Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

SOBERANÍA DE LOS ESTADOS Y RESPONSABILIDADTERNACIONAL

No description
by

jorge pazos

on 19 May 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of SOBERANÍA DE LOS ESTADOS Y RESPONSABILIDADTERNACIONAL

SOBERANÍA DE LOS ESTADOS
RESPONSABILIDAD INTERNACIONAL

Noción de Estado
Reconocimiento de Estado
Teorías del reconocimiento de Estado
Reconocimiento de Gobierno
Efectos del reconocimiento
Extincion de la Personalidad Internacional

CONTENIDO
1.- INTRODUCCIÓN
2.- CONCEPTO
3.- DOCTRINAS
4.- NATURALEZA JURÍDICA Y TEORÍAS DE LA RESPONSABILIDAD
5.- EXCLUSION DE LA RESPONSABILIAD
6.- RESPONSABILIDD POR ACTOS DEL ESTADO
7.- REPARACION DEL DAÑO POR VIOLACION A LOS TRATADOS CELEBRADOS POR LOS ESTADOS

RESPONSABILIDAD INTERNACIONAL
INTRODUCCIÓN

Vocablo estado sirve para designar la forma de comunidad política fundamental entre los hombres
Para los propósitos de la presente unidad es imprescindible repasar las nociones del Estado y el gobierno a efecto de comprenderlos como sujeto del derecho internacional.
En un primer acercamiento, el vocablo estado sirve para designar la forma de comunidad política fundamental entre los hombres y tiene una acuñación relativa reciente, ya que se remonta al renacimiento humanista de los siglos xv y xvi en Italia. Es el término con el que denominamos ese tipo histórico que hoy conocemos y estudiamos como el Estado moderno.

Jellinek, lo define como concepto social y el concepto jurídico del Estado.
El primero de los cuales lo define como una sociedad y el segundo como una figura meramente jurídica

Desde luego, existen múltiples definiciones que se han dado al Estado como forma de comunidad política: por su parte, Jellinek distingue –por ejemplo- el concepto social y el concepto jurídico del Estado, el primero de los cuales lo define como una sociedad y el segundo como una figura meramente jurídica. En esta última acepción, el Estado es una corporación, una persona jurídica dotada de poder de mando originario
Max Weber, define como noción sociológica del Estado, este es un orden jurídico administrativo que se distingue por el monopolio de la violencia legítima
EL CONCEPTO CLÁSICO
Baste con señalar, a mayor consenso, que el Estado es una institución jurídico-política compuesta de una población establecida sobre un territorio y provista de un poder llamado soberanía. Los elementos clásicos del Estado, como bien se sabe, son la población, como conjuntos de individuos sometidos a la autoridad del Estado; el territorio, como espacio fundamental de ejercicio de las competencias estatales, y el gobierno como orden jurídico fundamental
En cuanto al primero de los elementos, es preciso distinguir los conceptos de
nación y pueblo.
En tanto la nación suele considerarse una comunidad con conciencia colectiva, en la cual sus integrantes tienen una voluntad de permanencia, dado que existe entre ellos una valoración común de su pasado y un lazo solidario que los une, el pueblo tiene una connotación necesariamente política y que lo vincula con l organización del Estado. Desde la perspectiva sociológica, los conceptos de nación y pueblo
se han considerado sinónimos,
sin embargo, la nación no es un grupo político sino solo social.
Desde luego, la experiencia se ha encargado de demostrar que la concepción clásica del Estado ha de flexibilizarse. Sin el elemento humano, por ejemplo, no puede haber territorio en los términos descritos.
Puede existir una nación sin territorio,
como ha sido el caso del pueblo
judío
a finales de la Segunda Guerra Mundial, o determinados núcleos de población que se han hallan en el territorio de un Estado con el que no tienen un sentido pleno de pertenencia, como los movimientos de índole separatista, como se ha manifestado en Europa con los movimientos vasco, corso, bretón y báltico o ucraniano.

JORGE CARPIZO
Jorge Carpizo, distingue el aspecto interno y externo de la soberanía, el interno como, facultad exclusiva de un pueblo para dictar, platicar y hacer cumplir las leyes. Y el externo como la libertad en todas las naciones y la igualdad entre los pueblos
JUAN BODINO
por soberanía se entiende un poder que no esa sujeto a otro poder
En su
acepción externa, la soberanía se ha transformado
de manera muy importante en las décadas recientes, como lo confirma la creciente significancia de organismos supranacionales. Ello ha generado hondos debates en torno en torno a cierta “delegación” o incluso “cesión” de soberanía o, en el mejor de los casos, una soberanía compartida por diversos Estados en lo que se ha constituido, sobre todo en el caso europeo, como un nuevo nivel de gobierno. Más allá de la división vertical del ejercicio del poder soberano del Estado (federal o nacional, local y municipal),
se erige el nivel supranacional
como instancia ulterior que puede, en determinados casos, revocar las decisiones de las autoridades nacionales en un Estado.
PEDRO DE VEGA
Al respecto, es muy ilustrativa e interesante la posición del doctor PEDRO DE VEGA. Para el ilustre jurista español, la
globalización tiene una explicación más sencilla
de lo que se cree, relacionada con la concepción del Estado.
Según de Vega, a partir de la llamada paz de Westfalia , en 1648, por la cual se organizaron las naciones europeas, el mundo estreno definitivamente la forma de comunidad política llamada Estado. No obstante, existía un problema genética que se advirtió pasado mucho tiempo:
el Estado contemplaba solo relaciones interestatales.

Durante alrededor de 300 años funciono como se tenía previsto; sin embargo,
el avance tecnológico y científico
(señaladamente el fenómeno de internet) produjo que las personas puedan comunicarse, realizar compras a otros países, e incluso montar negocios con sede social en la antípoda, sin que los Estados intervengan. Es decir, para dicho autor, los rasgos fundamentales de
esa forma de comunidad política llamada Estado son disfuncionales con el modus operandi de las personas
. Los avances científicos y tecnológicos han desbalanceado seriamente la teoría clásica del Estado.
De Vega ejemplifica lo anterior con el relato de una experiencia propia: hace algunas décadas, el catedrático decidió presentar su solicitud formal de ingreso a la Universidad de Bolonia para realizar estudios de doctorado. El procedimiento era simple y complejo a la vez. En primer lugar tenía que dirigirse al Ministerio de Asuntos Exteriores Español, instancia pública que a su vez contactaba a la autoridad homologa en Italia. Del ministerio italiano llagaba el asunto a la Universidad. Una vez estudiado el asunto por la institución académica, esta lo elevaba de nuevo al ministerio de exteriores italiano, etcétera, para completar así el mismo camino de regreso. Hoy, pocas décadas después, el procedimiento es increíble más sencillo: a
un muchacho que quiera estudiaren el extranjero le basta “bajar” una solicitud por internet y enviarla a la universidad.
En contacto directo universidad y persona, se resuelve en poco tiempo si ha lugar a la admisión o no. La pregunta que cabe es: ¿dónde se encuentra el Estado?

