Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La soledad de la política de Carlos Meléndez

No description
by

walter saldaña manche

on 18 October 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La soledad de la política de Carlos Meléndez

La soledad de la política de Carlos Meléndez
Factores económicos.
El crecimiento económico que el país experimenta se debe, básicamente, a un modelo exportador de minerales e hidrocarburos, sector de mayor contribución porcentual al producto bruto interno en la última década.

Lo mayoría de estos ingresos producto de la exportación de minerales han tenido un impacto directo en las poblaciones donde se lleva cabo este tipo de actividades (básicamente zonas rurales y alejadas de capitales regionales) a través de la distribución del canon minero. Durante los últimos cinco años, los montos transferidos producto del canon han aumentado significativamente, sobrepasando los cuatro mil millones de soles desde el 2007 en adelante.

El ciudadano de las zonas rurales ya no requiere de esforzados traslados hacia las urbes para entrar en contacto con los motores de desarrollo nacional (como lo expresó el proceso migratorio del siglo pasado) sino que éstos se encuentran en su mismo entorno local, rural y cotidiano.

Factores Institucionales
El proceso de descentralización que ha sufrido una serie de cambios en los últimos 30 años, el actual panorama plantea un gobierno regional elegida popularmente. Donde hay una activa participación de la ciudadanía (consejo de coordinación local, provincial y regional, comités de vigilancia ciudadana, presupuesto participativo), elevando de ese modo las expectativas sobre las presuntas bondades de un modelo de gestión que, en teoría, recoge las demandas de la población, pero en la práctica no es capaz de transformarlas en efectivas las medidas del gobierno.
Capítulo 1

Los factores institucionales, estructurales- económicos e históricos de las transformaciones sociales contemporáneas.

Factores históricos
La debilidad institucional del estado es uno de los factores permanentes que condicionan los procesos sociales y políticos del país.

Los costos de expandir el poder dentro del territorio han desafiado históricamente a los gobernantes, quienes han enfrentado el obstáculo de crear sistemas políticos para controlar el territorio más allá de la capital y de algunos centros urbanos.

El segundo nivel corresponde a comunidades igualmente pobres, pero más integradas al mercado y a centros urbanos dinámicos, más heterogéneos en sí y con acceso a los bienes públicos esenciales; donde las demandas sociales aparecen bajo la forma de grupos de interés y resulta fundamental la intervención de operadores políticos con liderazgo, cierta capacitación y experiencia. (Provincial o regional)

En este caso la manifestación se presenta básicamente en la arena política entre políticos independientes que logran dar orden a organizaciones políticas de alcance distrital, provincial y regional. Asimismo, sirven de bisagra porque llevan su pliego de reclamos a los partidos políticos nacionales.

Además, es pertinente considerar el extensivo empleo de los mecanismos de revocatoria como instrumento politizado para desestabilizar a los políticos en el poder.
Capítulo 2
La doble brecha en la intermediación política en el país.

Señala que hay tres niveles de complejidad:
En el primero se encuentran las comunidades muy pobres, mayormente en áreas rurales, relativamente aisladas y homogéneas, en las cuales la participación asume la forma de involucramiento generalizado en acciones colectivas. (Local o comunidad)
Las demandas sociales se agregan, ya se alrededor de de identidades comunitarias fuertes, grupos de interés de la propia población o actores externos. Se manifiesta a través de movilizaciones que permiten negociar o presionar sobre demandas sociales particulares.


El tercer nivel ésta relacionada con ámbitos urbanos, en los cuales existe acceso extensivo a bienes públicos esenciales y donde los intereses de la población se expresan por medio de grupos de interés como por iniciativas individuales. (Nacional)
Las demandas de una localidad no van a ser resueltas sino se agrupan con otras una comunidad, estos pedidos caen en el vacío si es que no son asumidos por las autoridades políticas respectivas (alcaldes, presidentes regionales), los únicos con capacidad para convertir el reclamo social en una política pública que lo satisfaga. La función ideal de la intermediación política es poder articular vertical y horizontalmente las demandas sociales: agregar demandas particulares y convertirlas en plataformas compartidas, vinculándolas con los canales institucionales de intervención política.

Las demandas sociales que surgen en las localidades no logran ser agregadas a nivel provincial ni trascender al sistema político, donde podrán ser transformadas en políticas públicas o decisiones de gobierno. Los requerimientos sociales se reducen a plataformas de comités de lucha, en el mejor de los casos, provinciales, distantes de los gremios nacionales.

En el mejor de los casos, los intermediarios políticos han logrado ubicarse como eslabones que permiten articular las protestas y hasta cierto punto evitar medidas extremas de violencia.
La inexistencia de vínculos con el sistema político imposibilita la transformación de la demanda movilizada en una efectiva respuesta de las autoridades competentes.

En el nivel local se encuentran organizaciones sociales articuladas como comités de lucha o rondas campesinas.

En el nivel regional los operadores inevitablemente pierden legitimidad social. Están más alejados de sus bases cuyo mayor capital es la habilidad en la formación de coaliciones.
Las organizaciones sociales nacionales ( como la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana, AIDESEP y La Confederación Nacional de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería, CONACAMI ) son plataformas flotantes más cercanas a los promotores de agenda de la cooperación internacional que a sus bases reales.

Mientras que las demandas sociales se ahogan en la imposibilidad de articular sus agendas, la arena electoral produce organizaciones efímeras, sin enraizamiento. Partidos nacionales y movimientos regionales comparten los mismos problemas de representación.

No solo iniciativas que vayan de lo nacional hacia abajo, sino que viajen desde lo provincial a lo local, desde lo local a lo provincial, desde lo regional hacia lo provincial y desde lo regional hacia lo nacional. Pero sobre todo se requiere que en los cuatro niveles de gobierno se busque la integración de la práctica política con la satisfacción de las demandas sociales.
Full transcript