Loading presentation...
Prezi is an interactive zooming presentation

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La masturbación: Una mirada ética y moral

No description
by

E. Darío López G.

on 26 February 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La masturbación: Una mirada ética y moral

¿Ha sido exagerada la postura de la moral en este punto?
¿Podemos seguir condenando la masturbación como antes o se ha dado una revaloración desde la ética?
¿Es simplemente un fenómeno natural y biológico o implica otros aspectos más profundos de la persona? En los adolescentes… En los adultos y en la vejez… Hay que decir, en primer momento, que en los adultos esta actitud reviste significados diferentes. Desde la teología… La base bíblica en la que se apoyaba su condena,
hoy no aparece tan explícita y clara.
No aparece ninguna condena
directa a este vicio; sin embargo,
esto no es argumento para decir
que no sea pecado. LA MASTURBACIÓN Generalidades Ante este fenómeno existe una doble actitud extremista:
- El problema básico y más importante de la vida cristiana
-O como un hecho cargado de valores positivos, donde la preocupación ética ha desaparecido. Hay una dificultad en cuanto a la definición de “masturbación” por la complejidad de su trato.
Pero se puede comprender, en general, como la autoexcitación sexual de manera solitaria y egoísta. En ocasiones, en la relación sexual del matrimonio se puede hablar de una actitud con un carácter masturbatorio. Pero en general
Hay que reconocer que ésta se vive con mayor frecuencia en lo genital. Para el adolescente comienza un nuevo y fascínate mundo en su constitución sexual. Es una época de transición. La masturbación en él, podría ser, como algunos especialistas la llaman, un camino hacia la heterosexualidad. Los sentimientos de soledad afectiva, de independencia, de incomprensión, de frustración, entre otros; llevan a que el adolescente encuentre en la masturbación una especie de compensación agradable y placentera. La sexualidad se corporaliza con una fuerza increíble a partir de la pubertad, es por eso que los cambios que sufre el adolescente son propicios para la masturbación. Para algunos mantiene un carácter sustitutivo, frente a la abstinencia de relaciones heterosexuales. Puede ser un desahogo fisiológico a una cierta tensión. Para otros, y en caso extremo, sería el de aquellos que encuentran aquí su mayor felicidad. En el extremo vicioso, la angustia y desenfreno experimentado, a sentirse arrastrado por una fuerza incontrolable, aumenta el sentimiento de culpabilidad. Muchas veces, en estos casos, el sacramento de la confesión juega un papel más sicológico que religioso. Los Padres de la Iglesia
han silenciado
prácticamente el tema. La doctrina de la Iglesia al respecto
se configuró con bastante exactitud
hacia el siglo XVII,
y sin variaciones de importancia
se ha mantenido hasta hoy. La masturbación directa y voluntaria
es siempre por su propia naturaleza
un pecado grave. (DS 2040) Para emitir un juicio justo acerca de la responsabilidad moral de los sujetos y para orientar la acción pastoral, ha de tenerse en cuenta la inmadurez afectiva, la fuerza de los hábitos contraídos, el estado de angustia u otros factores psíquicos o sociales que pueden atenuar o tal vez reducir al mínimo la culpabilidad moral. CEC 2352 El que se masturba por buscar un refugio a su fracaso, habría que decir que más que un impuro, es un cobarde, un ingenuo o un mentiroso. Los sentimientos de culpabilidad no siempre tienen raíces religiosas. En la mayoría de los casos, son la manifestación de una incoherencia interna. Desde la ética
y la moral … Hoy se han superado posturas
científicas que consideraban
la polución como
un aborto en potencia.
No obstante, la masturbación
se ha comprendido
como un pecado
contra la naturaleza. El fenómeno de la masturbación
hay que comprenderlo
desde una reflexión más
totalizante y personalista. Esta no es solo la negativa a la fecundidad, sino que habría que darle importancia al carácter solitario, autista, egocéntrico, como un obstáculo grave para el aspecto unitivo y de comunión que implica la sexualidad. Todo acto masturbatorio a ha de considerarse pecado grave? Su aplicación a los individuos concretos requiere una mayor matización, que imposibilita un juicio generalizado. (Cf. CEC 2352) Desde la ética hay que evitar el condenar sin misericordia y con rigor, o el absolver por completo y con ingenuidad.
La masturbación en muchos casos es el foco de atención, pero en realidad hay situaciones más delicadas que la provocan. La masturbación no es siempre problema de voluntad. Pues a veces esta se tiene para muchas cosas, no para este acto. En conclusión La responsabilidad moral no debería caer tanto sobre los actos concretos y determinados, sino mirar la actitud básica dela persona de cara a su maduración humana y sexual.
Full transcript