RECONOCIMIENTO DE ESTADOS
Todas las partes han de adquirir derechos y obligaciones. Al mismo tiempo, el Estado reconocido se considera apto y capaz para desempeñar ese papel.
El reconocimiento de los Estados implica confianza y garantía
recíproca.
Cuando un Estado
confía
en que otro Estado, al
que reconoce,
desempeñara un justo y adecuado papel en la comunidad internacional, se crea una relación en la llamada familia de las naciones, en la que todas las partes han de adquirir derechos y obligaciones. Al mismo tiempo, el
Estado reconocido se considera apto y capaz para desempeñar ese papel
Los Estados no están obligados a reconocerse es un acto unilateral y discrecional sin embargo
Están obligados a no reconocer a estados que surjan en contra del derecho internacional, se estableció el club de Estados que surge en la Paz de Wesfalia
El reconocimiento de Estado
permite otorgar personalidad internacional a un nuevo ente.
Es la bienvenida de una corporación política a una comunidad más extensa de Estados.
Los Estados no están obligados a reconocer a otros, ya que es un acto unilateral y discrecional. Una condición fundamental para ser reconocido como Estado es querer ser reconocido como tal. El reconocimiento no es constitutivo de un Estado sino meramente declarativo, es decir, un país no deja de ser tal porque otro no le otorgue reconocimiento.
Los estados están obligados a no reconocer a aquellos que surgen por violaciones a los principios de derecho internacional público. En palabras de Cesar Sepúlveda, a partir de la paz de Wesfalia, se constituyeron los Estados signatarios como “un club exclusivo de difícil admisión” y, como bien se sabe, todo club tiene sus reglas. En primer término, existente naturalmente ciertos requerimientos para que un Estado pueda se admitido como miembro en ese club. Una vez dentro, debe observar determinadas normas para asegurar su pertenencia a él, a cambio de lo cual obtiene servicios que voluntariamente determino que le interesaban.
Entonces, solo mediante el “reconocimiento” se podía considerar que un Estado existía y adquiría personalidad jurídica internacional.

TEORÍAS DE RECONOCIMIENTO DE ESTADOS
TEORIA CONSTITUTIVA .- El reconocimiento es la única vía para que un Estado sea aceptado como tal
El reconocimiento es la única vía para que un Estado sea aceptado como tal, con el fin de que sea sujeto del derecho internacional, es decir, la calidad de Estado la adquiere siempre que otros Estados se la proporcionen.
Según los partidarios de esta teoría la noción de Estado necesariamente se establece a referencia a otros Estado de manera en que el derecho internacional no basta con que un núcleo en particular determine considerarse así mismo un Estado, sino que se requiere una manifestación de reconocimiento internacional para que un cumulo de personas organizadas en un territorio que reclaman como suyo pueda constituirse como Estado.

TEORIA DECLARATIVA.- Un Estado puede existir con independencia de que otros Estados lo admitan como tal o le reconozcan personalidad jurídica.
El reconocimiento entonces no hace más que dejar asentado que un Estado ha cobrado vida

Teoría declarativa. La claridad de Estado se tiene antes del reconocimiento. Un Estado puede existir con independencia de que otros Estados lo admitan como tal o le reconozcan personalidad jurídica. Más aun, el nuevo Estado se convierte por si solo en sujeto del derecho internacional. El reconocimiento entonces no hace más que dejar asentado que un Estado ha cobrado vida: describe un hecho y es un acto posterior a la existencia del Estado. Diríamos que el Estado existe por i mismo en el mundo jurídico, y que el reconocimiento sirve como constancia de un hecho ocurrido, el surgimiento y existencia de otro Estado.
Como puede apreciarse, esta discusión recae en la definición de Estado que se adopte: esto es, desde la noción constitutiva del reconocimiento, habría que establecer entre los rasgos característicos de un Estado, que se encuentre avalado y reconocido por otros. Así, sería un requisito sine qua non que el Estado tenga ese carácter para otros. Si no lo tiene, sencillamente no es Estado, sin considerar siquiera sus caracteres intrínsecos. Sin reconocimiento se podría hablar entonces de una nación con alguna
forma de organización política, pero no propiamente de un Estado. Este respecto son casos emblemáticos los de Taiwán, Hong Kong, Palestina y Mónaco,
por mencionar algunos.
Por una parte, esta perspectiva constitutiva parece bastante limitada. Si una comunidad encuadra en el tipo ideal llamado Estado, no tiene por qué hacerse depender ese carácter –cual si fuese un estatus privilegiado- de un otorgamiento gracioso o interesado por otros Estado. Este enfoque resultaría necesario para la constitución de un Estado el derecho interno, no así como requisito para su inclusión en el internacional por concesiones exógenas. Así afán de reduccionismo, a manera de ejemplo,
sería absurdo condicionar la existencia de un individuo a su acta de nacimiento y no a su nacimiento mismo.
Ahora bien, el reconocimiento de Estados es sin duda un acto complejo
, por lo cual varios autores estiman que la teoría declarativa resulta también insuficiente.

Para Cesar Sepúlveda “cualquier potencia puede entablar relaciones políticas de cualquier índole, y ello no le otorga al nuevo ente el carácter de Estado o de sujeto del derecho internacional”.
Para Cesar Sepúlveda “cualquier potencia puede entablar relaciones políticas de cualquier índole, y ello no le otorga al nuevo ente el carácter de Estado o de sujeto del derecho internacional”. En este sentido, cabe notar que el reconocimiento de un Estado puede ser expreso o tácito. En el primero de los casos ha de mediar un instrumento internacional con el que se considere al nuevo Estado como pleno sujeto del derecho internacional, pero también puede ocurrir, en la segunda de la hipótesis, que la actuación de otros Estados trate al nuevo en un plano de igualdad aunque no medie tratado que lo asiente formalmente. Dicho de otro modo, si otros Estados actúan con naturalidad ante el que acaba de aparecer y no objeta su naturaleza, este tendrá su reconocimiento.
El reconocimiento puede ser
expreso
esto es, por medio de una declaración verbal o por escrito - o implícito, el cual puede generarse por el establecimiento de relaciones diplomáticas (las consulares no constituyen un reconocimiento).
El
establecimiento de relaciones
diplomáticas también se conoce como legación de los Estados, la cual puede ser activa o pasiva: la legación activa implica el envió de embajadores y la legación pasiva se refiere a la recepción de embajadores.
se reconoce a un Estado por su ingreso, como miembro de pleno derecho, a una organización internacional (implicaría reconocer solo a los demás Estados partes de la organización)

Por medio de la firma de un tratado. Sin embargo, es importante señalar que no todos los tratados implican el reconocimiento.


