Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Actividad extraordinaria

No description
by

Jeff Brandom Estala Lopez

on 24 March 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Actividad extraordinaria

Actividad extraordinaria
UNIDAD 1º

Teoría del conocimiento de Aristóteles.
Aristóteles dijo: “…si todas las opiniones y todas las apariencias son verdaderas, es necesario que todo sea, a la par, verdadero y falso. Pues muchos sustentan juicios contrarios entre sí y consideran que yerran quienes no opinan los mismo que ellos”.
La filosofía de Aristóteles distinguía: 1) una parte teórica, relativa al ser, sus elementos, causas y principios, 2) una parte práctica: sobre la actividad del hombre, y 3) una parte poética: acerca de la creación.
Resumen del libro
Teoria del Conocimiento.
He aquí unos de los grandes temas de la filosofía de todos los tiempos elucidar en que consiste el acto de conocer, cual es la esencia del conocimiento, cual es la relación cognoscitiva entre el hombre y las cosas que lo rodean. A pesar de que es una operación cotidiana no hay un acuerdo acerca de lo que sucede cuando conocemos algo.
Teorías del conocimiento: sus principales filósofos.
La teoría del conocimiento es una doctrina filosófica. La Gnoseología o Teoría del Conocimiento es una de las ramas clásicas de la Filosofía que intenta explicar éste fenómeno. Ya los antiguos filósofos griegos la trataron extensamente, llegando a explorar muchas de las sendas posibles: idealismo, realismo, empirismo, escepticismo.
A través de la historia han surgido diferentes corrientes filosóficas respecto del conocimiento tales como el idealismo representado principalmente por, Platón y Descartes, el realismo de Aristóteles, el Criticismo de Kant y el empirismo de Hume.

Teoría del conocimiento de Descartes.
La medida del conocimiento, según Descartes, es la razón. Los sentidos son útiles en la vida, pero no en el conocimiento.
Para Descartes el conocimiento representó la búsqueda de la certeza.
Mediante sus meditaciones y su método intentó dar respuesta al escepticismo reinante. Su estrategia no fue el rechazo o la negación de la duda sino su aceptación hasta las últimas consecuencias, decidió rechazar como falsa toda afirmación de la que se pudiese dudar.
Descartes dijo “Pienso, existo”: más allá de toda duda se encuentra nuestra propia existencia. Incluso aunque admitiese que soy engañado por un genio maligno, ello no invalidaría la certeza que tengo respecto de esta proposición mientras la estoy concibiendo en mi espíritu.
*Ideas innatas: son las ideas que no proceden ni de la experiencia ni de la imaginación, son las únicas verdaderamente claras y distintas.
*Ideas facticias: son las ideas producidas por la propia conciencia mediante la imaginación.
*Ideas adventicias: son las ideas que nos vienen del exterior, a través de los sentidos.
Teoría del conocimiento para Platón.
Platón dijo, "La ciencia no radica en nuestras impresiones, sino en el razonamiento que hacemos acerca de éstas. Aquí, efectivamente, es posible aprehender el ser y la verdad".
Dada en su famosa teoría de las Ideas, puede reducirse a lo siguiente: mundo de las Ideas.
La teoría del conocimiento de Platón explica la presencia de los conceptos universales en el alma recurriendo a la Teoría de la Reencarnación, aprendida por Platón de los pitagóricos.
Platón establece a través de su metafísica el método dialéctico para el conocimiento y dice: "El método dialéctico es el único que marcha, cancelando los supuestos, hasta el principio mismo, a fin de consolidarse allí. Y dicho método empuja poco a poco al ojo del alma, cuando está sumergido realmente en el fango de la ignorancia, y lo eleva a las alturas...".

Paso 1: el alma existe antes que el cuerpo. En su vida anterior, en el mundo suprasensible, contempla las ideas.
Paso 2: cuando el alma se une al cuerpo, olvida el conocimiento que había adquirido.
Paso 3: en el mundo sensible, el hombre percibe por los sentidos los objetos que fueron hechos por el Demiurgo, a partir de una materia preexistente (jora), teniendo como modelo a las ideas.
Paso 4: la percepción sensible de los objetos despierta en el alma, por su semejanza con las ideas, el recuerdo de las ideas olvidadas. De allí que se denomine a esta teoría "Teoría de la Reminiscencia" o del recuerdo.

