Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Disposiciones a la autoridad parental de los hijos habidos dentro y fuera del matrimonio.

No description
by

Stf Atencio Rivas

on 12 March 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Disposiciones a la autoridad parental de los hijos habidos dentro y fuera del matrimonio.

Características Alimentos Responsabilidad de los padres por los daños causados por sus hijos Disposiciones a la autoridad parental de los hijos habidos dentro y fuera del matrimonio. Mientras los hijos son menores de edad los padres tienen numerosos deberes hacia ellos, encaminados a su protección y formación. Ahora bien, para cumplirlos adecuadamente y decidir según la conveniencia en cada momento, necesitan amplias facultades sobre la persona y bienes de sus hijos”. Albaladejo (1965) citado por Trejos (2011).

A ese conjunto de deberes y facultades, globalmente considerados, la ley y la doctrina la denominan modernamente autoridad parental. La nueva Ley Orgánica del PANI (Ley N° 7648 del 9 de diciembre de 1996, utiliza, indistintamente, ambas expresiones. El uso de la expresión autoridad parental tiende a consolidarse legislativamente en CR como lo atestigua su uso en el CNA, Ley 7739). “La autoridad parental no significa de modo alguno que el hijo sea propiedad de sus padres o juguete de sus caprichos sino responsables ante la ley de su deber de educación. Es lo contrario del poder abusivo. Los juristas hablan de un derecho función cuya finalidad es la protección del niño. El termino Autoridad, algunas veces hace pestañar a aquellos que la confunden con las derivas autoritarias de tiranías domésticas. Autoridad, que significa aumentar y de una palabra que significa autor. Etimológicamente y jurídicamente es aquello por lo que los padres son reconocidos y se reconocen ellos mismos como autores de sus hijos.” “Guarda, vigilancia y educación” es así que el Código define los primeros derechos y deberes de los padres que deben proteger “la salud, la seguridad y la moral del hijo.” El Código de Familia emplea indistintamente las expresiones “Patria Potestad” o “Autoridad Parental” (artículos 143 y 145). No obstante, como en el derecho costarricense la autoridad se atribuye conjuntamente al padre y a la madre, la denominación “Autoridad Parental” nos parece correcta y más acorde con el principio de igualdad de derechos y deberes de los cónyuges y de los padres.

En CR el Código General de 1841 y el Código Civil de 1888 empelaron exclusivamente la voz “Patria Potestad”, que significa, como es sabido, poder del padre sobre sus hijos. Pero la Constitución de 1949 y las reformas introducidas al Código Civil en 1952 introdujeron cambios importantes en esta materia, al consagrar constitucionalmente la igualdad de derechos de los cónyuges y prescribir que compete a los padres (es decir, al padre y a la madre), con iguales derechos, el ejercicio de la Patria Potestad (art. 151 del Código Civil). Deberes y Derechos El art. 127 del Código de Familia compete a los padres regir a los hijos, protegerlos, administrar sus bienes y representarlos legalmente.
Alberto Brenes Córdoba “El poder paterno, antes que derecho de los padres sobre sus hijos, significa poder rector encaminado a procurarles su adaptación útil y armónica a la vida social; deber de protección, cuidado, de racional y benévolo tratamiento”. Y además, deber de respeto y consideración mutuos. Los hijos menores deben, además, obediencia a sus padres.
La autoridad parental es en sí un derecho-función. Es un conjunto de derechos y deberes. Si la autoridad es, para los padres, fuente de prerrogativas (establece una jerarquía, una subordinación, un derecho de dirección, un derecho de dar órdenes), el poder se desdobla en obligaciones: está al servicio del menor. Los derechos deben ser ejercidos en interés del menor. El derecho de los padres esta ordenado al bien del menor. Este con junto de derechos y deberes ha sido recogido por la Convención sobre los Derechos del Niño (art.3, 5, 9, 14, 18,21). a) Es irrenunciable: tampoco puede ser objeto de abandono ni delegación; ello porque es un de orden público.

b) La voluntad de los particulares es ineficaz: para alterar los alcances de su regulación legal.

c) Es intrasmisible: los deberes y facultades que la integran están fuera del comercio, no pudiendo cederse en todo o en parte.