CONSECUENCIAS
un Estado puede litigar ante los tribunales de otro Estado que no lo haya reconocido y si, en su caso, puede alegar ante ellos inmunidad de jurisdicción
En
tratados bilaterales, con excepción de los de armisticio, todos los demás implican el reconocimiento
. En cambio, en tratados multilaterales, solo aquellos cuyo texto lo señale expresamente implican el reconocimiento de todos los Estados partes.
En determinados campos del derecho internacional en los que se concede un margen de discreción y libertad soberana de actuación a los Estados, el reconocimiento o no de un Estado nuevo puede producir efectos jurídicos importantes, particularmente acerca de la cuestión de si un Estado puede litigar ante los tribunales de otro Estado que no lo haya reconocido y si, en su caso, puede alegar ante ellos inmunidad de jurisdicción, aunque esta temática se aborda con mayor detalle adelante.

RECONOCIMIENTO DE GOBIERNOS
Un elemento del Estado, el reconocimiento de ambos se encuentra implícito; es decir, si un Estado tiene reconocimiento, necesariamente su gobierno ha de estar reconocido también
Si consideramos que el gobierno es un elemento del Estado, el reconocimiento de ambos se encuentra implícito; es decir, si un Estado tiene reconocimiento, necesariamente su gobierno ha de estar reconocido también (por así decirlo, lo accesorio seguiría la suerte de lo principal). Sin embargo, esto no siempre funciona de esa manera, pues es posible que un gobierno arribe al poder mediante el quebrantamiento del orden constitucional del Estado al que pertenece.

Los Estados no están obligados a reconocer a otros, ya que es un acto unilateral y discrecional. Una condición fundamental para ser reconocido como Estado es querer ser reconocido como tal. El reconocimiento no es constitutivo de un Estado sino meramente declarativo, es decir, un país no deja de ser tal porque otro no le otorgue reconocimiento
Teoría constitutiva. El reconocimiento es la única vía para que un Estado sea aceptado como tal, con el fin de que sea sujeto del derecho internacional, es decir,
la calidad de Estado la adquiere siempre que otros Estados se la proporcionen.

Según los partidarios de esta teoría la noción de Estado necesariamente se establece a referencia a otros Estado de manera en que el derecho internacional no basta con que un núcleo en particular determine considerarse así mismo un Estado, sino que se requiere una manifestación de reconocimiento internacional para que un cumulo de personas organizadas en un territorio que reclaman como suyo pueda constituirse como Estado.

Teoría declarativa. La claridad de Estado se tiene antes del reconocimiento. Un Estado puede existir con independencia de que otros Estados lo admitan como tal o le reconozcan personalidad jurídica. Más aun, el nuevo Estado se convierte por si solo en sujeto del derecho internacional. El reconocimiento entonces no hace más que dejar asentado que un Estado ha cobrado vida: describe un hecho y es un acto posterior a la existencia del Estado. Diríamos que el Estado existe por i mismo en el mundo jurídico, y que el reconocimiento sirve como constancia de un hecho ocurrido, el surgimiento y existencia de otro Estado.
CONCEPTO DE GOBIERNO
Norberto Bobbio
el conjunto de personas que ejercen el poder político en una sociedad y actualmente se encuentra asociado con la noción de Estado

El reconocimiento de Estado debe ser independiente al de Gobierno
En realidad, el reconocimiento de los gobiernos no altera la aceptación de la personalidad jurídica de un Estado. La manifestación más tangible de este reconocimiento entre gobiernos es la existencia y continuidad de relaciones diplomáticas. La continuidad del Estado, este o no reconocido su gobierno, no se halla en peligro, por ejemplo: si dos países suspenden sus relaciones diplomáticas, ello no influye en el reconocimiento entre Estados quienes interrumpen su relación internacional son los gobiernos de ambos países, pero, como es obvio, ello no implica suspender el reconocimiento del otro Estado.
Cesar Sepúlveda, es del todo impropio intentar clasificar el reconocimiento en de jure y de facto.
Los gobiernos de facto son aquellos que arriban al ejercicio del poder público sin observar el mecanismo dispuesto en su Constitución para ese efecto, lo cual se logra indefectiblemente mediante la remoción de las autoridades constituidas, en la vía legitima
BENEFICIOS DE UN GOBIERNO RECONOCIDO:
derecho para el gobierno reconocido de beneficiarse de la inmunidad de jurisdicción respecto a el mismo, el derecho para sus agentes diplomáticos de gozar de las inmunidades correspondientes, la aplicación de los actos administrativos emanados del gobierno reconocidos, y la atribución de este en cuanto a la responsabilidad internacional referente a los hecho ilícitos que les sean imputables.
OTROS TIPOS DE RECONOCIMIENTO:
Reconocimiento de beligerancia. Es otorgado en una lucha armada interna a la parte no gubernamental que, sin embargo, ha logrado establecer autoridad política en un territorio determinado
1. Reconocimiento de beligerancia. Es otorgado en una lucha armada interna a la parte no gubernamental que, sin embargo, ha logrado establecer autoridad política en un territorio determinado. En él se reconoce una situación de hecho y se da tratamiento de Estado a ese grupo en tanto prevalezca la situación bélica, pudiendo designar agentes sin carácter diplomático u observadores.
La doctrina ha establecido ciertos requisitos para que proceda el reconocimiento de beligerancia, entre otros que la fuerzas sobre las que recae el reconocimiento tenga una fuerza militar organizada, que ocupen una porción importante del territorio y que actúen bajo una autoridad de facto responsable de sus actos. “Si triunfa la fracción rebelde, se le tendrá como gobierno, bien de facto, bien de jure. Si fracasa el movimiento, los compromisos adquiridos por tal fracción frente a Estados terceros se disuelven, sin obligación para el gobierno que logro reprimir la insurgencia”.

Reconocimiento de insurgencia se da en una etapa anterior al de la beligerancia, es decir, cuando el movimiento apenas se gesta y no alcanza aun la dimensión de aquel
2. Reconocimiento de insurgencia. En torno a este tipo de reconocimiento hay una división doctrinal. Mientras que algunos autores señalan que no existe diferencia con el reconocimiento de beligerancia, otros estiman que los efectos de esta modalidad son bastantes más limitados y que se reducen en realidad a una suma de derechos determinados. En general se coinciden en que el reconocimiento de insurgencia se da en una etapa anterior al de la beligerancia, es decir, cuando el movimiento apenas se gesta y no alcanza aun la dimensión de aquel.
Reconocimiento del derecho de independencia Esta clase de reconocimiento se presenta en regímenes coloniales en que ha habido una pugna entre el gobierno de la colonia y un movimiento independentista.
EFECTOS DEL RECONOCIMIENTO
Se presenta el problema si pierde el Estado por el IURE IMPERI
En general, en los tribunales internacionales ha imperado la regla de que un gobierno no reconocido es inmune a la jurisdicción extrajera (inmunidad de jurisdicción). Así se ha delineado el principio consistente en que las autoridades no reconocidas deben ser, en los tribunales de otro Estado, objeto de un tratamiento similar al que reciben los regímenes reconocidos, cuando se les demanda a pesar del no reconocimiento, aunque el tema no ha dejado de ser controvertido. De esta manera, un gobierno no reconocido tiene concedida plena legitimación para actuar en un juicio en que se le demande, con lo cual no queda en un estado de indefensión. Lo contrario conllevaría la infracción a los principios de derecho general y del derecho internacional por lo que todo inculpado debe ser oído en el juicio en que se le acuse.


