Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

LINEA DE TIEMPO PENSAMIENTO ECONÓMICO, EDWIN GUSTAVO TRUJILLO ORTIZ SEMESTRE 2 B

LINEA DE TIEMPO
by

Edwin Gustavo Trujillo Ortiz

on 27 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LINEA DE TIEMPO PENSAMIENTO ECONÓMICO, EDWIN GUSTAVO TRUJILLO ORTIZ SEMESTRE 2 B

Era antigua y Edad media Tiberio Graco (163 – 133 a.c.) Augusto (63 a.C.-14 d.C.) Virgilio, entre los años 36 y 29 a.C. Alfredo el Grande (siglo IX) Propuso de nuevo limitar el tamaño máximo de la apropiación individual de las tierras comunales y que el excedente liberado por esa medida se entregara a las familias campesinas con capacidad de heredarlas. Se hizo evidente que el campo carecía de suficiente mano de obra debido a la urbanización de las costumbres; Augusto intentó resolver el problema con la regulación del matrimonio volviéndolo obligatorio con la intención de promover el crecimiento de la población e incluso se dice que promovió el regreso recurriendo a la literatura. Escribió las Geórgicas, un poema en cuatro volúmenes sobre la vida campesina y que lo elevó como el mejor poeta de su tiempo. La realidad es que Las Georgias es un tratado técnico sobre la agricultura, y una notable defensa del retorno al campo y de restablecer la vida agrícola tradicional en Italia. Decretó que todo hombre debía tener un señor. Finalmente, la caída del Imperio Carolingio en el siglo IX eliminó la única alternativa, aseguró el régimen señorial como la unidad de autoridad política local predominante y estrechó la relación entre el campesino y el señor, relación que a partir del siglo X empezó a conocerse como servidumbre Jenofonte (430 a.C. - 355 a.C.) Pensamiento Económico Los griegos de los siglos V y VI
Hicieron una aproximación racional a la economía fundamentada en principios éticos y en teorías antropocéntricas (donde el hombre es el centro del Universo). Jenofonte centró su trabajo en el buen liderazgo y en la capacidad humana como la principal variable para la administración. Según este autor para lograr excedentes económicos en la familia, la ciudad o el Estado, se necesita habilidad, orden y división del trabajo. Para Jenofonte el líder es el individuo que, motivado por su egoísmo y su inteligencia, con su capacidad de organización se sobrepone a las fuerzas de la naturaleza para extraer de esta lo que es necesario para satisfacer las necesidades.Resalta entonces la idea de que un objeto es un bien para el individuo que lo necesita, es decir que tiene un valor de usoJenofonte, como más tarde lo haría Smith, afirmó que el aumento de laCantidad y calidad de los bienes se origina en la división técnica del trabajo y que esta división estaba limitada por el tamaño del mercado. Platón (428 ac 347 ac) Platón analizó toda la estructura política y económica del Estado. Con
Jenofonte compartieron la idea de que el ser humano es la variable fundamental de la economía política. El interés platónico era la óptima combinación de gobierno y economía; en este punto para Platón el Estado óptimo es una situación rígida, estática e ideal y cualquier cambio es considerado como regresivo.
Platón también reconoce la especialización y división del trabajo expuesta por Jenofonte como fuente fundamental para lograr mayor eficiencia y productividad, pero lo extiende a la división en clases (división social del trabajo). Aborda el tema de la circulación de los bienes y concluye que se realiza a través del mercado y que se usa el dinero como medio de intercambio.
A diferencia de Jenofonte, para Platón el interés individual no sirve para maximizar el beneficio humano pues rompe la estabilidad; incluso, consideraba al comercio como una actividad improductiva y rechazó por antiética la usura y el beneficio comercial. Aristóteles (384 ac – 322 ac) El sujeto económico aristotélico, o el agente representativo como lo dirían los neoclásicos, es un patriarca rural esclavista que busca la felicidad; por eso la finalidad de la producción es el consumo y no el comercio, aunque éste es necesario para adquirir otros bienes que satisfagan necesidades y lograr la independencia de la casa o autarquía. Esta independencia económica asegura que se disponga del tiempo libre para realizar ideal grecolatino de virtud participando en los asuntos de la polis y a la vida contemplativa. Como lo diría Amartya Sen, el objetivo es la libertad. Los escolásticos (siglos VI y XII)
Intentaron conciliar la doctrina de la Iglesia con la propiedad privada y el mercado, en gran medida respaldados por el derecho romano que regulaba los contratos, legitimaba el comercio, el derecho a la propiedad privada hereditaria, al igual que el trato justo en los intercambios voluntarios. Al respecto tuvieron enfrentamientos con los franciscanos, quienes siguiendo a Jesús y a los primeros cristianos defendían la propiedad colectiva y rechazaban la propiedad privada por considerarla ajena al ideal de renuncia y pobreza. Alberto magno (1193/1206? - 1280) Alberto Magno condenó el monopolio por ser una confabulación para manipular los precios, cuya sanción debía ser la restitución del beneficio obtenido mediante este ilícito. Alberto Magno argumentó que existía un orden natural y un orden económico, con dos valoraciones diferentes en cada uno de estos; en el orden económico los bienes se miden en relación al trabajo y los gastos. De esta afirmación algunos concluyen que Alberto Magno expuso una teoría objetiva del valor como la expuesta por los clásicos, incluyendo a Marx. Sin embargo buena parte de los historiadores están de acuerdo que el precio justo correspondía al que resulta del regateo entre los contratantes, el cual resultaba ser el precio natural al que se referían los códigos romanos, o al precio legal, es decir el fijado por decisión gubernamental. Santo Tomás de Aquino (1225-1274) Santo Tomás reforzó un poco la teoría del valor aristotélica sin dejar a un lado la moral cristiana de la época, es por eso que no llegó del todo a crear una teoría concreta del valor de manera racional como la que surgió más adelante. Santo Tomás habló de un orden natural de acuerdo a la creación de Dios, y su teoría de la demanda es una simple noción entre la relación de la utilidad humana de los bienes en comparación con el lugar que ocupan en el orden natural de la creación. Enrique de Frimaria (1245-1340) Se interesó por el tema de la necesidad, pero a diferencia de Aquino lo analizó como la necesidad común de algo que es escaso, es decir, de forma agregada tal como lo vemos hoy en las teorías macro. Concluyó que si la necesidad determina el valor de algo que es escaso (teoría subjetiva del valor), no hay razón para que el precio de ese bien se eleve cuando hay abundancia. Jean Buridan (1300-1358) Hizo un importante avance en el concepto de demanda efectiva al relacionar las necesidades y el poder adquisitivo, afirmando que la conjunción de cierto número de consumidores y su capacidad de pago contribuyen a la formación de un estado de los negocios justo y normal en el mercadoLos aportes de Buridan se encaminaron al estudio por separado de la oferta y la demanda. Al igual que Aquino, consideró una doble regla en la teoría medieval del precio. Nicolás de Oresme (1323-1382) En contraposición del tomismo aristotélico le reconoció al dinero un valor no convencional sino real, dado el hecho de que se componía de metales preciosos y avanzó en la idea de que la moneda mala desplazaba la moneda buena (se conoce hoy como la ley de Gresham). Antonio de Florencia (1389-1459) Sintetizaron el pensamiento escolástico y avanzaron hacia un concepto subjetivo del valor, argumentando que el precio de un bien no depende sólo de la utilidad o de su capacidad de satisfacer necesidades sino también de su escasez y del deseo de las personas de satisfacer una necesidad. Escuela de Salamanca siglo XVI
