Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

“Desarrollo de las competencias para la clínica psicológica,

No description
by

ana luz protesoni

on 13 March 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of “Desarrollo de las competencias para la clínica psicológica,

“Desarrollo de las competencias para la clínica psicológica, en la formación del Licenciado en Psicología en la UdelaR”

RESUMEN
¿Cuáles son las competencias para la clínica psic. que se establecen desde los documentos que integran el Plan de Estudios?
¿Qué concepciones manejan los docentes en referencia a las competencias para la clínica?
¿Cuáles son los componentes de las competencias para la clínica y en especial a que refiere la actitud clínica psic.?
¿Los dispositivos de enseñanza y los recursos empleados por los docentes, en contextos de numerosidad contribuyen a desarrollar competencias formativas para la clínica psicológica y dentro de ellas la actitud clínica?
¿Qué relación existe entre las concepciones que presentan los docentes respecto a las competencias para la clínica psicológica y las prácticas de enseñanza de psicología clínica?

PREGUNTAS
Investigación de tipo cualitativo, donde a través de documentos escritos, entrevistas y observaciones, se buscó comprender /aprehender / sistematizar las competencias vinculadas a la clínica psicológica que los docentes desarrollan en la Licenciatura.
En las UCO se destacan dentro de las competencias formativas para la clínica los contenidos conceptuales (“saber y saber cómo”) en relación a los procedimentales (saber hacer) y las actitudes clínicas (ser).
La actitud clínica psicológica se trasmite de forma no explícita, quedando indiferenciada de los contenidos conceptuales y de las herramientas teórico- técnicas.
OBJETIVO GENERAL
Estudiar el desarrollo de las competencias formativas para la clínica psicológica desde las unidades curriculares obligatorias a cargo del Instituto de Psicología Clínica de la Facultad de Psicología
METODOLOGÍA
Diseño de investigación:
En función del objeto de estudio: “la enseñanza como practica social” se eligió una metodología cualitativa, descriptiva y de casos (Montero y León, 2000) a los efectos que aportara a la comprensión más que a la explicación.
Se buscó comprender las concepciones de los docentes en torno a las competencias clínicas y acceder a las significaciones que éstos le otorgan a la actitud clínica psicológica, en el escenario en que se producen estas prácticas, visualizando cuáles son sus componentes. Se tuvo como propósito describir las situaciones áulicas y comprender los procesos de enseñanza de la clínica psicológica.
CONTEXTO: (Enseñanza – Clínica)
La Universidad (Collazo, 2012) “procesa una de las transformaciones más relevantes de los últimos tiempos: la reforma conjunta y concertada de planes de estudio”, lo cual puede devenir en oportunidad para repensar los proyectos de formación universitaria.
Se plantea un modelo curricular abierto que pretende generalizar la enseñanza superior; fortalecer la integralidad de la formación profesional y académica en el grado, con un fuerte compromiso social.
De ahí que sea pertinente investigar sobre la enseñanza en el nivel superior y especialmente sobre el desarrollo de competencias formativas que habiliten a los egresados (profesionales, académicos) a hacer frente a contextos de alta complejidad como lo es el área clínica
El campo de la salud también transita por cambios disciplinares y profesionales que exigen el desarrollo de destrezas para indagar y reconocer nuevos problemas, tomar decisiones, relacionarse y comunicarse con el paciente y la comunidad.
PROBLEMA
¿Cómo enseñar una ciencia, un estado del arte, un oficio como el del psicólogo y específicamente el del psicólogo clínico?
Las indagaciones sobre el tema muestran que:
- El arte es un componente esencial de las competencias profesionales (Schön, 2002). Sin embargo las destrezas y actitudes (Venturelli, 2003) no han sido consideradas como parte importante del proceso educacional.
- La enseñanza de la clínica no se logra en base a información y trasmisión. La clínica plantea situaciones de gran carga afectiva que implica la toma de decisiones, siendo la subjetividad el principal instrumento de trabajo.
- El desarrollo de competencias para la clínica psicológica implica una concepción de la enseñanza centrada en el estudiante y del aprendizaje basado en problemas.
- Requiere del diseño de dispositivos de enseñanza que convoquen al estudiante a poner el cuerpo, en un sentido pleno (cuerpos nocionales, cuerpos técnicos, cuerpo subjetivo, cuerpo físico) y donde se integren estos componentes en las metodologías y en las evaluaciones de cursos.
- Los contextos de numerosidad atentan contra la enseñanza singularizada y el trabajo con la diversidad,
- La investigación indaga sobre el desarrollo de competencias integrales (el saber ser, el saber conocer, el saber hacer) para la psicología clínica.
- Analizar las competencias formativas planteadas en las UCO del I.PsiClínica
- Indagar las concepciones de los docentes respecto a las competencias para la clínica.
- Caracterizar la actitud clínica psicológica, como componente de las competencias para la Clínica.
- Identificar los dispositivos de enseñanza y recursos metodológicos empleados por los docentes para el desarrollo de las competencias formativas para la clínica psicológica.
- Comparar las concepciones que los docentes manejan, con respecto a las competencias para la clínica psicológica, con las prácticas de enseñanza en las UCO del I.Psiclinica.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Lic. Ana Luz Protesoni Vitancurt
Directores de Tesis: Mag. Marta Elichalt Mag. Gabriela Prieto

