Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Cambios psicologicos en el embarazo

No description
by

Lucy Arbelaez

on 15 January 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Cambios psicologicos en el embarazo

Cambios psicológicos en el EMBARAZO
Cambios fisiológicos
que sufre la madre
durante la gestación
Sistema cardiovascular y hemodinámico
Disminución de la Resistencia Vascular Periférica RVP (vasodilatación periférica)
Descenso de la presión arterial (PA)
Aumenta la frecuencia cardiaca entre 10 a 15 lpm
El gasto cardiaco aumenta entre un 30-50%
Volumen sanguineo aumenta entre el 40-50%
Sistema Respiratorio
Disminución de la capacidad pulmonar de mas o menos 200 mL
Aumento del volumen corriente 40%
Aumento de la Frecuencia Respiratoria 40%
Elevación de diafragma (4 cm aproximadamente)
Disminución a la resistencia al ejercicio
Disminución del diámetro de las vías respiratorias superiores
Sistema Urinario
Poliuria
Alcalinización de la orina
Aumenta el tamaño renal en 1-1,5 cm y el peso del riñón se incrementa en 50 g
Hiperemia y edema vesical
Reflujo vesico-ureteral
Eliminación por orina de aminoácidos, ácido úrico y vitaminas hidrosolubles
Glucosuria intermitente
Incremento de la filtración glomerular en un 50%
Aumento de la depuración de creatinina
Sistema
Digestivo
Cambios del patrón alimenticio que van desde la anorexia hasta la bulimia, con extremos como la “pica” (ingesta de productos sin ningún valor nutritivo)
Sialorrea o tialismo (hasta 2 L/día de saliva)
cambio de la sensación papilar y del gusto, que en ocasiones inducen las náuseas y el vómito y en ocasiones extremas puede presentar hiperémesis gravídica
Es frecuente la pirosis y la epigastralgia
Las encías están hiperémicas y reblandecidas, lo que hace que sangren fácilmente.
Disminución del movimiento intestinal lo que facilita el estreñimiento y la aparición de hemorroides
Sistema Musculoesqueletico
Perdida del centro de gravedad
En ocasiones se presentan cambios en la marcha
Lordosis
Relajación de los ligamentos en ciertas articulaciones como el pubis y la sacro-iliaca
En ocasiones puede verse comprometido el nervio ciático y desarrollar dolor en las extremidades inferiores del lado afectado
Cambios
en el
desarrollo
del bebe

Sistema
Reproductivo
Amenorrea
Aumenta entre 7 a 11 veces el tamaño uterino
Aparece la circulación placentaria lo que requiere una revascularizacion del lecho uterino
El cérvix sufre cambios en su longitud, estructura y maduración
Las trompas de Falopio cambian en su posición al avanzar el embarazo
Ausencia de ovulación y ciclo hormonal femenino
Cambios
psicológicos
durante la
gestación
Durante la gestación la mujer
atraviesa por una serie de modificaciones en relación a su cuerpo, que van acompañadas por manifestaciones psíquicas: cuerpo cambiante y extrañado, continente y contenido. Continente y expulsante. Se
modifica la imagen que tiene de sí misma
y se entrelaza con fantasías y representaciones.
Al comienzo del embarazo aparece la "
hipersomnia
". La mujer siente que necesita dormir mucho más que lo habitual.
Desde el punto de vista psicológico este síntoma corresponde a su identificación con el feto. Ella es de alguna manera su hijo y necesita mucho de su propia madre.
Se movilizan afectos y recuerdos antiguos que la futura mamá necesita recrear para adaptarse a su nueva situación e ir conectándose con el hijo que lleva dentro.
La "Naturaleza" es sabia y le da tiempo
para realizar este proceso.
El embarazo es un tiempo de reflexión. La mujer revisará sus vínculos y se irá armando una imagen de sí misma y de sus modelos de cómo ser madre. Las madres de ahora son generalmente diferentes a las de antes. Los padres también. Ahora los hombres se permiten la ternura y la expresión de sus afectos. Pueden participar y es muy importante que lo hagan, tanto del embarazo como del parto y del placer de la paternidad.
Para el padre el embarazo
es un tiempo de pruebas. Tolerar
que su mujer esté "ocupada" por un desconocido lo hace sentir muchas veces afuera, excluido. Los cambios corporales también movilizan los aspectos sexuales de la pareja. Amor, humor y flexibilidad son elementos que ayudan en tiempos de cambio.
Si la pareja tiene otros hijos el papá se verá más exigido a ocuparse de ellos. El nacimiento de un bebé es una crisis vital normal que afecta a toda la familia. La vida actual es complicada. Las mujeres deberán pensar cómo harán después del nacimiento, para armonizar maternidad, pareja, familia, trabajo y/o estudio sin olvidarse de sí mismas.