Se dedicaron al pensamiento económico motivados por la notable inflación generada por la llegada de metales preciosos desde las colonias en América. Dado que en su mayoría eran clérigos, su inquietud tenía un interés doctrinal; su punto de partida fue la explicación que sobre la usura hizo Santo Tomás de Aquino en la Summa Theologiae; entendieron que la misma moneda tiene un valor que depende del contexto económico, hecho que justificaba los tipos de cambio en particular en los préstamos a interés. Economía preclásica Edad media siglo V, hasta el siglo XV
Fue una sociedad autárquica y de escaso avance científico. Empezó a romperse debido a la apertura del comercio con el oriente de Asia, en particular por las grandes posibilidades comerciales generadas por las medidas a favor del comercio tomadas por Gengis Khan (1167-1227), quien junto con sus descendientes habían conquistado y convertido la mayor parte de Asia en una zona de libre comercio. Jean-Baptiste Colbert (1619-1683) Se convirtió en el principal exponente de lo que se conoció como mercantilismo El mercantilismo
Conjunto de ideas que dominaron durante la época en que se construyeron los mercados europeos, en su fase previa a la revolución industrial. El mercantilismo transformó no sólo la forma de producir y comerciar sino que cambió la sociedad, las instituciones y el Estado, así como la forma en que éstas se insertan en un proceso de globalización comercial. Esta inserción obligó a gobernantes y pensadores a tener una mirada menos interesada en los feudos y más en el conjunto de un emergente Estado nación. La política de comercio internacional, principalmente, se orientó a generar excedentes de exportación acumulados en metales y piedras preciosas que, como dinero, garantizaban la capacidad de compra en un mercado cada vez más monetizado. Jean Batiste Colbert (1619-1683) Recurrió a la intervención gubernamental para apoyar, promover y proteger la industria francesa.Esta intervención se caracterizó por las acciones contra la corrupción, el Fomento de la manufactura a través de subsidios, la construcción de redes de canales, carreteras y demás infraestructura necesaria para el desarrollo de la industria, la promoción de la industria con empresas que tenían la participación del propio Estado, y la protección del mercado interno por medio de políticas que frenaban las importaciones. Thomas Mun (1571-1641) Su principal objetivo era crecimiento de la riqueza nacional y creía que se podía lograr mediante el comercio; el objetivo dentro del comercio era lograr un superávit en la balanza comercial; asumía que el país podía enriquecerse si lograba vender más de lo que compraba al resto de los países; por esa razón defendió la idea de importar mercancías de Asia pagando con oro y obtener ganancias revendiendo luego esos bienes en Europa. Willian Petty (1623 – 1687) Se basó en los problemas prácticos que surgían en la economía de la época. Se destacó por dar aportes importantes a la teoría del dinero y del valor. En la teoría del dinero le daba las tres características de dinero que son (patrón valor, medio de cambio, deposito de valor), pero también habla de que le dinero no constituye una medida absoluta de valor debido a que este valor varía de acuerdo a la oferta y la demanda. Sobre el valor atribuye al trabajo como un activo capaz de generar riqueza en su frase que el trabajo es el padre y principio activo de la riqueza y las tierras son la madre. Bernard Mandeville (1670 – 1733) Expone una idea que circulaba en Europa acerca de que el egoísmo podría producir beneficios para todos a través de la cooperación inconsciente, lo que más tarde Smith llamaría mano invisible. Dedujo de esta tesis que el bienestar social es mayor cuanto menor es la intervención del Estado, pero anotaba que la intervención podía ser benéfica si lograba encauzar los vicios privados de una manera hábil. Otra idea importante que contenía la fábula es que la división del trabajo mejora la productividad. Richard Cantillon (1680-1734) Cantillon se destacó por pensamientos modernos tales como su objetivo de establecer los principios básicos de la economía mediante el proceso de razonamiento y su propósito de recopilar datos para utilizarlos en el proceso de verificación de sus principios. Por desgracia se ha perdido su trabajo estadístico. Para este autor el dinero no representa el valor real de la riqueza de una nación y la tierra es la verdadera fuente de esta riqueza, una tesis que fue acogida por François Quesnay y fundamentó la fisiocracia. David Hume (1711-1776) Entre sus argumentos más importantes se destaca el de la imposibilidad de que todas las naciones pudieran experimentar balanzas comerciales positivas en un largo periodo de tiempo y su opinión sobre las consecuencias que tendría un incremento gradual de la oferta de dinero sobre el nivel de producto real y el empleo. También trató de relacionar las diferentes libertades que estructuran una sociedad y la economía de una nación.Afirmaba que el incremento de la moneda circulante en un país con superávit comercial haría aumentar los precios y en los países que presentaran déficit harían descender los precios. La falta de equilibrio comercial entre países no permite el equilibrio en las balanzas de pagos y eso impide que el patrón oro domine a la economía. Hume argumentó que las políticas mercantilistas serían de carácter efímero y que en el largo plazo estas teorías y formas de ver la economía serían inútiles y sobrepasadas por la realidad. Opinaba que los mercantilistas parecían ignorar la teoría cuantitativa de la moneda Fisiocracia 1750-1780

El origen de la denominación de esta escuela fue la importancia que le dieron a la tierra y a la agricultura, pues para ellos la tierra era el único factor que genera producto neto.

