aumento de la población anciana, el abandono de la agricultura, la corrupción de las estructuras sociales. Se preferían esclavos fuertes, sanos y jóvenes, no sólo en vistas al precio que aportaría su venta, sino también en vistas a los rigores de una travesía transatlántica de varios meses.


El esclavo negro, como mercancía, era también marcado con hierro caliente, de modo semejante al usado para marcar el ganado. Esta práctica continuó hasta mediados del siglo XIX. En el barco las condiciones eran inauditas. El hacinamiento, el hambre, la suciedad, la pestilencia, el calor sofocante, la tortura, el dolor y el pánico se hacía presente durante el transporte.

Este diseño, pertenecen al barco negrero Brookes cuya capacidad máxima era de 451 esclavos, destinando a cada uno de ellos un espacio de 183 cm. por 40 cm. Según acusaciones de la Asociación Abolicionista en 1789, el Brookes llegó a llevar "cargamento" de 609 esclavos. El transporte en estas condiciones llevaba consigo un alto índice de mortandad. Barco Negrero Una vez llegados a destino los esclavos solían ser cebados o incluso drogados para que lucieran saludables, eran sometidos nuevamente a un examen anatómico pormenorizado y luego subastados.

En las plantaciones o en las minas, el hambre, la falta de sueño, las condiciones de trabajo inhumanas y los malos tratos, terminaban por agotar el vigor del esclavo, y una vez sin fuerzas, el amo prefería comprar uno nuevo que cuidar de un esclavo enfermo. Desde sus inicios, la trata de esclavos a través del Atlántico fue de una extrema violencia. Algunos historiadores han dicho que constituyó el fenómeno más violento y brutal de toda la historia humana.

Millones de africanos fueron arrancados de su tierra natal. Las cifras fluctúan entre veinte y doscientos millones. Fue la mayor transferencia de población de un continente a otro. De África al Nuevo Mundo Referencias ¿Se imagina usted siendo perseguido, capturado y secuestrado; amenazado y finalmente vendido o intercambiado por su propia gente; forzado a abandonar su familia y sometido a tratos inhumanos? ¿Alarmante no? Lamentablemente esa fue la realidad de millones de seres humanos transportados desde el continente africano. Realidad que los obligó a vivir como un "simple" esclavo y considerados únicamente como la propiedad exclusiva de su dueño y no como una persona. Muchos de estos esclavos morían siendo aprisionados. Una vez perdida su libertada jamás la recuperaban.
Full transcript