Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Estrategias de Aprendizaje – Aprendizaje en la Educación Sup

No description
by

yolanda loaiza

on 17 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Estrategias de Aprendizaje – Aprendizaje en la Educación Sup

Estrategias de Aprendizaje – Aprendizaje en la Educación Superior
Ministerio de Educación Nacional.
Secretaria de Educación Departamento del Vichada.
corporación Universitaria Minuto de Dios.
Escuela Superior de Educacion Publica ESAP .

INDICE
Estrategias de aprendizaje de contenidos procedimentales
Métodos de casos
Introducción
En los primeros currículos existían las venerables materias de capturar peces, cazar caballos lanudos a garrotazos y asustar con fuego a los tigres de dientes de sable .


-“Pero ¿qué ocurriría cuando alguien inventara la caña de pescar, los caballos lanudos se trasladaran a terrenos más altos y fueran reemplazados por antílopes, más veloces, y los tigres se murieran y ocuparan su lugar unos cuantos osos? ¿No se les debería jubilar o sustituir por estudios más pertinentes?”, -preguntó el discípulo-.


-“No seas tonto”, -le dijeron los sabios ancianos mostrando sus sonrisas más benévolas- ... “no enseñamos a capturar peces con el fin de capturar peces; lo enseñamos para desarrollar una agilidad general que nunca se podrá obtener con una mera instrucción. No enseñamos a cazar caballos a garrotazos para cazar caballos; lo enseñamos para desarrollar una fuerza general en el aprendiz que nunca podrá obtener de una cosa tan prosaica y especializada como cazar antílopes con red. No enseñamos a asustar tigres con el fin de asustar tigres; lo enseñamos con el propósito de dar a ese noble coraje que se aplica a todos los niveles de la vida y que nunca podría originarse en una actividad tan básica como matar osos”

Estrategias de Aprendizaje – Aprendizaje en la Educación Superior
A pesar que el conocimiento ya no descansa exclusivamente en el “saber” del docente, éste, el docente, no ha perdido el papel protagónico en el logro de los objetivos planteados para la formación de profesionales en la Educación Superior.


Más que adquirir conocimientos, hábitos, habilidades, conductas y valores, se requiere que la Educación Superior favorezca el desarrollo integral de los estudiantes, y de su potencial creativo a través del carácter productivo de las actividades y el sistema de comunicación, entre otros. Llevando a los estudiantes a implicarse en su propio proceso de aprendizaje.


Por ende, el sistema educativo debería, antes que todo, tomar como punto de partida, y como objetivo, al estudiante; sin embargo, por las paradojas que todo el tiempo nos confronta, parece que esto, que es obvio, se ha descuidado y en muchos casos los docentes olvidamos la más evidente de las premisas: que la educación debe tener en cuenta, antes que nada, el aprendizaje del estudiante.

Introducción
Estrategia de Aprendizaje - Aprendizaje en la Educación Superior
¿Es la Educación Superior , el producto de la acumulación de
conocimientos profesionales?
Supuestos que son referentes para la selección de estas estrategias
de Enseñanza - Aprendizaje
Diferencias entre estrategia, técnica y actividades
Componentes
Preguntas sugeridas cuando se va a formular los objetivos a un
proceso de Enseñanza - Aprendizaje
Sistema
Enfoques Metodológicos
Enfoques didácticas de la enseñanza
Orientaciones básicas para el diseño de un método de enseñanza
Estrategia de aprendizaje de contenidos conceptuales
Método de proyectos
Técnicas de discusión grupal
Técnicas de Relatoría
Técnicas de expresión oral
Técnicas de interacción guiada
Técnicas para la Formación en Investigación
Técnicas específicas de Aprendizaje Colaborativo
Técnicas para la promoción de Aprendizaje Significativo
Bibliografía
“No es lo que hacen los docentes, es lo que comprenden. La planificación de las clases y las notas para lecciones magistrales son menos importantes que la forma en que los docentes comprenden la asignatura y valoran el aprendizaje humano”. (Ken Bain)

Los mejores docentes conocen sus materias a fondo – pero también saben cómo atraer y desafiar a los estudiantes y provocar en ellos respuestas apasionadas. Y sobre todo, creen firmemente dos cosa: que la enseñanza importa y que los estudiantes pueden aprender. (Anónimo)

– Todos los radicales se quedaron sin palabras ante esta declaración; todos salvo el más radical de todos.