Aunque a los fisiócratas les faltó construcción lógica en sus argumentos, es relevante su desarrollo sobre la construcción del desarrollo de un país, se trataba de mirar la diferencia existente en el por qué Francia se encontraba atrasada ante potencias consolidados como Reino Unido, y la forma de tecnificar el sector agrícola para disminuir esas diferencias. Pero la máxima fisiócrata estaba por el lado del orden natural, al que le asignaban la capacidad de darle un orden político a la economía. Economía Clásica La economía clásica
Se conoce como economía clásica al conjunto de ideas expuestas por autores ingleses en el período comprendido entre 1776 -fecha de la primera publicación clásica con La riqueza de las naciones de Smith hasta la publicación de Los principios de John Stwart Mill en 1848. Adam Smith (1723 - 1790) Smith causó un fuerte impacto con la publicación de su tratado Investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones el cual todavía se edita y es más conocido con el nombre de La riqueza de las naciones. Dos aportes se le pueden reconocer a Smith: el primero, la recopilación y sistematización del saber económico existente, junto con la cuidadosa retórica de su exposición y, segunda, una visión más moderna al incorporar el capital, el trabajo y el comercio como fuentes del valor. Afirmaba que el papel del Estado es permitir el libre desarrollo y actividad de los individuos para que éstos actúen de manera espontánea y puedan satisfacer sus caprichos y necesidades, y que participen como productores, propietarios u organizadores de la producción. Es decir que tengan la libertad de desarrollar su fuerza laboral y de esta manera poder maximizar sus utilidades. Jeremy Bentham (1748-1832) y John Stuart Mill (1806-1873) Bentham propuso el utilitarismo como el fundamento de la sociedad y argumentaba que era posible comprobar de modo científico que el principio de utilidad era justificable moralmente. El utilitarismo basa su filosofía en que la única norma moral que se tiene en cuenta a la hora de tomar una decisión es la utilidad. La idea de que una norma es correcta si con ella la mayoría de la población obtiene un beneficio se basa precisamente en esta tesis. Así las acciones eran buenas si tendían a procurar la mayor felicidad para el mayor número de personas, un argumento que hace pensar que el utilitarismo nace del hedonismo, es decir que tiene sus raíces en la filosofía griega. Thomas Malthus (1766-1834) La teoría de Malthus contrastaba con la idea de Smith respecto a que el incremento de la población impulsaba el progreso económico. Malthus también contradice las tesis de su padre Daniel Malthus quien aseguraba que la pobreza y la miseria por la que estaba atravesando Inglaterra eran causadas por la inoperancia del gobierno. David Ricardo (1772-1823) A diferencia de Smith se preocupó menos por las causas de la riqueza de las naciones y centró su atención en la distribución del ingreso. Observó una tendencia declinante de la tasa de beneficios, tendencia que creyó inevitable en relación con el mercado interno pero que se podía superar con el comercio exterior. Pero en contraste con Smith, el comercio exterior no lo vio como una forma de expandir el mercado y aumentar la división del trabajo. Su idea era que la división internacional del trabajo permitiría reducir los precios de algunos bienes; pensó que con la importación de cereales más baratos se podría reducir el costo salarial, mejorar los beneficios y aumentar la inversión.Para Ricardo al igual que para Smith- el precio es determinado por la escasez relativa de los productos, es decir, es una interacción entre oferta y demanda. El precio normal o valor de una mercancía está determinado por la cantidad de trabajo necesario para producirlo; así el valor de una mercancía aumenta cuando aumenta el trabajo necesario para fabricarla y disminuye en caso contrario. Neoclásicos y Neoricardianos La Neoclásica
Con la publicación del Desarrollo de las leyes del intercambio entre los hombres de Gossen (1854), y especialmente con Teoría de la Economía Política de Jevons (1871), Principios de Economía Política de Menger (1871) y Elementos de Economía Pura de Walras (1874), surge lo que se conoció como la revolución marginalista.
