Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

APLICACIÓN SUPLETORIA DEL CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL REFERENTE A LA PRUEBA EN EL PROCESO DE FAMILIA.

No description
by

Gabriela Menendez

on 4 June 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of APLICACIÓN SUPLETORIA DEL CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL REFERENTE A LA PRUEBA EN EL PROCESO DE FAMILIA.

APLICACIÓN SUPLETORIA DEL CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL REFERENTE A LA PRUEBA EN EL PROCESO DE FAMILIA.
LIC. MSc. RAÚL WILFREDO BARRIENTOS BOLAÑOS.
APLICACIÓN SUPLETORIA DEL CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL REFERENTE A LA PRUEBA EN EL PROCESO DE FAMILIA.
Funciones de los Principios Generales del Derecho.
La doctrina ha llegado a la conclusión de que los principios de derecho cumplen una triple función:

1) Una función informadora: Esta sirve como fundamento del ordenamiento jurídico, razón por la cual constituyen un elemento de inspiración para el legislador en su labor.

2) Una función normativa: La cual sirve como fuente supletoria ante el vacío o laguna de la norma;

3) Una función interpretativa: Que sirve como orientadores (al momento del estudio o de la aplicación de la norma) para el Juez o Jueza, los operadores del derecho y, de manera general, para los estudiosos de las ciencias jurídicas.

Principios Generales del Proceso.
Los principios generales del proceso son como una especie de aplicación concreta de los principios del derecho al proceso. De ahí que Juan Monroy Gálvez indica que los principios del proceso no son más que la “expresión mono disciplinaria de los principios generales del derecho”, por lo que “vistos en su conjunto y al interior de un ordenamiento sirven para describir y sustentar la esencia del proceso, y además poner de manifiesto el sistema procesal por el que el legislador ha optado...”, aunque ello no impide que se entienda que ciertos principios no enunciados de forma expresa en la norma escrita se consideren parte de ésta, bajo la consideración de que el legislador los tomó en cuenta al momento de elaborar la norma, entendiéndolos implícitamente incluidos en ese cuerpo normativo, lo que, por lo general, se deducen de la reglamentación misma, y, sobre todo, porque el derecho no es sólo la norma escrita.
Principios Generales del Proceso.
Los principios procesales son aquellas premisas máximas o ideas fundamentales que sirven como columnas vertebrales de todas las instituciones del derecho procesal, constituyen el origen y la naturaleza jurídica de todo sistema procesal, a la vez que actúan como directrices que orientan a las normas jurídicas para que logren la finalidad que medió su creación.

Estos principios podemos encontrarlos en la Constitución, en la legislación ordinaria y en la jurisprudencia. Su valor como fuente del Derecho es vital a la hora de interpretar las normas escritas.
Funciones de los principios procesales.
Los principios procesales, tienen la función de suplir algunas lagunas o ambigüedades que la misma doctrina, nos refiere que los principios procesales cumplen, fundamentalmente, las siguientes funciones:

1º) Sirven como de bases previas al legislador para estructurar las instituciones del proceso en uno u otro sentido;

2º) Facilitan el estudio comparativo de los diversos ordenamientos procesales actualmente vigentes y;

3º) Constituyen instrumentos interpretativos de inestimable valor.

Supletoriedad de las leyes de forma general.
La aplicación supletoria de una ley respecto de otra procede para integrar una omisión en la ley o para interpretar sus disposiciones en forma que se integren con otras normas o principios generales contenidos en otras
leyes.
La referencia a leyes supletorias es la determinación de las fuentes a las cuales una ley acudirá para deducir sus principios y subsanar sus omisiones.
Requisitos para que opere la aplicación supletoriamente una ley.
a) Que el ordenamiento que se pretenda suplir lo admita expresamente, y señale el estatuto supletorio;

b) Que el ordenamiento objeto de supletoriedad prevea la institución jurídica de que se trate;

c) Que no obstante esa previsión, las normas existentes en tal cuerpo jurídico sean insuficientes para su aplicación a la situación concreta presentada, por carencia total o parcial de la reglamentación necesaria y,

d) Que las disposiciones o principios con los que se vaya a llenar la deficiencia no contraríen, de algún modo, las bases esenciales del sistema legal de sustentación de la institución suplida.
Supletoriedad del Código Procesal Civil y Mercantil.
El Código Procesal Civil y Mercantil se encuentra vigente desde el día uno de julio del año dos mil diez y de conformidad con el artículo 20 de referido cuerpo legal se establece “En defecto de disposición específica en las leyes que regulan procesos distintos del civil y mercantil, las normas de este código se aplicarán supletoriamente.”.-
Como se menciono anteriormente uno de los requisitos para que opere la supletoriedad es que el ordenamiento legal a suplir establezca expresamente esa posibilidad, indicando la ley o normas que pueden aplicarse supletoriamente. El artículo 218 de la Ley Procesal de Familia hace referencia al Principio de Supletoriedad “En todo lo que no estuviere expresamente regulado en la presente Ley, se aplicarán supletoriamente las disposiciones de las leyes especiales referentes a la familia y las del Código de Procedimientos Civiles, siempre que no se opongan a la naturaleza y finalidad de ésta ley.”