-Estaba desconcertado, es cierto, pero era tan radical que aún hizo una última protesta- “Pero, pero con todo”-sugirió- “deberéis admitir que los tiempos han cambiado. ¿No podríais dignaros a probar estas otras actividades más modernas? Después de todo, quizá tengan algún valor educativo”.

-Incluso los compañeros radicales de ese hombre pensaron que había ido demasiado lejos. Los sabios ancianos estaban indignados. La sonrisa se esfumó de sus semblantes- “Si tú mismo tuvieras alguna educación”, -le dijeron gravemente- “sabrías que la esencia de la verdadera educación es la intemporalidad. Es algo que permanece a través de las condiciones de la corriente como una roca firmemente plantada en medio de un tumultuoso torrente. ¡Has de saber que hay verdades eternas y que el currículo de dientes de sable es una de ellas!

¿Cuáles serían algunas de estas paradojas? ¿Estas contradicciones que manifiestan las incongruencias de nuestra práctica docente universitaria?
Muchos docentes universitarios piensan que guiando, dictando, vigilando y sancionando las actitudes que dan indicio en los estudiantes de engaño, deslealtad, plagio formarán profesionales deseosos de adquirir nuevos conocimientos, honrados, rectos y más interesados en el éxito como profesionales
¿Es la Educación Superior, el producto de la acumulación de conocimientos profesionales?
Tal vez muy pocos maestros estén de acuerdo con que lo es; sin embargo, en la práctica, las clases, conferencias y seminarios que imparten los maestros parecen tener como objetivo la transmisión escueta de la información accesible; y pocas veces invitan a la reflexión personal, a la controversia y a la investigación. Éstas y otras paradojas del sistema educativo dan pie a un nuevo planteamiento del sistema pedagógico: El objetivo de la Educación Superior es que por medio de los procesos de Enseñanza – Aprendizaje el/la estudiante alcance el desarrollo integral, como persona humana distinta de todas las demás, como profesional en el área de su especialidad, y como miembro constructivo de una sociedad, de la cual se beneficia, y a la cual sirve con el ejercicio responsable de su libertad.
Actividades Didácticas
Dentro del proceso de una técnica, puede haber diferentes actividades necesarias para la consecución de los resultados pretendidos por la técnica, estas actividades son aún más parciales y específicas que la técnica. Pueden variar según el tipo de técnica o el tipo de grupo con el que se trabaja. Las actividades pueden ser aisladas y estar definidas por las necesidades de aprendizaje del grupo.
Aunque con frecuencia, el docente espera que sus estudiantes sean autónomos, creativos, propositivos, tomen iniciativas propias y exijan a sus docentes con nuevos enfoques y métodos, innovaciones y propuestas novedosas en forma indirecta o directa, al mismo tiempo, en su quehacer cotidiano, exigen a los estudiantes que no se salgan de la norma y se sometan al contenido, metodologías y estrategias planteadas por los docentes. Es decir, a través del sometimiento pasivo, se educa para la creatividad y la autonomía responsable.


A pesar que se educa para que los estudiantes sean profesionales competentes, una de las características más sobresaliente de los procesos evaluativos es que estos reflejan más la habilidad para pasar exámenes que la asimilación, comprensión y práctica lo que se aprende.

Algunos docentes creen que si les gusta lo que enseñan eso es suficiente para que el estudiante aprenda.

Un docente será más o menos efectivo como tal, según aprendan más o menos sus estudiantes

¿Es enseñar la meta del proceso educativo, o bien el que los estudiantes aprendan, y aprendan no como entidades anónimas o como miembros de un grupo, sino como personas e individuos, distintos cada uno, y en colaboración con los demás?
Supuestos que son referente para la selección de estas estrategias de Enseñanza – Aprendizaje.
Con estas estrategias de Enseñanza- Aprendizaje se busca que el/la estudiante:
Diferencias entre estrategia, técnica y actividades
Estrategia
Componentes
La estrategia pedagógica es, entonces, el conjunto de procedimientos, apoyados en técnicas de enseñanza, que tienen por objeto llevar a buen término la acción didáctica, es decir, alcanzar los objetivos de aprendizaje.
Las Técnicas Didácticas
Las técnicas son procedimientos que buscan obtener eficazmente, a través de una secuencia determinada de pasos o comportamientos, uno o varios productos precisos. Determinan de manera ordenada la forma de llevar a cabo un proceso; sus pasos definen claramente cómo ha de ser guiado el curso de las acciones para conseguir los objetivos propuestos.


