Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

LA DECLARACIÓN TESTIMONIAL COMO MEDIO DE PRUEBA

No description
by

on 9 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LA DECLARACIÓN TESTIMONIAL COMO MEDIO DE PRUEBA

LA DECLARACIÓN TESTIMONIAL COMO MEDIO DE PRUEBA


TACHAS
El artículo 162 del Código Procesal Civil y Mercantil establece: “Las partes podrán alegrar y probar acerca de la idoneidad de los testigos, dentro del mismo término de prueba. El juez apreciará según las reglas de la sana crítica, las circunstancias y los motivos conducentes a corroborar o disminuir la fuerza de su declaración en la sentencia, juntamente con lo principal.
INTERROGATORIO
El artículo 145 del actual Código Procesal Civil y Mercantil establece que: “La parte que proponga prueba testimonial, presentará en la solicitud e interrogatorio respectivo, debiendo las preguntas ser claras y precisas. El interrogatorio deberá formularlo la parte de modo que cada pregunta no se refiera sino a un hecho simple a que el testigo debe concretar su respuesta. No es permitido dirigirles o consignar preguntas de apreciación ni opiniones suyas”.

Por lo que, un juez diligente deberá proceder a calificarlas, ya que tal actividad probatoria no podrá sustraerse de los principios que no se admitirán pruebas contra derecho, extemporáneas o impertinentes.

Los testigos serán examinados separada y sucesivamente, sin que nos puedan oir las declaraciones de los otros; pudiendo autorizar el juez que se retiren los testigos que hayan prestado declaración (artículo 149 del Código Procesal Civil y Mercantil). No es necesario que el testigo permanezca en el tribunal hasta que finalice la recepción de todas las declaraciones de los testigos presentes.

Los testigos declararán bajo juramento, prestado en la misma forma que se establece para la declaración de parte (artículos 134 y 149 del código citado). El testigo debe declarar en idioma castellano, ya que en caso contrario, el juez nombrará un intérprete, prefiriendo al titulado. Si el testigo pidiera, además de asentarse su declaración en castellano, podrá escribirse en su propio idioma por él o por el intérprete (artículo 163 del código citado).

El artículo 148 establece que aunque las partes no lo pidan, los testigos siempre serán preguntados: 1º. Por su nombre, apellidos, edad, estado, nacionalidad, profesión y domicilio; 2º. Si son parientes de alguno de los litigantes, y en qué grado; 3º. Si tienen interés directo o indirecto en el pleito o en otro semejante; 4º. Si son amigos íntimos o enemigos de alguno de los litigantes y 5º. Si son trabajadores domésticos, dependientes, acreedores o deudores de alguno de los litigantes, o si tienen algún otro género de relación con ellos.

Las respuestas de los testigos deberán ser asentadas en su presencia, literalmente y sin abreviaturas, pudiendo ellos mismos escribirlas o dictarlas. Al consignar las respuestas, no será necesario trascribir las preguntas en el acta, bastando hacer la referencia correspondiente (artículo 149 párrafo segundo del código citado).

No se permitirá al testigo leer ningún papel o escrito para contestar, pero cuando la pregunta se refiera a libros, cuentas o papeles, podrá permitírsele que los consulte en el acto (artículo 150, párrafo primero).

Finalmente, el testigo está obligado a dar la razón del conocimiento de los hechos y el juez deberá exigirlo, aunque no se pide en el interrogatorio. Esto se expresa en la doctrina, diciendo que el testigo debe dar la razón de ciencia de su dicho, o sea las explicaciones de por qué conoce los hechos que declara. Sin embargo, no es necesario que la razón del dicho del testigo deba darse al terminar su declaración, puede perfectamente indicarse al responder cada pregunta, y a veces, aunque no se le interrogue concretamente al respecto, puede inferirse del contexto de la declaración.
LA DECLARACIÓN TESTIMONIAL COMO MEDIO DE PRUEBA
DECLARACIÓN TESTIMONIAL
ASPECTOS GENERALES (I)
Este medio de prueba, no obstante por ser uno de los más usados en el proceso, es de los más discutidos. El testigo declara fundamentalmente sobre hechos de terceros, a cuyas consecuencias jurídicas no se halla vinculado. Esto quiere decir, que el testigo es ajeno a la litis o ajeno al proceso.
ASPECTOS GENERALES (III)
DECLARACIÓN TESTIMONIAL
La prueba testimonial se caracteriza esencialmente por ser una prueba circunstancial, porque el testigo generalmente conoce los hechos de modo accidental, ocasional y no de propósito. El testigo relata los hechos que conoce, porque fueron percibidos por sus sentidos.
DECLARACIÓN TESTIMONIAL
ASPECTOS GENERALES (II)
Claro que la prueba testimonial se rodea de una serie de garantías, que son, por una parte la publicidad de los actos, y por la otra, el contralor que ejerce la parte contraria. Existen otros controles, como por ejemplo la protesta de decir la verdad y el juramento. En el actual Código Procesal la declaración del testigo se presta bajo juramento, con la consiguiente responsabilidad para el caso de perjurio.
Concepto
El testimonio es un medio de prueba que consiste en el relato que un tercero le hace al juez sobre el conocimiento que tiene de hechos en general.
L
a persona (el tercero) que rinde el testimonio debe ser una persona física (que es la que tiene capacidad para percibir hechos, acontecimientos en general); por tanto, no puede ser testigo la persona jurídica. Los representantes (personas físicas) de las personas jurídicas si pueden ser llamados a rendir testimonio.

