Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Historia del sistema sanitario español

No description
by

Verónica Osuna Luque

on 26 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Historia del sistema sanitario español

Historia del sistema sanitario español
Índice

1.Introducción
1. Introducción
2. Desarrollo
2.1 Orígenes del sistema nacional de salud
2.1.1 Antecedentes
2.1.2 Desarrollo de la Previsión y de los Seguros Sociales
2.2 Evolución de la asistencia sanitaria
2.3 El instituto nacional de la salud (INSALUD)
2.4 Ley general de sanidad
3. Conclusión
4. Bibliografía

En este documento se expone el origen, la evolución y la situación actual del Sistema Nacional de Salud y la normativa que lo regula.

El Sistema Nacional de Salud está constituido por todas las funciones y prestaciones sanitarias que, de acuerdo con lo previsto en la Ley General de Sanidad, son responsabilidad de los poderes públicos para el debido cumplimiento del derecho a la protección de la Salud, que se recoge en el artículo 43 de la Constitución.

3.Conclusión
4.Bibliografía
Desarrollo
2.2 Evolución de la asistencia sanitaria
2.3 El instituto nacional de la salud (INSALUD)
2.4 Ley general de sanidad
2.1 Orígenes del sistema nacional de salud
2.1.1 Antecedentes
2.1.2 Desarrollo de la Previsión y de los Seguros Sociales
2.1.1 Antecedentes
El sistema sanitario español nació con la creación del Instituto Nacional de Previsión (INP), el INP pasó por un largo período de preparación y estudio.

Los antecedentes oficiales se remontan al año 1883, con la creación de la llamada Comisión de Reformas Sociales, y que posteriormente se transformó en el Instituto de Reformas Sociales.

En 1904, el Ministerio de la Gobernación encargó al Instituto de Reformas Sociales un proyecto de Ley sobre la materia, y dicho Instituto presentó al Gobierno el proyecto de creación del Instituto Nacional de Previsión.

Este proyecto fue presentado al Parlamento, previa autorización del Rey Alfonso XIII, el 1 de noviembre de 1906; pero no fue aprobada hasta el 27 de febrero de 1908.

Con la creación del INP se establece el régimen legal español de Retiros Obreros, bajo el sistema de la libertad subsidiada de las pensiones de vejez que libremente contrataran los obreros con este Organismo.

El Sistema de la libertad subsidiada preparó la organización necesaria para la implantación del Seguro Obligatorio del Retiro Obrero en marzo de 1919.

Un avance social importante es el establecimiento del Seguro Obligatorio de Maternidad, en Noviembre de 1929, que amplía y refuerza el Subsidio de Maternidad de 1923. Este seguro garantizaba, entre otras prestaciones, la asistencia facultativa en el embarazo y en el parto. A estos efectos, el Instituto Nacional de Previsión establece los primeros convenios con las organizaciones profesionales de médicos, farmacéuticos y matronas.

Otros logros significativos fueron la aplicación en 1931 de la Ley de Accidentes de Trabajo de 1900, y la aprobación de la Ley de Accidentes de Trabajo en la Industria, en julio de 1932.

En esa época el sistema sanitario español se caracterizaba por su fragmentación. Las Administraciones Públicas (Estado, Diputaciones, Ayuntamientos) debían ocuparse de los aspectos de salud pública, dejando al individuo la responsabilidad de la atención a su enfermedad. La Beneficencia se encargaba de atender las necesidades de la población sin recursos económicos. Solo en el caso de algunas enfermedades consideradas de especial trascendencia social (tuberculosis, lepra, paludismo, cáncer, enfermedades de transmisión sexual, enfermedades mentales...), las Administraciones Públicas se ocupaban de su asistencia, a través de una red de hospitales y dispensarios.

En 1942 se creó el Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE), dentro del sistema de protección social del INP, con una orientación meramente reparadora de la salud perdida. En sus orígenes cubría las prestaciones de medicina general, algunas especialidades quirúrgicas y la dispensación farmacéutica, prestaciones que poco a poco fueron ampliándose.

