Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

principales características de la Teoría General de Sistemas

No description
by

Xavi Mir

on 25 February 2017

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of principales características de la Teoría General de Sistemas

principales características de la Teoría General de Sistemas
xavi mir
Morin construye el edificio complejo.
La base está compuesta por 3 teorías de la organización entre las que encontramos la
Tª de Sistemas

Luz Arabany señala que Hegel planteó las siguientes ideas sobre los sistemas
el todo es más que la suma de las partes
el todo determina la naturaleza de las partes
las partes no pueden comprenderse si se consideran en forma aislada del todo
las partes están dinámicamente interrelacionadas o son interdependientes
El biólogo y epistemólogo Ludwing von Bertalanffy presenta en la década
de 1950 los planteamientos iniciales de la TGS.

Chiavenato resume el enfoque de la TGS (sistemático)
vs
el enfoque clásico (mecanicista-cartesiano-reduccionista-determinístico)

Recordemos las revoluciones científicas del SXX y las problemáticas de ruptura
Revoluciones
científicas del S.XX
Newton
La representación mecanicista de la Naturaleza se convirtió así en la Filosofía Natural dominante en la cultura occidental desde mediados del siglo XVIII hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XIX, momento en el que la visión electromagnética de la Naturaleza disputó la primacía que hasta entonces había disfrutado el mecanicismo en la Física.
Kant
Fue a través del enorme influjo que sobre la cultura occidental ejerció la obra de Immanuel Kant como el sistema newtoniano adquirió un status de verdad ontológica, cimiento de todo el edificio del Saber clásico. En la Crítica de la Razón Pura, Kant trató de establecer los fundamentos y los límites de la razón humana, a través de la realización de una síntesis superadora de las dos grandes corrientes del pensamiento occidental de la segunda mitad del siglo XVIII: el racionalismo de la Ilustración y el empirismo inglés.
Maxwell
Con la llegada de James Clerk Maxwell la situación cambió radicalmente. Inspirándose en los trabajos de Michael Faraday, estableció la teoría unificada de los fenómenos eléctricos y magnéticos, para lo cual postuló la existencia del éter, que ocupando todo el espacio, se constituye en el medio en el que se desarrollan los fenómenos electromagnéticos. Además, Maxwell afirmaba que la luz era un fenómeno electromagnético más, por lo que la óptica
debía ser considerada bajo la perspectiva de la electrodinámica y, por tanto, debía ser incluida en una teoría electromagnética que abarcará los fenómenos ópticos.
Hertz
Lorentz
Los trabajos de H. A. Lorentz que culminaron con la aparición de la teoría electrodinámica de los cuerpos en movimiento, en 1892, no hicieron sino acrecentar el prestigio y el número de seguidores de la representación electromagnética de
la Naturaleza en detrimento de la representación mecanicista
Darwin
Representación
determinista
Electro
Magnetismo
Durante la segunda mitad del siglo XVIII la física newtoniana
consiguió imponerse a lo largo y ancho del Viejo
Continente, una vez solventadas las polémicas que
enfrentaron a Newton con Descartes y Leibniz. La
influencia del sistema newtoniano rebasó los límites
estrictos de la Física, para convertirse en el fundamento
de la Filosofía de la Ilustración.
El gran éxito del sistema newtoniano a la hora de explicar los procesos físicos relacionados con el movimiento de los cuerpos y del sistema solar, sin obviar la importancia del método científico empleado en los Principia, explica el vigor de la Filosofía Natural propuesta por Newton, donde la Mecánica se constituye en la matriz en la que se funden los instrumentos necesarios para la explicación del "sistema del Mundo".
En la solución de las antinomias propuesta por Kant en la Crítica de la Razón Pura se condensa el marco conceptual de la nueva representación cosmológica que dominó la época clásica hasta la aparición de la Teoría General de la Relatividad en 1916. "El Mundo no tiene un principio en el tiempo ni límite extremo en el espacio". Kant sitúa la ley de la causalidad como ley fundamental de la Naturaleza, condición imprescindible de toda posibilidad de conocimiento: "Esta ley de la Naturaleza (...) es una ley del entendimiento en la que no está permitido, bajo ningún pretexto, apartarse o distraer ningún fenómeno, porque de otro modo se colocaría a este fenómeno fuera de toda experiencia posible..."
En El Origen de las especies Darwin recurre para presentar su teoría al método hipotéticodeductivo
empleado por Newton. A partir de ahí, desarrolla las tesis malthusianas para explicar la lucha por la supervivencia de las especies, en función de su crecimiento
geométrico frente al desarrollo aritmético de las fuentes alimentarias. Una vez establecido el principio de la lucha por la existencia, Darwin plantea el mecanismo de la selección natural sobre la base de la adaptabilidad al medio, por la cual los organismos que incorporan mejoras heredables muestran mayores posibilidades para sobrevivir y reproducirse que los que no las incorporan o desarrollan variaciones heredables desfavorables. Paralelamente a la selección natural y complementaria a ésta se desarrolla la selección sexual por mediación del macho y/o de la hembra.
En El Origen de las especies Darwin presenta de forma íntimamente asociada la evolución y la selección natural, eliminando cualquier referencia a la generación espontánea, de esta forma presentaba su teoría como un todo coherente, que respondía plenamente a las exigencias de una ley natural de carácter universal, acorde con los presupuestos
epistemológicos de raíz newtoniana.
La construcción de una teoría sobre la naturaleza de la luz creó innumerables problemas de carácter teórico para la física del siglo XIX. A la altura de 1850 dos teorías contradictorias, la corpuscular y la ondulatoria, aparentemente incompatibles entre sí, pugnaban por explicar la naturaleza de la luz. Las dificultades se acrecentaban de manera notable a la hora de encontrar una manera satisfactoria de explicar los fenómenos eléctricos y magnéticos, provocando una importante división entre los partidarios de una y otra teoría que terminó por desembocar en la construcción de una electrodinámica.