Para abundar sobre el tema de la inmunidad de jurisdicción, es importante señalar que ningún Estado puede juzgar a otro en atención al principio de igualdad soberana. Sin embargo, los Estados pueden también actuar como particulares y en esa medida se juzgados como tales; todo depende de cómo, es decir, con qué carácter actúen los Estados. Si son actos de soberanía o acta iure imperium, no se les podrá juzgar, pero si se trata de actos de gestión o acta iure gestiones y el Estado actúa como in particular en otro Estado, no podrá ser sometido a juicio.
El juez determina en que supuesto se encuentra el Estado. El problema real recae en que existe una inmunidad de ejecución, pues aunque se lleve al Estado a juicio y este pierda, la sentencia no se puede ejecutar porque afecta el iure imperi.
LA CAPACIDAD PARA OCURRIR A JUICIO.
En esta hipótesis, para ocurrir en juicio ante los órganos internacionales que correspondan con la reclamación concreta que se plantee, se requiere generalmente que el gobierno demandante cuente con pleno reconocimiento.

Ahora bien la capacidad para ocurrir en juicio no suele reconocerse en igual medida si el gobierno que carece de reconocimiento es el demandante en la controversia. Esto se explica porque el gobierno no reconocido puede echar mano de los órganos internacionales con propósitos de obtener legitimidad en forma indebida, como sería el caso de iniciar juicios contra connacionales que le resulten incómodos al gobierno que arribo al poder por vías distintas de las constitucionales. En esta hipótesis, para ocurrir en juicio ante los órganos internacionales que correspondan con la reclamación concreta que se plantee, se requiere generalmente que el gobierno demandante cuente con pleno reconocimiento.
El no reconocimiento de un Gobierno va mas allá de la actuación política no estaría reconocidas las constancias de registro civil que acreditan personalidad entre otros.
Una posición a ultranza de un Estado que se niegue a reconocer el gobierno de otro puede tener efectos que van bastante más allá de la sola actuación de esa comunidad política o estructura burocrática en el plano internacional. La negativa al reconocimiento puede afectar muy severamente a los nacionales de ese otro Estado, ya que, por ejemplo, no estaría reconocidas las constancias de registro civil que acreditan personalidad. En estos casos debe prevalecer el principio de orden público antes que se desconozcan de tajo todos los actos y normas que emitan los gobiernos no reconocidos
Al ser las relaciones diplomáticas el medio para recibir los documentos expedidos por otro gobierno, debidamente autenticados, el no reconocimiento trae consigo la imposibilidad formal de darles trámite y, por ende, no pueden producir efecto alguno. Ante estas circunstancias, puede operar lo que se denomina la teoría del acto de Estado, la cual consiste fundamentalmente en el reconocimiento de validez de actos y decretos de un gobierno no reconocido, por emanar de un Estado cuya personalidad si se reconoce.
Dicha fórmula tiene estrecha implicación en las expropiaciones a extranjeros por los gobiernos. Él es caso de la expropiación de las industrias de hidrocarburos decretada en mayo de 2006 en Bolivia por el gobierno del presidente Evo Morales. Naturalmente aquí está reconocido el gobierno emanado de la voluntad soberana del pueblo boliviano; sin embargo, el asunto despertó los pronunciamientos de los gobiernos brasileños y español por los importantes intereses que tenía las empresas Petrobras y Repsol, respectivamente.

DOCTRINAS SOBRE EL RECONOCIMIENTO DE ESTADOS
Doctrina Jefferson
señalo entonces que un gobierno legítimo debe ser aquel que es creado “por la voluntad de la nación sustancialmente declarada

1. Doctrina Jefferson: surgió en 1792 en la coyuntura de la situación política que se suscitaba en Francia tras la Revolución de 1789. Jefferson señalo entonces que un gobierno legítimo debe ser aquel que es creado “por la voluntad de la nación sustancialmente declarada”. Al existir un gobierno que recibe el asentimiento de la población, debe ser reconocido de acuerdo con la tesis de Jefferson, sin considerar la cuestión de la legitimidad.
Doctrina Tobar
Señala que un gobierno que resulte de un acto de fuerza no debe ser reconocido sino hasta que sea legitimado constitucionalmente

2. Doctrina tobar: toma su nombre el secretario de asuntos exteriores de Ecuador que en 1907 la postulo, Carlos Tobar. Señala que un gobierno que resulte de un acto de fuerza no debe ser reconocido sino hasta que sea legitimado constitucionalmente. La doctrina Tobar trato de ofrecer en su momento un obstáculo a las revoluciones y golpes de Estado. A criterio de Seara Vázquez, esta postura no aprecio en su justo valor todos los peligros que podrían surgir de tal especie de intervención en asuntos internos del país cuyo gobierno se reconoce o no, pues no se trata de otra cosas que de juicio acerca de la legitimidad de nuevos gobiernos.En específico la doctrina Tobar estableció que, dado el caso, solo se otorgaría reconocimiento una vez que la representación del pueblo electa libremente logre organizar las estructuras gubernativas de su país dentro del marco constitucional.
Doctrina Estrada
“ México no se pronuncia en el sentido de otorgar reconocimientos, porque considera que esta en una práctica denigrante que, sobre herir la soberanía de otras naciones, coloca a estas en el caso de que sus asuntos interiores puedan ser calificados, en cualquier sentido, por otros gobiernos, quienes de hecho sumen una actitud de criticar al decir, favorable o desfavorable, sobre la capacidad legal de los regímenes extranjeros

3. Doctrina Estrada: en nuestro país es imprescindible la referencia a esta doctrina, la cual establece que “ México no se pronuncia en el sentido de otorgar reconocimientos, porque considera que esta en una práctica denigrante que, sobre herir la soberanía de otras naciones, coloca a estas en el caso de que sus asuntos interiores puedan ser calificados, en cualquier sentido, por otros gobiernos, quienes de hecho sumen una actitud de criticar al decir, favorable o desfavorable, sobre la capacidad legal de los regímenes extranjeros…”. Este documento constituyo, como es evidente, una expresión de inconformidad del gobierno mexicano contra el intervencionismo y la práctica de otorgar reconocimientos como medio para obtener otro país ventajas indebidas.
Así México renunciaba a ejercer el reconocimiento en perjuicio de otros países e intento la propuesta como un ejemplo para que las relaciones internacionales se rija en una senda de justicia y equidad. De esta manera, un país se restringe a mantener o romper sus relaciones diplomáticas sin que en un modo alguno se emita un juicio de aprobación o simpatía, o reprobación o antipatía, hacia los gobiernos revolucionarios.