d) Es temporal: toda vez, que se extingue por mayoría de edad, por el matrimonio del hijo, o por su adopción.

e) No se extingue por falta de ejercicio

f) Está sujeta a control judicial Stephanie Atencio
Nazira Ballestero
Sandy Perez
Javier Rodriguez

Universidad Católica de Costa Rica

12 de marzo del 2013

Sede Central Sujetos de la Autoridad Para ser titular de la autoridad se requiere, naturalmente, la determinación previa de la filiación.
La autoridad se otorga a los padres del menor, sean estos consanguíneos o adoptivos. Padre y Madre son cotitulares de la autoridad parental. Sin embargo, respecto de los hijos habidos fuera del matrimonio el ejercicio de la autoridad parental corresponde, en principio, a la madre, de manera exclusiva, si el padre no ha reconocido al hijo, pero una vez que el menor ha sido objeto de un reconocimiento de parte del padre este ejercerá la autoridad conjuntamente con la madre según interpretación de la Sala Constitucional. Ejercicio Conjunto La autoridad parental confiere conjuntamente a los padres la representación legal del hijo, y encierra un doble aspecto: personal y patrimonial.

La representación legal del hijo la ostentan el padre y la madre. Pero el Código de Familia en ninguna de sus disposiciones manda que esa representación sea conjunta. Cada padre actúa individualmente como representante del menor, pero se reputa en principio con acuerdo tácito del otro.

Cada padre es representante legal, tiene su poder de la ley, recibe su calidad de representante de pleno derecho, sin investidura ni formalidad alguna. El representante actúa en todos los actos civiles salvo excepción. Efectos personales de la autoridad parental Los padres tienen el derecho y el deber de guarda, es decir, de tener a su hijo en su compañía de mantenerlo, asistirlo y educarlo con arreglo a su fortuna, de vigilarlo y corregirlo en forma moderada.

Asimismo, pueden solicitar al Tribunal que autorice la adopción de las medidas de asistencia al menor.

El Código de Familia no se refiere expresamente en el art 140 al deber de mantener y asistir a los hijos, pero estos deberes se encuentran englobados en el deber de protegerlos al que se refiere explícitamente esa norma. La obligación de mantener, de asistir y de alimentar a los hijos menores o hasta la edad de 25 años, si estudian y obtienen buenos resultados (art 173, inciso 5), constituye una de las piezas fundamentales del status parental y a ella está también sometido el padre que no ejerce la autoridad parental.

Cuando el padre y la madre cohabiten, el deber alimentario se ejecuta en natura o en dinero, y si no hay comunidad de vida entre el deudor y el acreedor la obligación se ejecuta mediante el pago periódico de una suma de dinero (generalmente fijada por un tribunal) que recibe el nombre de pensión alimentaria. Derecho-Deber de Guarda El derecho de guarda se impone el menor y crea un deber de cohabitación. El hijo menor no puede, sin permiso de sus padres, abandonar el domicilio familiar. En caso de que lo abandonara podría ser obligado a retornar al hogar, a solicitud de los padres, con la colaboración de la Fuerza Pública, a diferencia de lo que sucede con la cohabitación conyugal. Los menores tienen por domicilio el de sus representantes legales (sus padres), según dispone el art.64 del Código Civil. Si el padre y la madre tienen domicilios distintos, el menor tiene por domicilio el del padre con el que reside. Autorización para Salidas del País Entre los deberes y atribuciones que integran la autoridad parental está la de otorgar o denegar el permiso de salida del menor del territorio nacional. Ello para evitar que las personas menores se vean desprotegidas del ejercicio de su derecho a salir del país por motivos deportivos, de recreo, de estudio o de salud. A partir de la vigencia del Código de la Niñez y de la Adolescencia (art.16) esta competencia les corresponde ahora a la Dirección General de Migración y Extranjería del Ministerio de Gobernación y Seguridad Publica.