Debe versar sobre hechos en general, teniendo en cuenta que el vigilará lo referente a la conducencia y la pertinencia de la prueba, pero esto tiene que ver con la eficacia del testimonio y jamás con la existencia; por ello, en la definición se habla de hechos en general, coincidiendo lo expuesto con lo sostenido por Tulio Enrique Liebmar : "Testimonio es la narración que una persona hace de los hechos por ella conocidos, para dar conocimiento de los mismos a otros".

Al rendir su declaración, puede sostener que no le constan los hechos, que no sabe lo que se pregunta; en ese caso, la persona habrá sido testigo, es decir, hubo órgano de la prueba, pero no habrá testimonio, por cuanto no ha habido representación de los hechos solicitados.

CARACTERES
OBJETO DEL TESTIMONIO

La declaración de un testigo debe versar sobre hechos. Se entiende por hecho en una acepción general, dada por Alsina, todo acontecimiento susceptible de producir efectos jurídicos, provenga de la naturaleza o del hombre, se trate de un acto o de una omisión sea lícito o ilícito. Se dice por otro lado, que tendrá por objeto, que el testigo explique las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que haya ocurrido cada hecho y de la forma como llegó a su conocimiento.
NATURALEZA JURÍDICA DEL TESTIMONIO
Según las notas características establecidas por Guasp, el testimonio es ante todo una prueba, puesto que persigue obtener la convicción de alguien sobre la existencia o inexistencia de ciertos datos. Pero además es una prueba procesal porque esa convicción trata de obtenerse del órgano jurisdiccional.
CAPACIDAD
Las legislaciones de todos los pueblos, en todos los tiempos, han establecido reglas que limitan el derecho que tiene todo ciudadano a ser testigo y la facultad que tiene la justicia de utilizar a las personas para averiguar la verdad. La existencia de causales de incapacidad es propia del sistema de la prueba legal. El derecho moderno, entre tanto, adopta el principio de la soberanía judicial en la apreciación de la prueba. Actualmente las causales inhabilitan para testimoniar; otras permiten poner en duda la veracidad de las declaraciones.

El actual Código Procesal Civil y Mercantil en el artículo 143 establece que puede ser admitida a declarar como testigo cualquier persona que haya cumplido dieciséis años de edad. Se señala que existe problema con el testimonio de un menor de edad, el cual es muy discutido. En el Derecho Norteamericano la declaración del menor se acepta, aun cuando se le sujeta a un test de credibilidad, que verifica el propio juez. Por ejemplo, para constatar si el menor entiende el concepto de juramento, si puede establecer ciertas diferencias entre lo que es bueno y lo que es malo.

En el artículo 144 del código anteriormente citado establece: "No podrán ser presentados como testigos los parientes, consanguíneos o afines, de las partes, ni el cónyuge, aunque este separado legalmente”.

