Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El malestar en la cultura.

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El malestar en la cultura.

Cuarta parte
"El hombre primitivo ya no pudo considerar con indiferencia el hecho de que el prójimo trabajara con él o contra él."

"Es de suponer que la constitución de la familia estuvo vinculada a cierta evolución sufrida por la necesidad d satisfacción genital"

Con lo anterior, "el macho tuvo motivos para conservar junto a sí a la hembra"

"Las hembras se vieron obligadas a permanecer, en interés de ésta, junto al macho más fuerte."

Se dio importancia a la formación del concepto de "alianzas fraternas" con la asociación y así, descubrir que tal asociación es más poderosa que el individuo aislado.


La evolución del yo
Lactante: no hay distinción entre el mundo exterior y el propio yo

La relación empieza a cambiar cuando las cosas exteriores le provocan sensaciones.

“Surge así la tendencia a disociar del YO cuanto pueda convertirse en fuente de displacer, al expulsarlo de si”

Surge un yo hedónico.
El malestar en la cultura.
Sigmund Freud
Elaborado por Ivonne Hernández, Sara León y Alexandra Ramírez.
Biografía y contexto histórico
El malestar en la cultura
Primera parte
Solo una minoría reconoce, o le es permitido reconocer la grandeza de otros seres que no cumplan con los ideales de las masas.

La religión es una ilusión, que según Freud reside en todos los seres humanos como “sentimiento de eternidad” o “sentimiento oceánico”

Las iglesias y sistemas religiosos encauzan el sentimiento hacia determinados fines.
Sentimiento oceánico: inseparable pertenencia al mundo exterior.

Dicho estado anímico proviene del yo, desde la investigación psicoanalítica.

Hacia el interior, el YO no tiene limites precisos, pero hacia el exterior si.

El yo esta sujeto a trastornos ej.: el enamoramiento.
El hombre aprende a dominar el procedimiento de distinguir lo interior de lo exterior

Principio de realidad.

El sentido yoico primario subsiste en la vida anímica, como las formas de vida mas primarias aun existen en el mundo después de evolucionar

Sus contenidos ideativos son de infinitud y de comunión con el todo.
La conservación de lo psíquico
Nada de lo alguna vez formado puede desaparecer jamás.

Todo se conserva de alguna manera y puede volver a surgir en circunstancias favorables.

La evolución de la cuidad eterna.

Para que se cumpla, el órgano no debe haber sufrido traumatismos.
Las necesidades religiosas
El sentimiento que mueve a tener una religión, o sentimiento oceánico, es fuente de necesidades religiosas.

Movido por nostalgia y desamparo, y reanimado por la omnipotencia del destino.
El hombre concibe como religión al sistema d doctrinas que explican los enigmas del mundo y la recompensa en otra vida por las privaciones del mundo.

“Quien posee ciencia y arte también tiene religión, quien no posee ni una ni otra, tiene religión!”
"He sido un hombre afortunado, en la vida nada me ha sido fácil."
Nació el 6 de mayo de 1856 Freiberg (hoy Republica Checa).

Su padre fue un comerciante que al momento de su nacimiento tenia 42 años y dos hijos de un matrimonio anterior.

En 1860 debido a problemas económicos la familia tuvo que trasladarse a Viena.

EN 1873 finalizó sus estudios secundarios con excelentes calificaciones.
En 1882 conoció a Martha Bernays, su futura esposa, hija de una familia de intelectuales judíos.

En 1923 fue diagnosticado con cáncer de mandíbula por lo que tuvo que someterse a una serie de intervenciones viéndose afectada su salud hasta el día de su muerte en Londres el 23 de septiembre de 1939.
El malestar de la cultura es un ensayo escrito por Freud en un contexto difícil debido al gran descontento por parte de los alemanes que llevó a que Hitler tomara finalmente el control del país en 1933, convirtiendo a Alemania es un estado totalitario.
Contexto histórico
La finalidad de la vida
Para distraer al ser humano de las cargas y sufrimiento de la vida, hay tres categorías:

1. distracciones que hacen parecer pequeña nuestra miseria: producción científica.
2. satisfacciones sustitutivas: ilusiones como el arte.
3. narcóticos que nos tornan insensibles a ella.

Vanidad antropocéntrica de la finalidad de la vida humana.