MAESTRIA EN PSICOLOGIA Y EDUCACION

INSTRUMENTOS
1-
Documentos escritos
:
Plan de Estudio, documentos de Comisión Carrera,
guías de las Uco del IPsi Clínica

2- Entrevista semi estructurada
(con guión a partir de los objetivos, dimensiones y categorías de análisis) a docentes del I PsiClínica que tenían a cargo prácticas de enseñanza en las UCO. Se indagaron las ideas que manejaban los docentes, sobre las competencias del psicólogo clínico y específicamente aquellas vinculadas a la actitud clínica, buscando explicitar los sentidos implícitos que le otorgan al fenómeno (Flick, 2004) . (9)

3- Observación de aula:
registrar el sistema aula constituido por el conjunto de actividades, roles y relaciones de diversos tipos, en que se implican profesor y estudiantes en el marco físico del salón de clases. Permitió acceder al currículum en acción. Se buscó detectar las competencias del psicólogo clínico que se potencian en el aula, específicamente las actitudinales; registrar los recursos utilizados y la intencionalidad de éstos. (7)

4- Técnica de análisis de contenido
(Berelson, 1952): se analizan los discursos, las narrativas, los registros, de manera sistemática. Se codifican los registros tomando las características relevantes del contenido de un mensaje transformándolas en unidades (segmentos) que permiten su descripción y la categorización (clasificar conceptualmente las unidades de un mismo tema). Proceso: Concentración de significados; Categorización de significados; Interpretación de significados.
VALIDEZ Y CONFIABILIDAD
Triangulación de la información: por medio de la recogida de datos que provienen de fuentes diferentes se logra mayor validez y se protege de las tendencias del investigador.

La cantidad de entrevistas y de observaciones, se definió a partir de lo que Glasery Strauss (1967) llaman saturación teórica, refiriéndose a ese punto de la investigación de campo en el que empiezan a repetirse los datos y no se lograr captar ningún elemento nuevo e importante.
FASES
1- Exploratoria:

Enseñanza universitaria, enseñanza de la clínica, enseñanza de la psicología clínica. Diferenciación entre campo disciplinar (la clínica psicológica – objeto de saber) y la enseñanza de la clínica (objeto de enseñanza. Competencias para la clínica psicológica y actitud clínica. Dispositivos de enseñanza y recursos pedagógicos.


Construcción de categorías de análisis, elaboración de guías de entrevista y observación.
2- Revisión
de Plan de Estudio, documentos, guías.
3- Trabajo de campo
4- Análisis
5- Conclusiones

- Se tomó cada una de las fuentes de datos:
1- Documentos escritos 2- Entrevistas 3- Observaciones

-se analizaron las dimensiones en juego:
1- Competencias formativas del psicólogo clínico.
2-Actitud clínica psicológica
3-Dispositivos y recursos metodológicos empleados por los docentes en la enseñanza de la clínica psic

- A partir de categorías comunes:
- Competencias: cognitivas, procedimentales y actitudinales
- Caracterización de la actitud clínica: posicionamiento ante el otro. ante el saber, ante sí mismo y valores
- recursos que potencian saberes cognitivos, procedimentales y actitudinales.

- Análisis comparativo de las diferentes fuentes.
- Dificultades detectadas en la enseñanza




ANÁLISIS
CONCLUSIONES
1. Competencias formativas para la clínica psicológica.
2. Concepciones sobre la actitud clínica psicológica
3. Dispositivos de enseñanza y recursos empleados por los docentes para el desarrollo de las competencias clínicas y específicamente de la actitud clínica.
4. Comparación entre las concepciones que los docentes manejan, con respecto a las competencias para la clínica psicológica, con las prácticas de enseñanza en las UCO del I.Psiclínica.