Estos autores tomaron como punto de partida dos líneas de pensamiento, por un lado la renta diferencial expuesta por Ricardo en niveles y capitales heterogéneos y la re-expresaron en un modelo de renta con cambios marginales decrecientes y rendimientos constantes a escala, con capitales y técnicas homogéneas; por otro lado retomaron el hedonismo de Helvetius y Bentham abandonando la teoría del valor trabajo e introdujeron una teoría subjetiva del valor. Herman Heinrich Gossen (1810 – 1858) Formuló dos principios económicos sobre el consumo la utilidad marginal y la equimarginalidad que se conocen como leyes de Gossen. La primera ley expone que la satisfacción adicional que se obtiene del consumo de un bien disminuye con el incremento del consumo y llega a cero cuando se logra la saciedad; una tesis que controvertía lo expuesto por Bentham para quien la utilidad aportada por un bien es absoluta. La segunda ley expone que no se pueden satisfacer todas las necesidades hasta la saciedad y que por tal motivo la máxima satisfacción se obtiene cuando se igualan entre sí las satisfacciones marginales obtenidas de los consumos de los diversos bienes. William Stanley Jevons (1835-1882) Uno de los mayores aportes a la economía fue el uso de las matemáticas y la estadística, convirtiendo así a la economía en una ciencia que trascendía la exposición teórica para cimentarse en pruebas empíricas. Leon Walras (1837-1910) Formuló una teoría subjetiva del valor con más aplicaciones matemáticas que sus antecesores, hasta lograr una teoría matemática que representa el equilibrio general en el mercado. Karl Menger (1840-1921) Los aportes de Menger a la economía se basaron en tres aspectos fundamentales: en el método del estudio económico, el dinero, y la economía pura. Su método del estudio económico está basado en ideas individualistas, afirmó que los fenómenos económicos de la sociedad no representan alguna fuerza directa de tipo social si no que son resultado de la conducta individual de los seres humanos. Aunque al igual que Gossen y Jevons coloca como centro de estudio al individuo, no estuvo de acuerdo con el hedonismo como estos y se propuso buscar una idea más cercana a lo matemático para resolver estos problemas. Alfred Marshall (1842-1924) Fue un matemático que empleó el análisis geométrico y algebraico en sus teorías y quería demostrar las relaciones exactas de las variables en diferentes situaciones. En este sentido Marshall se valió de todas los conocimientos científicos para tratar de exponer una teoría acorde con la realidad tal como lo había dicho Mill, planteó entonces un sistema no muy de complejo, muy natural y basado en lo real con el propósito de que su legado pudiera ser entendido por la generalidad de los individuos. Sin embargo su teoría resultó ser un poco ecléctica y más complejo de lo que se propuso. Neoricardianos

Soportan su trabajo principalmente en las tesis de David Ricardo, sin embargo los neoricardianos afirman que los marginalistas han malinterpretado a Ricardo. Algunos puntos cruciales fueron la conversión de la tesis ricardiana de la renta diferencial en una versión marginalista que no se interesa por los niveles de producción sino por los cambios en el límite y homogeniza el capital, el abandono de la teoría del valor-trabajo a cambio de la teoría subjetiva del valor, además de asumir agentes representativos y técnicas homogéneas con rendimientos constantes a escala. Piero Sraffa (1898-1983) Sraffa manifestó que era necesario volver a la política económica como la habían concebido los fisiócratas y los clásicos, incluyendo a Marx; el trabajo debería tener dos componentes, por un lado purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, segundo, seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx. Luigi Ludovico Pasinetti (1930) Apasionado por los números y las matemáticas, logró desarrollar con el rigor matemático característico de esta época alguna de las ideas expuestas por Ricardo más de un siglo atrás y criticó la forma en que Marshall trabajaba los temas de crecimiento económico. Mercados Imperfectos, Keynesianismo y Economía del Desarrollo En el siglo XX, Sraffa, Chamberlin y Robinson, analizaron y modelaron las imperfecciones del mercado; Keynes aprovechó la gran crisis de los años 30 para demostrar la inexistencia de mecanismos automáticos que corrigieran la recesión y argumentó que el hecho de que la característica monetaria de la economía y la incertidumbre impedían tales ajustes pues daban lugar a un déficit de demanda efectiva; además argumentó que era el Estado quien debía resolver tales dificultades. Autores poskeynesianos contribuyeron a enfrentar dos grandes temas pendientes, por un lado la extensión de los fundamentos del análisis keynesiano a la microeconomía y por otro la teoría requerida para entender los problemas del subdesarrollo y sus alternativas. Alexander Hamilton (1757-1804) Fue la primera voz que se alzó contra el libre cambio propuesto por Quesnay y Smith, y lo hizo a favor de la incipiente industria estadounidense, la que había logrado surgir a pesar de la oposición de la corona inglesa que veía como una amenaza la posibilidad de que sus colonias se industrializaran. Simón Bolívar (1783-1830) La tarea que asumió Bolívar fue la de expandir las instituciones que caracterizan los mercados desarrollados eliminando la esclavitud, la servidumbre y lo cacicazgos para dar paso a la obligación del pago de salarios en dinero y prohibiendo los pagos en especie; realizó una reforma agraria para democratizar la propiedad de la tierra, en particular a favor de los indígenas y de los soldados que participaron en la revolución de independencia. Friedrich List (1879 - 1846) List, como Hamilton y Bolívar, se opuso a la aplicación en Alemania de lo que denominó la economía cosmopolita de Smith y presentó como alternativa la economía política que aprendió de las enseñanzas de la historiaList estipulaba un requisito adicional: que las decisiones de inversión de los ingleses distribuyeran en todo el mundo el desarrollo logrado mediante la aplicación de la economía nacional. Antoine Augustin Cournot (1801 - 1877) A Cournot se le reconoce que introdujo el uso de funciones matemáticas para describir conceptos económicos como oferta, demanda y precio; también se le conoce por sus aportes al marginalismo, dentro de los que se cuenta el apoyo dado en matemáticas a los autores marginalistas de su época y su influencia sobre autores posteriores. Piero Sraffa Cuestionó la idea neoclásica de que –dados los precios- una empresa competitiva encuentre el nivel óptimo de producción en el punto en el que sus costos unitarios alcanzan el límite inferior de la curva de costos, punto a partir del cual los costos se incrementan y reducen los beneficios. Sraffa recurriendo al argumento clásico de la función de demanda- afirmó que