El ensimismamiento y algunos
posibles síntomas físicos como
náuseas, malestares o somnolencia
durante los primeros meses indican que
algo nuevo está pasando.
No todos los hijos son deseados.
No todas las mujeres quieren ser madres.
Las situaciones no son todas iguales y
muchas veces los cambios deseados
o no son difíciles de manejar.
El segundo trimestre coincide
con la formación de la placenta.
La mujer se conecta nuevamente con el mundo exterior. Ya está adaptada al embarazo y la panza se empieza a ver. El reconocimiento de los movimientos fetales hace que se intensifique la comunicación entre ambos y que el futuro bebé ocupe un lugar tangible en la familia.
Con el tercer trimestre el parto se acerca inexorablemente. La buena preparación física
y psicológica para la maternidad la ayudarán
a tener el mejor parto posible, a prevenir
la depresión post parto y a disfrutar
plenamente de la relación con
su bebé.
El peso de las actividades
laborales también afecta a las futuras mamás al agregar una exigencia más. “Por lo general, cuando en el curso les decimos que alrededor del séptimo mes dejen de lado las actividades no prioritarias, las embarazadas empiezan a sentirse aliviadas: necesitan el visto bueno de la sociedad, necesitan permiso”. Ezcurra.
El primer hijo es el que más
fantasías despierta “porque si no hay fantasía no hay espacio para hacerle a ese hijo, un espacio interno que no es sólo la panza”, explica. “Una vez que pasan los primeros miedos, se puede empezar a disfrutar del embarazo, sentir que a medida que crece la panza crecen todas las cosas que uno imagina con respecto a un hijo y que proyecta a partir de la idea del hijo; aparece el disfrute de sentir que se mueve, que tiene o no un nombre -esto también habla de algo importante- y que, en función de ese hijo, también se construye una familia”.¿Una mujer embarazada siente que nadie la entiende? “A veces sí”. Antebi.
Los aspectos psicológicos
varían según la etapa del embarazo.
Durante el primer trimestre la mujer
en estado de gravidez debe incorporar al
feto como parte integral de su cuerpo.
Ya en el segundo trimestre, cuando empieza
a sentir los movimientos fetales, percibe al
bebé como una ente separado y como un
ser que necesita de su cuidado.
En el tercer trimestre comienza a
visualizarse como madre y a establecer
una relación de cuidado con
el infante.
Madre
Soltera
Comienzo de los movimientos fetales.
Inicio de la relación con el bebé.
Temor a las malformaciones.
Angustia al ver el cambio del cuerpo.
Miedo a morir en el parto.
Se restablece el deseo sexual.


2do trimestre
Durante el segundo trimestre aproximadamente a las 16 semanas, la fatiga, el malestar y las emociones contrapuestas que ha estado sintiendo hasta este momento desaparecerán. Disfrutará de la sensación de que el bebé se mueve y se sentirás más alegre y con energía.
Transcurre un período en el cual es clásico que le digan a la futura mamá que parece estar embarazada de menos tiempo.
Si esto le sucede, no se preocupe.
La apariencia de su tamaño depende de muchas cosas, entre otras de su estatura y su contextura.
Su tamaño y su peso está aumentando aceleradamente,
Es posible que se sienta cansada.
Ya no duerme tan bien como antes.
Aumenta su necesidad de descansar,
es difícil encontrar una posición cómoda.
Para esta etapa se recomienda dormir semisentada.
Como sus ligamentos se estiran y se aflojan, el hecho de caminar, aún distancias cortas,
se hace cada vez más incómodo.
3er trimestre