Aristóteles admitía cuatro causas: 1) la materia o posibilidad pasiva de un proceso de formación, 2) la forma (esencia, el ser del ente), la actualización de aquello que en la materia está dado sólo como posibilidad, 3) el principio del movimiento y 4) el fin.
Aristóteles señala la existencia de categorías, o sea, de géneros superiores a los que se reducen los demás géneros de lo que realmente existe.
Teoría del conocimiento de Kant.
La teoría del conocimiento de Kant, presentada en su Crítica de la razón pura, es uno de los grandes hitos en la Historia de la Filosofía. Con ella pretende responder las objeciones de Hume respecto del fundamento del conocimiento científico, basado, según el filósofo inglés, sólo en la costumbre.Su teoría le permite encontrar el suelo firme para la Ciencia no en el noúmeno en la realidad, en la cosa en sí sino en el propio sujeto, portador de formas universales que obtienen de la experiencia la materia indispensable para construir su objeto de conocimiento, el fenómeno.
Teoría del conocimiento de Hume.
Hume aplicó el método científico al estudio del espíritu humano, analizando los procesos psíquicos con un modelo similar o equiparable al utilizado por Newton para el análisis de los fenómenos físicos. Según Hume, las impresiones provienen de causas desconocidas. “No existe ningún fundamento para reconocer la conexión causal necesaria entre los hechos”. Lo hacemos porque trasladamos la experiencia al futuro no basándonos en el razonamiento alguno sino en la costumbre.
Percepciones: son los elementos básicos o primigenios de la actividad del espíritu, la cual consiste precisamente en relacionarlos.
Impresiones: son percepciones vivaces e intensas y pueden provenir de la sensación externa, también llamada simplemente "sensación" .
Ideas simples: son percepciones débiles y oscuras. Se trata de copias de las impresiones y provienen de ellas.
Razonamientos: a partir de las ideas simples, el espíritu razona y construye proposiciones e ideas complejas.
Ideas complejas: el espíritu tiende naturalmente a asociar las ideas simples conformando ideas complejas. Las ideas más generales y abstractas provienen de las ideas más simples y éstas de las impresiones.
Proposiciones de razón: son proposiciones cuya verdad depende de las mismas ideas pensadas. Permiten lograr un conocimiento verdadero porque su contenido es necesario y no contingente (Matemática y Lógica). Sólo en este plano es posible la "demostración".
Proposiciones de hecho: sobre las cuestiones de hecho no hay posibilidad de alcanzar un conocimiento cierto, demostrativo, ya que allí no hay necesidad sino contingencia y, en consecuencia, siempre lo contrario puede ser pensado sin contradicción.
Sobre la posibilidad del conocimiento.
Tendremos que determinar si el conocimiento es posible, es decir, si el sujeto puede o no aprehender el objeto, si nuestras facultades nos suministran datos que nos permitan una representación adecuada de la realidad o, por el contrario, si el hombre no puede tener ninguna seguridad respecto del conocimiento de las cosas del mundo externo o interno. Para tratar de resolver ésta dificultad, han surgido varios sistemas:
El Dogmatismo.
Están convencidos de que el conocimiento es posible. Por eso lo dan como un hecho. Suponen que sí se puede dar una relación entre el sujeto cognoscente y el objeto conocido. No se interesan por hacer una justificación de éste problema, ni determinan la forma como nuestras facultades conocen, ni la manera como los objetos nos son dados.
El Escepticismo.
Toma una actitud contraria al dogmatismo. El sujeto no puede aprehender el objeto. En efecto, los sentidos nos engañan, el hombre comete muchos errores, estamos sometidos a las contradicciones, a la diversidad de opiniones entre los hombres respecto a una misma cosa hace que no podamos tener ninguna seguridad respecto de nuestros conocimientos; nuestras facultades cognoscitivas están sometidas al engaño. El sujeto cognoscente depende de factores externos que impiden llegar al objeto.
El Relativismo y el Subjetivismo.
Para el relativismo el conocimiento si es posible, dado que podemos tener algún grado de certeza. Pero lo que niega de hecho es que podamos llegar a obtener verdades universales, absolutas, inmutables. En efecto, nuestro conocimiento siempre es relativo, es decir dependiente de factores y circunstancias especiales. Hay muchas circunstancias que afectan al sujeto cognoscente. La actitud relativista queda formulada así por Protágoras “El hombre es la medida de todas las cosas de las que son en cuanto que son y del que no son en cuanto que no son”.
El Criticismo.
El subjetivismo, el relativismo y el pragmatismo son, fundamentalmente formas de escepticismo. Como ya se ha dicho, la antítesis del escepticismo es el dogmatismo; pero existe una tercera posición, que desarrolla la antítesis hasta llegar a una síntesis. Esta posición intermedia entre el escepticismo y el dogmatismo es el criticismo. Esta posición comparte con el dogmatismo una gran confianza en la razón humana; se parte de la propuesta de que es posible el conocimiento humano, de que existe la verdad, pero mientras esta noción induce al dogmatismo a aceptar con ligereza todas las afirmaciones de la razón humana, si poner límites al conocimiento, el criticismo, cercano al escepticismo, propone la confianza en cuanto al conocimiento humano en general y al mismo tiempo la desconfianza hacia todo conocimiento determinado.
El Pragmatismo.
Afirma la posibilidad del conocimiento. Mas el conocimiento queda subordinado a la acción, la que se convierte en fundamento de la verdad y de la certeza. El hombre antes de ser teórico, es un ser práctico; de ahí que todo el valor de nuestro conocimiento es en base a la acción. Es verdad lo que útil y provechoso al hombre.
Origen del Conocimiento.
Cuando tratamos el problema del origen del conocimiento queremos saber si todo conocimiento se origina en la experiencia o en la razón; si el hombre viene de por sí dotado de ciertos conocimientos o, por el contrario, requiere del concurso de las facultades sensibles e intelectivas a la vez.
Para tratar de responder esta cuestión será necesario admitir que el ser humano tiene la capacidad de conocer de alguna forma al objeto. Para explicar de que forma se puede conocer han surgido diferentes teorías sobre el origen del conocimiento.