Lo que en Newton eran meros postulados en Kant adquirió el rango de absoluto.
La extraordinaria influencia que tuvo la filosofía kantiana durante la primera mitad del siglo
XIX contribuyó decisivamente a que físicos y matemáticos tomaran las leyes de la Física
clásica por absolutamente necesarias.
El concepto de Naturaleza defendido por Kant se
constituyó así en la concepción dominante de la cultura occidental hasta la aparición de la
Teoría de la Relatividad y la Mecánica Cuántica durante el primer tercio del presente siglo,
instalándose en el centro de la episteme occidental hasta nuestros días.
A comienzos del siglo XIX el imperio de la Razón
brillaba en todo su esplendor y, dentro del mismo, la
representación determinista ocupaba una posición
privilegiada. La aparición de la teoría evolucionista de
Darwin, con la publicación de El origen de las especies en
1859, fue interpretada como la culminación de dicha
representación, tal como afirmó el gran físico vienés
Ludwig Boltzmann en su conferencia ante la Academia
Imperial de la Ciencia, el 29 de mayo de 1886: "Si ustedes
me preguntan por mi convicción más íntima, sobre si
nuestra época se conocerá como el siglo del acero, o
siglo de la electricidad o del vapor, les contestaré sin
dudar que será llamado el siglo de la visión mecanicista
de la naturaleza, el siglo de Darwin".
Maxwell en su fundamental obra Treatise on Electricity
and Magnetism, publicada en 1873, aunque no tenía muy
claro cómo interpretar las ecuaciones de campo por él
formuladas, independizó las mismas de toda analogía
mecánica, proponiendo una teoría de campos. Aunque ello no supuso una ruptura de Maxwell con la teoría
newtoniana, en tanto que trató de demostrar que su teoría era consistente con la existencia de un mecanismo
newtoniano en el campo, al fin y al cabo los resultados por él alcanzados cuestionaban radicalmente la posibilidad de una explicación mecánica del campo.
A raíz de la aparición de la teoría electromagnética de Maxwell, se fue abriendo camino una nueva representación de la Naturaleza:
la representación electromagnética, especialmente desde la aparición de los trabajos de Hertz en 1887-88, en los que exponía sus experimentos, que demostraban la existencia de la radiación electromagnética.
La crisis de la representación determinista
Ahora bien, conforme la teoría electromagnética se iba imponiendo en los círculos científicos del último tercio del siglo XIX, surgieron voces que reclamaban una revisión crítica de los fundamentos de la Física clásica orientada a eliminar los elementos metafísicos que habían contaminado la Física teórica desviándola, a su juicio, de su verdadero carácter de ciencia empírica. Dos fueron las corrientes que sobresalieron en este período: el sensacionismo de Ernst Mach, cuyas posiciones se acercan bastante a una fenomenología de la ciencia, sobre todo en sus escritos histórico-críticos sobre Física, y el energetismo, cuyo máximo exponente fue el químico William Ostwald.
Ambas corrientes se enfrentaron con empeño a la representación mecanicista de la
Naturaleza, y en particular a las hipótesis atomísticas. Los fenomenistas rechazaban toda
hipótesis que no se fundamentara directamente en la experiencia, eran, por tanto,
defensores de un positivismo extremo, de ahí la influencia que ejerció Ernst Mach en los
fundadores del Círculo de Viena y del neopositivismo. El energetismo trataba de construir una concepción metateórica que liberara a la ciencia de su dependencia respecto de la Física, mediante el desarrollo de una ciencia superior, la energética, que unificara en ella el
resto de las ciencias. La justificación de dicha pretensión la encontraban en el enorme
desarrollo y éxitos que el tratamiento de la energía había deparado durante la segunda mitad
del siglo XIX en la Física y en la Química.
De hecho, Mach lo que pretendía era refundar la mecánica newtoniana sobre la base de
unos nuevos presupuestos descriptivo-analíticos desposeídos de todo vestigio de carácter
metafísico. Lo que Mach persigue es eliminar todo rastro de razonamiento deductivo de
carácter metafísico-filosófico de la mecánica newtoniana, no su verdad de hecho, ni
siquiera pretendía acabar con sus presupuestos epistemológicos intrínsecos. En cualquier
caso, desde la crítica machiana no era posible destruir, ni Mach pensaba en ello, la episteme
clásica. Tuvo que desarrollarse la revolución relativista y cuántica para que de la crisis se
pasara a la revolución de los fundamentos, esto es, a la destrucción de los presupuestos
epistemológicos básicos que habían configurado la episteme clásica, razón de ser de las
formas del Pensar que han dominado la cultura occidental desde hace tres siglos.
Teoría de
la Relatividad
La aparición de la Teoría Especial de la Relatividad provocó la ruptura de la estructura armónica y totalizadora de la cosmovisión procedente de la física clásica, según la cual las leyes de la Mecánica daban razón de la totalidad del Universo, constituyéndose en Leyes Naturales de carácter universal. La desaparición de un sistema de referencia privilegiado, constituido sobre la base de la existencia de un espacio y tiempo absolutos, eliminaba la posibilidad de establecer, bajo las premisas de la antigua física clásica, una teoría física que
unificase, mediante el establecimiento de unas Leyes Generales, el funcionamiento de la
Naturaleza, situación que se agravaría con el desarrollo de la Mecánica Cuántica durante el primer tercio del siglo XX, y que en la actualidad todavía no ha podido ser resuelta a pesar de los esfuerzos teóricos desarrollados con el fin de dar con una teoría unificada, en la que
se ensamblen los resultados alcanzados por la Relatividad y la teoría cuántica.
En la Teoría de la Relatividad General, completada por Einstein en 1916, se plantea una nueva ley general
de la gravitación acorde con la física relativista, que elimina la acción instantánea a distancia de la teoría de
la gravedad de Newton. En el campo gravitatorio relativista relojes sincronizados marchan a distinta velocidad según su posición en el mismo.
Tales resultados llevaron a la conclusión a Einstein de "que los teoremas de la geometría euclideano pueden
cumplirse exactamente sobre el disco rotatorio ni, en general, en un campo gravitacional...
También el concepto de línea recta pierde con ello su significado"