Para el PADRE...
La mujer que desarrolla su embarazo
sin una pareja necesita personas a su alrededor que la acompañen durante este proceso, que le ofrezcan la contención que ella necesita y le ofrezcan seguridad y confianza.
La ausencia de una pareja durante el embarazo y la manera en que esta ausencia se materializó constituyen un factor estresante para la mujer embarazada.
Por ello, en estos casos es muy importante que la mujer tenga apoyos emocionales en su entorno.
La familia o los amigos
pueden desempeñar este papel.
Sin embargo, en ocasiones, la madre
sola se encuentra con reticencias por parte
de las personas de su entorno debido a su
condición de madre soltera.
Por esto, muchas veces se hace fundamental el que la mujer busque estas figuras de contención en redes sociales organizadas. Las asociaciones de madres solteras o las redes sociales virtuales son herramientas al alcance de estas mujeres que pueden ser de gran ayuda durante su embarazo y su maternidad.
En algunos casos, buscar acompañamiento maternal especializado puede ser una buena opción.
La figura de la doula puede tener un papel muy beneficioso para estas mujeres.
Asimismo, en otros casos puede ser positivo el asesoramiento psicológico prenatal.
En la última parte del embarazo se
incrementa el temor y la ansiedad por el parto, así como otros temas relacionados con el dolor, salud del bebé y su responsabilidad como madre. Son frecuentes los trastornos en el sueño causados por los movimientos fetales o por la dificultad de conseguir una posición adecuada para dormir.
Podemos concluir que el apoyo familiar y principalmente de la pareja así como una óptima comunicación con el médico tratante, serán aspectos determinantes para desarrollar un adecuado entorno emocional que le permita a la embarazada sobrellevar y disfrutar una de las etapas de mayor significado en la vida femenina.
Madres y Padres
primerizos.
1er trimestre
Preguntas referentes al parto, cómo será el bebé, y la crianza.
Ambivalencia que llegue pronto el parto, pero no quiere separarse del bebé.
Temor al dolor físico y bienestar del bebé.
El hombre se angustia por su responsabilidad y temor a la muerte de la madre en el parto.
El miedo al parto y al dolor del parto lo llevamos inculcado desde dentro en nuestra cultura. Ese ancestral mandato bíblico de <<parirás con dolor>>, puede clavarse en la mujer como una sentencia fatal y generar un auténtico terror a lo que se pueda sufrir en el momento del parto. Es importante conocer todos estos miedos y trabajarlos antes del parto para poder controlarlos. El diálogo con otras mujeres e incluso la pareja, puede ayudarnos a ahuyentar estos miedos El miedo es en cierto modo algo aprendido, que por tanto, se puede <<des-aprender>>: La información es una de las mejores armas contra el miedo.
El parto
“Tengo miedo al dolor del parto”
“Esto es lo que más miedo me provoca:
que haré si no soy capaz de soportar el dolor”
“El dolor del parto... Es la cosa más horrible”
“Tengo miedo de perder el control”
“Tengo miedo de no ser capaz de hacerlo, de no saber dar a luz a mi bebé”
“Tengo miedo de morir”
“Tengo miedo de que surjan problemas,
de que algo se rompa...”
“Te tocan en tus partes más íntimas...
Eso me da miedo”
“Te cortan, te ponen un montón de aparatos... todo eso me aterra”
“Creo que eso (refiriéndose a la vagina tras una episiotomía) nunca vuelve a ser igual, tengo miedo de que me afecte en mis relaciones”
¿Cómo vencer el miedo al parto?
La primera arma que puede
tener una mujer para vencer el miedo
es conocer a fondo el proceso de parto
en toda su dimensión.
No sólo desde el punto de vista fisiológico,
sino también desde el punto de vista de “saber” realmente qué es lo que puede sucederle. Conocer físicamente el lugar donde se va a
dar a luz, conocer la manera de proceder del personal que nos va a atender, sus protocolos, etc. va a contribuir muy favorablemente a disminuir el miedo al proceso de parto. Asimismo, la redacción de un plan de parto en el cual la mujer sepa de antemano que se van a respetar sus deseos respecto a cómo se quiere que acontezca este suceso, puede ser un elemento crucial para disminuir el umbral del miedo al parto.
Posparto
o
puerperio
Tener un bebé es un acontecimiento