Es también un procedimiento lógico con fundamento psicológico, destinado a orientar el aprendizaje del estudiante; lo puntual de la técnica es que ésta incide en un sector específico o en una fase del curso o tema que se imparte, como la presentación al inicio del curso, el análisis de contenidos, la síntesis o la crítica del mismo. La técnica didáctica se refiere, en síntesis, a los recursos particulares de que se vale el docente para llevar a efecto los propósitos planeados desde la estrategia.

Esta cartilla presenta algunas estrategias de Enseñanza – Aprendizaje que ayudan a los docentes de Educación Superior a lograr este objetivo.
Exponga e intercambie ideas, opiniones, y comparta experiencias con sus pares que contribuyan a ser de la vida un foro abierto a la reflexión, y al contraste crítico de las ideas y la realidad.
Se relacione con su entorno para intervenir social y profesionalmente en él mediante proyectos, propuestas, organizaciones y redes que ayuden a la transformación personal y social.
Asuma un papel participativo y colaborativo en su proceso de formación y en la construcción de su propio conocimiento.
Desarrolle las habilidades de buscar, seleccionar, analizar y evaluar información que le permita amplificar competencias comprensivas e investigativas.
Comprenda lo que hacen, cómo lo hacen y el impacto que sus acciones concretas tienen en su desarrollo profesional y personal.
Desarrolle la autonomía, el pensamiento crítico, actitudes colaborativas, destrezas profesionales y capacidad de autoevaluación.
Una estrategia, según G. Avanzini (1998), resulta siempre de la correlación y de la conjunción de tres componentes, como se propone en la siguiente figura:
Preguntas sugeridas cuando se va a formular los objetivos a un proceso de Enseñanza-Aprendizaje
Una adecuada determinación y formulación de los objetivos del Proceso de Enseñanza-Aprendizaje (PEA) y, por tanto, de la clase, garantiza la eficiencia de ambos y contribuye a la construcción de un aprendizaje desarrollador. Para dinamizar ese tipo de aprendizaje es importante dar respuesta a los siguientes interrogantes: (Colectivo de autores 1996. 44).
Uno de los retos fundamentales que tiene la Educación Superior en estos tiempos es lograr aumentar la competitividad de los sistemas socio-económicos y promover el desarrollo personal, profesional y social de los estudiantes. Esto conlleva una revisión de los roles que tanto los docentes y los estudiantes tienen en la Educación Superior, y mejorar los procesos de Enseñanza – Aprendizaje en esos ambientes.
Como afirma Zabalza (2006) dicho proceso ha generado conflictos pero también oportunidades que han permitido mejorar la enseñanza y el aprendizaje en la Universidad. Fernández (2006), sintetiza con gran acierto los rasgos principales a tener en cuenta en la Educación Superior, para este nuevo milenio:
El contenido
Éste responde a las preguntas: ¿Qué enseñar? ¿Qué aprender? Lo que se enseña es el resultado de la cultura que, atendiendo a la dimensión político-social, se selecciona para que el estudiante se apropie de ella. Lo que se aprende es esa cultura traducida en los diferentes tipos de contenidos, que pueden establecerse de acuerdo al criterio que se asuma. El nuestro es el siguiente
Estos son los contenidos que se enseñan y se aprenden
En el caso del sistema de conocimientos se refiere a aquellas informaciones relacionadas con la naturaleza, la sociedad, el hombre, el arte, los deportes, la ciencia, la técnica, los modos de actuar, entre otros, que responden a los objetivos y exigencias sociales del país en cuestión. Tal es el caso de los conceptos, las regularidades y leyes, las teorías, entre otros.
Relaciones con el mundo
El sistema de relaciones con el mundo para transformarlo posibilita y da sentido a los otros dos sistemas: el de los conocimientos y el de las habilidades y hábitos. Es en la innovación, la investigación, la transformación de la persona y su entorno, como resultado de las relaciones que se establecen con el mundo, que se logra realmente el aprendizaje.
Para ello, las instituciones de Educación Superior deben propender por el desarrollo de competencias y el nuevo rol que es necesario que asuman los agentes principales en la Universidad: docentes y estudiantes.
Rol del docente:
¿Cómo el cumplimiento del objetivo activará los procesos psíquicos cognoscitivos (percepción, memoria, pensamiento, imaginación, etc.), especialmente, las operaciones lógicas del pensamiento?
¿Cómo contribuirá al desarrollo de la metacognición?
¿Cómo logrará la implicación del estudiante en el PEA?
¿Cómo una vez lograda la implicación del estudiante en la formación de sentimientos, actitudes y valores, el objetivo podrá influir en el desarrollo de la motivación, fundamentalmente la intrínseca?
¿Cómo el objetivo contribuirá al desarrollo de una autovaloración positiva, en tanto el estudiante pueda tener éxitos en el camino hacia la adquisición del conocimiento?
Sistema
Conocimientos
Habilidades
Relaciones con el mundo
Experiencias de la actividad creadora