FORMACION DE FORMADORES: progresiva profesionalización de la enseñanza universitaria:
1- en torno a escenarios educativos multitudinarios: Desarrollar una formación docente que permita, trabajar con la numerosidad, generando estrategias de enseñanza de la clínica psicológica que promuevan aprendizajes singularizantes.
1- Instrumentación en modalidades de evaluación que tengan en consideración la numerosidad de las matrículas estudiantiles, los objetivos formativos planteados y el desarrollo de competencias para la clínica psicológica.
2- Recursos educativos: EL CASO CLINICO: utilizarlo para posibilitar el desarrollo de capacidades nodales para la clínica, tales como la toma de decisiones y las actitudes clínicas, desde la singularidad en acción y no solo desde el deber ser. Incorporar entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje mediados tecnológicamente para dar lugar al desarrollo de capacidades vinculadas al hacer (la toma de decisiones) y a las actitudes clínicas.

GESTION DE LA ENSEÑANZA: explicitar claramente las competencias formativas a las que apunta el curso, así como pautar claramente la metodología, los recursos a utilizar y la evaluación planificada.
RECOMENDACIONES
La enseñanza de la clínica
La enseñanza de la clínica psicológica
Campo disciplinar y Enseñanza de la clínica
Competencias para la Clínica Psicológica
Actitud Clínica
Dispositivos de enseñanza y recursos
Competencias formativas para la clínica psicológica
Concepciones sobre la actitud clínica psic.
Dispositivos de enseñanza y recursos
Comparación entre las concepciones docentes y las practicas de enseñanza
Surge vinculada a la medicina y al método clínico: “el profesor indica a sus alumnos el orden en el cual deben ser observados los objetos para verse mejor y grabarse mejor en la memoria, les abrevia su trabajo, les hace aprovechar su experiencia” (Foucault,1999).
Se pasó de la sala del hospital, al anfiteatro dando lugar a una enseñanza teórica ampliada.
Se pasa a modelos de enseñanza centrada en el estudiante.
Desde la Cumbre Mundial de Educación Médica (Edimburgo en 1993), se proponen estrategias de aprendizaje, basadas en la competencia y en correspondencia con las necesidades locales; se plantea la necesidad de integrar e interrelacionar los procesos asistenciales, educacionales e investigativos que se desarrollan en los servicios de salud.
La psicología tiene tres vertientes: médica, pedagógica y filosófica.
Se introduce en la órbita de la universidad a mediados del 900, de la mano de la medicina, para abordar ciertas enfermedades infantiles desde la psicología, las que no tenían una etiología física.
Enseñar implica la transformación de un objeto de saber (en este caso el campo de la clínica psicológica) en un objeto de enseñanza.
El objeto de saber trata de: Un campo de conocimiento sobre las formas de subjetivación que adquiere el sufrimiento, en diferentes ámbitos y dimensiones (individual, grupal, familiar, institucional) tomando en cuenta la singularidad en la situación implicada. Un campo de intervención que implica habilidades para investigar, diagnosticar, orientar, tratar y o derivar utilizando como herramienta el método clínico (observación, indagación, análisis, formulación de hipótesis, diseño de estrategias, toma de decisiones, comunicación. Poder identificar o rastrear un problema clínico, comprenderlo en términos tanto afectivos como cognitivos, mediante la reflexión, el análisis). El enfoque clínico remite a una mirada, a un pensamiento, a una ética de la acción y a un espacio de formación.
El objeto de enseñanza: involucra el Objeto de saber + plan de estudios, currículum, dispositivos de enseñanza + atributos de los docentes, actores de su realización. El docente moviliza sus propias estructuras de aprendizajes inconscientes, motivaciones y represiones. Los conocimientos profesionales (que incluyen los conocimientos cotidianos y las suposiciones tácitas o teorías implícitas) pueden ser la base del accionar del docente, sin que este sea consciente de ello.
Para enseñar clínica se requiere de una formación clínica, un desarrollo del “ojo pedagógico” a través del cual el docente sea capaz de pensar de manera crítica y reflexiva, desde una perspectiva problematizadora, pueda exponer situaciones, proponer soluciones y trabaje singularizando la experiencia pedagógica.
Cullen (1996): “complejas capacidades integradas en diferentes grados; que la educación debe formar en los individuos para que puedan desempeñarse como sujetos responsables en diferentes situaciones y contextos de la vida social y personal, sabiendo ver, hacer, actuar y disfrutar convenientemente, evaluando alternativas, eligiendo estrategias adecuadas y haciéndose cargo de las decisiones tomadas”.