La Teoría de la Relatividad General planteaba una nueva configuración del Universo, a partir de la nueva geometría del continuo espaciotemporal de carácter no euclideo. El
Universo infinito y estático característico de la cosmología clásica se ve obligado a ceder el paso a una nueva representación: el Universo finito y dinámico de la Relatividad General.
Si bien la teoría de la Relatividad eliminó algunos de los presupuestos epistemológicos básicos de la física clásica, como el espacio y el tiempo absolutos, sobre los que se asentaba la representación moderna del Universo, no puso en cuestión la representación determinista de la Naturaleza característica de la época Moderna. Dicha representación se asentaba en la validez universal del principio de causalidad clásico, cuyas premisas no quedaban afectadas por la revolución relativista. Lo que salvaguardaba la vigencia del criterio de realidad dominante en la física moderna, mediante el cual era posible aprehender la naturaleza de los procesos físicos sin interferencias del observador, postulado básico de la teoría del conocimiento desarrollada en la época Moderna.
Mecánica cuántica
El inicio de esta fractura epistemológica se sitúa en la introducción del cuanto de acción y de energía por Max Planck en 1900, resultado de su investigación sobre el problema de la radiación del cuerpo negro.


La interpretación probabilista de la mecánica cuántica realizada por Max Born, completada por la teoría de la transformación de Dirac y Jordan, constituyó un avance sustancial en la comprensión del significado de la nueva mecánica cuántica, al establecer el carácter físico de la probabilidad cuántica, hecho que constituía una profunda fractura con los fundamentos epistemológicos de la física clásica, por cuanto establece que tanto la localización espacial del electrón como los estados estacionarios del átomo sólo pueden ser determinados probabilísticamente.
Planck
Born
La aparición en 1927 del artículo de Heisenberg en el que introducía las relaciones de incertidumbre como un principio físico fundamental, al postular que no es posible conocer simultáneamente la posición y el impulso de una partícula, no hizo sino profundizar dicha fractura epistemológica, al romper radicalmente con la antigua pretensión de la Física Moderna de alcanzar, mediante el conocimiento completo de todos los fenómenos físicos
del Universo en un instante dado, la determinación absoluta hacia el pasado y hacia el futuro del Universo, en función de la validez universal del principio de causalidad estricto, origen y fundamento de la representación determinista de la Modernidad.
Heisenberg
Para poder apreciar el papel que desempeñó el
principio de incertidumbre en la renuncia del principio
de causalidad estricto, conviene recordar que en la
mecánica clásica son justamente los valores iniciales y
los ritmos iniciales de cambio de todas las variables
mecánicas -que definen el estado de un sistema dado- los que determinan los movimientos futuros del sistema en cuestión. Sin embargo, de acuerdo con el principio de incertidumbre, existe una limitación fundamental, derivada de las mismas leyes de la naturaleza en el nivel cuántico, consecuencia de la existencia del cuanto de acción, que hace imposible la predicción determinista del comportamiento de los procesos físicos cuánticos, debido a su
naturaleza esencialmente probabilística.
El principio de incertidumbre se constituye en un principio físico fundamental que rige para el conjunto de los fenómenos, y que no es posible soslayar en los niveles de
magnitudes en los que el cuanto de acción no es despreciable. El principio de incertidumbre
se extiende, como principio físico fundamental, al conjunto de las relaciones físicas de las
magnitudes cuánticas, y no sólo a las relaciones de incertidumbre de posición e impulso.
Las consecuencias epistemológicas de las relaciones de incertidumbre alcanzaban de lleno al centro mismo de lo que había sido la Física desde los tiempos de Newton; es decir, cuestionan la capacidad de la Física para establecer leyes de la Naturaleza que determinen con absoluta precisión su funcionamiento como si de un mecanismo de relojería se tratará.
Einstein, en una carta dirigida a Max Born en 1926, explicitaba su repugnancia a las consecuencias de la mecánica cuántica: "la mecánica cuántica es algo muy serio. Pero una voz interior me dice que de todos modos no es ese el camino. La teoría dice mucho, pero en
realidad no nos acerca gran cosa al secreto del Viejo. En todo caso estoy convencido de que El no juega a los dados."
El viejo
De Broglie
Mientras que en la física clásica era posible describir el curso de los sucesos naturales como una evolución conforme a la causalidad, dentro del marco del espacio y del tiempo (o espacio-tiempo relativista), presentando así modelos claros y precisos a la imaginación del físico; en cambio, en la actualidad la física cuántico impide cualquier representación de este tipo y, en rigor, la hace completamente imposible. Sólo permite teorías basadas en fórmulas puramente abstractas, desvirtuando la idea de una evolución causal de los fenómenos atómicos y corpusculares; únicamente suministra leyes de probabilidad considerando que estas leyes de probabilidad son de carácter primario y constituyen la esencia de la realidad cognoscible; y no permiten que sean explicadas como consecuencia de una evolución causal que se produjera a un nivel aún más profundo del mundo físico
pensar desde la complejidad
La revolución científica del siglo XX ha
dado lugar a una nueva representación del
Universo y de la Naturaleza. Del Universo
infinito y estático característico de la
época moderna, surgido de la revolución
newtoniana, se ha pasado al universo
dinámico y en expansión de las revoluciones relativista y cuántica. De la Naturaleza regida por leyes deterministas,
derivadas del carácter universal de la Ley natural de la causalidad se ha pasado a una concepción de la Naturaleza articulada sobre la base de los procesos complejos, en los que el carácter probabilístico de los fenómenos cuánticos afecta no sólo al ámbito de la física
del microcosmos y del macrocosmos sino también a los propios procesos biológicos, como
consecuencia de la trascendencia de los procesos bioquímicos en los organismos vivos.
La representación determinista característica de la racionalidad de la civilización occidental
en la época moderna, que se articulaba en tres grandes postulados, espacio y tiempo
absolutos y principio de causalidad estricto, tiene que ser reemplazada por una nueva
racionalidad. Una nueva racionalidad que desde el paradigma de la complejidad sea capaz
de integrar de forma coherente y consistente azar y necesidad.
Es necesario estudiar no sólo las partes y procesos aislados de un sistema, sino también resolver los problemas hallados en el mismo como resultado de la interacción dinámica de sus partes, que hace diferente el comportamiento de éstas cuando se estudian aisladas o cuando se consideran dentro del todo.
Transdisciplinariedad; ocurre cuando varias disciplinas interactúan mediante la adopción de alguna o algunas disciplinas o de otros recursos como las lenguas, que operan como nexos analíticos
« La organización es una disposición de relación entre componentes o individuos que produce una unidad compleja o sistema, dotada con calidades
desconocidas a nivel de los
componentes o individuos. »
Edgar Morin