el verdadero límite a la expansión de la producción es la demanda, dado que para aumentar las ventas la empresa deberá reducir el precio de todos los bienes que comercializa; de acuerdo con esto los beneficios se reducirán si los precios caen por debajo de cierto nivel. Chamberlin (1899-1967) y Robinson (1903 - 1983) Chamberlin fue un economista estadounidense y profesor de Harvard que dedicó gran parte de su trabajo al estudio del mercado con imperfecciones como el monopolio, el oligopolio, la economía de escala y la competencia no relacionada con los precios. Afirmó que el mercado real se encuentra en un punto entre el monopolio y la competencia perfecta, y estableció un modelo de equilibrio aplicable para tal caso. Robinson expuso que si bien los monopolios pueden controlar su producción nunca tienen todo el poder pues los consumidores pueden migrar hacia el consumo de bienes sustitutos producidos por competidores. La decisión del cambio en la demanda no se deriva sólo del precio sino que depende también de la calidad, la forma de venta, la localización y la costumbre en la relación comprador vendedor. John Maynard Keynes (1883 - 1946) Su opinión imperante era que las recesiones se resolverían de forma automática mediante los mecanismos propios del libre mercado. La idea era que durante las recesiones caía la inversión y aumentaba el ahorro no invertido, hechos que reducían la tasa de interés y daban un nuevo impulso a la inversión y al crecimiento económico; dentro de esa misma lógica se pensaba que en una crisis el desempleo induce una reducción del salario que baja los costos de producción, y que esta reducción de costos dinamiza la inversión y la producción y esto finalmente recupera el empleo. Por otra parte la corriente principal y dominante de la economía no le reconocía ninguna función importante al dinero más allá de servir de unidad de medida y medio de cambio.Keynes afirmó que en una economía monetaria es posible que las familias retengan parte de sus ingresos, sin que los empresarios puedan saber qué demandarán las familias en el futuro con ese ingreso retenido. Paul Davidson (1930) Paul Davidson argumenta que las explicaciones neoclásicas acerca del dinero no son satisfactorias. Asegura que existen dos tipos de tiempo: tiempo irreversible y la incertidumbre verdadera los cuales no podrían ser cambiados por un riesgo cierto sino que no se podía determinar, por eso esta situación lleva al individuo a la creación de instituciones que establezcan una seguridad o una mayor claridad a la incertidumbre, por eso se crean instituciones para tener más claridad acerca de las reglas del juego con instituciones como, 1. El dinero 2. Contratos en dinero y un sistema legal que lo sustente. 3. Tasas rígidas de salarios. 4. Mercados de entrega inmediata y mercados para entregas futuras. Paolo Sylos Labini (1920-2005) Estudió el caso de la determinación del precio en un mercado oligopólico relativamente concentrado. La inquietud de partida es la forma como se establece una determinada estructura de mercado con una o pocas grandes empresas y algunas o muchas medianas y pequeñas empresas. La estructura de mercado expuesta contiene tres características: extensión, elasticidad precio de la demanda y distribución de las ventas entre las empresas. Para simplificar el análisis Sylos Labini asume que las empresas producen un bien homogéneo pero cada una con una tecnología particular, y que las empresas que deseen ingresar al mercado deben adoptar una de las tecnologías ya existentes. Adrian Wood Wood se propuso explicar los determinantes de la margen de ganancia a largo plazo, definido este margen como la razón de las ganancias sobre las ventas. Para Wood el margen de ganancia es una decisión de largo plazo que depende de la capacidad instalada pero no de las fluctuaciones de la demanda en el corto plazo. Supone además que las empresas buscan que las ventas crezcan con la mayor rapidez posible dentro de la frontera de oportunidad determinada por las restricciones de crecimiento de la demanda, crecimiento de la capacidad instalada y disponibilidad de financiamiento. Raúl Prebisch (1901-1986) Expuso una visión de países capitalistas de centro y de periferia con tres temas centrales: 1) el progreso técnico es una variable fundamental de la que depende el crecimiento en la productividad y constituye un factor exógeno para las economías menos desarrolladas, de esto se deduce una dependencia estructural respecto a las economías centrales; 2) el crecimiento depende de que la acumulación de capital permita incorporar la población en actividades donde el progreso técnico sirva de plataforma para sostener aumentos en la productividad; 3) en el capitalismo tardío y periférico de América Latina la distribución del ingreso es inflexible por lo que bloquea el cambio técnico y la modernización institucional. Kalecki (1899-1970) Gran parte de su reconocimiento se debe al hecho de haber publicado en 1933 Próba teorii koniunktury, un artículo que contenía los fundamentos de las tesis de Keynes expuestas en la Teoría General del Empleo, del Interés y el Dinero, pero que a causa de estar escrito en polaco y lejos de los principales centros de discusión y difusión no logró la preeminencia que merecía. Kaldor (1908 - 1986) Kaldor asumió también los temas del cambio técnico, la acumulación y la distribución como elementos claves. Afirmó, 1) -como Kalecki- que en los países subdesarrollados el desempleo no es keynesiano, pues la oferta es inelástica a corto plazo y es insensible a la expansión monetaria. Aquí el crecimiento está limitado por la escasez de recursos y no por la demanda efectiva; 2) La velocidad con que una sociedad puede absorber el capital depende de su habilidad para generar cambio técnico, a su vez la velocidad con la que asimile el cambio técnico depende de su habilidad para acumular capital; 3) los rendimientos decrecientes en actividades como los servicios y las basadas en la tierra inducen que estos se retrasen con respecto al sector industrial y, como el crecimiento depende del comportamiento coordinado de todos los sectores, la economía crecerá al ritmo de los sectores que se estanquen; y 4) desconfiando como Kalecki y Keynes de la capacidad de los precios de los bienes para ajustar los mercados, afirmó que el vaciamiento de los mercados ocurre cuando existe un salario justo y económicamente eficiente. Anthony P. Thirlwall (1941) Thirlwall puso en términos matemáticos la idea de los mercantilistas sobre la restricción al crecimiento originada en el comercio exterior, es decir, que un país sólo podrá crecer a una alta tasa si promueve sus exportaciones y regula sus importaciones. El Socialismo El socialismo surgió como reacción a la injusticia que significaba que el gran Incremento de la capacidad de producción aportado por la revolución industrial sólo hacía