El racionalismo.
Esta postura sostiene que es el pensamiento, la razón, la fuente principal del conocimiento humano. Para los racionalistas el conocimiento sólo merece este nombre cuando es lógicamente necesario y universalmente válido. Cuando juzgamos, a partir de la razón, que una cosa tiene que ser precisamente como es y no podría ser de otro modo, y que así es siempre y en todas partes, estamos entonces ante un verdadero conocimiento.
Los planteamientos más antiguos del racionalismos los encontramos en Platón, quien estaba profundamente convencido de que la experiencia no puede llevarnos a un saber autentico; lo que proporcionan los sentidos no es una Episteme, sino una Doxa, no un saber , sino una mera opinión.
El Empirismo.
El empirismo a diferencia del racionalismo que propone la razón como fuente de conocimiento, sostiene que el conocimiento procede de la experiencia, del contacto directo con la realidad. Para el empirismo no existe un caudal de ideas situado a priori en el pensamiento humano. La conciencia cognoscente no extrae sus contenidos de la razón, sino de la experiencia.

Así como vimos que los racionalistas se formaron principalmente en las matemáticas, los empiristas se formaron en las ciencias naturales.
Intelectualismo.
El intelectualismo surge como mediador entre el racionalismo y el empirismo, sostiene que tanto el pensamiento como la experiencia intervienen en la producción del conocimiento.
Al igual que el racionalismo sostiene que existen juicios lógicamente necesarios y universalmente válidos, que se establecen sobre las bases no solamente de objetos ideales, lo que también es admitido por el empirismo, sino también sobre objetos reales.

El Apriorismo.
Un segundo intento de intermediación entre el empirismo y el racionalismo es el apriorismo. Esta posición considera también a la experiencia y al pensamiento como fuentes del conocimiento, pero el apriorismo se maneja en un dirección contraria al intelectualismo: Para esta corriente nuestra manera de conocer presenta elementos “a priori”; esto es , independientes de la experiencia; esta postura se comparte con el racionalismo; pero mientras éste considera los factores a priori como contenidos de conceptos perfectos, para el apriorismo los conceptos son formas del conocimiento y solamente reciben su contenido de la experiencia; es en esta posición que el apriorismo se separa del racionalismo y se acerca al empirismo.
Sobre la esencia del conocimiento
Hablar de la esencia del conocimiento es plantear el problema de la relación sujeto-objeto. Hemos entendido el conocimiento como una actividad del sujeto, por la cual pretende captar el sentido de los objetos. El estudio de esa relación entre los dos elementos del conocimiento, su naturaleza y sus límites, es lo que se han planteado algunos sistemas para elucidar la esencia del conocimiento.
El Objetivismo.
Para esta corriente, el objeto es el elemento decisivo entre los dos miembros de la relación cognoscitiva; entonces el objeto determina al sujeto; el sujeto asume de cierta manera las propiedades del objeto, reproduciéndolas en sí mismo. Esto supone al objeto como algo totalmente definido que se presenta a la conciencia cognoscente. En esto reside la idea central del objetivismo; los objetos están dados como una estructura completa; la conciencia no hace más que reconstruir esa estructura.
El Subjetivismo
El subjetivismo busca el fundamento del conocimiento en el sujeto, ubicando la esfera de las Ideas y todo el conjunto de principios del conocimiento en el sujeto, que se convierte así en el punto del que pende, la verdad del conocimiento. Se debe señalar que cuando se habla de sujeto, no significa un sujeto concreto, individual, sino un sujeto de índole superior, trascendente.
El Realismo.
Es aquella postura epistemológica que afirma que existen cosas reales, independientes de la conciencia. Esta posición tiene diversas modalidades:
Realismo ingenuo.
Llamado así porque no se encuentra influido por ninguna reflexión crítica acerca del conocimiento; el problema esencial del sujeto y el objeto no existe para él; tampoco distingue entre la percepción, que es un objeto de la conciencia y el objeto percibido y el objeto percibido, no entiende que las cosas no nos son dadas en sí mismas, en su corporeidad, sino sólo como contenidos de la percepción con los objetos, atribuye a unos las propiedades de los otros.. Así las cosas son exactamente tal y como las percibimos. Son propiedades de las cosas en sí mismas, independientemente de la conciencia que las percibe.