Es importante recalcar que debido a que el Código de Procedimientos Civiles se encuentra derogado debemos de adecuar el artículo antes mencionado al Código Procesal Civil y Mercantil.
Medios de prueba de reproducción del sonido, la voz o de la imagen y almacenamiento de información.
Concepto:
Nuestro Código Procesal Civil y Mercantil no emplea un concepto de los medios de prueba denominados de reproducción del sonido, voz o de la imagen y almacenamiento de la Información y mucho menos lo emplea la Ley Procesal de Familia sin embargo el único acercamiento a este tipo de medios probatorios por parte de la mencionada Ley es lo que dispone en su artículo 51 estableciendo que “En el proceso de familia son admisibles los medios de prueba reconocidos en el derecho común, la prueba documental y los medios científicos.” por tanto dicho concepto es manejado en alguna medida por la doctrina y la jurisprudencia, y hablamos de esta forma ya que ni la Corte Suprema de Justicia ni el Consejo Nacional de la Judicatura han brindado una conceptualización precisa sino que simplemente se han limitado a dar una breve reseña sobre los mismos.
En pocas palabras, no existe una definición exacta para estos medios de prueba y al referirnos a éstos simplemente como “medios modernos” consideramos que queda corta dicha definición ya que ésta únicamente va encaminada a hacer mención de su característica principal, es decir de su incipiente regulación en el mundo del Derecho Positivo. Por el momento, hemos de entenderlos como aquellos modernos medios de prueba originados por los avances tecnológicos e informáticos que contribuyen al convencimiento y certeza del juez, y que han sido incorporados recientemente al proceso mediante su positivización.

Clases de los medios de prueba.
En lo que a las clases de estos medios de prueba respecta podemos extraer lo que establece el Consejo Nacional de la Judicatura y es que maneja únicamente dos clases de medios de prueba:
los tradicionales
y

los modernos.
Medios de Prueba Tradicionales.
Dentro de estos se encuentran:
Los documentos (arts. 331 al 343 CPCM).
Los medios de carácter personal, es decir la declaración de parte (arts. 344 al 353 CPCM).
La prueba de testigos (arts. 354 al 374 CPCM)
La de peritos (arts. 375 al 389 CPCM).
El reconocimiento judicial (arts. 390 al 395 CPCM).
Medios de Prueba Modernos.
Los “medios modernos” denominados de esta forma por su reciente inmersión y reconocimiento en la ley procesal; es decir, nos referimos a los medios de reproducción de la voz, sonido e imágenes y también de aquellos que permiten el almacenamiento de información, en otras palabras nos referimos a los medios electrónicos e informáticos, que en la actualidad son de uso cotidiano siendo innegable que cada vez es mayor la fiabilidad que proporcionan y que hasta cierto grado a algunos de estos medios se les considera una extensión (o actualización) de la prueba de documentos (art. 343 CPCM).
No es sencillo proceder a una enumeración, exhaustiva y cerrada, de esos instrumentos probatorios; y ello, no solo por la diversidad y multiplicidad de los campos de los que emanan, sino también por la celeridad o rapidez con que se producen hoy, las modificaciones técnicas y científicas.

Clasificación de los medios de reproducción del sonido, voz o la imagen y almacenamientos de la información.

A continuación se mencionaran algunas clasificaciones de los medios de reproducción antes mencionados:
1. Instrumentos de captación y reproducción del sonido (fonograbaciones): se incluirían, en este primer grupo, todos aquellos elementos de captación y reproducción del sonido mediante registros mecánicos o magnéticos, sean autónomos o dependientes (contestadores de teléfonos fijos, buzones de teléfonos móviles, etc.) de aparatos de transmisión del sonido; así: discos gramofónicos o fonográficos (en soporte de resinas sintéticas, tipo baquelita, o de sustancias sintéticas, a base de polímeros, tipo plástico), discos compactos (compact disc), cintas magnetofónicas (en soporte de vinilo o de plástico; en o sin cassettes), etc.


2. Instrumentos de captación y reproducción de la imagen (fotograbaciones): se incluirían, en este segundo grupo, todos aquellos elementos de captación y reproducción de la imagen mediante registros físicos o químicos; así: las cámaras fotográficas.