ricos a muy pocos empresarios, al mismo tiempo que la población trabajadora era sobreexplotada y vivía en una miseria extrema. Conde de Saint-Simon (1760-1825) Fue un crítico de la propiedad privada por considerarla una fuente de disturbios y por que como monopolio otorgaba derechos a la apropiación de la renta sin trabajar, como lo hacen los industriales y los obreros. Para este autor Francia contenía dos sistemas sociales, uno correspondiente a la época pre revolucionaria fundamentada en lo militar y religioso, el otro era post revolucionario que se apoyaba en la industria y en el conocimiento científico. Clasificó la sociedad con relación al trabajo en dos grupos, los industriales (que incluyen cualquiera que practique una profesión, arte u oficio) y los parásitos conformados por los nobles y terratenientes.Supone que el la sociedad futura sería liderada por los industriales con base en un igualitarismo liberal (igualdad de oportunidades). Charles Fourier (1772-1837) En su Teoría de los cuatro movimientos y de los destinos generales (1808) expuso un sistema social que incluía la organización de la producción a partir de cooperativas compuestas hasta por 1.600 personas que vivirían en un edificio comunal ubicado en el centro de un área agrícola y que denominó falansterio. La vida de cada individuo debía ser regulada y el trabajo asignado de acuerdo con el talento. No creía necesario la abolición de la propiedad privada pues consideraba que al reunir a ricos y pobres la mayor parte de las diferencias entre ellos desparecerían. Fourier intentó poner en práctica pero no obtuvo un éxito notable y trascendente. Robert Owen (1771-1858) Owen creía que la humanidad podría avanzar si se mejoraban las condiciones económicas y morales de los individuos, se propuso experimentarlo en New Lanark y logró mejorar las condiciones de los trabajadores al mismo tiempo que el aumento de la productividad y los beneficios. En 1825 realizó un nuevo experimento con la Comunidad Nueva Armonía en un terreno de 8100 hectáreas ubicadas en Indiana, Estados Unidos. Sin embargo el proyecto fracasó. Simón Bolívar (1783 – 1830) Como hombre de su época creyó en los ideales de la ilustración, y al igual que los socialistas utópicos, se horrorizó por las injusticias cometidas a nombre de la libertad en el proceso de industrialización. Pero interpretó de manera diferente los principios y no creyó que de los ideales ilustrados se deberían excluir los pobres, los negros e indígenas americanos, como estaba ocurriendo a lo largo y ancho de América. Carlos Marx (1818 – 1883) Utilizó la revisión histórica para controvertir las tesis de los autores clásicos y resaltar la injusticia inherente al proceso industrializador que ya habían advertido los socialistas utópicos, como el propio Marx los llamó. Según Marx las relaciones sociales de producción es decir, la forma como las clases sociales participan en la propiedad productiva, la producción y la distribución del ingreso- definen el modo de producción. Encontró además que habían existido tres modos de producción anteriores al capitalismo –primitiva, esclavista, y feudal- y que la evolución de las fuerzas productivas y las relaciones de producción darían lugar a dos nuevas que llamó socialismo y comunismo. En la antigua o comunismo primitivo era una sociedad sin clases y por lo tanto se caracterizaba por la forma colectiva de apropiación y disfrute de los bienes y los excedentes generados.Para Marx el triunfo de los trabajadores elimina toda obstrucción al desarrollo de las fuerzas productivas y trae consigo el bienestar para todos en un nuevo modo de producción, el comunista, en el que todos son dueños de los medios de producción y de la plusvalía. Historia del Pensamiento en Economía Pública Adam Smith (1723-1790) Adam Smith también examina porque ciertos servicios deben ser provistos por el Estado. Esto incluye el sostenimiento de la corte, defensa, policía y educación básica para los pobres. Más general, el Estado debe proveer aquellas instituciones y empresas públicas a través de las cuales se pueden tener altas ventajas para una gran sociedad, son, sin embargo, de tal naturaleza que el beneficio nunca sería compensado por el gasto de algún individuo. John Stuart Mill (1806-1873) Hace referencia a las funciones ordinarias del Gobierno, entre estas la provisión del sistema legal. El autor considera aquellas situaciones en las cuales, a pesar del interés público por determinados servicios, los individuos no encuentran interés en adelantarlos. Mill anticipa así la discusión de las fallas del mercado debido a la inaplicabilidad de la exclusión, pues, la exclusión sería ineficiente, igualmente si fuera aplicada, e ilustra la situación con el caso de los faros y la dificultad para cobrar peajes. Pantaleoni (1883). Señala dos aspectos centrales en la discusión y aprobación del presupuesto: 1) que en últimas, las decisiones sobre bienes y servicios públicos, y sobre impuestos (tributación) y gasto público son de tipo político y se resuelven en el parlamento, y 2) la presencia del análisis marginal en la discusión presupuestal. Mazzola (1890) Se toman dos contribuciones esenciales: 1) el modelo de cambio voluntario que emerge del proceso impuesto-gasto, y 2) el problema de la indivisibilidad de los bienes públicos. La igualdad entre el precio y la utilidad final de los bienes públicos recibió de Mazzola el nombre de Ley suprema de la economía fiscal. Knut Wicksell (1851 – 1926) “Si el individuo ha de gastar su dinero para usos privados y públicos de forma que su satisfacción se lleve al máximo, obviamente no pagará nada en absoluto para los fines públicos (por lo menos si no tenemos en cuenta las tasas y cargas similares. Tanto si paga mucho como poco, afectará tan ligeramente al alcance de los servicios públicos que para todos los fines prácticos el mismo no lo notara en absoluto. Naturalmente, si todo el mundo hiciera lo mismo, el Estado pronto cesará sus funciones. La utilidad y la utilidad marginal de los servicios públicos (los bienes públicos según Mazzola) para el individuo dependen, pues, en el más alto grado de cuanto contribuyen los demás, pero poco de cuanto contribuye él mismo.” Erik Lindahl. (1919). La formulación del intercambio voluntario fue desarrollada Con alguna provisión dada de servicios públicos disponibles para A y B, la curva de demanda de A puede ser vista por B como una curva de provisión. El equilibrio es entonces alcanzado donde la curva vertical de demanda agregada de A y B interceptan la provisión programada para el producto; por ejemplo, donde los precios impuestos pagados por los dos consumidores alcanzan el costo social del servicio: Pigou (1877-1959) El análisis de las externalidades. Los costos externos y los beneficios quedan no contabilizados por el mercado y esto requiere su corrección por la política pública. El