Realismo Natural.
Esta influido por reflexiones críticas respecto del problema del conocimiento, lo que se evidencia en que no se identifica el contenido de la percepción y el objeto, sino que discrimina uno del otro: Sin embargo establece que los objetos responden exactamente a los contenidos de la percepción.

Realismo Crítico.
Para esta forma de realismo no es conveniente que las cosas converjan en los contenidos del la percepción; sino más bien al contrario, que las cualidades o propiedades que percibimos sólo por uno de los sentidos, existen únicamente en nuestra conciencia y surgen cuando determinados estímulos externos actúan sobre los órganos de nuestros sentidos y se configuran como reacciones de la conciencia, dependiendo naturalmente de ella misma, por lo que no tiene carácter objetivo, sino subjetivo; sin embargo, es conveniente suponer en las cosas algunos elementos objetivos y causales que nos den la pauta para explicar la aparición de estas cualidades.

El Idealismo.
El idealismo en el sentido epistemológico, sostiene que no existen cosas reales, independientes de la conciencia; dado que se eliminan los objetos reales, quedan solamente dos clases de objetos: los de la conciencia, que equivales a las ideas como imágenes y a los sentimientos; y los objetos ideales, que son las entelequias de la lógica y de las matemáticas que llevan en sí, su principio y su fin.
El idealismo considera los objetos reales como objetos de la conciencia, o bien los mismos como objetos ideales; de ahí resulta las dos formas del idealismo:

Idealismo subjetivo o psicológico.
Considera que toda la realidad se encuentra encerrada en la conciencia del sujeto; así que las cosas son solamente contenidos de nuestra conciencia y por lo tanto al dejer de ser percibidas dejan de existir; puesto que no poseen un ser independiente de nuestra conciencia, que es lo único real.

Idealismo objetivo o lógico.
Parte de la conciencia objetiva de la ciencia, de acuerdo al método de las obras científicas; así que el contenido de esta conciencia no es un complejo de procesos psicológicos, sino la suma de pensamientos, de juicios. Dicho de otra manera, no hay nada psicológicamente real, sino lógicamente ideal, como en un encadenamiento de juicios.

El Fenomenalismo.
En el tema del origen del conocimiento se encuentran frente a frente el racionalismo y el empirismo y por lo que se refiere a su esencia se enfrentan el realismo y el idealismo; pero tanto como al origen como a la esencia del conocimiento se han dado intentos para reconciliar estas posiciones opuestas. Aquí nuevamente Kant, quien intentó mediar entre el realismo y el idealismo, lo mismo que entre el racionalismo y el empirismo, donde su filosofía se presenta como un apriorismo o trascendentalismo; pero como una mediación entre el idealismo y el realismo, se presenta como un fenomenalismo.
Tipos precientíficos de conocimiento.
De acuerdo a Marx Wartofsky: Es un error creer que la ciencia no tiene nada que ver con el conocimiento de tipo usual. El hecho de que el pensamiento científico se origine en la actividad humana inteligente que utiliza conceptos, y en el entendimiento humano racional que reflexiona sobre ellos, lleva a una conclusión más ponderada que las dos anteriores: toda ciencia es un conocimiento por medio de conceptos es conocimiento científico.
1. La utilización más manifiestamente discutible del término ciencia es la que se da al aplicarlo a charlatanerías, supercherías y supersticiones sistematizadas
Los prototipos de la explicación científica se encuentran con frecuencia ocultos porque se tiende a descartarlos, o como productos del sentido común ordinario o como producto de la ignorancia y la superstición.
2. Hay otro tipo de conocimiento que, si bien no aspira a llamarse ciencia, posee un significado en la génesis del pensamiento científico: es el que se expresa en proverbios, dichos populares y reglas empíricas
Tal sabiduría popular por lo que se refiere a la experiencia humana y semejante saber artesanal constituyen el producto de la múltiple experiencia de las generaciones.
3.- Finalmente, existe un malentendido popular que se manifiesta en el lenguaje habitual y encierra una verdad a medias.
El lenguaje popular suele calificar de "ciencia" dicha pericia y dominio de la técnica o de las reglas de trabajo.