Componen las competencias (Miller, 1990) conocimientos (saberes) capacidades para utilizar el conocimiento (el saber cómo), saberes procedimentales (el saber hacer) y el saber ser: actitudes, valores, ética personal y profesional.
Capacidad de actuar eficazmente sobre las formas de subjetivación que adquiere el sufrimiento humano (en diferentes ámbitos y dimensiones tomando en cuenta la singularidad en la situación implicada). Se integran diversos tipos de conocimientos y ponen en juego varios esquemas de acción (Perrenoud, 2004) tales como:“el diagnóstico, intervención, evaluación e investigación; acompañados por actitudes de respeto, formación continua, capacidad de escucha, no manipulación ni actitud pre juiciosa valorativamente, actitud de empatía, capacidad de diferenciar lo propio de lo ajeno, de comunicación, postura ética, manejo deontológico, tolerancia a la frustración, asertividad, cooperación, creatividad”.
Comportamiento ante una situación clínica, es lo que orienta la acción.

Tienen aspectos voluntarios y otros por fuera de la voluntad, ligados al sustrato emocional del sujeto.

Está teñida de los marcos referenciales y conceptuales, de las herramientas técnicas, los instrumentos de la práctica y de la subjetividad de quien ejerce el rol profesional, con sus aspectos conscientes e inconscientes.

Conductas que se forman por la incorporación, internalización y metabolización de elementos teórico, técnicos sobre el estilo personal, la historia vital del clínico.

Modo de organización del espacio, tiempo (Fernández, 1987) donde transcurren actos de enseñanza y aprendizaje, procesos de subjetivación, producciones de sentidos, explícitos e implícitos. Incluye los recursos metodológicos.
Formatos: desde clases expositivas numerosas, hasta el trabajo práctico.
En la
clase expositiva
se privilegia la información, pero también se genera a nivel latente una dimensión dialógica, cuando el docente adapta el discurso a las necesidades y al nivel de los alumnos.
En el formato de la “
práctica clínica
” (Lucarelli, 2010) el lugar docente transita desde el “modelaje” al “andamiaje”, según la autonomía creciente otorgada al estudiante y del lugar que ocupe la supervisión. El estudiante puede tomar decisiones, en contextos reales, pero a la vez protegidos (Schon, 1992).

Hay figuras intermedias y recursos mediadores como los grupos de discusión.
1- Tanto en los documentos escritos, como en el discurso espontáneo de los docentes entrevistados, se constata que la noción de competencias no es una referencia para el colectivo de los docentes con los que se ha trabajado.
2- En las guías se prioriza el manejo de conocimientos, de un modo reflexivo. El “conocer” y el “comprender”, el “reconocer”, “integrar” o “apropiarse”, son los objetivos y las capacidades esperadas. Se enfatiza el saber y el saber cómo.
El “brindar herramientas”, “introducir técnicas”, “favorecer la incorporación de metodología”, "realizar proyectos": se vinculan con la esfera de los saberes y de los saberes reflexivos, más que con aspectos propiamente instrumentales u operativos relativos a la implementación de una herramienta.

3- En las entrevistas: manejo de teorías sobre la subjetividad y el sufrimiento humano, el diseño e implementación de estrategias de intervenciones clínicas, desde una actitud de escucha atenta, comprometida, reflexiva y un posicionamiento ético y crítico.
Las competencias formativas para el psicólogo clínico se componen de:

Conocimientos sobre: concepción de sujeto (de sujeto psíquico, de subjetividad); sufrimiento psíquico, teorías psicológicas, teorías de personalidad; fundamentos teóricos y técnicos de psicoanálisis; noción de inconsciente; conocimientos de psicopatología (semiología); psicofarmacología; fundamentos conceptuales de las intervenciones clínicas (manejo conceptual del hecho clínico o situación clínica y nociones tales como: consulta, demanda, pedido, encargo, encuadre, análisis de la implicación).