aporte de Pigou renueva la discusión fiscal, esta vez en relación con las externalidades al diferenciar entre costos privados y costos sociales. Los gobiernos recurrirían a los instrumentos fiscales para compensar los efectos de dichas externalidades. Paul Samuelson. Los economistas han descubierto más bien la teoría óptima del gasto público, empleando gran parte de su energía en desarrollar la teoría de la imposición (tributación). Los bienes de consumo público colectivo que todos disfrutan en común en el sentido que el consumo de cada individuo de tal bien no generan una reducción del consumo de otro individuo del bien Sin embargo ningún sistema descentralizado de precios puede servir para determinar óptimamente estos niveles de consumo público. Tendrán que utilizarse otras clases de <<votación>> o <<señalización>>, pero, y este es el punto sentido por Wicksell, quizás no apreciado completamente por Lindahl, el interés egoísta de cada persona le llevará a dar señales falsas, para pretender tener menos interés en una actividad de consumo público que el interés que realmente tiene. John Stuart Mill (1848) Los impuestos son directos e indirectos. Los impuestos directos recaen sobre el ingreso o sobre el gasto (cuando se imponen de manera directa al consumidor). Los impuestos indirectos son los impuestos al consumo (gasto) y a los derechos de aduana. Francis Y. Edgeworth y Cecil Pigou Edgeworth (1897) dentro de un contexto diferente al de Mill, prosiguió con el análisis de igualdad del sacrificio. Edgeworth parte del criterio de Bentham según el cual toda acción debería orientarse a la obtención de la mayor suma total de utilidad. El principio de la mayor felicidad, es el examen de la acción del gobierno, al menos con respecto a la tributación.Pigou (1928) volvió sobre la discusión de Edgeworth en relación con el principio de menor sacrificio total como guía de tributación, avalando la regla de igual sacrificio marginal. Kolm (1987), La economía pública nació en el siglo XIX y se enriqueció con un continuo flujo de estudios con lo cual experimento una explosión de actividades después de la mitad de los años 1960, y un tiempo de rápido crecimiento en los países de occidente. Este desarrollo aún era de la vieja economía pública, la cual fue reemplazada en los años 1980 por la nueva economía pública. Ambas engranadas en refinados análisis de relaciones económicas. Pero la parte ética de la primera fue elemental o incompleta (optimalidad de Pareto) o inaceptable (función de bienestar social). John Keynes y Milton Friedman, Para el estudio y análisis de las finanzas públicas, Musgrave plantea la distinción clásica entre finanzas públicas normativa y positiva. Las define, respectivamente, como economía del bienestar aplicada análisis de los criterios para ordenar situaciones económicas alternativas de mejor a peor y análisis de los efectos de la toma de decisiones del sector público. La teoría de la elección social o colectiva. A partir de los trabajos de Bergson (1938) y de Arrow (1951, 1963) comienza a gestarse la versión moderna de la teoría de la elección social, en especial con el teorema de la imposibilidad del libro de Arrow sobre la Elección social y valores individuales (1951). Su análisis se centra en el proceso de decisión colectiva a partir de las preferencias de los individuos en una democracia liberal capitalista. En ese sentido, la pregunta fundamental de análisis de la problemática de la teoría de la elección colectiva consiste en determinar cómo conseguir que los valores de la sociedad representen las preferencias de los individuos. Teoría de la Elección Pública Elección racional y elección colectiva



Para Buchanan y Tullock una teoría útil de la acción humana, sea positiva o normativa en contenido y en propósito, debe postular una racionalidad en lo que respecta a las unidades de la toma de decisiones la unidad de la toma de decisiones es el individuo que toma decisiones y constituye la entidad sobre quienes son tomadas las decisiones
Elster (1990) Dice que la elección racional es instrumental: está guiada por el resultado de la acción. Las acciones son evaluadas y elegidas no por sí mismas sino como un medio más o menos eficiente para otro fin. Buchanan 1983 “la elección pública es una perspectiva acerca de la política que surge de una extensión y aplicación de las herramientas y métodos de los economistas a la toma de decisiones públicas o colectivas”.

(Downs 1957,) Votantes (electores) Se da al reconocer que un votante racional no se molestaría en estar bien informado acerca de los votos que emite, una razón simple es que el efecto de su voto sobre el bienestar es trivialmente pequeño,). De manera aparente, los votantes siempre han conocido esto, dado que los estudios empíricos del conocimiento del votante los muestran extremadamente ignorantes, pero esta situación fue todo un hallazgo para los profesores de la ciencia política tradicional. Además, esta ignorancia general del votante no es simétrica William Niskanen (1971) y (1976) Se constituyeron en un primer esfuerzo por estudiar las burocracias en el marco de la elección pública. Quizá sean los trabajos más citados en relación con dicho enfoque. La clave para su éxito radica en que, a diferencia de sus predecesores, restringe su enfoque y simplifica su análisis: su atención se centra en las agencias públicas y sus presupuestos, aunque también aborda los grandes temas como el tamaño y la definición del gobierno. La literatura moderna.
El surgimiento de la elección pública como disciplina no ocurrió sino hasta después de la II guerra mundial con la aparición de tres ensayos de tres economistas Duncan Black (1948, 1948), James Buchanan (1949), y Kenneth Arrow (1950) (Mueller, 1997).La publicación de La Teoría Económica de la Democracia de Anthony Downs en 1957, y El Cálculo del Consenso en 1962 por James Buchanan y Gordon Tullock, y La Lógica de la Acción Colectiva de Mancur Olson en 1965, dejo en claro que la aproximación económica para el estudio de la política fue una contribución importante que contribuyó al entendimiento de cómo trabajan las instituciones políticas. Dado que los autores de estos libros, ahora considerados trabajos clásicos, fueron todos economistas, se podría suponer, que en los años 1960 se fue delineando una conclusión, que la elección pública fue orientada para ser no solo la aproximación económica para el estudio de la política sino también una aproximación al estudio de políticas que sólo los economistas perseguían
Kenneth Arrow (1951) Su tratado es el más notablemente normativo de los primeros clásicos.
Su famoso teorema no es un conjunto de instituciones que puede producir resultados que son óptimo de Pareto y no dictatorial, y satisface un poco de otros axiomas débiles aparentemente para plantear y responder a una cuestión esencialmente normativa.