Arabany utiliza esta definición.
• Conjunto de elementos dinámicamente relacionados entre sí,
que realizan una actividad para alcanzar un objetivo, operando sobre entradas y proveyendo salidas procesadas. Se encuentra en un medio ambiente y constituye una totalidad diferente de otra
Distintos autores han definido el concepto de Sistema.
• Conjunto de partes coordinadas y en interacción para alcanzar un objetivo
• Grupo de partes que interactúan bajo las influencias de fuerzas en alguna interacción definida
• Totalidad distinguible en un entorno o ambiente en el cual interactúa, compuesta a su vez de elementos que interactúan también
• Todo aquello que tiene un objetivo
• Grupo de unidades combinadas que forman un todo
organizado
• Un todo integrado cuyas propiedades esenciales surgen de las
relaciones entre sus partes
• Un grupo de componentes interrelacionados que trabajan en
conjunto hacia una meta común mediante la aceptación de
entradas y generando salidas en un proceso de transformación
organizado
Cabe que señalar que no aparece el concepto de organización de forma explícita en las definiciones proporcionadas por Arabany. No obstante sí se encuentra implícitamente en ellas, como prevé Morin
Se define Elemento como la parte integrante de una cosa o porción de un todo. También se puede hacer referencia al elemento utilizando los términos Parte y Órgano, eso depende del tipo de sistema que se esté evaluando, por ejemplo sistemas vivos o empresariales.
Se define como Relación a la situación que se da entre dos cosas, ideas o
hechos cuando por alguna circunstancia están unidas de manera real o
imaginaria.
También se puede hacer referencia a la relación utilizando los términos
Unión, Conexión, Interacción o Enlace.
Los Objetivos son conocidos como Propósitos, Finalidades, Logros, Misiones,
Visiones o Metas; la denominación depende del alcance de los mismos y/o
del momento en el tiempo para el cual son definidos.
Los objetivos determinan el funcionamiento del sistema, para lograrlos
deben tenerse en cuenta tanto los elementos, las relaciones, como los
insumos y lo producido por el mismo, de manera que estén coordinados y
el sistema tenga validez y significado.
Entrada es todo aquello que el sistema recibe o importa de su mundo exterior.
También se conoce con el término Input. Visto el sistema como un subsistema de otro mayor que lo contiene, las entradas pueden ser consideradas como las relaciones externas de ese sistema con otro.
Salida es el resultado final de la operación o procesamiento de un sistema. Se
puede hacer referencia a la salida utilizando el término Output.
Los flujos de salida le permiten al sistema exportar el resultado de sus
operaciones al medio ambiente.
Es el resultado final de la operación o procesamiento de un sistema. Se
puede hacer referencia a la salida utilizando el término Output.
Los flujos de salida le permiten al sistema exportar el resultado de sus
operaciones al medio ambiente.
El Ambiente es el medio que rodea externamente al sistema, es una fuente
de recursos y de amenazas. Se conoce también con el nombre de Entorno
o Contexto.
El sistema y el ambiente mantienen una interacción constante, están
interrelacionados y son interdependientes.
Totalidad se define como todo el total, el conjunto de todos los componentes.
El objetivo de aplicar este concepto al sistema tiene que ver con la evaluación al unísono de todos los aspectos relacionados con el mismo, sin dejar ninguno de ellos de lado.
El sistema debe considerarse
como un cosa íntegra, completa, entera, absoluta y conjunta.
Respecto a la clasificación de sistemas, me quedo con la de Pablo Navarro sobre sistemas reflexivos.

http://prezi.com/jtva40qyvc9y/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share
Tipos de sistemas reflexivos
Pablo Navarro
La objetividad clásica no es capaz de capturar la conducta de realidades ontológica y epistemológicamente complejas
Un sistema deja de ser definible como realidad separada del sujeto que la considera. Pasa a ser una entidad definible en su relación con ese sujeto
Un sistema adquiere características reflexivas, al resultar constituido por la reflexión recíproca de la actividad del sujeto sobre la actividad del sistema
Sistemas reflexivos
Los efectos reflexivos son interferencias entre:
la actividad del
sistema objeto y
la actividad objetivizadora
del sujeto
Según la clase
de sistema objeto,
los efectos reflexivos
pueden ser de
cinco tipos
óntico
óntico-lógico
lógico
epistémico
auto-reflexivo
Reflexividad
óntica
Los sistemas ónticos o materiales son sistemas reales (no formales) y distincionalmente cerrados (en su seno no se genera sentido)
Son los de índole física
Los fenómenos reflexivos se manifiestan en los procesos de medición
Las mediciones modifican el valor inicial
El error clásico puede verse como la forma epistemológicamente degradada de la interferencia reflexiva
Los físicos clásicos conciben esa alteración como error
Reflexividad
lógica
Reflexividad
óntico-lógica
Reflexividad
epistémica
Auto-reflexividad
Punto de vista
reflexivo
El proceso de medición no es objetivizable
Es operacionalmente controlable
El contexto de medición selecciona el modelo de sistema objeto de medición
Como sucede en la cuántica, no tiene sentido preguntarse por el modelo"real" subsistente a las operaciones del sujeto
Los sistemas lógicos son sistemas
distincionalmente cerrados y formales (totalmente determinados por estipulaciones del sujeto)
Los fenómenos reflexivos se manifiestan en los procesos de interpretación
Son procesos análogos a las mediciones en los sistemas ónticos
La operación de interpretar es la que presta sentido a la actividad del sistema lógico objeto
El operar interpretavito solo puede ser integrado parcialmente en la objetividad que constituye a precio de volverla incosistente o incompleta
De ahí que la incompletud de Gödel explica la incapacidad de autointerpretación de los lenguajes formales
Ese proceso reflexivo es la raíz de la incompletud y paradojas de los
lenguajes naturales.
El desdoblamiento clásico entre lenguaje objeto y metalenguaje no soluciona la interferencia reflexiva entre la dinámica de cálculo del sistema objeto y la interpretación objetivizadora del sujeto
Distintos contextos de aplicación del metalenguaje consituyen interpretaciones diferentes
del lenguaje objeto
Los sistemas óntico-lógicos son sistemas que aúnan aspectos reales (ónticos) y formales (lógicos)
Los sistemas cibernéticos son el mejor ejemplo
En cibernética
las actividades informacionales (lógicas) se materializan por medio de sistemas físicos
O los sistemas físicos admiten interpretaciones lógicas
Hardware y software no pueden desvincularse.
El sistema objeto
óntico-lógico no puede aislarse, ni en su condición de hardware ni en su condición de software
Las interferencias entre software y hardware generan ruido
Los fenómenos reflexivos se manifiestan en interferencias entre el aspecto óntico y el lógico de los sistemas
Las nuevas relaciones interpretativas entre software y hardware devenidas por espacios no objetivables, transcienden el sentido inicial del sistema
Los sistemas óntico-lógicos dotados de clausura organizacional e informacionalmente abiertos tienen como ejemplos más importantes los sistemas vivos
Dicha interpretación hace que estos sistemas produzcan sentido
Los sistemas de este tipo interpretan el medio que los "rodea"
Los fenómenos reflexivos se dan en la interferencia entre la forma epistémica con la que el sujeto intenta objetivizar al sistema objeto y la forma epistémica con la que el sistema trata de objetivizar su medio
Se debe entender el sentido generado desde la apertura distincional
No cabe la descripción del sistema en términos de un marco distincional cerrado
Los sistemas óntico-lógicos dotados de clausura organizacional e informacionalmente abiertos pueden ganar en complejidad, como en los sistemas sociales humanos
Los fenómenos auto-reflexivos se dan en la interferencia entre dos actividades objetivizadoras, la del sujeto y la del objeto
Se alcanza la forma de reflexividad más compleja: el sistema objeto refleja en su totalidad las virtualidades de la subjetividad del sujeto
El sistema objeto se transforma a ojos del sujeto "ego" en "otro" sujeto, siendo que el sistema objeto puede considerar el "ego" como "otro" objeto
La mentira es una forma típica de interferencia reflexiva en
contextos auto-reflexivos
Se reformula la intuición de que entender al otro es entenderse a uno mismo y que entenderse a uno mismo es entender al otro
El entendimiento y la falta de entendimiento mutuo son la base de la conciencia y la vida social humanas
La objetividad reflexiva, a diferencia de la clásica, desborda el objeto e incluye en su radio de acción al sujeto, que debe dar cuenta de sí mismo en su objetivización
La objetividad reflexiva permite enfrentar los resultados negativos de la razón clásica, en positivo y de forma teóricamente productiva
Los límites de la objetividad clásica revelan las relaciones productivas entre los tipos de objetividad en los que emergen las formas de objetividad más complejas: la vida, la conciencia, la sociedad
Las condiciones de posibilidad del objeto y las del sujeto son las mismas, se requieren y generan mutuamente
Un mundo exento de reflexividad, ni podría haber generado sujeto alguno, ni sería inteligible para ningún sujeto
http://prezi.com/tppbb-dntiel/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share
Propiedades de los sistemas
En O’Connor y McDermott (1998) se hace especial referencia al concepto
de propiedad emergente; si un sistema funciona como un todo, entonces
tiene propiedades distintas a las de las partes que lo componen y que
“emergen” de él cuando está en acción. Éstas propiedades no se
encuentran si el sistema se divide en sus componentes y se analiza cada
uno de ellos por separado.

