Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El plan de Salvación

Somos seres eternos. Antes de nacer vivíamos como espíritus y seguiremos viviendo después de morir.
by

Carmen Barra

on 15 March 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El plan de Salvación

¿Qué es el Plan
de Salvación? Antes de nacer, vivíamos con el Padre Celestial como Sus hijos procreados como espíritus. Aceptamos Su plan para poder nacer en la tierra, tener un cuerpo y ser probados. El Padre Celestial enviaría a Su Hijo, nuestro Salvador, Jesucristo, para vencer la muerte y expiar nuestros pecados. Si seguimos fielmente el plan de nuestro Padre Celestial, podremos regresar a Él ¿De dónde vengo? Somos seres eternos. Antes de nacer vivíamos como espíritus y seguiremos viviendo después de morir. En la vida premortal vivíamos con nuestros padres celestiales. Lamentablemente, un tercio de los hijos espirituales del Padre Celestial no aceptaron Su plan y escogieron seguir a Satanás, a quien en aquel entonces se le conocía como Lucifer. Lucifer no quería que pudiéramos tomar nuestras propias decisiones. Se libró una guerra de ideas en los cielos y Lucifer y sus seguidores fueron desterrados. Tú estás en la tierra porque escogiste el plan del Padre Celestial 23 y vio Dios que estas almas eran buenas, y estaba en medio de ellas, y dijo: A éstos haré mis gobernantes; pues estaba entre aquellos que eran espíritus, y vio que eran buenos; y me dijo: Abraham, tú eres uno de ellos; fuiste escogido antes de nacer.
24 Y estaba entre ellos uno que era semejante a Dios, y dijo a los que se hallaban con él: Descenderemos, pues hay espacio allá, y tomaremos de estos materiales y haremos una tierra sobre la cual éstos puedan morar;
25 y con esto los probaremos, para ver si harán todas las cosas que el Señor su Dios les mandare;
26 y a los que guarden su primer estado les será añadido; y aquellos que no guarden su primer estado no tendrán gloria en el mismo reino con los que guarden su primer estado; y a quienes guarden su segundo estado, les será aumentada gloria sobre su cabeza para siempre jamás.
27 Y el Señor dijo: ¿A quién enviaré? Y respondió uno semejante al Hijo del Hombre: Heme aquí; envíame. Y otro contestó, y dijo: Heme aquí; envíame a mí. Y el Señor dijo: Enviaré al primero.
28 Y el segundo se llenó de ira, y no guardó su primer estado; y muchos lo siguieron ese día. Abraham 3:23–28 Apocalipsis 12:7–9 7 Y hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles,
8 pero no prevalecieron, ni fue hallado más su lugar en el cielo.
9 Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, quien engaña a todo el mundo; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. ¿Por qué estoy aquí? Al venir a la tierra, obtenemos un cuerpo, vivimos en familias y experimentamos gozo al seguir el plan que el Padre Celestial tiene para nosotros. Mientras estamos aquí, debemos recibir las ordenanzas que nos ayudarán a regresar al Padre Celestial: el bautismo, la confirmación, las ordenaciones al sacerdocio para los hombres jóvenes y las ordenanzas del templo, entre las cuales se encuentra el matrimonio celestial. El Espíritu Santo nos brinda guía a fin de hacer lo correcto mientras estamos lejos de nuestro hogar celestial Nuestra vida en la tierra tiene un propósito. El venir a la tierra es parte del plan que Dios tiene para nosotros, con el fin de obtener un cuerpo físico y aprender a elegir entre el bien y el mal. 2 Nefi 32:5 5 Porque he aquí, os digo otra vez, que si entráis por la senda y recibís el Espíritu Santo, él os mostrará todas las cosas que debéis hacer. ¿A dónde iré cuando muera? Cuando tu cuerpo muera, tu espíritu seguirá viviendo e irá al mundo de los espíritus. El mundo de los espíritus es un lugar maravilloso donde te reunirás con los miembros de tu familia que también hayan muerto. El profeta Alma describió el mundo de los espíritus como un “estado de descanso, un estado de paz” para los justos Nuestra vida en la tierra tiene un propósito. El venir a la tierra es parte del plan que Dios tiene para nosotros, con el fin de obtener un cuerpo físico y aprender a elegir entre el bien y el mal. Alma 40:12 12 Y sucederá que los espíritus de los que son justos serán recibidos en un estado de felicidad que se llama paraíso: un estado de descanso, un estado de paz, donde descansarán de todas sus aflicciones, y de todo cuidado y pena. Gracias a la expiación de Jesucristo, todas las personas resucitarán. La resurrección es cuando tu cuerpo y tu espíritu se vuelven a unir. Después de un tiempo de paz llamado el Milenio, el Señor juzgará a todas las personas y la mayoría de ellas irá a uno de los tres reinos de gloria: el reino telestial, el reino terrestre o el reino celestial. Los malvados que hayan luchado en contra de Jesucristo y los que hayan negado al Espíritu Santo serán enviados a un lugar llamado las tinieblas de afuera 2 Nefi 9:15 Alma 40:11–12 15 Y acontecerá que cuando todos los hombres hayan pasado de esta primera muerte a vida, de modo que hayan llegado a ser inmortales, deben comparecer ante el tribunal del Santo de Israel; y entonces viene el juicio, y luego deben ser juzgados según el santo juicio de Dios. 11 Ahora bien, respecto al estado del alma entre la muerte y la resurrección, he aquí, un ángel me ha hecho saber que los espíritus de todos los hombres, en cuanto se separan de este cuerpo mortal, sí, los espíritus de todos los hombres, sean buenos o malos, son llevados de regreso a ese Dios que les dio la vida.
12 Y sucederá que los espíritus de los que son justos serán recibidos en un estado de felicidad que se llama paraíso: un estado de descanso, un estado de paz, donde descansarán de todas sus aflicciones, y de todo cuidado y pena. FIN
Full transcript