EXTINCIÓN DE LA PERSONALIDAD
Un Estado se extingue porque este pierda su independencia
Desaparezca de plano como tal
Diversas formas: fusión
Desmembración del Estado,
Anexión de un Estado por otro

La vida de los Estados puede cesar de varias maneras. La personalidad jurídica de un Estado se extingue porque este pierda su independencia o porque desaparezca de plano como tal. Pueden presentarse diversas formas: fusión (dos o más Estados independientes se unen para formar uno nuevo), desmembración del Estado, o anexión de un Estado por otro.
Modesto Seara Vázquez distingue los efectos más importantes que puede tener la llamada sucesión de Estados, es decir, cuando se presenta anexión o fusión. En lo que se refiere a los tratados internacionales, derivado de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Sucesión de los Estados respecto a los tratados, concluida en Viena el 23 de Agosto de 1978, se desprende que en caso de unión o separación de Estados se retiene el principio de la continuidad de jure de los tratados que estuvieran vigentes en el momento de la sucesión, mientras que si se trata de Estados que surgieron de territorios anteriormente dependientes se afirma el “ principio de empezar de nuevo”.


En cuanto a los efectos en la población, está en general adquiere la nacionalidad del Estado anexante, aunque si de lo que se trata es de una trasferencia del territorio, la suerte de la población será determinada generalmente en un tratado, y las partes podrán establecer las normas que crean convivientes, por ejemplo, en caso de anexión parcial, la opción de nacionalidad por la población entre la del Estado anexante o el Estado que cede el territorio.
Por último, en cuanto a los bienes y las deudas públicas, la Convención de Viena del 8 de Abril de 1983 sobre la sucesión de Estados en materia de bienes, archivos y deudas de Estado establece múltiples hipótesis y reglas, en las cuales predomina que el paso de los bienes del Estado predecesor al sucesor se determinara por acuerdo entre las partes. Cabe subrayar que, según la generalidad de la práctica, el paso de los bienes del Estado predecesor al estado sucesor tiene lugar sin compensación, salvo que las partes lo acuerden de otra manera.


INTRODUCCION
Un actor incurre en responsabilidad cuando invade el interés legal de cualquier otro sujeto
En el ámbito del derecho internacional, un actor incurre en responsabilidad cuando invade el interés legal de cualquier otro sujeto. Ellos generan un nuevo vínculo jurídico ya sea por acción, por omisión o, en el extremo, por actividades no prohibidas por el derecho internacional entre el sujeto imputable, que deberá reparar, y el sujeto que tiene derecho a exigir la reparación .
Como señalaba Austin, uno de los requisitos fundamentales de cualquier sistema jurídico es la capacidad para hacer valer las normas de derecho. Esto dificulta en el sistema de derecho internacional, pues está formado por actores, que en su mayoría, son soberanos. A falta de una fuerza coactiva mundial, el derecho internacional descansa en otros mecanismos para determinar la responsabilidad de un actor, así como para asegurar el cumplimiento de la norma .

CONCEPTO DE RESPONSABILIDAD
Existen diversas definiciones de la responsabilidad internacional. A continuación se darán algunas elaboradas por la doctrina y por los tribunales .

DOCTRINAS
Remiro Brotons
Define la responsabilidad en términos genéricos como el conjunto de reglas que regulan los efectos de conductas lesivas de derechos subjetivos
Black´s Law Dictionary
Pone el acento en la obligación de responder por un acto cometido y de “reparar o restituir por cualquier perjuicio que haya causado ”.
Schachter
Coincide en que un Estado que ha violado una obligación internacional está. En principio, obligado a proveer satisfacción al Estado afectado por la violación. Sin embargo, este autor señala que existen excepciones por violaciones justificadas o excusadas por el derecho internacional .
Comisión de Derecho Internacional
Ha generado un Proyecto de Artículos sobre la Responsabilidad del Estado en el que se establecen ciertas definiciones básicas, a saber:
a) Es atribuible al Estado según el derecho internacional, y
b) Constituye una violación de una obligación internacional del Estado.
Articulo 12. Hay violación de una obligación internacional por un Estado, cuando un hecho de este Estado no está en conformidad con lo que de el exige esa obligación, sea cual fuere el origen o la naturaleza de esa obligación .

LOS TRIBUNALES
En el reporte acerca del Caso sobre Reclamaciones Británicas en la Zona Española de Marruecos se señalo que la
“responsabilidad es una consecuencia necesaria de un derecho
. Todos los derechos de carácter internacional suponen responsabilidad internacional. Si la obligación en cuestión no es cumplida, la responsabilidad implica la obligación de reparar el daño ”.
A su vez, la Corte Permanente de Justicia Internacional (CPJI), en el caso de la Fábrica de Chorzow, señalo que “es un principio de derecho internacional que la violación de un compromiso supone la obligación de reparar el daño de forma adecuada. La reparación, por tanto, es un complemento indispensable de la falta de aplicación de una convención, no siendo necesario que ello este contenido en la propia convención”.

NATURALEZA JURIDICA Y TEORIA DE LA RESPONSABILIDAD INTERNACIONAL
NORMAS PRIMARIAS OBLIGACIONES
NORMAS SECUNDARIAS RESPONSABILIDADES
LAS NORMAS PRIMARIAS Regulan las obligaciones de los actores de derecho internacional en objetos espaciales, por citar algunas; por otra parte, se encuentran las normas generales de responsabilidad ,
LAS NORMAS SECUNDARIAS determinan las consecuencias legales frente al incumplimiento de las obligaciones establecidas en las normas primarias.
ILICITO INTERNACIONAL ELEMENTOS

ELEMENTOS FUNDAMENTALES

ELEMNTOS INDISPENSABLES
ELEMENTOS FUNDAMENTALES La responsabilidad internacional esta basada en dos elementos fundamentales. En primer lugar, se requiere un incumplimiento- por acción u omisión- de una obligación de derecho internacional. En segundo lugar, dicho incumplimiento tiene que ser atribuible a un sujeto de derecho internacional. El primero constituye el elemento objetivo, mientras que el segundo es el elemento subjetivo de la responsabilidad
ELEMENTO INDISPENSABLE.- de la responsabilidad internacional que se hubiera provocado
un daño a un tercero
; sin embargo, la teoría de la responsabilidad ha evolucionado al concepto de responsabilidad objetiva, en virtud del cual el incumplimiento de una obligación de derecho internacional supone la responsabilidad, sin importar si existe un daño a cualquier elemento del Estado. El ejemplo más claro de esto es la violación a los derechos humanos; aunque únicamente se hayan violado los derechos de los ciudadanos del Estado, este es responsable frente a la comunidad internacional.
RESPONSABILIDAD ABSOLUTA
Esta responsabilidad se halla ligada estrechamente al avance tecnológico y a los efectos que este pueda tener más allá de las fronteras políticas estatales, incluidas actividades consideradas ultra peligrosas.
CRIMEN Y DELITO INTERNACIONAL
DELITO=INCUMPLIMIENTO ORDINARIO
CRIMEN NORMAS DE DERECHO PENAL
DELITOS se definen como aquellos incumplimientos de un Estado frente a otro u otros que generan un nuevo vínculo entre el Estado responsable y el Estado lesionado. Se trata, por así decirlo, de incumplimientos ordinarios que no ponen en tela de juicio aspectos fundamentales del Estado lesionado.
CRIMENES internacionales se podrían asemejar a las normas de derecho penal en las que el sujeto pasivo es la sociedad en su conjunto y no alguna persona en particular. En ese sentido, se trata de actos que generan una responsabilidad tan grave que atentan contra los derechos de la comunidad en general y de cada una de sus partes.
EXCLUSIÓN DE RESPONSABILIDAD


La Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados ha codificado las principales circunstancias de excepción, no obstante, la Comisión de Derecho Internacional establece en los artículos sobre la Responsabilidad del Estado seis circunstancias que excluyen la ilicitud de un hecho internacional

Consentimiento

El consentimiento valido de un Estado a la comisión por otro Estado de un hecho determinado excluye la ilicitud de tal hecho de relación con el Estado que lo cometió. Un ejemplo de esto es la entrada de tropas extranjeras al territorio de un país. La violación a la norma general de derecho que impide lo anterior queda sin efecto, en caso de existir consentimiento por el Estado receptor. Sin embargo, podría generarse responsabilidad frente a otros Estados si el Estado receptor ha suscrito un instrumento de neutralidad con otro Estado que le impidiera aceptar la entrada a su territorio de efectivos militares extranjeros.

1.- CONSENTIMINETO
2.- LEGITIMA DEFENSA
3.- CONTRAMEDIDA
4.- FUERZA MAYOR
5.- PELIGRO EXTREMO
6.- ESTADO DE NECESIDAD

Legitima defensa

Un hecho no se considera ilícito si constituye una medida de legítima defensa. Así un Estado podría invocar la exclusión de responsabilidad si usa la fuerza para repeler un ataque armado en tanto el Consejo de Seguridad tome las medidas necesarias para restablecer la paz y la seguridad internacional.


Contramedidas

Un hecho ilícito no causara responsabilidad en caso de que constituya una contramedida tomada contra otro Estado de conformidad con reglas específicas.
Las contramedidas consisten en actos unilaterales del sujeto pasivo de la responsabilidad que busca mitigar los efectos del incumplimiento de una obligación por el estado activo. En general, existen 3 tipos de contra medidas: a) aquellas que serían ilegales de no existir un incumplimiento por el estado al que están dirigidas, b) medidas reciprocas de incumplimiento, que suponen el no cumplimiento del estado frente al estado infractor, cuando es incumplimiento esté vinculado directamente con la obligación incumplida, y c) medidas unilaterales que no constituyen una violación al derecho internacional (por ejemplo: el retiro del embajador del estado infractor).
Cabe señalar que las contramedidas deben cumplir con ciertas características para ser excluyentes de responsabilidad. En primer lugar, las contramedidas deberán ser temporales – es decir, mientras exista el incumplimiento-, procurando que estas permitan la reanudación del incumplimiento. En segundo lugar, las contra medidas no podrán afectar obligaciones respecto a abstenerse de recurrir al uso de la fuerza, las establecidas para la protecciones de los derechos humanos, las del carácter humanitario que prohíben las represalias y las normas de ius cogens. En tercer lugar, las contramedidas deben ser proporcionales al prejuicio sufrido.

fuerza mayor
Un hecho no se considera ilícito si se debe a una fuerza mayor, es decir, a una fuerza irresistible o un acontecimiento de imprevisto, ajenos al control del estado, que hacen materialmente imposible, en las circunstancias de caso, cumplir con la obligación, salvo si: a)la situación de fuerza mayor se debe, únicamente o en combinación con otros factores, al comportamiento del estado que la invoca, o b) el estado a asumido el riesgo de que se produzca esa situación.
Un buen ejemplo de la innovación de fuerza mayor consiste en la violación del espacio aéreo de un estado por una aeronave con bandera de otro estado debido a condiciones climáticas. Sin embargo, esta invasión no podría justificarse en caso de que el estado responsable hubiera guiado de forma errónea a la aeronave.

peligro extremo
Se incluyen la licitud de un echo si su actor no tiene razonablemente otro modo, en una situación de peligro extremo, se salva su vida o la vida de otras personas confiadas a su cuidado, salvo que dicha situación se debe al comportamiento del estado que la invoca, o que sea probable que el hecho en cuestión constituya un peligro comparable o mayor.
A diferencia de la fuerza mayor, en los casos de peligro extremo existe la posibilidad de evitar el cumplimiento de la obligación internacional. No obstante, las consecuencias el incumplimiento deben conllevar la perdida de la vida, como en el caso de una embarcación que viola el mar territorial de un estado en una emergencia con el objeto de salvar la vida de los pasajeros y la tripulación.

peligro extremo
Se incluyen la licitud de un echo si su actor no tiene razonablemente otro modo, en una situación de peligro extremo, se salva su vida o la vida de otras personas confiadas a su cuidado, salvo que dicha situación se debe al comportamiento del estado que la invoca, o que sea probable que el hecho en cuestión constituya un peligro comparable o mayor.
A diferencia de la fuerza mayor, en los casos de peligro extremo existe la posibilidad de evitar el cumplimiento de la obligación internacional. No obstante, las consecuencias el incumplimiento deben conllevar la perdida de la vida, como en el caso de una embarcación que viola el mar territorial de un estado en una emergencia con el objeto de salvar la vida de los pasajeros y la tripulación.

estado de necesidad
En principio no es lícito invocar el estado de necesidad salvo que sea el único modo pará el estado de salva guardar un interés esencial contra un peligro grave eh inminente y que esto no afecte gravemente a n interés esencial del estado o de los estados en relación con los cuales existe la obligación. El hecho seria ilícito, independientemente del estado de necesidad, si la obligación internacional, (el instrumento jurídico) de que se trata excluye la posibilidad de invocar el estado de necesidad, o si el estado ha contribuido a generar dichas circunstancias.
El estado de necesidad supone la violación internacional de una obligación internacional, mientras que en el caso de fuerza mayor no existe la voluntad de incumplir con una norma. También, a diferencia de la legítima defensa, el estado de necesidad supone un aprieto unilateral que no es producto del incumplimiento de una obligación por otro sujeto de derecho internacional. Esta condición ha sido utilizada por diversos estados como justificación para el incumplimiento de pagos a terceros, al señalar que la situación económica del estado es tan frágil que no utilizar los recursos para atender cuestiones básicas y servicios públicos pondría en riesgo el orden público.
Es importante señalar que las causas de exclusión de ilicitud con contemplar los hechos que violen normas imperativas de derecho internacional general, también conocida como obligaciones erga omnes, las cuales tienen aplicación general. Salvo las expediciones señaladas se utilizan para cualquier violación independiente de si esta se produce por el incumplimiento de una norma de carácter instrumental, de costumbre internacional, etc. No acaban o anulan la obligación de derecho internacional, si no que establecen justificaciones para el incumplimiento de esta. Esto es relevante, toda vez que, dada la permanencia de la norma incumplida, en el momento que se modifiquen las circunstancias invocadas se restablecerá el deber de cumplir con la obligación internacional.