La Ley N° 8764 (Ley General de Migración y Extranjería) del 1° de septiembre del 2009 (vigente a partir del 2 de marzo del 2010), reformo el art. 16 del Ley N 7739 (Código de la Niñez y de la Adolescencia de 6 de enero de 1998), con el objeto de controlar las entradas y salidas del país de las personas menores de edad. Esa nueva disposición legal expresa ahora lo siguiente:

“Conforme al citado art.16, la Dirección General de Migración y Extranjería. Sin el permiso de salida, la Dirección General de Migración no podrá permitir el regreso de personas menores de edad. No requerirán la referida autorización para salir del país, los menores autorizados para salir del país, los menores autorizados para permanecer en el país como residentes. Reformado por ley N° 8487 Ley de Migración publicada en la Gaceta N° 239 del 12/12/2005” Suspención y Cesación de la administración Los padres cesan de administrar los bienes del hijo menor cuando este alcanza, la mayoridad; cuando fueren suspendidos por el Tribunal del ejercicio de la autoridad parental o de alguno de sus atributos (art. 152 y 158); cuando hicieren caso omiso de una decisión judicial que les ordene caucionar la administración de conformidad con el artículo 154; cuando contraigan nuevas nupcias con persona distinta del padre del menor, aun cuando conserven los demás derechos y obligaciones inherentes a la autoridad parental. En todos esos casos el Tribunal deberá nombrar un administrador con la participación del PANI. Los padres son solidariamente responsables del daño causado por sus hijos menores de 15 años que habiten en su misma casa, expresa el art. 1047 del Código Civil. Termino o Extinción de la Patria Potestad Los derechos y obligaciones inherentes a la autoridad parental no pueden renunciarse, y son intransmisibles,, la autoridad parental termina o se extingue cuando el hijo ha alcanzado la edad de 18 años o cuando ha obtenido su emancipación por matrimonio (arts. 36 y 158 del Código de Familia y art 37 del Código Civil). Procedimiento para suspender o modificar el ejercicio de la autoridad parental El PANI, cualquiera de los parientes del menor, por consanguinidad o afinidad hasta tercer grado inclusive, podrán demandar al Tribunal una declaración de suspensión o de modificación de la autoridad parental. Cuando hubiere cesado el motivo de suspensión o incapacidad, la persona suspensa o incapacitada podrá recobrar los derechos inherentes a la autoridad parental mediante declaratoria del Tribunal (arts. 161 y 163).
La suspensión o la modificación de la autoridad parental deberán ser tramitadas mediante el proceso abreviado por disponerlo así expresamente el art. 420 inciso 4) del Código Procesal Civil.
Sin embargo, la disputa sobre todos o algunos de los aspectos de la autoridad parental que se platee dentro de un juicio de divorcio, de separación judicial o de nulidad de matrimonio, debe transmitirse por la vía incidental (art.152, párrafo final). La palabra del Menor En todos los asuntos que afectan al niño, y particularmente en todo lo concerniente a la autoridad parental, los Tribunales tomaran debidamente en cuenta sus opiniones pues deben respetar su derecho a expresar su opinión libremente, siempre que esté en condiciones de formarse un juicio propio, en función de la edad y madurez del niño (art.123 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño). Esta obligación pesa no solo sobre los órganos judiciales, sino, además, sobre las autoridades administrativas. Derecho de Visita Es uno de los conflictos que se presentan con mayor frecuencia durante o después de un proceso de divorcio o de separación judicial, o particularmente, en parejas con hijos extramatrimoniales.El numeral 152 el denominado régimen de visitas (tutelándose también el derecho de los abuelos) consiste en la posibilidad de interrelación del padre o madre a quien no se le ha asignado la guarda, crianza y educación de sus hijos. Sugerimos, en lugar de derecho de visita, la denominación de “interrelación familiar”.
La ley no menciona el derecho a visita, en el art 152, (el Código Civil de 1888 ni siquiera hacia una mención a ese derecho, cuyo ejercicio es necesario después del divorcio o la separación judicial), pero la jurisprudencia lo ha deducido, de los arts. 2,56 y 152 del Código de Familia y del párrafo tercero del art.3 de la Convención sobre los Derechos del Niño, integrado el Derecho por extensión analógica de la obligación que tienen los tribunales de “adoptar las medidas necesarias concernientes a las relaciones entre padres e hijos y los abuelos de estos ” (art. 152) y de los arts. 3,9 y 18 de la Convención sobre los Derechos del Niño.
El divorcio o la separación judicial no rompen los lazos parentales. GRACIAS!!!!
Full transcript