Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

tipos de mundos posibles

No description
by

Evelyn Roa

on 3 December 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of tipos de mundos posibles

Criterios y Tipologías
TIPOS DE MUNDOS
POSIBLES EN LA LITERATURA

Nociones previas
No hay un concepto absoluto de "realidad" o de "mundos", sino que hay que hablar más bien de "modelos de la realidad" o "modelos del mundo".
Entonces
¿Cómo sabremos cuando un mundo es posible y otro no lo es?
Acordemos que:
cualquier “modelo” de mundo estará suscrito a las reglas que rigen nuestro mundo, reglas naturales o de la naturaleza.
¿Entendemos todos estas reglas de la misma forma?
La verdad o la falsedad de la ficción no es la verdad o la falsedad del mundo real.
Entonces...
“Por medio de la literatura los seres humanos podemos tener acceso a diferentes tipos de
mundos imaginarios
"
. De este modo, comprenderemos que: “la interacción del
acontecer,
de los
personajes
y de los
ambientes
da por resultado el
mundo ficticio posible

Criterios
Según el tipo de
realidad que representa
Según el tipo de
efecto que persiguen
Según su similitud con
el mundo en que
vivimos
Según su similitud
con el mundo en que vivimos
Tendremos dos grandes divisiones:
1) Un mundo similar al que vivimos (mundo ordinario)
2) Un mundo diferente diferente al que vivimos (mundos extraordinarios)
Similar al que
vivimos
Mundo de lo real (o de lo cotidiano)
Diferente al mundo
en que vivimos
Tendremos 7 tipos:
1) Mundo Mítico
2) Mundo Maravilloso
3) Mundo Utópico
4) Mundo Fantástico
5) Mundo de Ciencia Ficción
6) Mundo Onírico
7) Mundo de lo Real Maravilloso
Ejemplo:
El viejo tomó de la mano al pequeño y juntos se internaron en el negro túnel. Eran de los primeros en llegar y el movimiento de la mina no empezaba aún. De la galería bastante alta para permitir al minero erguir su elevada talla, sólo se distinguía parte de la techumbre cruzada por gruesos maderos. (…) -Señor, aquí traigo el chico.
Los ojos penetrantes del capataz abarcaron de una ojeada el cuerpecillo endeble del muchacho. Sus delgados miembros y la infantil inconsciencia del moreno rostro en el que brillaban dos ojos muy abiertos como de medrosa bestezuela, lo impresionaron desfavorablemente, y su corazón endurecido por el espectáculo diario de tantas miserias, experimentó una piadosa sacudida a la vista de aquel pequeñuelo arrancado de sus juegos infantiles y condenado, como tantas infelices criaturas, a languidecer miserablemente en las humildes galerías, junto a las puertas de ventilación.
La compuerta número 12. Baldomero Lillo (Fragmento).

Un mundo diferente al mundo
en que vivimos
(mundos extraordinarios):
Ejemplo: “Al tercer día de lluvia habían matado tantos cangrejos dentro de la casa, que Pelayo tuvo que atravesar su patio anegado para tirarlos en el mar, pues el niño recién nacido había pasado la noche con calenturas y se pensaba que era a causa de la pestilencia.
El mundo estaba triste desde el martes. El cielo y el mar eran una misma cosa de ceniza, y las arenas de la playa, que en marzo fulguraban como polvo de lumbre, se habían convertido en un caldo de lodo y mariscos podridos. La luz era tan mansa al mediodía, que cuando Pelayo regresaba a la casa después de haber tirado los cangrejos, le costó trabajo ver qué era lo que se movía y se quejaba en el fondo del patio. Tuvo que acercarse mucho para descubrir que era un hombre viejo, que estaba tumbado boca abajo en el lodazal, y a pesar de sus grandes esfuerzos no podía levantarse, porque se lo impedían sus enormes alas.”
Gabriel García Márquez, “Un señor muy viejo con unas alas enormes”. (fragmento)