3. Instrumentos de captación y reproducción de la imagen y del sonido: se incluirían, en este tercer grupo, todos aquellos elementos de captación y reproducción de la imagen y del sonido, simultánea o sucesivamente, mediante registros físicos (fundamentalmente magnéticos) o químicos; así: soporte de celuloid que contenga películas o films cinematográficos, las videocintas, los videodiscos, DVD, etc.

4. Instrumentos informáticos: se incluyen, en este grupo, todos los instrumentos
que derivan de la utilización de los medios informáticos, y, particularmente, los
discos magnéticos, C.D. Rom, disquettes, memorias USB, etc.
Clasificación de los medios de reproducción del sonido, voz o la imagen y almacenamientos de la información.
Oferta de la Prueba.
En materia de familia según el art. 42, lit. (F)L. Pr. F., las pruebas en el proceso de familia se ofrecen en la demanda es decir al momento de presentar la demanda ahí mismo se incluyen los medios de prueba que se consideran necesarios para lograr convencer al juez de la posición del demandante sobre los hechos controvertidos, también en el Art. 44 L.Pr.F., nos dice que los medios de prueba se pueden ofrecer en la ampliación de la demanda, la cual se puede ampliar mientras no sea contestada y según el art. 46 L. Pr. F. en la contestación también el demandado puede ofertar pruebas; es decir la parte demandada puede ofrecer pruebas que demuestren su posición frente a los hechos que fundamenta la parte demandante; cumpliéndose así el principio de contradicción.

Si dentro de los medios probatorios se ofrecen los medios de reproducción del sonido, voz o de la imagen y almacenamiento de información, por ser medios de prueba distintos a los de regulados en el art 51 L. Pr. F., aunque es permitido que se apliquen todos los medios probatorios del derecho común distintos a la prueba documental, los medios científicos y
prueba testimonial; lo que quiere decir que se aplicara supletoriamente lo regulado en el derecho común (Derecho Procesal Civil) respecto a los medios de reproducción del sonido, voz o de la imagen y almacenamiento de información que se regula en los art. 396 al 401 CPCM.; en especifico, en cuanto a su ofrecimiento se hará de la forma en que la Ley Procesal de Familia lo indica es decir en la demanda, ampliación de la demanda y en la contestación de la demanda.
Admisión de la prueba.
Para que la prueba pueda ser admitida debe de cumplir con los siguientes requisitos:

a)
Legalidad:
Desde el punto de vista positivo, que solo serán admitidos en el proceso los medios de prueba que la Ley ya establezca y desde el punto de vista negativo este criterio implica que solamente se considerarán medios de prueba los que se practiquen del modo que establece la Ley.
La legalidad, se relaciona: “a) con el hecho de la prueba solicitada; b) con el tiempo que la Ley establece para que esa prueba sea producida; y c) con la forma de su ofrecimiento.”
b)
Pertinencia
: Ésta se refiere a la adecuación que debe existir entre los datos que ésta tiende a proporcionar y los hechos sobre los que verse el derecho probatorio.
Admisión de la Prueba.
c) Conducencia: Alude a la eficacia de aquella para producir en un caso concreto el convencimiento en el Juzgador sobre la existencia o inexistencia de los hechos alegados por las partes.
La ley Procesal de Familia, en cuanto al tratamiento de la admisibilidad de los medios probatorios en el proceso de familia, establece que el juez de familia resolverá sobre los medios probatorios solicitados por las partes; rechazará los que fueren inadmisibles, impertinentes o inútiles y admitirá los medios probatorios que estime pertinentes al caso, para que sean presentados y ordenará de oficio los que considere necesarios.
Producción de la Prueba.
La producción de estos medios de prueba en el Proceso Civil se realizará en consideración a lo que establece el CPCM, es decir que será en la Audiencia Probatoria, que es el momento procesal oportuno para su producción, y es que como la Ley señala será el demandante quien deberá presentar primero ya sea el medio de reproducción del sonido, la voz, los datos o la imagen haciéndolo del modo que a su juicio convenga mas a sus intereses, es decir que si se trata de un video (a manera de ejemplo), la parte que lo presenta al momento que se esté proyectando o visualizando deberá describir el lugar, las personas que aparecen y lo que éstas realizan a modo de crear una mejor perspectiva del mismo ante los ojos del juez, sin embargo no es de olvidarnos del principio de comunidad de la prueba, es decir que la parte contraria tiene todo el derecho de utilizar el mismo video para señalar situaciones o hechos que le beneficien o bien desvirtúen lo alegado por la parte que lo presenta.
Producción de la Prueba.
En el Proceso de Familia la presentación de la prueba se hara de la misma forma como mencionamos anteriormente con la diferencia que en éste se desarrollará dentro de la Audiencia de Sentencia configurándose en ese momento la aplicación supletoria de dichos medios probatorios dentro del Proceso de Familia.
Valoración de la Prueba.
La Ley Procesal de Familia, en su artículo 56 el cual establece: “Las pruebas se apreciarán por el Juez según las reglas de la sana crítica, sin perjuicio de la solemnidad instrumental que la Ley establezca para la existencia o validez de ciertos actos o contratos”
En relacion a las pruebas que hemos venido mencionando en el trancurso del presente trabajo, es decir, los medios de prueba denominados: de reproducción del sonido, voz, imagen y almacenamiento de información el Código Procesal Civil y Mercantil con carácter genérico no se pauta nada específico sobre el valor probatorio de estos medios, lo que nos conduce al artículo 416 del Código antes mencionado y la aplicación del juzgar razonado que deriva del respeto a ese standard que los las reglas de la sana crítica.
Conclusión.
Anexos.
Jurisprudencia sobre supletoriedad del Código Procesal Civil y Mercantil.
http://www.jurisprudencia.gob.sv/DocumentosBoveda/D/1/2010-2019/2011/03/8E41E.PDF
http://jurisprudencia.gob.sv/DocumentosBoveda/D/1/2010-2019/2011/10/92DE0.PDF
Entrevista con el Doctor Guillermo Alexander Parada Gámez.
Bibliografía.
• CABANELLAS DE TORRES, GUILLERMO, actualizado, corregido y aumentado por Cabanellas de las Cuevas, Guillermo, “Diccionario Jurídico Elemental”, año 2003, Decimosexta edición.
• CABANELLAS GUILLERMO, “Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual”, Editorial Heliastas S.R.L. Buenos Aires, Argentina. 12a Edición.
• Código Procesal civil y Mercantil (comentado) 2ª Edicion (noviembre de 2011)
• CAMPOS SOLÓRZANO, ÁLVARO HENRY, “La Sana Crítica como Criterio de Valoración de la Prueba en Materia Civil”, Tesis, Universidad “José Matías Delgado”.
• CARLOS ENRIQUE SADA CONTRERAS, CESC, “Apuntes Elementales de Derecho Procesal Civil”, Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y Colegio de Criminología, año 2000, México, Primera edición.
• CARLOS LESSONA, “Teoría General de la Prueba”, Tomo I, Editorial Hijos de Reus, Madrid, 1906, Primera Edición.
http://www.mgps.com.mx/espanol/noticias/precedentes/PDF2010/abril /civil/164889.pdf
TEORIA GENERAL DE LA PRUEBA EN MATERIA CIVIL – DERECHO VENEZOLANO,
http://forodelderecho.blogcindario.com/2009/03/00767-teoria-generalde-la-prueba-en-materia-civil-derecho-venezolano.html

Los medios probatorios a lo largo de la historia han ido modernizándose de acuerdo a las necesidades jurídicas y facilitándole a las partes para probar sus pretensiones en juicio y poder proveer al juzgador para que éste llegue a conocer la verdad sobre los hechos que se controvierten y resuelva conforme a Derecho.

Todas las pruebas reguladas por el Código Procesal Civil y Mercantil a nuestro criterio engloba una amplia gama de herramientas de las cuales que disponen las partes para hacer valer y demostrar sus derechos así mismo la vulneración de éstos, y en alguna medida con un poco de modernidad y sencillez a la hora de practicar dichos medios probatorios haciendo para los jueces aplicadores de la Ley una tarea en teoría más fácil y eficiente a la hora de impartir justicia; También podemos decir que la aplicación supletoria legalmente es admitida en materia de familia pero si analizamos bien dichos medios de prueba son pocos en los casos que se admiten todos estos medios de prueba.

Como grupo concluimos en que la aplicación supletoria del Código Procesal Civil y Mercantil en los procesos de familia es fundamental pues no está referida a las fases del proceso en sí, sino que más bien a la inmersión de los diferentes medios de prueba que la Ley admite y que por lo tanto son de suma importancia para que el Juez esclarezca los hechos controvertidos en la audiencia.

Introducción.
La Ley Procesal de Familia marca el inicio de un sistema adversatorio oral en materia de familia, dictándose con el objeto de desarrollar los principios de la doctrina procesal moderna, y lograr el cumplimiento eficaz de los derechos reconocidos en el Código de Familia y demás Leyes sobre la materia; sin desconocer la naturaleza indivisible de la
función jurisdiccional.
En el presente trabajo ampliamos la supletoriedad del Código Procesal Civil y Mercantil en el Proceso de Familia con enfoque específico en la prueba.
Full transcript