Orígenes, razones y causas.
Entre las primeras formas de explicación se encuentra aquella que da cuenta de los fenómenos de la naturaleza sobre la base de acciones y propósitos de tipo humano y personal, y se imagina las fuerzas naturales como vivas, conscientes e intencionales.
La imaginación poética y dramática remodela lo pavoroso, lo sorprendente de acciones e impresiones humanas, y el mito sirve para sugerir cierta intimidad con la naturaleza, una manera de no sentirse incómodo ante lo desconocido hay en el mundo natural y en nosotros mismos.

Los principios físicos de la explicación.
La no aceptación de explicaciones mito poéticas a base de tales entidades imaginarias personales se encuentra estrechamente relacionada con los primeros casos en que se da una explicación física.
Con el desarrollo de los nuevos modos de explicar, los modelos mito poéticos y mágicos se transformaron radicalmente: en lugar de entidades personales, con motivos de tipo antropomórfico y con la fisonomía de un Tú, comenzaron a actuar, como medio independiente de explicación, principios físicos concebidos a base de sustancias naturales corrientes.

Los tres modelos del proceso de conocimiento.
El primer modelo tiene la concepción mecanicista de la teoría del reflejo en donde el objeto de conocimiento actúa sobre el aparato perceptivo del sujeto que es un agente pasivo, contemplativo y receptivo; el producto de éste proceso es un reflejo o copia del objeto, reflejo cuya génesis está en relación con la acción mecánica del objeto sobre el sujeto.
Éste modelo está efectivamente representado en la historia del pensamiento filosófico y de ahí parte a los restantes dominios del pensamiento. Se remonta por lo menos a la teoría democritiana de los eidola y subsiste hasta el moderno sensualismo y el empirismo trascendente. Sin la teoría del reflejo, sería imposible defender de manera consecuente la definición clásica de la verdad.
El segundo modelo es el idealista o activista, en el se produce todo lo contrario que en el primero: el predominio o la exclusividad, vuelve al sujeto cognoscente que percibe el objeto de conocimiento como su producción. Éste modelo se ha concretado en diversas filosofías idealistas subjetivas y, en estado puro, en el solipsismo.
El tercer modelo que, al principio de la preponderancia de uno de los elementos de la relación cognoscitiva (del objeto en el primer modelo y del sujeto en el segundo), opone el principio de su interacción.

Reflexion de los videos
Los videos nos muestran que no debemos guiarnos por las ideas o palabras de otras personas, debemos encontrar nuestra propia verdad y realidad de las cosas y como todo se compone de números y matemáticas que es una ciencia exacta y repetitiva, nos muestran las diferentes formas de percibir el conocimiento y de entender a este mismo.
Jeff Brandom Estala Lòpez
El video muestra un experimento de personas que son esclavizadas en una cueva desde su nacimiento y personas externas a ellos les muestran una percepción falsa del mundo. Explica que si uno de ellos saliera vería el mundo como es en verdad y descubriría la verdadera realidad de las cosas.
“Alegoría de la Caverna”
Muestra al pato Donald en una serie de escenarios donde un narrador le va mostrando que todo en el mundo son números y matemáticas.
“Donald en el país de las matemáticas”
Teoria del conocimiento parte 1 y 2
Nos habla del libro teoría del conocimiento y como explica de diferentes formas lo que es el conocimiento y como se desarrolla. Nos explica que el conocimiento es una necesidad humana de saber y que si entendemos el proceso del conocimiento podemos mejorar las herramientas de aprendizaje.
Debemos encontrar la realidad de las cosas por nosotros mismos cada quien por su cuenta no dejar que ideas ajenas a las de nosotros influyan en nuestra percepción de realidad, entender que todo en el universo son números y por lo tanto todo es exacto. En conclusión el conocimiento es algo que nosotros vamos adquiriendo por nuestros meritos y acciones que realizamos día con día, debemos estar siempre en busca de el y no solo sentarnos y esperar que otras personas no lo proporcionen.
Conclusiones
Full transcript