Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La Alianza de amor explicada por el P Kentenich, 1948

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Alianza de amor explicada por el P Kentenich, 1948

La Alianza de Amor, explicada por el P Kentenich, 1948
La Santidad
El Santuario de Schoenstatt
6. La alianza, una ayuda eficaz en nuestra vida
1. ¿Qué recibimos en virtud de la alianza?
Las tres gracias de la peregrinación
Un regalo del Espíritu Santo
Como en todo santuario la Virgen regala determinadas gracias, lo específico de éste es que benefician al alma
¿Que presupone sellar la AA con María?
¿Todos nosotros hemos sido llamados a sellar la Alianza de Amor? No, no todos.
Ese llamado es una gracia que debemos implorar para nosotros, pues es una gracia grande poder captar con profundidad lo que la Sma. Virgen quiere regalarnos en su Santuario y a la vez lo que espera de nosotros, ya que en ese mutuo dar y recibir reside la originalidad de este lugar de gracias
Nuestro Santuario es como un mar de luz en medio de la oscuridad de la noche. Esa luz penetra la oscuridad y se esparce por todas partes.
La que habita este lugar, la Mater ter Admirabilis, ha escrito su nombre en el portal del Santuario.
Sabemos que la Sma. Virgen nos ofrece cuatro bienes:
•seguridad ante la vida
•una vida plena
•alegría de vivir
•una vida fecunda
1. La santidad
2. El Santuario
3. La alianza de amor con María
4. Las tres gracias de la peregrinación
5. La alianza, una ayuda eficaz
1. En los orígenes de la creación, Dios sella una alianza con los hombres
2. La Redención comienza con una nueva alianza entre Dios y los hombres
3. Cada hombre vuelve a insertarse en esta alianza
4. La alianza de amor en Schoenstatt
Un Señor fue al Santuario de Montevideo a sellar su alianza con un ramo de flores
Todos van con algo en su manos porque toda alianza presupone compromiso de dos contrayentes
¿Qué quiere realizar la Virgen desde el Santuario
En la Sagrada Escritura leemos que Dios ha sellado varias veces una alianza de amor.

La primera alianza de amor fue la que Dios selló con Adán y Eva. Por un lado, Dios; por el otro, el hombre.
Si el hombre no hubiese pecado, en el mundo hubiese reinado únicamente la paz y la alegría, pues la vida de los instintos no se hubiera rebelado contra la vida del espíritu.
Dios había ofrecido mucho en esta alianza pero el otro contrayente fracasó y no cumplió su parte; por lo tanto, Dios tampoco se vio obligado a cumplir la suya.
Lo único que no les estaba permitido era comer el fruto de un árbol.
En eso consistía la exigencia de Dios: en la seria disponibilidad a corresponder a su voluntad.
A cambio de esto, ellos gozaban de la plenitud del amor de Dios.
Desde entonces, el mundo es un gran campo de batalla, un campo de muerte, un valle de lágrimas, la consecuencia inevitable de la ruptura de esa primera alianza de amor.
¿Qué promete entonces el Dios vivo?
Que la segunda Persona de la Trinidad habrá de descender al seno de la bendita entre las mujeres;
Que la Palabra eterna tomará figura humana y redimirá al mundo.
María fue llamada a colaborar libremente en la obra redentora asumiendo así
el rol de mediadora de gracias
.
Esta sí, fue una hermosa alianza de amor.
Dios, sin embargo, vuelve a sellar una segunda alianza de amor con el hombre.
"El ángel del Señor anunció a María...".
Nuevamente dos aliados: Dios y la Sma. Virgen, una sencilla esclava.
¿Y en qué debía consistir la colaboración de María?