La Seguridad Social se fue generalizando de forma progresiva, con la incorporación de nuevos colectivos, fundamentalmente en la etapa 1953‐1962, en forma de regímenes especiales. En este modelo las cotizaciones de empresarios y trabajadores constituían la fuente exclusiva de financiación de las prestaciones de Seguridad Social, tanto económicas como asistenciales, y eran las que conferían el derecho a acceder a esas prestaciones. En Diciembre de 1963, se suprimen los esquemas clásicos de previsión y seguros sociales, y se instrumenta el desarrollo del sistema de Seguridad Social.

En mayo de 1974 se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social que modifica y amplia las prestaciones de asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

En 1977, se crea el Ministerio de Sanidad y Seguridad Social (posteriormente, en 1981 fue de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social, y finalmente, en ese mismo año, de Sanidad y Consumo), que a pesar de unir en un único organismo las funciones de salud pública (promoción de la salud y prevención de la enfermedad) y la asistencia, no va a lograr conjugarlas plenamente.

Los cambios fundamentales en el ordenamiento político del país se producen con la aprobación en 1978 de nuestra Constitución. En ella se reconoce el derecho de todos los ciudadanos a la protección de la salud.

La Constitución de 1978 iba a marcar el inicio de la transformación de la protección social. La Seguridad Social iniciaba su transformación desde el modelo laboral‐profesional hacia un modelo universalista.

En diciembre de ese mismo año se publica el Real Decreto‐Ley 36/1978, sobre gestión institucional de la Seguridad Social, la salud y el empleo, por el que el Instituto Nacional de Previsión se suprime y se escinde en tres institutos, el de Seguridad Social (INSS), el de Servicios Sociales (INSERSO) y el de Salud (INSALUD), correspondiendo a este último, el Instituto Nacional de la Salud (INSALUD), organismo de nueva creación, la gestión y administración de los servicios sanitarios del Sistema de Seguridad Social.

En esa época el INSALUD contaba con una importante red asistencial, organizada en tres niveles: la asistencia primaria, la especializada ambulatoria y la hospitalaria, esta última beneficiaria, desde los años sesenta, de importantes inversiones materiales y de dotación de personal. En 1979 el INSALUD gestionaba un dispositivo formado por 175 hospitales, con una capacidad de 52.609 camas, en los que trabajaban un total de 89.418 personas, de las que 12.757 eran médicos, además de 300 ambulatorios y 526 consultorios.
Con la aprobación de la Constitución de 1978, España se estructura política y administrativamente de una manera bien distinta a la anterior, constituyéndose el llamado "Estado de las Autonomías" en el que el peso principal de la gestión y la administración de los servicios e intereses públicos recaen en los gobiernos autonómicos.

En materia sanitaria fue la Ley General de Sanidad (LGS) de 1986 la que consagró la descentralización definiendo el Sistema Nacional de Salud como "el conjunto de los servicios de salud de la Administración del Estado y de los servicios de salud de las Comunidades Autónomas convenientemente coordinados".

A partir de 1979 se inició el proceso de transferencias en materia de sanidad a los entes preautonómicos. En una primera etapa se transfirieron las competencias relativas a prevención y promoción de la salud, planificación y coordinación hospitalaria, y seguidamente las funciones y servicios de la Administración Institucional de la Sanidad Nacional (AISNA). Fue en julio de 1981 cuando se aprobaron las primeras transferencias de las funciones y servicios del INSALUD a las comunidades Autónomas, siendo Cataluña la primera en recibirlas y que concluye a principios de 2002 con las transferencias de los servicios sanitarios a las diez CCAA que todavía no los tenían.

En el año 2002, el Instituto Nacional de la Salud se convierte en una entidad de menor dimensión y pasa a denominarse Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, el nuevo Instituto se ocupa de las prestaciones sanitarias en el ámbito territorial de la Ciudades de Ceuta y Melilla.

El Servicio Nacional de Salud actual se basa en el principio de que toda persona tiene derecho a la salud, independientemente de su situación económica y laboral. El Estado se responsabiliza plenamente de garantizar este derecho gestionando y financiando, a través de los presupuestos generales.

Las principales características de este modelo son:

1. Universalización de la atención. El Sistema de Salud español establece que todas las personas, independientemente de su nacionalidad, tiene derecho a la salud y a la asistencia sanitaria. Este principio es aplicable independientemente de la situación económica y laboral de los interesados.