El mundo de lo real maravilloso
Ejemplo: “Un hombre está frente a mí, muy cerca de mí. Es joven; unos ojos muy claros en un rostro moreno y una de sus cejas, levemente arqueada, prestan a su cara un aspecto casi sobrenatural. De él se desprende un vago, pero envolvente calor. Y es rápido, violento, definitivo. Comprendo que lo esperaba y que le voy a seguir como sea, donde sea. Le echo los brazos al cuello y él entonces me besa, sin que por entre sus pestañas las pupilas luminosas cesen de mirarme.
Ando, pero ahora un desconocido me guía. Me guía hasta una calle estrecha y en pendiente. Me obliga a detenerme. Tras una verja, distingo un jardín abandonado. El desconocido desata con dificultad los nudos de una cadena enmohecida. (...)
Estoy frente a la casa de mi amante. Las persianas continúan cerradas. Contemplo, gozosa, el jardín abandonado. Me aprieto a las frías rejas para sentirlas muy sólidas contra mi carne. ¡No fue un sueño, no! (...)
Un criado me invita a pasar, con la mirada.
–Avisaré a la señora –insinúa el criado y se aleja.
¿La señora? ¿Qué señora? Paseo una mirada a mi alrededor. ¿Y esta casa, qué tiene que ver con la de mis sueños?”
María Luisa Bombal, La última niebla. (fragmento)
El mundo de lo onírico
Ejemplo: “Un edificio gris, achaparrado, de sólo treinta y cuatro plantas. Encima de la entrada principal las palabras: Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres, y, en un escudo, la divisa del Estado Mundial: Comunidad, Identidad, Estabilidad. (...)
Los niños Alfa visten de color gris. Trabajan mucho más duramente que nosotros, porque son terriblemente inteligentes. De verdad me alegro muchísimo de ser Beta, porque no trabajo tanto. Y, además, nosotros somos mucho mejores que los Gammas y los Deltas. Los Gammas son tontos. Todos visten de color verde, y los niños Delta visten todos de caqui. ¡Oh no, yo no quiero jugar con niños Delta! Y los Epsilones todavía son peores.”
Aldous Huxley, Un mundo feliz. (fragmento)
El mundo de la ciencia ficción
Ejemplo: “ El sol se filtraba entre los altos edificios del centro, y él -porque para sí mismo, para ir pensando, no tenía nombre- montó en la máquina saboreando el paseo. La moto ronroneaba entre sus piernas, y un viento fresco le chicoteaba los pantalones. (…)
Alcanzó a cerrar otra vez los párpados, aunque ahora sabía que no iba a despertarse, que estaba despierto, que el sueño maravilloso había sido el otro, absurdo como todos los sueños; un sueño en el que había andado por extrañas avenidas de una ciudad asombrosa, con luces verdes y rojas que ardían sin llama ni humo, con un enorme insecto de metal que zumbaba bajo sus piernas. En la mentira infinita de ese sueño también lo habían alzado del suelo, también alguien se le había acercado con un cuchillo en la mano, a él tendido boca arriba, a él boca arriba con los ojos cerrados entre las hogueras”
Julio Cortázar, La noche boca arriba. (fragmento)
El mundo de lo fantástico
Ejemplo: “Cada grupo de treinta familias elige anualmente entre sus miembros un magistrado, llamado sifogrante en el idioma antiguo y filarca en el moderno. (...) La función principal y casi única de los sifograntes está en procurar que nadie se entregue al ocio, sino que todos se dediquen concienzudamente a su oficio, sin que, no obstante, lleguen a fatigarse como bestias de carga trabajando constantemente desde la primera hora del día hasta la noche. Esto sería peor carga que la esclavitud y, no obstante, tal es, en casi todas partes, la vida de los trabajadores, excepto en Utopía, donde se divide la jornada en veinticuatro horas iguales, contando en ella el día y la noche, y se destinan seis al trabajo: tres por la mañana, después de las cuales van a comer; acabada la comida reposan dos horas y luego trabajan otras tres horas hasta el momento de recogerse para cenar. Cuentan las horas a partir del mediodía. Vanse a dormir a las ocho y conceden al sueño ocho horas.”
Tomás Moro, Utopía. (fragmento)
El mundo de lo utópico
Ejemplo: “En cuanto a los Hobbits de la Comarca, de quienes tratan estas relaciones, conocieron en un tiempo la paz y la prosperidad y fueron entonces un pueblo feliz. Vestían ropas de brillantes colores, y preferían el amarillo y el verde; muy rara vez usaban zapatos, pues las plantas de los pies eran en ellos duras como el cuero, fuertes y flexibles, y los pies mismos estaban recubiertos de un espeso pelo rizado muy parecido al pelo de las cabezas, de color castaño casi siempre.”

J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos. (fragmento)
El mundo de lo maravilloso
Ejemplo: “Yo aquel que en otro tiempo modulé cantares al son de la leve avena, y dejando luego las selvas, obligué a los vecinos campos a que obedeciesen al labrador, aunque avariento, obra grata a los agricultores, ahora canto las terribles armas de Marte y el varón que, huyendo de las riberas de Troya por el rigor de los hados, pisó el primero la Italia y las costas Lavinias. Largo tiempo anduvo errante por tierra y por mar, arrastrado a impulso de los dioses, por el furor de la rencorosa Juno.
Mucho padeció en la guerra antes de que lograse edificar la gran ciudad y llevar a sus dioses al Lacio, de donde vienen el linaje latino y los senadores Albanos, y las murallas de la soberbia Roma”
La Eneida. Virgilio (fragmento)

El mundo de lo mítico
¿QUÉ ES LA REALIDAD?
¿Por qué algo es real o irreal?
“Hasta la caída de la tarde no se despertó Gregorio de su profundo sueño, similar a una pérdida de conocimiento. Seguramente no se hubiese despertado mucho más tarde, aun sin ser molestado, porque se sentía suficientemente repuesto y descansado; sin embargo, le parecía como si le hubiesen despertado unos pasos fugaces y el ruido de la puerta que daba al vestíbulo al ser cerrada con cuidado. El resplandor de las farolas eléctricas de la calle se reflejaba pálidamente aquí y allí en el techo de la habitación y en las partes altas de los muebles, pero abajo, donde se encontraba Gregorio, estaba oscuro. Tanteando todavía torpemente con sus antenas, que ahora aprendía a valorar, se deslizó lentamente hacia la puerta para ver lo que había ocurrido allí. Su costado izquierdo parecía una única y larga cicatriz que le daba desagradables tirones y le obligaba realmente a cojear con sus dos filas de patas. Por cierto, una de las patitas había resultado gravemente herida durante los incidentes de la mañana –casi parecía un milagro que sólo una hubiese resultado herida–, y se arrastraba sin vida.”
 “La metamorfosis”, de Kafka.
¿A qué mundo correspondería
el siguiente fragmento?
¿Cuántos criterios existen para clasificar los tipos de mundo?


¿Cuáles fueron los tipos de mundos literarios que vimos hoy?
¿Qué hemos aprendido?
Conocer los distintos tipos de mundos posibles
en la literatura, para valorar esta como contenedora y posibilitadora de otras realidades.
¿Qué lograremos hoy?
Género Narrativo
Lenguaje y Comunicación
Evelyn Roa Cheuquelén
2013
Full transcript