Debía regalar su disponibilidad para el nacimiento de la segunda Persona de la Santísima Trinidad; para ayudarlo en su crecimiento, alimentación, también para ofrecerlo en el Gólgota
Por otro lado, la Virgen María guardó fielmente su alianza de amor, le guardó fidelidad a Jesús hasta lo último. Y esto se ha transformado en una gran bendición para nosotros ya que en su sí a la alianza también estábamos representados.
Adán y Eva fueron los representantes de la humanidad, por lo tanto, también los nuestros. Ellos, al quebrantar la alianza de amor lo hicieron también en representación de nosotros, de ahí que suframos las consecuencias de esa ruptura.
Volvamos a recordar a ese hombre sencillo de Montevideo que vino a sellar su alianza de amor con la Mater ter Admirabilis.
¿Quiso insertarse en la alianza de amor de Adán y Eva. ¿Quiso insertarse en el sí de María?
Respóndanse ustedes mismos...
En el año1914 la Sma. Virgen también selló una alianza de amor...
Esta alianza no es más que una renovación de aquella en la que "el ángel del Señor anunció a María".
Dios quiso hacerse presente en el Santuario a través de María para hacer de este pedacito de tierra, una tierra santa, un lugar del que surja un movimiento santo del que surjan hombres nuevos y un nuevo orden social.
Es María, por lo tanto, quien quiere utilizar como instrumentos a cuantos sellan la alianza de amor.
Los primeros aliados -allá en 1914- fueron un pequeño grupo de muchachos con los cuales estaba yo (P Kentenich). Nosotros fuimos en ese momento representantes de ustedes. El otro contrayente fue la Madre de Dios.
Nosotros firmamos esa alianza de amor y Ella incluyó en ese documento a cuantos un día se incorporarían a esa alianza.
¿Hay alguien de nosotros que esté dispuesto a incluirse también en ese documento?
El sencillo hombre de Montevideo trajo un ramo de flores, símbolo de la total renuncia de sí mismo y de la entrega a María.

Lo mismo le ofrendaron los muchachos a la Virgen en aquel entonces; en sí esa fue la exigencia de Ella... Ha aprendido esta praxis del buen Dios. Al comienzo de la Redención El había dicho:
¡nada sin María!
y por eso, Ella hoy nos dice: ¡
nada sin ustedes que han sido llamados!

Esto es lo que llamamos "aportes al capital de gracias", es decir, la conciencia de saber que también nosotros debemos ofrecer algo para que se realice la alianza...
Adán y Eva representaron a la humanidad en un determinado momento de la historia, también nosotros estuvimos representados en 1914 por aquellos que sellaron la alianza de amor en el Santuario
.
De allí la súplica:"Desciende María...".
Ella se estableció aquí, está entre nosotros y actúa de un modo singular como la Mujer del Apocalipsis
la destructora del poder del demonio
y la educadora de personalidades auténticamente católicas
En el año1943 la Madre tres veces Admirable ha sellado aquí (En Uruguay) una alianza de amor, la misma que ha sellado en Schoenstatt (Europa).
La respuesta de la Virgen es a su vez: "Pueblo mío, voy a descender en este Santuario...".
Pero para ello, nosotros debemos ascender.
Ella espera y necesita que a cambio sellemos la alianza de amor como lo hicieron los primeros muchachos en Europa.
No sé si se escucha su llamada. Hoy en día se oyen en el mundo tantas voces de profetas y pseudo-redentores que la voz de Jesús y de la Virgen pasan desapercibidas.
Vivimos en una época tan insegura como pocas. Este solo pensamiento nos hace temblar, sentirnos inseguros ante la vida. Sea que hablemos de nuestra vida religiosa, de lo moral, de lo económico, incluso de nuestra salud, todo se ve envuelto bajo el signo de la inseguridad.
Un tiempo que intenta separase de Dios
Ateismo, secularismo..impiden la plasmación del orden social cristiano. Nuestra fe puede presentar resiterncia paero está contaminada.
al contemplar la injustcia, la miseria... nos parece que Dios está durmiendo.
Nos planteamos ¿El Dios del Amor puede permitir tales cosas? En el reverso del tapiz está la explicación
1. Seguridad ante la vida
La Sma. Virgen quiere regalar a quienes sellan la alianza de amor con ella seguridad ante la vida
Servus Mariae nunquam peribit.. = quien ha sellado una alianza de amor con la Virgen llegará al cielo
¿Que será de nuestros hijos? Ante esta incertidumbre

Preocupense de que sus hijos sellen una alianza de amor con la Virgen María
Es el mejor medio para asegurarse una vida noble digna del cielo
2. ¿Que se nos exige como condición para sella la alianza de amor?
María espera de nosotros:
Nuestro corazón
La colaboración en la lucha por vencer al demonio y construir el Reino de Dios en el propio corazón, en nuestra familia, en el ámbito laboral, en nuestras amistades, en todas partes
Oración del P Kentenich compuesta en el campo de Dachau
"han sellado una alianza contigo: se conserve firme como fundido en bronce, entonces los sé bajo un seguro y fiel amparo y no temo la furia salvaje del diluvio.
Victoriosamente conducirás a todos hacia el hogar, al Padre para que entonen cánticos al Cordero.
Creo firmemente que nunca perecerá quien permanece fiel a su alianza de amor..."