RESPONSABILIDAD POR ACTOS DEL ESTADO
Como se ha señalado la responsabilidad de un actor de derecho internacional está basado en dos elementos: a) que exista el incumplimiento de una obligación de derecho internacional (elemento objetivo), y b) que dicho incumplimiento se imputable a un sujeto de derecho internacional (elemento subjetivo). Para comprender el segundo elemento es necesario establecer cómo actúan los estados, quienes los representan y quien puede obligarlos.
Como se ha señalado la responsabilidad de un actor de derecho internacional está basado en dos elementos: a) que exista el incumplimiento de una obligación de derecho internacional (elemento objetivo), y b) que dicho incumplimiento se imputable a un sujeto de derecho internacional (elemento subjetivo). Para comprender el segundo elemento es necesario establecer cómo actúan los estados, quienes los representan y quien puede obligarlos.
PUEDE IMPUTARSE RESPONSABILIDAD A:
1.- Organos del estado
2.- Orgao ejecutivo
2.- Estados provincias y entidades federativas
3.- Órganos legislativos
4.- Órganos judiciales
5.- Órganos autónomos
6.- Actos ultra vires de órganos y oficiales
7.- Particulares
8.- Movimientos insurreccionales y de otra índole
9.- Organismos internacionales

La comisión del derecho internacional ha codificado la costumbre internacional, incluido diversos presentes, a fin de establecer cuál es el ámbito de acción del estado para efectos de responsabilidad internacional. Así, el numeral 4 de los artículos sobre responsabilidad señalan que se consideran hecho del estado, según el derecho internacional, el comportamiento de todo órgano del estado entendiendo que incluye toda persona e identidad que tenga esa condición según el derecho interno del estado-, ya sea que ejerza funciones legislativas, ejecutivas, jurídicas o de otra índole, cualquiera que sea su posición en la organización del estado y tanto si pertenece al gobierno central como a una división territorial del estado.
Organo ejecutivo.- En la opinión del comisionado Nielsen, se señaló que ‘’es un principio general que, cuando existe una falta por parte de, personal al servicio de estado, no importa su capacidad o rango dentro del derecho interno y esa falta resulta en el incumplimiento de una nación frente a sus obligaciones conforme al derecho internacional, dicha nación deberá cargar con la responsabilidad por los actos indebidos de sus servidores’
Estados provincias y entidades federativas
conforme a las normas de derecho internacional, los estados no pueden argumentar como motivo de exclusión de responsabilidad los actos de sus órganos producto de divisiones político-administrativas de carácter interno. Existe numerosos precedentes al respecto, entre los que destaca la opinión de la CIJ en el caso de avena y otros nacionales, en el cual, independientemente de que la obligación de notificar a ciudadanos mexicanos de sus derechos de protección, consular fuera de carácter municipal, el gobierno estadounidense tenía la responsabilidad del incumplimiento.

Órganos legislativos
Los órganos legislativos pueden generar responsabilidad estatal, en particular por la negativa a incorporar en el derecho internacional ciertas obligaciones acordadas en instrumentos ratificados por el estado. Tal sería el caso de un Estado que no incorporarse el delito de genocidio en su legislación penal cuando está obligado a ello al suscribir un tratado en materia de derechos humanos.

Órganos judiciales
Los órganos judiciales pueden involucrar al Estado en responsabilidad cuando sus resoluciones suponen el incumplimiento de obligaciones internacionales de dicho Estado frente a otras naciones o a la comunidad internacional. Los casos generadores de responsabilidad podrían incluir decisiones contrarias a tratados o costumbre internacionales, a la falta de acceso a los propios tribunales o a decisiones que atentan contra el derecho interno con el fin de discriminar frente a extranjeros.

Órganos autónomos
En el caso de los órganos autónomos, no adscritos de los tres poderes, puede generarse responsabilidad internacional. Tal es el caso en México del Instituto Federal Electoral, por quien ha tenido que responder el Estado mexicano frente a demandas de particulares ante la corte interamericana de derechos humanos. Se trata, entonces de un principio de responsabilidad unitaria de Estado.

Actos ultra vires de órganos y oficiales
La comisión de derecho internacional ha recogido la opinión de distintos Estados en el sentido de no excluir de la responsabilidad estatal los actos de oficiales del estado al actuar más allá de sus facultades. En efecto, el art 7 del proyecto de artículos sobre la responsabilidad de los estados, señala que ‘’el comportamiento de un órgano del estado o de una persona o entidad facultada para ejercer atribuciones del poder público se considerara hecho del estado según el derecho internacional si tal órgano, persona o entidad actúa en esa condición, aunque se exceda en su competencia o contravenga sus instrucciones’’.
En efecto, al hacer sujetos de responsabilidad los actos ultra vires de órganos y oficiales estatales, se impide a los estados recurrir a una salida relativamente sencilla para intentar excluirse de responsabilidad. Tal es el caso de un policía que, al actuar fuera del marco jurídico interno, ocasiona un daño a un miembro del cuerpo diplomático de un estado acreditado ante ese país.

Particulares
Los particulares también pueden generar responsabilidad para el estado. La comisión de derecho internacional ha considerado tal caso en el art 5 del proyecto de artículos sobre la responsabilidad de los estados, en el cual señala que ‘’se considera hecho del estado, según el derecho internacional, el comportamiento de una persona o entidad que no sea órgano del estado…, pero este facultada por el derecho de ese estado para ejercer atribuciones del poder público, siempre que, en el caso de que se trate, la persona o entidad actué en esa capacidad’’..

Asimismo, los particulares pueden involucrar al estado frente a sus actos en caso de ausencia o defecto de las autoridades estatales. Así, el art 9 del proyecto de artículos sobre responsabilidad de los estados estable que ‘’se considera hecho del estado, según el derecho internacional, el comportamiento de una persona o de un grupo de personas si esa persona o ese grupo de personas ejerce de hecho atribuciones del poder público en ausencia o en defecto de las autoridades oficiales y en circunstancial tales que requieren el ejercicio de esas atribuciones’’
En 1979 un grupo de particulares tomo la embajada de los estados unidos en Teherán, incluida, la toma de rehenes. Las actividades se realizaron a lo largo de tres horas, sin que ningún cuerpo público acudiera para detener las actividades ilegales. El caso fue llevado a la corte internacional de justicia, que considero al gobierno iraní responsable frente al incumplimiento de las obligaciones internacionales de esa nación frente a estados unidos. Otro caso es el de las actividades de particulares, con apoyo en un órgano extranjero: no se considera al Estado extranjero responsable por las actividades de particulares, a menos que se pruebe que existe un control directo y efectivo de las acciones de los particulares. Constituyen ejemplos de esta interpretación los casos de actividades militares y paramilitares en contra de Nicaragua
Movimientos insurreccionales y de otra índole
El tratamiento de los actos de particulares en actividades insurrecciónales no es el mismo que el de los actos de particulares. En este caso, se considera que el estado ha dejado de tener el control de alguna parte de su territorio y población, por lo cual no se le puede imputar responsabilidad por los actos de este tipo de movimientos, salvo excepciones, como la obligación del Estado de tomar medidas preventivas frente a posibles ataques a, por ejemplo, sedes diplomáticas en riesgo.
Esta interpretación general tiene como excepción el hecho de que el movimiento insurrecional haya cumplido con su objetivo de obtener el poder y convertirse en el nuevo gobierno del Estado.