Sinergia
La palabra Sinergia viene del griego syn que significa con y ergos que
significa trabajo. La sinergia existe en un sistema cuando la suma de las
partes del mismo es diferente del todo, es decir, cuando el estudio de una
de las partes del sistema de manera aislada no puede explicar o predecir
la conducta de la totalidad.

Entropía
La palabra Entropía viene del griego entrope que significa transformación
o vuelta. Es un proceso mediante el cual un sistema tiende a consumirse,
desorganizarse y morir. Se basa en la segunda ley de la termodinámica
que plantea que la pérdida de energía en los sistemas aislados los lleva a
la degradación, degeneración, desintegración y desaparición.
Para la TGS la entropía se debe a la pérdida de información del sistema,
que provoca la ausencia de integración y comunicación de las partes del
sistema.

Retroalimentación
Se conoce también con los nombre de Retroacción, Realimentación,
Reinput o Feedback. Es un mecanismo mediante el cual la información
sobre la salida del sistema se vuelve a él convertida en una de sus
entradas, esto se logra a través de un mecanismo de comunicación de
retorno, y tiene como fin alterar de alguna manera el comportamiento del
sistema. Otros la consideran como un retorno de los efectos de una acción
que influye al sistema en el siguiente paso.

Homeostasis
Es la capacidad de los sistemas de mantener sus
variables dentro de ciertos límites frente a los estímulos cambiantes externos
que ejerce sobre ellos el medio ambiente, y que los fuerzan a adoptar
valores fuera de los límites de la normalidad. Es la tendencia del sistema a
mantener un equilibrio interno y dinámico mediante la autorregulación o el
autocontrol (utiliza dispositivos de retroalimentación).

Recursividad
Un sistema posee la propiedad de la recursividad cuando
posee elementos sistémicos con un conjunto de características similares a
las que él posee. A nivel matemático o computacional la recursividad se
formula como la definición de un sistema en términos más simples de si
mismo.

Equifinalidad
Se refiere al hecho que un sistema vivo a partir de distintas
condiciones iniciales y por distintos caminos llega a un mismo estado final.
El proceso inverso se denomina multifinalidad, en este caso condiciones
iniciales similares pueden llevar a estados finales diferentes.