Duncan Black (1948a, 1948) Pionero de los estudios de la regla de la mayoría, puede también ser considerado como una cuestión ampliamente normativa, para definir las condiciones bajo las cuales la regla de la mayoría de preferencias agregadas puede producir un resultado de equilibrio. Buchanan y Tullock (1962) Buscan analizar el tipo de instituciones políticas que los individuos racionales podrían elegir para alcanzar sus intereses individuales y colectivos. Una vez se amplía la definición del auto-interés para permitir a los individuos tener preferencias altruistas y similares, no se observa cómo se iría construyendo una teoría normativa de la burocracia que no suponga que los individuos fueran racionales, en el sentido que ese término es empleado en la elección pública, para buscar alcanzar sus intereses ampliamente definidos.

La economía institucional

Thorstein Veblen. Veblen, aunque no era socialista, escribió en 1892 que la base del malestar que conduce al socialismo radica en la institución de la propiedad privada. Veblen hasta el final de su vida fue consistente en la idea de que la propiedad privada y su cultura pecuniaria y predatoria eran instituciones anacrónicas destinadas a perecer (Hunt 1992a), con lo cual pasó del optimismo al pesimismo, al pensar que había poca esperanza para el socialismo. El pesimismo de las últimas obras de Veblen provenía, en gran medida, de un buen conocimiento de la manera en que la cultura capitalista socializaba a los trabajadores y los hacía promover intereses contrarios a los suyos propios John R. Commons. (1862-1945) Estudió el movimiento obrero y el sindicalismo. Pero como intelectual no creía que los intelectuales tuvieran un papel genuino en el movimiento obrero. Para él, el movimiento obrero no es nada si no es un movimiento práctico. Su experiencia con el sindicalismo le generó un permanente interés por la naturaleza de las transacciones negociadas en convenio; le parecía que la investigación paciente, tranquila de esos acuerdos permite describir un modo de consecución de lo que llamó valor razonable y, además, un modo mucho más provechoso que el dramático de lucha de clases. Esto le llevó al estudio de los fundamentos legales de las decisiones económicas, en especial tal como se revelaban en las regulaciones de utilidad pública. Con el fin de obtener principios de eficiencia económica estudio la hacienda municipal, la organización, la mejora de las condiciones sanitarias y la contabilidad. Wesley Mitchell. (1874 – 1948) Desarrolló la aplicación empírica del institucionalismo. Aunque se le reconoce como un especialista en análisis del ciclo económico, sus contribuciones parten de un profundo compromiso con los más amplios aspectos del comportamiento económico. Para Mitchell los estudios detallados acerca de los movimientos cíclicos y seculares proporcionan las clarificaciones necesarias para penetrar en el tema del cambio cualitativo. Para Mitchell, el análisis del ciclo se constituye en el método por excelencia para captar la naturaleza de la economía monetaria. La demolición masiva de la teoría ortodoxa que Veblen había realizado, iba hallar su complemento en la gran colección de datos cuantitativos recogidos por Mitchell. La doctrina clásica no era ya la última palabra en ciencias económicas.

John Maurice Clark. (1884 – 1963) Para Clark los fenómenos económicos se hacen complejos y, por tanto, la validez de gran cantidad de las afirmaciones que intentan explicar la acción humana queda restringida a pequeños sectores del mundo real. Así, la ciencia económica válida debe moverse tan solo entre esos dos extremos los valores sociales y el cambio económico y sólo puede construirse a partir de los problemas prácticos del día John Hobson. (1858-1940) Su preocupación por los aspectos éticos del comportamiento económico, lo llevaron al disenso de la teoría ordinaria, dentro de la tradición de Marx y Veblen; además puede reconocerse como un partidario de una economía humanista. Para Hobson, un sistema económico equitativo era aquel que asigna el costo agregado mínimo y la máxima utilidad agregada a los productos, y que asegura unas ganancias iguales de las transacciones de mercado para todos los participantes. Denzau y North (1994) Los modelos mentales subjetivos tienen un carácter individual, son distintos entre individuos, y, por tanto, el modelo de elección racional es muy limitado para un individuo que busca comportarse de acuerdo con una estrategia orientada al logro de su satisfacción personal. Los individuos toman sus decisiones en un contexto de incertidumbre; contexto que, que va a depender de su proceso aprendizaje. Proceso que permite a cada individuo una interpretación singular de su contexto social e institucional. North resalta que, la historia demuestra que las ideas, las ideologías, los mitos, los dogmas y los prejuicios importan y que es necesario entender cómo evolucionan.

Williamson (1985) Observa que la diferencia conceptual entre los costos de transacción de tipo ex-ante y de tipo ex-post consiste en que, mientras en los de tipo ex-ante se incurre en la preparación y en la negociación de los acuerdos, o en el proceso de redacción, negociación y salvaguarda de un acuerdo, los costos ex-post presentan varias formas: costos de regateo, costos de mala adaptación, costos de aseguramiento de los compromisos y costos asociados a las estructuras de gobernación. Los dos tipos de costos de transacción deberán considerarse en forma simultánea, no secuencial, dada su interdependencia. Barry Weingast (1981, 1983, 1984, 1998) Su tema de estudio consiste en la dominación de la burocracia por parte del congreso. Su teoría comienza con un modelo de elección social del voto legislativo, donde una comisión usa su poder de agenda para estructurar la política legislativa en el recinto. McCubbins, Noll y Weingast (1987, 1989) Ven las relaciones entre el congreso y la burocracia como un problema de principal-agente. Existe allí una coalición representativa que dentro de la legislatura intenta minimizar las desviaciones burocráticas. Sostienen, a diferencia de la literatura anterior que enfatizaba los controles ex post, que monitorear, recompensar y sancionar a las agencias se convierten en procedimientos costosos de emplear; además, que, en cualquier caso, no funcionan de manera adecuada. Moe (1993) y Moe y Caldwell (1994) Sostienen que los regímenes parlamentarios tendrán menos reglamentaciones burocráticas y burocracias más independientes que las de los regímenes presidenciales y que éstos últimos tendrán reglamentaciones y procedimientos extremadamente detallados que reducirán la autonomía de los burócratas. EDWIN GUSTAVO TRUJILLO
Full transcript