Habilidades y hábitos
El sistema de habilidades y hábitos no puede existir sin el sistema de conocimientos. Éstos constituyen la base para su formación y desarrollo, en tanto que las habilidades representan el dominio consciente y exitoso de la actividad, en estrecha relación con los hábitos que también garantizan el dominio de la acción, pero de forma más automática. Importante es para el profesor lograr en sus estudiantes, no sólo el aprendizaje de los conocimientos sino que sepan operar, saber hacer, con ellos
Experiencias de la Actividad Creadora
La actividad creadora es un comportamiento constructivo, productivo que se manifiesta en acción o en realización, busca respuestas para encontrar soluciones o construcciones; refleja sentimientos, la capacidad intelectual, el desarrollo físico, la aptitud perceptiva, el factor creador implícito, el gesto estético y el desarrollo social del estudiante. Por ello, el profesor más que organizar el medio en que se desenvuelve, proporcionar el material necesario para la enseñanza, decidir sobre el mejor método para manejar la información que trata en el tema, desarrollar un programa adecuado de manejo de los tiempos, posibilitar que el estudiante haga uso de las distintas herramientas didácticas debe llevar al estudiante a reconocerse en su rol de actor individual que contextualiza un entorno.
Ahora es esencial aprender a aprender, a lo largo de la vida.
El estudiante aprende competencias de manera autónoma, siendo tutelado por los profesores.
El proceso educativo se centra más en los resultados del aprendizaje que en la enseñanza, expresados en términos de competencias genéricas y específicas.
El proceso educativo en la Universidad es cooperativo entre profesores y estudiantes.
La evaluación adquiere una importancia estratégica, formativa y de proceso, y se integra con las actividades de aprendizaje.
Adquieren importancia las TICs y sus posibilidades para desarrollar nuevos modos de aprender.
Los profesores y los estudiantes asumen nuevos roles; es decir, nuevas formas de pensar, sentir y actuar.

El profesor y su relación con los demás:
Gestionar relaciones y vínculos libres de apegos
Favorecer la autonomía de los estudiantes
Desarrollar habilidades sociales y de comunicación
Trabajar en equipo, coordinar y cooperar
Estimular y motivar a los demás
Celebrar el logro
Negociar conflictos
Gestionar estados de ánimo
Orientar y guiar sugiriendo más que imponiendo
Liderazgo y firmeza siendo flexible
Tratar a los demás con humanidad e igualdad
Ser justo y confiable para los demás

Rol de los estudiantes

Actuar buscando su autonomía y su
Aprendizaje activo para el desarrollo profesional y vital.

Métodos relacionados con la teoría
•Lección magistral y sesiones, expositivas o demostrativas, del estudiante/profesor, para transmitir conocimientos y activar procesos cognitivos
•Estudio y trabajo individual

Enfoques didácticos de la enseñanza
Enfoque didáctico para la individualización
Orientaciones básicas para el diseño de un método de enseñanza

Partir de lo concreto:
Las generalizaciones como introducción predisponen hacia la falta de atención y motivación.

Propiciar una enseñanza activa:
que ponga en movimiento habilidades de pensamiento para que el estudiante no sea un espectador sino un actor de su propio aprendizaje.

La enseñanza y el aprendizaje deben ser progresivos:
No indiscriminado sino avanzando desde tareas más sencillas y básicas hacia otras más difíciles y complejas.

Hacer una enseñanza variada:
La rutina es mala compañera del aprendizaje.

Una enseñanza individualizada:
El aprendizaje es un acto idiosincrático y cada estudiante es una persona única e irrepetible. En el caso de los adultos, lo que más unifica la enseñanza son los intereses propios.
Hacer una enseñanza estimulante:
Usar la satisfacción que produce aprender un conocimiento y resolver problemas con dicho conocimiento.

Dejar a los estudiantes libertad de elección:
Ofrecer diversidad de oportunidades de aprendizaje y de problemas a abordar.