Unidad global organizada de interrelaciones entre elementos, acciones o individuos
Morin propone esta definición
http://prezi.com/mnczspc_pevp/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share
Analiza la evolución del objeto al sistema en ciencia
del objeto al sistema
Egar Morin
el orden era la noción dominante de la física, hasta que surgió el desorden y reflujo de orden, lo que hizo que la interacción se convirtiese en la idea principal de la física
la interacción es el paso previo para que la organización tome el lugar que le corresponde como base necesaria para estudiar el mundo físico
la desorganización NO es la organización a la inversa, así que la forma en que la ciencia clásica aborda los problemas no es óptima para estudiar la organización ya que esta es compleja
la ciencia clásica se fundó bajo el principio de la objetividad, es decir, de un universo constituido por objetos aislados sometido a leyes
objetivamente
universales
en la ciencia clásica el objeto es entidad cerrada y definible aisladamente de su entorno y del observador que la analiza
el objeto científico clásico será medible y podrá descomponerse en sus partes conocer las leyes generales que le afectan eliminando las referencias al entorno y al observador
la ciencia clásica sufrió una transformación cuando los físicos vieron que el átomo no es la unidad primera, irreductible e indivisible de la que poder extraer las propiedades del objeto que compone
para definir las partículas que componen los átomos se necesita recurrir a las interacciones de que participan y que tejen la organización del átomo
el reduccionismo clásico ya no es útil, ya que no se pueden inferir las propiedades del átomo a partir de los caracteres propios de las partículas que lo componen, ya que dependen de su organización
las partículas tienen las propiedades del sistema, aunque el sistema no tiene las propiedades de las partículas
el universo de los sistemas surge en todos los campos de la ciencia: física, biología, sociología...
como un todo organizador irreductible a sus elementos constituyentes
nuestro mundo organizado es un archipiélago en el océano de desorden, el universo organizado es polisistémico, edificándose en una arquitectura de sistemas susperpuesta: la Naturaleza son los sistemas de sistemas
el sistema ha tomado el lugar del objeto simple y sustancial, y es rebelde a la reducción a sus elementos; el encadenamiento de sistemas de sistemas rompe la idea de objeto cerrado y autosuficiente. Se trata de dejar de tratar el sistema como un objeto y concebir los objetos como sistemas
la ciencia mantiene el término de sistema evitado o bien vaciado, sin explicar... hasta Bertalanfy, quien desarrolla una teoría general
de los sistemas
, a la que todavía le espera reflexionar sobre su propio fundamento: la teoría general
del sistema
la ciencia mantiene el término de sistema evitado o bien vaciado, sin explicar... hasta Bertalanfy, quien desarrolla una teoría general
de los sistemas
, a la que todavía le espera reflexionar sobre su propio fundamento: la teoría general
del sistema
Saussure da esta definición de sistema: una totalidad organizada, hecha de elementos solidarios que no pueden ser definidos más que los unos con relación a los otros en función de su lugar en esta totalidad.
Pero falta el concepto de organización
Morin propone esta definición:
unidad global organizada de interrelaciones entre elementos, acciones o individuos
Moriello expone la dinámica de los sistemas
http://prezi.com/uvm22wqq3our/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share
dinámica de los sistemas complejos
Sergio Moriello
En la gran mayoría de los casos, un sistema físico real es “abierto-cerrado”, ya que intercambia materia-energía y/o información-organización con
su entorno próximo, de forma parcial y selectiva, lo cual determina su viabilidad dentro de éste. También es intrínsecamente “dinámico”, dado que su organización no es rígida sino
que mantiene una armonía flexible con su entorno próximo a lo largo del tiempo.
asimismo, un sistema real es
“no-lineal”, debido a que su comportamiento es
habitualmente impredecible: una pequeña causa puede producir un efecto violento y
dramático o una enorme causa puede producir un efecto mínimo
además, el sistema real es “complejo”,
dado que está compuesto por una gran cantidad de elementos, cada uno de los cuales interacciona con sus vecinos relativamente inmediatos y es muy difícil vaticinar lo que
ocurrirá más allá de un cierto horizonte temporal
en general un sistema real es “adaptativo”, ya que no sólo es influido por el
medio ambiente sino que reacciona y se adapta –en menor o mayor medida– a él. Pero la capacidad para adaptarse tiene límites: si el sistema no puede acomodarse a la “tensión” (estrés) –modificando su estructura o su función– puede transformarse o deteriorarse de
manera parcial o total, temporal o permanente
el sistema físico real evoluciona en cinco etapas:
autogénesis
morfogénesis
mosfostasis
esclerosis
disolución
Autogénesis (nacimiento):
aparición de un nuevo sistema a partir de la asociación de
elementos inicialmente independientes
entre sí.
Morfogénesis (crecimiento):
desarrollo del sistema por diferenciación interna y/o absorción y asimilación de elementos externos
Morfostasis (maduración): estabilización estructural del sistema, con fluctuaciones
dentro de ciertos límites
Esclerosis (decaimiento): progresiva reducción de la capacidad de fluctuación y
regulación del sistema
Disolución (muerte):
pérdida terminal de coherencia e identidad y dispersión de los
elementos constitutivos
los sistemas físicos reales sólo se mantienen viables si continuamente importan energía desde su entorno próximo y exportan entropía hacia él
son

estructuras disipativas
cuanto más compleja sea una estructura funcional, cuanto más conectada esté, más energía necesita para mantener todas sus conexiones y, por eso, más vulnerable es a las fluctuaciones internas y/o perturbaciones externas. Se dice, entonces, que el sistema es más “inestable”, que está “más lejos del
equilibrio” o que es “fuertemente no-lineal”
cuando el propio orden interno se consigue por sí mismo, se hace
referencia a un proceso de “auto-organización” espontánea. La auto-organización es la
propiedad que tienen algunos sistemas de poder generar orden a partir del caos y es una
parte esencial de cualquier sistema físico real
es fundamental la idea de estructuración espontánea sobre la base de niveles (por estratos, uno por encima del otro); es decir, la
idea de jerarquización. Las interrelaciones entre los elementos de un nivel originan nuevos
tipos de elementos en otro nivel, los cuales se comportan de una manera muy diferente
cada nuevo estado es sólo una transición, un período de “reposo
entrópico”. Cuantos más estados tenga el sistema, mayor será su “variedad” y, por lo tanto, su capacidad de respuesta ante las perturbaciones. Por ende, mayor será su capacidad de supervivencia y,
obviamente, su complejidad
Nuestras modernas sociedades son sistemas dinámicos. Son sistemas en los que confluye
en un mismo espacio el orden y el desorden. Y esto es lo que hay que pensar: la dialógica del
orden y del desorden (Morin) y cómo ello produce organización.

Emilio Roger habla del modelo organizacional
Una teoría de la organización es hoy en
día la única teoría posible capaz de dar una explicación satisfactoria de la relación entre individuo y
sociedad más allá de los individualismos y los holismos absolutos.
Una teoría de la organización es
la única teoría capaz de explicar la sociedad como mecanismo de creación de sentido.

La sociedad es un sistema abierto que se autoorganiza y evoluciona. Cambia.

El nuevo "objeto" que surge de la problemática física es el objeto organizado. La explicación de este
objeto ya no hay que buscarla en la naturaleza de sus componentes por separado sino en su
ORGANIZACIÓN

La sociedad no se
puede explicar sólo por la naturaleza de los individuos que la componen sino por la organización relacional y transformadora de los individuos que hace emerger precisamente
eso a lo que llamamos "sociedad".

Pensar de forma sistémico-organizacional es pensar oponiéndonos al pensamiento reduccionísta y estático.
Se trata, en adelante, de pensar de forma dinámica, en movimiento, en circularidad constructora.

La sociología es una ciencia de la relación.
Si fuese necesario hablar de la sociología como "física social" (Comte) deberíamos entender que la física hoy no es la ciencia de los objetos sino de
la relación entre los objetos.

El sistema social es un sistema relacional
en el que el todo retroactúa sobre las partes que retroactúan, a su vez, sobre el todo en un devenir en el que la sociedad va auto-organizándose y cambiando a medida que se transforma de forma
interna (individuos, instituciones) y se comunica, de forma externa, con otras sociedades.

La sociedad es un sistema organizado autónomo con una relativa apertura y una relativa clausura.

Lo fundamental es el hecho de la auto-eco-re-organización sin la cuál no puede existir la sociedad ni ningún otro tipo de organización.

En las organizaciones sociales se da un proceso de interacción a muchos niveles: el nivel ideológico; el nivel institucional y normativo; el nivel de las interacciones individuales; los niveles
jerárquicos; el nivel cultural; el nivel individual.

Todo ello debe ser comprendido
de forma compleja:
estableciendo redes que relacionen todos los niveles sin privilegiar ninguno a no ser por motivos heurísticos. La organización social es un entramado retroactivo-recursivo entre
diferentes niveles que hacen emerger en su articulación ese fenómeno al que llamamos "sociedad".