"No obstante, podrá recibirse la declaración de tales testigos si es propuesta por ambas parles, así como en los procesos sobre edad, filiación, estado, parentesco o derechos de familia que se litiguen entre parientes". La realidad ha obligado al legislador a establecer estas excepciones para dar la oportunidad de probar determinados hechos que, supuestamente, las personas allegadas son las que están en mejor posibilidad de conocer y que escapan al conocimiento de las demás.
OBLIGACIÓN DE DECLARAR
Se establece en términos concretos, sobre la forma en que las partes pueden valerse de la prueba testimonial. Desde luego los testigos deben ser propuestos por la parte a quien interese la prueba, lo que es una consecuencia de la teoría de la carga de la prueba. Esto quiere decir, que no se admite la forma del testigo voluntario, o sea el que espontáneamente se presenta ante el órgano jurisdiccional a declarar, por buenos y laudables que sean los propósitos que animen al testigo. Se ha afirmado que precisamente los testigos que se encuentren en tan buena disposición de declarar inducen gran sospecha.

El deber general de testimoniar, se traduce en dos aspectos fundamentales: el primero, el deber de comparecer ante el órgano jurisdiccional; y el segundo, el deber de declarar. En relación al primero, el juez puede hacer uso de los apremios indispensables e incluso puede requerir el auxilio de la fuerza pública, para llevar al testigo al tribunal. En la práctica, el tribunal se limita a señalar la audiencia para la recepción de la prueba testimonial y es la parte la que se encarga de llevar a los testigos. Pero si las circunstancias así lo demanda, puede la parte solicitar que el tribunal haga comparecer al testigo en el día y hora señalados.

En el actual Código Procesal Civil y Mercantil, el artículo 142, párrafo segundo se establece que: “los que tengan conocimiento de los hechos que las partes deben probar, están obligados a declarar como testigos, siempre que fueren requeridos.
MOMENTO DE APRECIACIÓN DE LA TACHA
La apreciación de la procedencia de las tachas está reservada para cuando se dicte sentencia. Sostiene Alsina que la alegación de las tachas es atributiva de las partes, el juez no puede considerarlas de oficio, pues, aun cuando le está permitido decretar la nulidad de una declaración que no reúna las condiciones de forma exigida por la ley, únicamente puede tomar en cuenta las tachas invocadas por las partes, de donde resulta que está en manos de ellas dar eficacia al testimonio o invalidarlo, condicionando así el criterio del juez.
CAREOS
El careo es una figura de Derecho procesal. En general, consiste en un medio de prueba complementario, en relación a prueba testimonial, que tiene por objeto aclarar los aspectos contradictorios de declaraciones de los intervinientes en un proceso.

Puede consistir en la confrontación, ante el juez o tribunal, y en presencia del imputado, de quien ha declarado en su contra, para que aclare sus dichos que pueden haber sido considerados contradictorios. Del mismo modo, puede consistir en la confrontación de dos o más testigos, con la finalidad de averiguar la verdad en aquellos casos en los que los testimonios de los testigos por separado muestren contradicciones sustanciales.

El artículo 152 del Código Procesal Civil y Mercantil establece que los testigos cuyas declaraciones sean contradictorias podrán ser careados entre si. el juez dispondrá la forma de practicar esta diligencia.

DECLARACIONES FUERA DEL TRIBUNAL
Se establece que las pruebas deben recibirse en el local del Tribunal, y es en relación a las personas que se hallen imposibilitadas de comparecer al juzgado o tuvieren alguna otra razón atendible a juicio del juez para o hacerlo, en cuyo caso serán examinadas donde se encuentren presentes o no las partes, según lo preceptúa el artículo 155 del Código Procesal Civil y Mercantil.
VALOR PROBATORIO
El párrafo primero del artículo 161 establece que los jueces y tribunales apreciarán, según las reglas de la sana crítica, la fuerza probatoria de las declaraciones de los testigos.

El artículo 659 de la Ley de Enjuiciamiento Civil Español dice: “los jueces y tribunales apreciaran la fuerza probatoria de las declaraciones de los testigos conforme a las reglas de la sana critica, teniendo en consideración la razón de ciencia que hubieran dado y las circunstancias que en ellos concurran. Sin embargo, cuando la ley determina el numero o la calidad de los testigos como solemnidad o circunstancia especial del acto a que se refiere, se observará lo dispuesto para aquel caso”. Criterio que es establecido en el actual Código Procesal Civil y Mercantil.
REPREGUNTAS
El artículo 151 del Código Procesal Civil y Mercantil establece: “Las repreguntas que se formulen al testigo deben versar sobre los hechos relatados por el testigo y se dirigirán inmediatamente que conteste al interrogatorio. Si se presentaren antes de la diligencia, quedarán en el tribunal bajo reserva. El juez calificará la procedencia de las repreguntas”.
Full transcript