Utilizar el criterio de socialización:
Abordar el aprendizaje en equipos colaborativos, principio fundamental para la inserción laboral. El aprendizaje es individual, pero hay que aprender a poner en común conocimientos en función de un grupo (implicación social de los conocimientos).

Estrategia de aprendizaje de contenidos conceptuales
Exposición: debe ser clara y eficaz, estar sistematizada (para facilitar la comprensión y la interiorización de los contenidos) y presentada significativamente (donde se ilustren las relaciones conceptuales). Debe favorecer la transformación de datos (información) en conocimientos.

La explicación debe favorecer la interacción con los estudiantes (no es simple transferencia de información). Para ello es importante aportar colectivamente ejemplos, hacer preguntas permanentemente, proponer ejercicios de aplicación, distribuir el tiempo de acuerdo con el volumen de la información.

Diagnosticar, prevenir y gestionar problemas
Perfeccionar su actividad profesional
Utilizar métodos basados en la experiencia y la indagación
Favorecer el aprendizaje no parcelado
Favorecer la transferencia de las competencias aprendidas
Evaluar en base a las competencias

Todo ello se consigue, precisamente, a través del aprendizaje de competencias genéricas y específicas, a través de metodologías y estrategias y recursos de tipo presencial y virtual (Colén, Giné e Imbernón, 2006).
Enfoques Metodológicos
De Miguel (2005a, 2005b) ha propuesto diversos métodos y modalidades de Enseñanza-Aprendizaje en la Universidad, cada uno de los cuales tiene implicaciones en el aprendizaje de competencias y conllevan determinados sistemas de evaluación:
Modalidad aprendizajes relacionadas con la práctica
•Seminarios y talleres, para construir conocimiento mediante la actividad
•Clases prácticas, para demostrar cómo actuar a los estudiantes
•Estudio y trabajo en grupo, para que los estudiantes aprendan entre ellos
•Prácticas externas en contextos reales, para completar aprendizajes
•Tutorías personalizadas, para orientar, evaluar.

Modalidades relacionadas con proyectos
Clases prácticas, para mostrar a los estudiantes (Casos, Problemas)
Tutorías personalizadas para orientar, evaluar, Etc.
Estudio y trabajo individual-autónomo
Estudio y trabajo en grupo

Posteriormente, De Miguel (2006) presentaría otra clasificación de los enfoques metodológicos:
Enseñanza programada
Enseñanza modular
Aprendizaje auto-dirigido
Investigación
Tutoría académica

Enfoque globalizado
Los proyectos
La resolución de problemas

Investigadores como Cela, Fandos, Gisbert y González (2005), y también García (2006), han propuesto otras estrategias metodológicas, diferentes a las anteriores y, de gran utilidad en el marco de la experiencia pedagógica vinculada a la educación superior: los cine o video foros, el análisis de documentos, la técnica de laboratorio, las prácticas de campo, el juego de roles, las jornadas, visitas externas, los talleres, entre otras.
Estrategias de aprendizaje de contenidos procedimentales
Demostración.
Imitación.
Solución de Problemas
Estrategias de aprendizaje de contenidos actitudinales
Discusión de normas, valores y conductas habituales.
Interiorización de normas, valores y conductas habituales.
Explicitación de normas, valores y conductas habituales (motivación interna)

Estrategias y técnicas pedagógicas en la Educación Superior
Técnicas de discusión grupal
Método de casos
Aprendizaje basado en problemas
Método de proyectos
Técnica del debate
Juegos de negocios y simulaciones
Investigación

Técnicas de Relatoría
El protocolo
La relatoría
El ensayo
El resumen cognitivo

Técnicas de expresión escrita
Técnicas de expresión oral
Técnicas de expresión oral
La exposición
La técnica de dramatización
La conferencia magistral

Técnica de interacción guiada
Técnica de interacción guiada
El sistema tutorial
La guía didáctica
El taller
Técnicas para la Formación en Investigación
Técnicas para la formación en investigación
Técnicas específicas de aprendizaje colaborativo
Técnicas Específicas de Aprendizaje Colaborativo
El método de problemas
El método de proyectos
La técnica del redescubrimiento
El trabajo de laboratorio
El diario de campo
La demostración
La experimentación

Técnica para la promoción de aprendizaje significativo
Técnicas para la Promoción de Aprendizajes Significativos
Bibliografía
Addine, F.F. et al. Didáctica y optimización del proceso de Enseñanza-Aprendizaje. IPLAC. C. de La Habana, 1998. p. 22.