Las herramientas teórico técnicas tales como: Método clínico (entrevista clínica, escucha clínica, observación participante); construcción de un vínculo terapéutico; instrumentos de intervención (técnicas); diseños de estrategias de intervención; diseño de un proyecto (formulación de preguntas, objetivos, marco teórico)
4- En las observaciones: predominan contenidos cognitivos, por sobre los procedimientos y las actitudes clínicas. Se abordan las cualidades y el sentido de los procedimientos y de las actitudes clínicas, pero en ningún caso se prioriza la enseñanza de destrezas o habilidades.
1- Las concepciones que se visualizan en las distintas fuentes son concordantes y complementarias.
2- Las actitudes clínicas están teñidas de los marcos referenciales y conceptuales del psicólogo clínico, como de las herramientas técnicas, los instrumentos de la práctica profesional y de la subjetividad de quien ejerce el rol profesional, con sus aspectos conscientes e inconscientes.
3- En las entrevistas se destaca: el análisis personal, la supervisión y análisis de la implicación. Aspectos que permiten reconocer los propios límites, regular las emociones, manejar la ansiedad, disociarse instrumentalmente en el trabajo con el sufrimiento del otro, construir un vínculo adecuado, manejar la transferencia y contratransferencia. Pero a pesar de ser muy valoradas, no quedan incluidas dentro de los tránsitos curriculares formales, por lo que no se visualizan ni en los documentos escritos ni en las observaciones de aula.
La actitud clínica queda compuesta por los siguientes atributos:

1- Posicionamiento ante el otro:
escucha abierta - empática, actitud deseante, (aquella que posibilita construir un vínculo), sostener al otro en la situación clínica, no invasivo ni prejuicioso.
2- Posicionamiento ante el saber:
actitud crítica, cuestionadora, flexible, interdisciplinaria
3- Posicionamiento ante si mismo:
autoreflexivo, manejo de la omnipotencia, ansiedad, reconocimiento de limites, análisis
4- Posicionamiento ético:
valores como respeto compromiso, responsabilidad, honestidad

1- En las guías aparecen pocos recursos: "lectura y análisis".Estos buscan un posicionamiento reflexivo y crítico con respecto al saber. Las evaluaciones son el apartado menos trabajado, apuntan a valorar manejo de contenidos y reflexividad sobre éstos.
2- En las entrevistas se registra que el reflexionar sobre los dispositivos y los recursos propuestos, resulta ser una preocupación permanente para los docentes.
La práctica, la supervisión, los textos y el caso clínico son los recursos privilegiados.
Conciben el acto de enseñanza a semejanza del acto clínico ("ojo pedagógico")
3- En el aula se destacan los recursos discursivos (narrativo, informativo y descriptivo), textos y autores fundantes. Definen, relacionan conceptos, explican, contextúan, historizan, apelan a la metáfora, el mito, propiciando la comprensión. Potencian el “saber” y el “saber cómo”.
Abren a posibilidades dialógicas, indagan saberes previos, usan obras pictóricas, textos literarios o las películas. Buscan movilizar afectivamente al estudiante, pero no retoman las resonancias.
El caso clínico es un recurso privilegiado que potencia el “saber”, el “saber cómo”, el "saber hacer" y el “saber ser”.
Se lo utiliza para ejemplificar, aportando a la comprensión, la articulación teoría práctica, la aplicación de nociones y conceptos. No pone en juego la toma de decisiones.
El plenario y los recursos empleados por los docentes para la enseñanza de la clínica psicológica, jerarquizan los aspectos conceptuales, relativos al “saber” y al manejo de conceptos de modo reflexivo (al “saber cómo”) al dar cuenta de su capacidad de análisis, articulación y crítica. Pero en menor medida potencian el saber hacer y las actitudes clínicas.
Las diferentes fuentes de datos aportan elementos coincidentes en relación a los contenidos que componen las competencias del psicólogo clínico.
En las guías de curso, la preeminencia la adquieren los contenidos vinculados con los aspectos cognitivos (“el saber” y “el saber cómo”).
En las observaciones de aula, también prevalecen los aspectos cognitivos (el “saber” y “saber cómo”) luego los aspectos procedimentales (“el saber hacer”) y los actitudinales (el “saber ser”) vinculado a prescripciones, normativas y reglas.
En las entrevistas los aspectos vinculados con la actitud clínica toman una relevancia mayor . Estos aspectos se trasmiten de forma no explícita quedando indiferenciados de los contenidos conceptuales y de las herramientas teórico- técnicas. Pasan a formar parte del currículum vivido y se trasmiten prescriptivamente.
La numerosidad aparece como un obstáculo para los docentes que privilegian el trabajo personalizado, singularizado.
Full transcript