El Sistema Sanitario español es un sistema público y gratuito que incluye a cualquier ciudadano extranjero quien, una vez que esté empadronado en el ayuntamiento del municipio donde reside habitualmente, se puede beneficiar de la asistencia sanitaria en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos. La sanidad pública se financia a través de las aportaciones salariales de los trabajadores y los impuestos, y está gestionada por las comunidades autónomas.

3. Descentralización. En la actualidad se tiende a descentralizar la gestión de los recursos sanitarios; para ello se emprendieron reformas en la organización del sistema sanitario, con el fin de asegurar una mayor capacidad de respuesta por parte de los servicios y de los profesionales a las necesidades y aspiraciones de los ciudadanos. Se implica a la Comunidad en la toma de decisiones sobre la gestión del gasto y en el modo de utilización de los servicios.
Tras la llegada de la democracia se empezó a propugnar una reforma basada en el concepto de Servicio Nacional de Salud. Los "Pactos de la Moncloa" de 1977 abrieron el camino hacia la financiación de la sanidad a través, fundamentalmente, de impuestos.

Con la Ley General de Sanidad, de abril de 1986, se configura el nuevo modelo de organización creándose el Sistema Nacional de Salud, tomando forma el concepto de servicio sanitario público que debe prestar el Estado.


El artículo 3° de la Ley General de Sanidad sentaba las bases de lo que habría de ser el nuevo modelo sanitario:

1. Los medios y actuaciones del sistema sanitario estarán orientados prioritariamente a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades.

2. La asistencia sanitaria pública se extenderá a toda la población española. El acceso y las prestaciones sanitarias se realizarán en condiciones de igualdad efectiva.

3. La política de salud estará orientada a la superación de los desequilibrios territoriales y sociales.

A partir de 1989, se amplía la previsión constitucional en lo que se refiere a la protección de la salud de los ciudadanos.

2. Accesibilidad y desconcentración. Para garantizar la equidad en el acceso a los servicios se ha instrumentalizado la regionalización sanitaria, basada en situar los diferentes servicios sanitarios lo más cercas posible de donde vive y trabaja la población. Se trata así de reducir la concentración de centros sanitarios en los núcleos urbanos.


En definitiva, el sistema sanitario español ha evolucionado mucho desde hace unos 200 años, aproximadamente, hasta la actualidad; a partir de dos leyes fundamentales, la ley general de sanidad y la Constitución española de 1978. El sistema sanitario ha quedado organizado mediante la estructura de las áreas de salud mediante las cuales, los ciudadanos reciben la asistencia sanitaria. Además, nuestro sistema sanitario ofrece una amplia cobertura a toda la población, un importante abanico de servicios y gran calidad técnica.
• http://www.slideshare.net/Lucialaguapa/la-sanidad-en-espaa
• http://www.consorci.org/accessos-directes/patronal/documents-i-publicacions/articles-i-publicacions-d2019interes/Libro%20Blanco%20sobre%20el%20Sistema%20Sanitario%20Espanol.pdf
• http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_Nacional_de_Salud_(Espa%C3%B1a)
• http://ocw.unican.es/ciencias-de-la-salud/medicina-preventiva-y-salud-publica/materiales-de-clase-1/TEMA37_sistemas_de_salud.pdf
• http://www.revistareduca.es/index.php/reduca/article/viewFile/28/29
• http://rayos1josecabrera.netai.net/apuntes/gid/Tema1.pdf
• http://es.wikipedia.org/wiki/Alfonso_XIII_de_Espa%C3%B1a
• http://antenamisionera.wordpress.com/2011/05/29/la-salud-mundial-pasa-a-depender-de-las-empresas-privadas/
• http://www.fotosimagenes.org/ley-general-de-sanidad-espanola
• http://reflexionesrafaolalde.blogspot.com.es/2013/02/la-anoranza-del-insalud-no-es-lo-mismo.html

Verónica Osuna Luque
2.1 Orígenes del sistema nacional de salud
2.1.2 Desarrollo de la Previsión y de los Seguros Sociales
2.2 Evolución de la asistencia sanitaria
2.3 El instituto nacional de la salud (INSALUD)
2.4 Ley general de sanidad
Full transcript