Álvarez de Zayas. La escuela en la vida. Editorial Félix Varela. C. de La Habana, 1992.
p. 58.)

Álvarez de Zayas, R.M. Hacia un currículum integral y contextualizado. Editorial Academia. C. de La Habana, 1997. p. 34.

Alfageme, M. B. (2007). El portafolio reflexivo: metodología didáctica en el EEES. Educatio Siglo XXI, 25, 209-226.

Arraiz, A. y Sabirón, F. (2007). El portafolio etnográfico: una herramienta facilitadota del aprendizaje a lo largo de la vida. REOP, 18(1), 65-72.

El rompecabezas de Aronsosn y colaboradores
Investigación en grupo de Sharan y colaboradores
Cooperación guiada o estructurada de O’ Donnel y Dansereau
Lluvia o tormenta de ideas
Grupo de enfoque

Objetivos
Organizadores Gráficos
Mapas y Redes Conceptuales

Castellanos, D.; Grueiro, I. (1996). ¿Puede ser el maestro un facilitador? Una reflexión sobre la inteligencia y su desarrollo. La Habana: Ediciones IPLAC-CeSofte.

Castellanos S, D. (2002)-Enseñar y aprender en la escuela. Ed. P y educación. La Habana.

Campbell, D. M. et al. (2001). How to develop a professional portfolio: a manual for teachers. Boston: Allyn and Bacon.

Cano, E. (2005). Cómo mejorar las competencias docentes. Guía para la auto-evaluación y el desarrollo de las competencias del profesorado. Barcelona: Graó.

Cano, E. e Imbernon, F. (2003). La carpeta docente como instrumento de desarrollo profesional del profesorado universitario. Revista Inter-universitaria de Formación del Profesorado, 17(2), 43-51.
Caso, J. y Hernández, L. (2007). Variables que inciden en el rendimiento académico de adolescentes mexicanos. Revista Latinoamericana de Psicología, 39(3), 487-501.

Castejón, J. L., Cantero, M. P. y Pérez, N. (2008). Diferencias en el perfil de competencias socio-emocionales en estudiantes universitarios de diferentes ámbitos científicos. Revista Electrónica de Investigación Psicoeducativa, 6(2), 339- 362.

Cela, J. M., Fandos, M., Gisbert, M. y González, A. P. (2005). Adaptación de titulaciones al EEES: un ejercicio metodológico. Revista Electrónica Inter-universitaria de Formación del Profesorado, 8(6), 17-22.

Colectivo de autores CEE. ISPEJV. Ob. Cit., p. 44)1996

Coll, C. (1992). Acción, interacción y construcción del conocimiento en situaciones ed Camarero, F., Martín, F. y Herrero, J. (2000). Estilos y estrategias de aprendizaje en estudiantes universitarios. Psicothema, 12(4), 615-622.

Colén, M. T., Giné, N. y Imbernón, F. (2006). La carpeta de aprendizaje del alumnado universitario: la autonomía del estudiante en el proceso de aprendizaje. Barcelona: Ediciones Octaedro.

Corominas, E. (2000). ¿Entramos en la era portafolios? Bordón, 52(4), 509-521.

Danilov, M. A y M. N.Skatkin (1978) – Didáctica de la escuela media. Ed Libros para la Educación. La Habana.

De Miguel, M. (2005a). Cambio de paradigma metodológico en la Educación Superior. Exigencias que conlleva. Cuadernos de Integración Europea, 2, 16-27.

De Miguel, M. (2005b). Modalidades de enseñanza centradas en el desarrollo de competencias. Orientaciones para promover el cambio en el marco del EEES. Oviedo: Servicio de publicaciones de la Universidad de Oviedo.

De Miguel, M. (2006). Metodologías de enseñanza y aprendizaje para el desarrollo de competencias. Orientaciones para el profesorado universitario ante el espacio europeo de Educación Superior. Madrid: Alianza Editorial.

Badía, A. (2006). Ayudar a aprender con tecnología en la Educación Superior. En: Antoni Badía (coord.). Enseñanza y aprendizaje con TIC en la Educación Superior [monográfico en línea]. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC-UOC), 3(2) [Fecha de consulta: 10/02/11].

Barberá, E. (2005). Avaluació alternativa del estudiant mitjançant portfolios. Girona: ICE Universidad de Girona.