En cuyo caso será responsable en esa calidad, así, la comisión de derecho internacional ha establecido en su Art. 10:
1.-Se considera hecho del estado, según el derecho internacional, el comportamiento de un movimiento insurrecional que se convierta en el muevo gobierno del Estado.
2.-El comportamiento de un movimiento insurrecional o de otra indole que logre establecer un nuevo Estado en parte del territorio de un Estado preexistente o en un territorio sujeto a su administración se considera hecho del nuevo Estado, según el derecho internacional.
3.-EL presente artículo se entenderá sin perjuicio de la atribución al estado de todo comportamiento, cualquiera que sea su relación con el del movimiento de que se trate, que deba considerarse hecho de ese Estado en virtud de los artículos 4 a 9.
Organismos internacionales
El estado que aloja la sede o sedes de algún organismo internacional no puede ser considerado responsable del incumplimiento de las obligaciones internacionales de dicho organismo. La interpretación general indica que, al no contar con un territorio propio. Los organismos internacionales requieren actuar físicamente en el territorio de un Estado anfitrión, lo cual no es suficiente para que se considere que tal Estado permite los actos de dicha organización, ni que conocía o debiera conocer el incumplimiento de una obligación internacional por el organismo.
El hecho de que la responsabilidad del Estado por los actos de un organismo internacional no se encuentre en el proyecto de artículos sobre la responsabilidad de los Estados, según Remiro Brotons. No debe interpretarse como una negación, sino mas bien como un gesto de prudencia de la comisión de derecho internacional, que no ha querido hurgar en los problemas de que plantea las relaciones entre el Estado local y la organización internacional.

REPARACIÓN DEL DAÑO POR LAS VIOLACIONES A LOS TRATADOS CELEBRADOS POR LOS ESTADOS
El estado que comete un hecho ilícito genera una nueva obligación de derecho internacional frente al sujeto de derecho internacional afectado
la responsabilidad internacional aparece como el corolario del incumplimiento de cualquier obligación internacional, como ha sido señalado en el caso de la fabrica de Chorzow por la corte permanente de justicia internacional. Ahí la corte señalo que es un principio de derecho internacional que la reparación de un daño debe, en la medida de lo posible, borrar todas las consecuencias del acto ilegal y restablecer la situación que habría existido si el acto no hubiera sido cometido.

Satisfacción
La satisfacción opera, según la comisión de derechos internacional, en la medida en que el perjuicio no pueda ser reparado mediante restitución o indemnización. Puede consistir en un reconocimiento de la violación, una expresión de pesar, una disculpa formal o cualquier otra modalidad adecuada, mientras esta se proporcional y no adopte una forma humillante para el Estado responsable.
Este tipo de reparación suele utilizarse frente a litigios en los cuales se involucre la responsabilidad de un estado por cuestiones de carácter no material o daño moral. Tal es el caso de los casos La Grand o Avena y otros nacionales, en los que el gobierno estadounidense ofreció satisfactoriamente una disculpa y promesa de no repetición a Alemania y a México, por la violación a las garantías de protección consular negadas a nacionales de dichos Estados.

CONSECUENCIAS DEL HECHO
REPARACION
RESTITUCIÓN
INDEMNIZACIÓN
SATISFACCIÓN
consecuencias del hecho ilícito
Independientemente de la reparación, la comisión de un hecho ilícito genera obligaciones para el Estado responsable. La comisión de derecho internacional ha establecido dos obligaciones preeliminares. En primer, el hecho de haber incumplido una obligación no afecta la continuidad del deber del Estado deberá cesar el hecho ilícito si tal hecho continua, así como ofrecer seguridades y garantías adecuadas de no repetición.
Tal es el caso de la violación de la soberanía de un Estado por otro, como en la trasgresión del espacio marítimo por un buque de guerra. Independientemente de que se de la reparación adecuada, es indispensable que el Estado responsable ponga fin de inmediato a la invasión de la soberanía mediante el retiro del buque. Además, en este caso, resultaría necesario que el estado ofreciera seguridades de no repetición, a fin de evitar la posibilidad de ocasionar el escalamiento de las repercusiones de ilícito internacional.
Reparación
La reparación se utiliza como un concepto amplio para determinar las distintas formas de borrar las consecuencias del ilícito internacional. La corte permanente estableció las modalidades de reparación que han sido retomadas por la comisión de derecho internacional, la cual ha adicionado que el perjuicio incluye todo daño, tanto material como moral, causado por el hecho ilícito.
Cabe señalar que para determinar el quantum de la reparación se deberán tomar en cuenta las acciones u omisiones del estado y personas o entidades involucradas, a fin de determinar cual fue su contribución al perjuicio del acto de responsabilidad internacional.
Así, tenemos que existen tres modalidades de reparación: restitución, indemnización y satisfacción.

Restitución
La forma ideal de reparación esta constituida por la restitutio in integrum, que permite borrar las consecuencias del ilícito, por ejemplo: la sustracción de una obra de arte. La restitución en especie consistiría en este caso en la devolución de la pieza, con lo que cesaría el hecho ilícito, independientemente de la satisfacción correspondiente. En el caso de templo de Preah Vihear, la cij ordeno a Tailandia devolver a Camboya ciertos objetos tomados en dicho templo.
Sin embargo, en ocasiones no es posible no es posible esta forma de reparación. Ya sea porque ello es materialmente imposible –por la destrucción de la obre de arte, por ejemplo- o porque entrañe una carga totalmente desproporcionada en relación con el beneficio que derivaría de la restitución en vez de la indemnización. En este ultimo caso, se trata de salvaguardar las condiciones de proporcionalidad entre el ilícito y la consecuencia de este. Al respecto, se deberán tomar en cuenta los elementos necesarios para llegar a una restitución equitativa y razonable.
Indemnización
La indemnización o reparación por equivalencia constituye la forma de reparación frente a la imposibilidad de la restitutio in integrum. Al no poder regresar las cosas a la situación ex ante, el estado responsable podrá indemnizar de forma pecuniaria o en especie. Cabe señalar que este tipo de reparación es la utilizada mayormente por los estados, pues el dinero es la medida común de las cosas de valor.
La indemnización suele implicar dos tipos de reparación: la directa que conlleva los daños materiales causados al sujeto de derecho internacional –a su territorio, bienes, etc.- y la indirecta, que supone los daños causados, por ejemplo, a los nacionales de un Estado, incluida la compensación económica por daños morales.
Finalmente, son sujetos de indemnización las consecuencias directas, así como aspectos como las ganancias que hubieran sido previsibles de no ocurrir el hecho de responsabilidad internacional. Sin embargo, estos aspectos tienen como limite ser inciertos o especulativos; al respecto, la comisión de derechos internacional señala que la indemnización deberá cubrir todo daño susceptible de evaluación financiera, incluido el lucro cesante en la medida en que este sea comprobado.
Full transcript