Solo la religión puede responder a ese interrogante.
¿Qué espera el hombre de la vida?
Felicidad: fin positivo y fin negativo

El programa de la felicidad como experiencias placenteras constantes no es realizable

Ni siquiera la creación incluye el propósito de que el hombre sea feliz

La felicidad, o satisfacción es episódica

Es mucho mas fácil experimentar la desgracia: por el propio cuerpo, por el mundo exterior y por las relaciones sociales
El papel de la ciencia
Para contrarrestar o alejar los sufrimientos el hombre puede:

A) aislarse para evitar el daño del mundo exterior y las relaciones.

B) someter el mundo exterior a su voluntad con la técnica dirigida por la ciencia. “se trabaja con todos por el bienestar de todos”.
Modos de evitar el sufrimiento del cuerpo
Narcóticos

Influencia sobre los impulsos psíquicos (yoga)

Sublimación los instintos como la libido, enfocándolos en distintas direcciones ej.: el trabajo psíquico e intelectual, que representa satisfacciones mas nobles o elevadas que las primarias.

Imaginación: mecanismo de las psiquis para la satisfacción de deseos difícilmente ejecutables.
El goce de la belleza

“La ciencia de la estética investiga las condiciones en las cosas se perciben bellas, pero no ha logrado explicar en esencia el origen de la belleza, y como de costumbre su infructuosidad se oculta en un despliegue de palabras muy sonoras, pero con poco sentido.”
Segunda parte
Tercera parte: La cultura.
Freud expresa que cuando todos los mecanismos de escape al sufrimiento fracasan, y todos ellos proceden de nuestra propia constitución psíquica común, la cultura.

La cultura llevaría parte de la culpa por la miseria, y si la abandonamos por condiciones de vida mas primitivas podrimos alcanzar la felicidad.
Motivos de la condenación de la cultura
1. el triunfo del cristianismo sobre las religiones paganas, por su factor de depreciación de la vida terrenal.

2. cuando el hombre conoció el mecanismo de la neurosis.

3. el historio triunfo de las ciencias en su dominación de la naturaleza, la cual no es ni el fin ultimo de la felicidad, ni de las aspiraciones culturales.
El origen de la cultura
Instituciones y producciones que determinan la relación del hombre con la naturaleza y con los demás.

Los objetos producto de la ciencia son conquistas de la cultura en aras del progreso.

Cultura = civilización.

Cultura protege al hombre de la Naturaleza y regulas las relaciones de los hombres entre sí.
Se acepta como “cultural” todas las actividades y los bienes útiles para el hombre (manipulación de herramientas, protegerse, construir refugios).

“La conquista y dominación del fuego”

Magnificación de una figura idealista: Los dioses.

“El hombre ha llegado a ser, por así decirlo, un dios con prótesis: bastante magnífico cuando se coloca todos sus artefactos, pero éstos no crecen de su cuerpo y a veces aun le procuran muchos sinsabores.”

Aún así, el hombre no se siente feliz con su semejanza a Dios
La escritura es el “lenguaje del ausente”

La vivienda es un reemplazo del vientre materno.

También el hombre utiliza como manifestación de cultura le hecho de que la diligencia humana se enfoque sobre cosas que parecen tener una menor utilidad.

Lo anterior no es más que “belleza”

Cualquier forma de desaseo parece incompatible con la cultura = Limpieza

Orden = impulso de repetición que establece cuándo, dónde y cómo debe efectuarse determinado acto.

Orden permite al hombre el máximo aprovechamiento de espacio y tiempo, economizando de igual manera sus energías psíquicas.
El conocimiento y los juicios de valor sobre algunos ideales y sistemas religiosos o filosóficos, indican un elevado nivel de cultura.

Las relaciones sociales y la vida en común sólo se torna posible cuando llega a reunirse una mayoría más poderosa que cada uno de los individuos y que se mantenga unida frente a cualquiera de éstos.

El poder común se enfrenta como “derecho” al del individuo como “fuerza bruta” y lleva a ese “derecho en común” al camino hacia la cultura.
El requisito fundamental para la cultura es la justicia (seguridad de que el orden jurídico, una vez establecido, ya no será violado a favor de un individuo)

“La libertad individual no es un bien de la cultura, pues era máxima antes de toda cultura.”

“Cuando en una comunidad humana se agita el ímpetu libertario puede tratarse de una rebelión contra alguna instancia establecida, favoreciendo así un nuevo progreso en la cultura y no dejando, por tanto, de ser compatible con ésta.

“El anhelo de libertad se dirige contra determinadas formas y exigencias de la cultura, o bien contra ésta en general.”

Buena parte de las luchas en el centro de la Humanidad giran alrededor de encontrar un equilibrio que dé felicidad a todos.