Barragán, R. (2005). El Portafolio, metodología de evaluación y aprendizaje de cara al nuevo espacio europeo de Educación Superior. Una experiencia práctica en la universidad de Sevilla. Revista Latinoamericana de Tecnología Educativa, 4(1), 500-514.

Barrios, O. (1998). Uso del portafolio del estudiante. Santiago: Umce.

Benito, D. (2009). Aprendizaje en el entorno del e-learning: estrategias y figura del e-moderador [artículo en línea]. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC-UOC), 6(2)[Fecha de consulta: 11/04/10].

Bisquerra, R y Pérez, N. (2007). Las competencias emocionales. Educación XXI, 10, 61-82.
Bolívar, A. (2008). El discurso de las competencias en España: educación básica y Educación Superior. Revista de Docencia Universitaria, número monográfico 2.

Brown, A.L.(1987)- Metacognition, executive control, self-regulation,and other more mysterous mechanisms. En Metacognition, motivation, and understanding,Hillsdale, NY

Fernández, A. (2005). Evaluación y mejora de los aprendizajes de los estudiantes: el portafolio del estudiante (Material de apoyo). Murcia: ICE

Fernández, A. (2006). Metodologías activas para la formación de competencias. Educatio siglo XXI, 24, 35-56.

Galvis, R. V. (2007). De um perfil docente tradicional a um perfil docente basado en competencias. Acción Pedagógica, 16, 48-57.

García, M. R. (2006). Las competencias de los estudiantes universitarios. Revista inter-universitaria de formación del profesorado, 20(3), 253-269.

García, B. y Baena, R. (2009). El uso del portafolio en la docencia universitaria: experiencia de renovación metodológica en la asignatura de Geomorfología Fluvial (titulación de Geografía). Revista Iberoamericana de Educación, 49(3).

García, J. V. y Pérez, M. C. (2008). El Grado en Turismo: un análisis de las competencias profesionales. Cuadernos de Turismo, 21, 67-83.

González, N. (2007). El desarrollo de las competencias socio-profesionales a través del portafolio en psicopedagogía. Contextos educativos, 10, 143-154.

González, J. y Wagenaar, R. (Coord.) (2005). Tuning educational structures in Europe: Informe final Fase Uno. Bilbao: Universidad de Deusto.

Escudero, J. M. (2008). Las competencias profesionales y la formación universitaria:
posibilidades y riesgos. Revista de Docencia Universitaria, número monográfico I1 “Formación centrada en competencias (II)”.

Escudero, J. M. (2008). Las competencias profesionales y la formación universitaria: posibilidades y riesgos. Revista de Docencia Universitaria, número monográfico I1 “Formación centrada en competencias (II)”.

González M, V. y otros (1995)- Psicología para educadores. Ed. P. y Educación. La Habana.

Goleman, D. (1999). La práctica de la inteligencia emocional. Barcelona: Kairós.

Guasch, T., Guardia, L. y Barberá, E. (2009). Prácticas del portafolio electrónico en el ámbito universitario del Estado español. Red U - Revista de Docencia Universitaria. Número monográfico III. Portafolios electrónicos y Educación Superior en España (en coedición con RED). [Fecha de consulta: 17 de febrero de 2011].

Klenowski, V. (2005). Desarrollo del portafolio para el aprendizaje y la evaluación. Procesos y principios. Madrid: Narcea.

Leontiev A. N.(1981)-Actividad, Conciencia, Personalidad. Ed. P y Educación. La Habana.

Llantada M. M. Calidad educacional. Actividad pedagógica y creatividad. Editorial Academia, C. de La Habana, 1998. p. 19

Más, C. y Medinas, M. (2007). Motivaciones para el estudio en universitarios. Anales de Psicología, 23(1), 17-24.

Medina, R. y García, M. M. (2005). La formación de competencias en la Universidad. Revista Electrónica Inter-universitaria de Formación del Profesorado, 8(1), 1-4

Mellado, M. (2005). Grado de satisfacción en relación con el portafolio en línea como herramienta para evaluar la formación inicial docente. Boletín de investigación Educacional, 20(2), 231-250.

