Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El laberinto más formidable

Relato sobre nuestro espacio interior y como lo gestionamos.
by

Ana López Iglesias

on 23 August 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El laberinto más formidable

El laberinto más formidable
En tiempos remotos...
Vivía en China un rey llamado Yang. Este rey, harto de los placeres de la vida mundana, descubrió la melancolía y el aburrimiento.

Entonces convocó a su ministro, el arquitecto Lao, y se quejó de su malestar y del sufrimiento del hastío.
Yang le ordenó:
¡Constrúyeme el más formidable laberinto jamás imaginado! En siete años quiero verlo edificado en este llano ante mí, y luego marcharé a conquistarlo. Si descubro el centro serás decapitado. Si me pierdo en él reinarás sobre mi imperio.
Sin embargo...
El arquitecto reemprendió el curso de sus actividades habituales y pareció olvidarse del encargo. El último día del séptimo año, el emperador Yang llamó al arquitecto y le preguntó dónde estaba aquel laberinto, el más formidable nunca soñado.
Entonces, Lao le tendió un libro diciendo:
Helo aquí, es la historia de tu vida. Cuando hayas encontrado el centro, podrás descargar tu sable sobre mi cuello.

Así fue como Lao conquistó el imperio de Yang, pero evidentemente rehusó el cetro y el poder puesto que poseía algo más preciado: sabiduría.
Fuente: Jaume Soler y Mercé Conangla
http://www.ecologiaemocional.org
Autora: Ana López Iglesias
https://unlaberintodeemociones.wordpress.com

Full transcript