La sublimación de los instintos constituye un elemento cultural sobresaliente.
La vida de los hombres adquirió un doble fundamento: por un lado, la obligación del trabajo impuesta por las necesidades exteriores, y por el otro, el poderío del amor, que impedía al hombre prescindir de su objeto sexual, la mujer, y a ésta, de su hijo.

"Eros y Ananké" (amor y necesidad) se convirtieron en los padres de la cultura humana.
El amor sexual ofrece al hombre las más intensas vivencias placenteras, estableciendo así el prototipo de toda felicidad.

El camino hacia el amor sexual conduce a una peligrosa dependencia frente a una parte del mundo exterior.

Aquel impulso amoroso que instituyó la familia sigue ejerciendo su influencia en la cultura.

"La imprecisión con que el lenguaje emplea el término "amor" está, pues, genéticamente justificada."

Se le llama "amor" a la relación entre el hombre y la mujer, que forman una familia sobre las bases de sus necesidades genitales y se le llama "cariño" a las relaciones establecidas entre hermanos y hermanas y amistades.
La relación entre el amor y la cultura deja de tener un sólo significado en el curso de la evolución ya que por un lado, el amor se opone a los intereses de la cultura, y ésta lo amenaza con sensibles restricciones de igual manera.

Tal divorcio entre el amor y la cultura es inevitable, sin embargo no se sabe cuál es en sí su motivo.

La familia no está dispuesta a renunciar al individuo, aunque a medida del tiempo se evidencia que la cultura significa la aglutinación de los hombres en grandes unidades.

El modo de vida en común filogenéticamente más antiguo, se resiste a ser cambiado por el cultural, de origen más reciente.

Las mujeres representan los intereses familiares y los hombres, las obras culturales, por lo tanto, la concentración del hombre por lo cultural, hace relegar a la mujer hasta el punto de que genera una hostilidad porque no es satisfecha.
No todas las culturas avanzan a un mismo nivel sobre el camino del amor sexual, y también el sentido de la sociedad en la que se encuentra, define su influencia sobre su libertad sexual.

"El temor a la rebelión de los oprimidos induce a adoptar medidas de precaución más rigurosas."

"La elección de objeto queda restringida en el individuo sexualmente maduro al sexo contrario, y la mayoría de las satisfacciones extragenitales son prohibidas como perversiones."

La cultura nos deja ver que sólo son permitidas las uniones y relaciones sexuales entre un hombre y una mujer y así, la acepta con el hecho de hacer parte de la realización humana.

"Sólo los seres débiles se sometieron a tan amplia restricción de su libertad sexual, mientras que las naturalezas más fuertes únicamente la aceptaron con una condición compensadora..."
Quinta parte
Asimismo, la cultura exige otros sacrificios, además de la satisfacción sexual.

El amor sexual se constituye (en la cultura) entre la relación de dos individuos, en las que un tercer, puede desempeñar un papel perturbador y por lo tanto, la cultura implica necesariamente las relaciones entre un mayor número de personas.

Se podría decir así, que según lo anterior, la cultura no se conforma son los vínculos de unión, sino que también liga mutuamente a los miembros de una comunidad con lazos libidinales.

Al generar unos vínculos amistosos, se restringe la vida sexual.

Crítica al precepto: "Amarás al prójimo como a ti mismo"
"La cultura se ve obligada a realizar múltiples esfuerzos para poner barreras a las tendencias agresivas del hombre, para dominar sus manifestaciones mediante formaciones reactivas psíquicas."

Lo anterior lleva a restringir la vida sexual y el precepto ideal de amar al prójimo como a sí mismo.

Sin embargo sería ilógico que la cultura no permita ningún tipo de competencia entre los individuos, pero la rivalidad no significa necesariamente hostilidad.

Crítica a los comunistas.
"Narcisismo de las pequeñas diferencias"

El hombre estaba menos cohibido que el actual, ya que no concebía restricción alguna a sus instintos.

El hombre actual ha venido encontrando el camino a su felicidad por medio de la seguridad.

"Miseria psicológica de las masas": Las fuerzas sociales de cohesión consisten primordialmente en identificaciones mutuas entre los individuos de un grupo, mientras que los personajes dirigentes no asumen el papel importante que deberían desempeñar en la formación de la masa.
Sexta parte
Aforismo de Schiller
Neurosis
Narcisismo
Bibliografía
Freud, Sigmund "El malestar en la cultura" en El malestar en la cultura y otros ensayos, p. 23-65

Cohen, David, (2010) How a Nazi saved Sigmund Freud

Biografias y Vidas, http://www.biografiasyvidas.com/monografia/freud/ (Consulta: 23 de marzo de 2014)
Full transcript