Monereo, C. y otros. (Colectivo de autores) (1996): Estrategias de Enseñanza y 14. Aprendizaje. Editorial Doménech. Barcelona.12

Pagano (2007). Los tutores en la educación a distancia. Un aporte teórico [artículo en línea]. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC), 4(2), UOC. [Fecha de consulta: 15 de febrero de 2011]

Palmer, A., Montaño, J. J. y Palou, M. (2009). Las competencias genéricas en la Educación Superior. Estudio comparativo entre la opinión de empleadores y académicos. Psicothema, 21(3), 433-438

Paricio, J. (2007). Implicaciones del paso de la docencia centrada en contenidos a la docencia centrada en competencias. En VIII Foro Aneca: ¿Es posible Bolonia con nuestra actual cultura pedagógica? Propuesta para el cambio, 25-29. Madrid: Aneca.

Pérez Gómez, Ángel. Material. Los procesos de enseñanza-aprendizaje. Análisis didáctico de las principales teorías del aprendizaje. SF. SE.1987

Pozo, Juan Ignacio y otros. Material. Un currículo para aprender: Profesores, estudiantes y contenidos ante el aprendizaje estratégico. SF. SE. 1990.

Poblete, M. y Villa, A. (2007). Aprendizaje basado en competencias. Una propuesta para la evaluación de competencias genéricas. Bilbao: Mensajero.


Torrego, L. (2004). Ser profesor universitario, ¿un reto en el contexto de convergencia europea? Un recorrido por declaraciones y comunicados. Revista Inter-universitaria de Formación del Profesorado, 18(3), 259-268.

UNESCO. “Una educación para el Siglo XXI. Aprender a aprender”. En Revista Correo de la UNESCO, Abril, 1996. p. 9.

Unigarro, M. A. y Rondón, M. (2005). Tareas del docente en la enseñanza flexible (el caso de UNAB Virtual). En: Duart, Josep M. y Lupiáñez, Francisco (coords.). Las TIC en la universidad: estrategia y transformación institucional. [monográfico en línea]. UOC. [Fecha de consulta: 13 de febrero de 2011].

Vigotsky, L. S. (1982). Pensamiento y Lenguaje. La Haban: Editora Revolucionaria.

Vigotsky, L.S. (1987). Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores. La Habana: Editorial Científico-Técnica.

Quero, M. (2008). La práctica del portafolio como herramienta para el reconocimiento de competencias adquiridas en el voluntariado del Comercio Justo. Educar, 32, 53-61.

Revista pedagogía universitaria. 2004. Vol. 9 (5)

Rojo, G. M. Maestros para el desarrollo. Revista Crecemos. Año 5 Núm.2.Cuba. Puerto Rico. 1998. p. 30)

Ruiz, N. y López, O. (2004). El portafolio europeo de lenguas y la sociedad de la digitalización: una metodología innovadora para la enseñanza-aprendizaje de lenguas y su adaptación al entorno digital. Revista latinoamericana de tecnología educativa, 3(1), 385-394.

Ruiz, B., Trillos, T. y Morales, T. (2006). Estilos de aprendizaje y rendimiento académico en estudiantes universitarios. Revista Galego-portuguesa de Psicoloxía e Educación, 13, 441-460.

Sanz, M. L. (2010). Competencias cognitivas en Educación Superior. Barcelona: Narcea.

Sladogna, M. (2000). Una mirada a la construcción de las competencias desde el sistema educativo. La experiencia Argentina. En: CINTERFOR-OIT. Competencias laborales en la formación profesional. Boletín Técnico Interamericano de Formación Profesional, 149.

Silvestre O, M.(2001)- II Seminario Nacional para Educadores. Ed. J. Rebelde.L.H

Suárez, C., Dusú, R. y Sánchez, M. T. (2007). Las capacidades y las competencias. Acción Pedagógica, 16, 30-39.

Vigotsky, L.S. Obras completas – L. S. Vigotsky – La Habana: Editorial Pueblo y Educación, T.5 1989.

Villa, A. (2006). El proceso de convergencia europeo y el papel del profesorado. Foro de educación, 7, 103-117.

Villa, A. y Villa, O. (2007). El aprendizaje basado en competencias y el desarrollo de la dimensión social en las universidades. Educar 40, 15-48.

Weiner, F. (2004). Concepto de competencia: una aclaración conceptual. En D. Rychen y L. Salganik (Eds.). Definir y seleccionar las competencias fundamentales para la vida (pp. 94-127). México: Fondo de Cultura Económica.

Zabala, A. y Laia, A. (2007). 11 ideas clave. Cómo aprender y enseñar competencias. Barcelona: Graó.

Zabalza, M. (2006). La convergencia como oportunidad para mejorar la docencia universitaria. Revista inter-universitaria de formación del profesorado, 20(3), 37-69.
Full transcript