Dios regala al hombre la vida divina, la libertad y permanecer exento del dolor y de la muerte, una hermosa tierra, el paraíso; trabajaban sin que ello les causara sufrimiento alguno.
Ellos sólo debían decir libremente sí a Dios
5. ¿Qué obligaciones supone esta alianza de amor?
¿A qué nos compromete la alianza de amor?
¿Qué nos da o a qué se compromete la Virgen María?
Al recordarlo se nos hace presente la imagen de la mujer apocalíptica, rodeada de sol, envuelta en luz, con una corona de estrellas sobre su cabeza y con la luna bajo sus pies.
Por ella, la Virgen se comprometió a establecerse aquí para gestar un movimiento de renovación y utilizar como instrumentos a quienes libremente se entreguen a Ella. Todos somos llamados a esta tarea, cada uno de nosotros.
Sin embargo, quienes están dispuestos a escucharlas, perciben claramente su mensaje que es respuesta a las preguntas que nos hemos hecho en estos días:
La alianza de amor con María
"Desciende María..."es nuestra súplica.
¿Qué recibimos y entregamos al sellar la alianza de amor?
Ciclo de conferencias del padre Kentenich en Uruguay, 1948
En el Santuario de Nueva Helvecia
La Alianza de amor con María es una mutua entrega en la que el alma se entrega a María, y en la que ella a su vez posibilita que la gracia de Dios penetre el alma
La ascética mariana es respuesta a las necesidades del hombre de hoy
El objetivo es abrir el corazón y las mentes al obrar de Dios a través de María en virtud de la Alianza de Amor
El Espíritu Santo, artífice de nuestra santificación
A. EL viento huracanado
B. Las llamas de fuego
C. El don de lenguas
La santidad de la vida diaria: Una gracia original del Santuario de Schoenstatt
Cuanto más cerca....
Cuanto más cerca de Roma, tanto más tibio es un cristiano
Cuanto más cerca de una iglesia, tanto menos fervoroso se es
Cuanto más cerca de un santuario...
Desde 1943 "tenemos" un santuario (Nueva Helvecia Uruguay) consagrado a la Mater, si desde entonces no hemos crecido en santidad no mereceríamos tenerlo
A diferencia de otros lugares de gracias, donde se establece la Mater ter Admirabilis reparte sus gracias en la medida en que recibe dones
Ella espera un serio esfuerzo de nosotros para alcanzar la santidad, desea y está dispuesta concedernos la gracia para que llevemos una vida profundamente religiosa
¿Nos intranquilizamos? Eso significa que tenemos una idea errónea de lo que es la santidad
El Espíritu Santo se hizo presente en Pentecostés bajo determinados signos
Descendió con la fuerza de un viento huracanado, en forma de lenguas y de llamas de fuego
En Pentecostés el ES descendió en forma de lenguas de fuego.
Antes de su venida los apóstoles eran hombres temerosos que apenas se podían expresar.
Tras su irrupción dieron testimonios de su fe proclamándola en todas las lenguas
También a nosotros el ES por intercesión de María en su Santuario- nos quiere enseñar a hablar, quiere regalarnos gracias de oración y la fuerza para defender nuestra fe allí donde estemos
Las SSEE nos habla de la necesidad de equilibro entre trabajo y oración.
El desorden del mundo actual se debe en gran parte a que se le dedica demasiado tiempo al trabajo y la diversión y muy poco a la oración
El ES quiere descender muevamente sobre nosotros en forma de lenguas de fuego, para ello es necesario ese profundo espíritu de oración que María nos implora en su Santuario.
Es la mejor herencia que podríamos dejarle a nuestros hijos
Cuando el viento sopla sobre un árbol, caen las hojas marchitas. Lo mismo sucede en la vida espiritual. Cuando la gracia penetra en el alma todo lo mediocre comienza a caer
Este sacudimiento interior es una gracia que la Virgen nos quiere implorar
Solemos sentirnos mal con nuestra mediocridad y nuestra s debilidades: Hago el mal que no quiero y no hago el bien que quiero ¡Fracaso!
¡Cuantas veces quisiera levantarme y no puedo!
Solo cuando el Espíritu Santo irrumpe en nosotros con la fuerza del huracán, entonces sí puede acabar con nuestra mediocridad
El fuego es el segundo signo de la presencia del Espíritu en Pentecostés
La gracia de la transformación interior
Una segunda cualidad del hombre paradisíaco es que desconocía la concupiscencia, en él reinaba una armonía total entre su vida instintiva y su vida espiritual. Esa misma armonía la poseyó la Santísima Virgen, la Inmaculada
La gracia del envío apostólico
Adán y Eva,
llamados a transmitir la vida física, eran responsables a su vez de la transmisión de la vida divina. Es decir, estaban llamados a una
doble fecundidad: física y espiritual.
Bien, esta fecundidad es la tercera gracia que la Sma.
Virgen nos quiere regalar. Una fecundidad que en primer lugar ha de consistir en la transmisión de vida espiritual...