feliz para la mayoría de las mujeres pero
los cambios bioquímicos, psicológicos y sociales que comporta hacen que las mujeres sean más vulnerables a cambios en su estado de ánimo en el posparto.
Estas alteraciones merman el nivel de salud de la mujer que acaba de tener un hijo. Podemos dividir los cambios emocionales posparto en tres grandes grupos: melancolía posparto, depresión posparto y psicosis posparto.
Melancolía posparto
La melancolía posparto se caracteriza
por labilidad emocional, accesos de llanto
y tristeza que no llegan a tener suficiente intensidad como para precisar tratamiento farmacológico, siendo el tratamiento psicológico muy útil. Las pacientes describen que se sienten heridas con mucha facilidad, que se enfadan por cualquier pequeño incidente y en algunos casos pierden interés por el bebé. La mayoría de casos este síndrome es leve y transitorio y remitirá espontáneamente sin secuelas.
Las mujeres que la han padecido
anteriormente tienen un 70% de
posibilidades de que también les ocurra
en sucesivos partos.
Las mujeres con depresión posparto generalmente presentan varios de estos síntomas:
Pereza
Fatiga
Tristeza
Alteración del sueño y del apetito
Falta de concentración, confusión
Pérdida de memoria
Irritabilidad hacia la pareja y otros hijos
Sentimiento de culpa
Pérdida de lívido
Miedo a autolesionarse o a lesiona al niño
Sobreprotección del niño, consultas repetidas al especialista por estimar que está siempre enfermo
Intolerancia hacia el bebé
Síntomas ansiosos: angustia intensa, miedo, palpitaciones…
La depresión posparto es un problema médico y no debe simplemente esperar a salirse de ella sino que debe solicitarse ayuda a los especialistas.
Es una enfermedad aguda y
grave que afecta a 1-2 /1000 de las mujeres en el posparto.
La clínica suele iniciarse en la segunda o tercera semana después de dar a luz.
Los síntomas que se manifiestan son: Labilidad afectiva, alucinaciones visuales o auditivas, lenguaje desorganizado trastornos del sueño.
Las conductas autoagresivas son más frecuentes pudiendo llegar hasta el suicidio.
Las causas de las alteraciones
emocionales posparto son multifactoriales. Uno de los factores que influyen es el brusco descenso de las hormonas sexuales asociadas al embarazo.
Esta disminución hormonal es parecida a la que sucede en los días de la menstruación lo que explica que las mujeres con cambios de humor marcados con la menstruación tengan un índice más alto de melancolía o depresión posparto.
Se caracteriza por pérdida de contacto con la realidad,
agitación, confusión, alucinaciones vividas, delirios paranoides y comportamiento violento.
Muy excepcionalmente se ha descrito suicidio e infanticidio.
El comienzo ocurre en un período muy corto de tiempo después del parto y existe una serie de 5 precisiones:
• Deben ser excluidas las psicosis asociadas con eclampsia, infección, deprivación de alcohol o con problemas del puerperio.
• Los pacientes con trastornos delirantes monosintomáticos y con psicosis psicógena deben ser excluidos.
• Si se decide incluir como tal a las psicosis depresivas, debieran restringirse a aquellas que presentan delirios, alucinaciones, confusión, estupor, catatónia o síntomas multiformes transitorios.
• El intervalo entre el parto y la aparición de la psicosis puede ser de 14 días, un mes o tres meses.
• No es necesario que la madre esté libre de patología
psiquiátrica durante el embarazo.
ACTIVIDAD
LUDICA
GRACIAS
POR:

KAROL LAVERDE
CAROLINA ARBELÁEZ
VALENTINA SANCHEZ
ALEJANDRA ÁLVAREZ

Un 70-80% de las mujeres al segundo o tercer día después del parto presentan la llamada melancolía posparto o depresión del tercer día que tiene una duración de entre una y tres semanas. Estas mujeres se sienten débiles, solas y angustiadas, es una forma leve de depresión.
Depresión posparto
Se estima que entre un 10 y un 20% de las mujeres tendrán una depresión posparto, pero esta incidencia es muy difícil de estimar ya que muchas mujeres pueden sentirse recelosas de mostrar sus sentimientos. Esta entidad es una enfermedad, que precisa un tratamiento psicológico y muchas veces médico también. Los síntomas suelen iniciarse antes de la sexta semana posparto y puede durar entre 3 y 14 meses.
Psicosis posparto
Full transcript