La sociedad no es una máquina determinista, predecible, trivial.

La sociedad es una máquina
organizacional en la que los actores sociales actúan de forma muchas veces imprevisible.

Organización es la disposición de las relaciones entre los
elementos o individuos.
Relaciones que hacen emerger la unidad compleja o sistema.

Es la unión interrelacional de la diversidad en una unidad global o
sistema.

El concepto de "sistema" nos habla de una relación entre las partes y la totalidad y de la relación interactiva de las partes entre sí, que dispuestas de forma diferente, pueden hacer
emerger diferentes tipos de organización sistémica.

La identidad organizacional es una identidad dinámica.

Un sistema organizado crea su autonomía
por medio de la relación.

Para Morin la organización es una conjunción de acciones:
Inter-acción, Trans-acción,
Retro-acción y Re-acción se articulan en una acción inteligible en otro nivel: la
organización: la organizacción

Cuando queremos hacer una teoría del sistema debemos tener en cuenta que se trata de hacer una teoría de una unidad compleja que necesita para ser pensada de un modelo epistemológico complejo que nos permita relacionar análisis y síntesis; todos y partes; unidad
y diversidad...

El todo es más que la suma de las partes.
Las emergencias son propiedades de la globalidad que surgen a partir
de la integración.

La sociedad no es la mera suma
de los individuos que la componen sino que constituye una entidad dotada de cualidades específicas.

La estabilidad del sistema surge en la
organización de los individuos que son diversos. No está en cada uno de los individuos por separado.

El todo es menos que la suma de las partes: el sistema en
tanto que unidad global o totalidad produce emergencias, cualidades nuevas que no se encuentran
en el nivel de las partes por separado.


Hay sistema cuando sus componentes no pueden adoptar todos sus estados posibles. La combinatoria o la organización de las partes introduce constreñimientos o inhibiciones internos (as) que inhiben o suprimen cualidades o propiedades que las partes poseen
o de las que disponen por separado. (Morin)


La sociedad es un proceso recursivo: sus
productos son necesarios para que continúe la producción del proceso.
Para que continúe la
autoorganización social.


Emergencia y morfogénesis sistémica son inseparables. Los elementos transformados en partes de un todo pierden cualidades y ganan otras. Hablamos de "morfogénesis" porque la
organización sistémica crea, genera, da forma en el espacio y en el tiempo a una realidad nueva: el sistema.


El todo es incierto: todo sistema está siempre relativamente abierto y ello es condición indispensable para la creación
sistemico-organizacional de la autonomía tanto física como biológica, social, cultural (intercambios
de materia, energía, información, etc.).

La organización social, que se nutre de
y genera la diversidad, depende de que lo que podemos denominar "fuerzas de cohesión" están por encima de las "fuerzas de disociación".

Pero en toda organización social siempre está latente el desorden. Siempre está latente un principio de antagonismo
organizacional que puede
actualizarse en
cualquier momento.

Frente a la relación (sin relación) entre sujeto y objeto en la ciencia clásica, en la ciencia actual se hace inseparable la relación constructora sujeto-objeto.
Por ello mismo se hace necesaria
una epistemología que haga hincapié en una teoría de la descripción de la descripción
(conocimiento del conocimiento).

Puede ser un buen momento para repasar la hermeneútica de 2º orden de Delgado-Sotolongo
http://prezi.com/wgvpqrclcgoq/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share
epistemología hermenáutica de segundo orden
Sotolongo-Delgado
la figura que sustituyó a la de
“la unidad macro-microcosmos” a partir de la modernidad fue la de “la relación objeto (a ser sabido, a ser conocido-sujeto (de saber, de cognición)”
De ahí vienen dos posicionamientos epistemológicos extremos:
gnoseologismo (privilegia al objeto)-fenomenologismo (privilagia al sujeto).
Y una posición media: la hermenéutica.
tratamiento gnoseológico:
el objeto indagado pretende quedar “reflejado” tal cual
es, sin que la acción del sujeto indagador, presuntamente, incida
“contaminándolo” en el proceso de indagación. A ello se lo denomina
plena “objetividad” del conocimiento. Desconecta al
sujeto de su relación
con el objeto
tratamiento fenomenológico:
intenta establecer las instancias responsables en la
conciencia del sujeto (denominada entonces subjetividad) de los resultados de toda acción intencional sin, aparentemente, la incidencia del
objeto indagado. Esto es equivalente a la “desconexión” del objeto con
relación al otro polo de la relación
tratamiento hermenéutico:
penetra desde su interior
en la “circularidad hermenéutica” de objetividades-subjetividades. Incluye a las operaciones de constitución a
posteriori de esas objetivaciones y subjetivaciones. Equivale a poder caracterizar la circularidad “opaca” entre una subjetividad reflexiva
inmersa en una totalidad pre-reflexiva y la re-producción o re-presentación
metódica y/o ideológica por parte de aquella de esa totalidad que
la rodea por todos lados

superando los tratamientos clásicos mutan hacia una nueva “figura epistemológica”,
en la medida vamos comprendiéndonos de otra manera cuando nos involucramos en procesos cognitivos
mutación del estatuto del sujeto:
los sujetos del saber no son, ni pueden ser, una suerte de “espejos” cognitivos que “reflejan” la realidad “tal cual ella es” ni pueden ser, reducibles a la razón
mutación hermenéutica:
la penetración desde el interior en la relación objeto-sujeto necesita como mediador al "contexto de praxis"