Nuestra colaboración para recibir estas gracias
Pero, ¿cuál debe ser nuestro aporte para que la Sma. Virgen haga brillar su luz sobre nosotros en esta plenitud? Tres deben ser nuestros aportes:
• el anhelo de vivir cobijados espiritualmente en Dios
• el anhelo por el paraíso y por ser nosotros mismos hombres del paraíso; es decir, el anhelo de ser transformados interiormente
• el anhelo de volvernos fecundos

Lo que desea lograr María desde este lugar es gestar un nuevo "paraíso", es decir, ofrecernos la posibilidad de una plenitud de vida interior similar a la de Adán y Eva antes de la caída en el pecado.
¿En qué ha de consistir esa similitud?
Adán y Eva estaban profundamente arraigados y cobijados en el corazón de Dios por la gracia santificante. Dialogaban continuamente con el buen Dios así como nosotros intentamos hacerlo.
Por eso, esa es la primera gracia que Dios nos quiere regalar aquí: la de encontrar hogar en el corazón de la Madre de Dios.
La gracia del cobijamiento espiritual
Ella es una reminiscencia del paraíso y un fruto de él. Por eso, allí donde se establece está dispuesta a gestar "nuevos paraísos", lugares donde crezcan hombres paradisíacos, que vivan profunda y continuamente cobijados en el corazón de Dios.
Esta
segunda cualidad es otra de las gracias que María
-el pequeño sol, reflejo del Gran Sol- irradia y regala desde este lugar:
la gracia de la transformación interior
Cada uno debemos preguntarnos en su interior si queremos que la Virgen nos ilumine con estas tres gracias que regala en el santuario.
Gracias que nos ayudan a vivir como personas del paraíso en medio de las tinieblas de la época actual.
"Busquen primero el Reino de Dios..."
Esto es lo que Virgen nos quiere regalar aquí en primer término:
la apertura de nuestro corazón para los bienes espirituales, sobrenaturales.
El hombre actual sufre un fuerte desarraigo espiritual, su espíritu no tiene dónde centrarse, dónde echar raíces. La época actual nos lleva a vivir sin hogar, sin patria espiritual.
Las personas gritamos en los periódicos, en los comités políticos, en las elecciones, y de un modo especial a través de las guerras.
Realmente nuestro grito se asemeja al de una comadreja antes de una gran tormenta. Pobre de aquel que ante tales circunstancias carece de hogar.
Al decir esto no me refiero en primer lugar a una casa material -en realidad esos bienes son pasajeros- sino a experimentar hogar en un corazón humano.
El que una persona humana me haya aceptado en su corazón, es un símbolo de mi cobijamiento en la Sma. Virgen; la fidelidad humana me ejemplifica la fidelidad de María.
Y si las personas me desilusionan o se aprovechan de mí, entonces no es para que me amargue por ellos, sino para que a través de ello me arraigue más profundamente en el corazón de la Virgen María.
1. El Espíritu Santo quiere encender en nosotros la claridad de la luz de la fe pues solamente bajo esta luz podemos conocer y reconocer el sentido de nuestra vida y adecuarlo a las enseñanzas de Jesús. A la luz de la fe comprendemos que nuestra vida cristiana es una vida de sacrificios
2. Son muchos los cristianos que van a la iglesia pero demasiado pocos los que después se esfuerzan por vivir lo que han escuchado y rezado. Nuestra gran tarea ha de consistir en llevar el cristianismo a la vida práctica. Tenemos que demostrar por nuestro testimonio que Cristo está vivo
3. Una alianza presupone siempre dos contrayentes. ¿Quiénes son en este caso? La Virgen María y nosotros. Por esta alianza,
María asume el compromiso de encender en nosotros un amor santo, capaz de vencer nuestra mediocridad; se compromete también a iluminar nuestro entendimiento de modo que seamos capaces de formarnos un concepto claro de la vida, a que tengamos la fuerza de vivir según él y a que seamos por eso mismo un ejemplo luminoso para quienes nos rodean.
Full transcript