Como corolario a todo lo mencionado se está produciendo asimismo
la correspondiente mutación en la comprensión contemporánea
acerca de la noción de
“verdad”
la representación de los objetos a conocer se pretendía pura:
“algo que correspondía exactamente a la cualidad inherente a los objetos”
re-presentados, sin contaminar por
el sujeto
el saber verdadero, a partir de la modernidad, era un saber “por
correspondencia” con “lo investigado”. Y, en consecuencia, su noción
de verdad era la de una “verdad por correspondencia”
todo proceso cognitivo
transcurre inmerso en una intersubjetividad.
No somos nunca
“robinsones” cognitivos
cuando investigamos uno
u otro objeto, en realidad
no investigamos
ese objeto aislado, por más que en ocasiones así nos pueda parecer
ya no aspiramos
a aquella “verdad-por-correspondencia”-con-el-objeto-tal-cual-es, sino a
una verdad construida por consenso intersubjetivo acerca de una u otra
inter-objetividad investigada, a partir del contexto de praxis cognitiva en
que están inmersos los que la construyen
aspiramos a una
“verdad contextual” dimanante de la “omnijetividad” de nuestros contextos de praxis, es decir, de esa índole generadora siempre de intersubjetividad
e inter-objetividad que algunos ya caracterizan con ese término
mutación del estatuto del objeto:
los objetos-del-saber no son, ni pueden ser, idénticos a las cosas mismas sabidas; sólo son –y sólo pueden ser– “constructos teóricos inacabados del
saber”
esta noción interpretativa de la verdad no debe confundirse n que "todas las interpretaciones son válidas", sino que obliga a que todas las interpretaciones sean contrastadas con la praxis cotidiana
la comprensión del carácter hologramático de cada subjetividad social individual, de la creatividad ontológica y de la índole contextual de la praxis, condiciona la perspectiva hermenéutica
contemporánea
el planteamiento filosófico de la
comprensión dialéctico-materialista del mundo acerca del automovimiento
dialéctico de la materia se ve confirmado por los desarrollos
contemporáneos científicos del enfoque ‘de la Complejidad’
convergentes con ella
la “causalidad
compleja” es una causalidad contextual, es decir, específica y “situada” (en contraposición a la causalidad universal –idéntica para todo lugar y para todo momento– de la modernidad), es sensible al contexto y al entorno
los estudios de sistemas fuertemente alejados del equilibrio mostraron
que es en tales circunstancias, fuertemente no lineales, cuando –a partir de un desordenamiento previo– emerge un nuevo orden de complejidad (como la vida, como los seres humanos
y la sociedad)
el emerger de nueva complejidad va aparejado al surgimiento
de las denominadas “estructuras” "disipativas", que
“disipan” los desequilibrios, espacio-temporales surgidos con el del equilibrio, permitiendo la aparición del nuevo
orden complejo
el mundo es ordenado porque es capaz de desordenarse autoorganizadamente
(espontáneamente) para volverse a ordenar y para
desordenarse; es estable porque es capaz de desestabilizarse para estabilizarse; es equilibrado porque es capaz de desequilibrarse
esta dialéctica de los contrarios ha tendido a reproducirse jerarquizando algún elemento de sus pares frente a otro, de manera asistémica. Para que esa comprensión dialéctica sea útil, se debe contextualizar a través de
elementos mediadores
reflexividad del saber
nuestro conocimiento
del mundo, es una construcción valorativa que nos
permite crear una representación del mundo, pero no es el mundo.
Es un producto humano que tiene fuentes en la subjetividad humana
que no pueden pasarse por alto
la investigación social no clásica contemporánea se basa en el
presupuesto de
reflexividad
, de inspiración hermenéutica, para el
cual
el objeto sólo es definible en su relación con el sujeto
el presupuesto
de reflexividad considera que un sistema está constituido por
la interferencia recíproca entre la actividad del sistema objeto y la
actividad objetivadora del sujeto
la centralidad de la subjetividad supone una noción del sujeto
como sujeto en proceso permanente de autoconstrucción y de construcción
de sus condiciones de existencia a través de la práctica, de
la interacción sujeto-objeto
desde esta perspectiva,
la investigación social es un actor, un dispositivo al interior de
la sociedad, un sistema observador. El posicionamiento no clásicoreflexivista
complejo supera las disyunciones sujeto-objeto, externalidad-
internalidad, entre otras, y abre un camino a lo interaccional y a
lo reticular, como fuentes constitutivas de la realidad
para la investigación social clásica (sustentada en el objetivismo) el centro del proceso de investigación es el objeto, y el sujeto debe ser objetivo en la producción de conocimiento.
Para la reflexivista compleja, el sujeto es integrado en el proceso de investigación; el sistema observador forma parte de la investigación como sujeto en proceso y es reflexivo
Macroconceptuar es describir / reconocer formas globales y autónomas y respetar al mismo tiempo la incertidumbre esencial del observador / conceptuador (por su puesto
de referencia, sus intereses, las selecciones que efectúa); respetando al mismo tiempo la
inclausurabilidad del objeto-sistema (fenómeno) respecto de su ecosistema.

Teniendo en cuenta
que, en cuanto aislamos, fijamos el fenómeno, lo inmovilizamos, rompemos su relación interactiva.
Rompemos lo que nutre su organización.

Reintroducción
del cognoscente
(Teoriya Resheniya Izobreatatelskikh Zadatch)
(Teoría para la Solución de Problemas Inventivos)
TRIZ
Aplicaciones de la Teoría de Sistemas
La TRIZ ayuda a evitar numerosas pruebas y errores y a resolver problemas usando patrones generalizados de soluciones previas. La suposición básica de la TRIZ es que, si dos problemas de diferentes áreas tecnológicas corresponden a modelos idénticos, entonces ellos deben tener patrones de solución también similares.

Patrones de solución TRIZ
El Resultado Ideal Final
La Autopoiesis
Los Recursos para la Idealidad
Los Efectos Científicos y Técnicos para la Idealidad
Las 39 Características de Idealidad
Los 40 Principios de Invención
La Matriz de Contradicciones Técnicas
Los 4 principios de Separación de la Contradicción Física
La Poda de Sistemas Para la Idealidad

Técnicas de la TRIZ
El sistema, por si mismo, logra el efecto útil
y evita el efecto dañino

Resultado ideal final
1. ¿Cuál es el obstáculo que no permite el cumplimiento del IFR?
R: Identifique la parte o componente del sistema que está evitando el cumplimiento del IFR.
2. ¿Por qué interfiere con el IFR?
R: Dé aquí las razones del por qué esa parte, componente o subsistema obstruye el cumplimiento del IFR.
3. ¿Bajo que condiciones desaparecerían las interferencias con el IFR?
R: ¿Qué tendría que suceder con esa parte o componente para que dejara de obstruir el cumplimiento del IFR?

(Pruebas de Resistencia a la Corrosión)
Resultado ideal final, ejemplo
1. ¿Cuál es el obstáculo que no permite el cumplimiento del IFR?
R: (el costo del material del recipiente).
2.   ¿Por qué interfiere con el IFR?
R: (Como es muy costoso, no podemos hacer varios ensayos a la vez).
3. ¿Bajo que condiciones desaparecerían las interferencias con el IFR?
R: (Que el material del recipiente no fuera tan costoso).

Solución IFR:
(El recipiente) por si mismo, (debe contener el ácido corrosivo y no ser tan caro): la pieza de prueba misma tomará la forma de un recipiente y en ella se vaciará el ácido
Full transcript