Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Las avenidas del alma y cómo vencer la tentación

No description
by

Yenny Burgos

on 1 August 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Las avenidas del alma y cómo vencer la tentación

¿Satanás puede leer nuestra mente?
Genesis 3
No leer, ver ni oír lo malo
Las avenidas del alma y cómo vencer la tentación
"Satanás no puede tocar la mente o el intelecto, a menos que se lo entreguemos"
(Elena de White, MS 17, 1893)
La serpiente era el más astuto de todos los animales salvajes que el Señor Dios había hecho. Cierto día le preguntó a la mujer:

—¿De veras Dios les dijo que no deben comer del fruto de ninguno de los árboles del huerto?

2 —Claro que podemos comer del fruto de los árboles del huerto —contestó la mujer—. 3 Es solo del fruto del árbol que está en medio del huerto del que no se nos permite comer. Dios dijo: “No deben comerlo, ni siquiera tocarlo; si lo hacen, morirán”.
4 —¡No morirán! —respondió la serpiente a la mujer—. 5 Dios sabe que, en cuanto coman del fruto, se les abrirán los ojos y serán como Dios, con el conocimiento del bien y del mal.

6 La mujer quedó convencida. Vio que el árbol era hermoso y su fruto parecía delicioso, y quiso la sabiduría que le daría. Así que tomó del fruto y lo comió. Después le dio un poco a su esposo que estaba con ella, y él también comió.
Genesis 3
La serpiente era el más astuto de todos los animales salvajes que el Señor Dios había hecho. Cierto día

le preguntó
a la mujer:

—¿De veras Dios les dijo que no deben comer del fruto de ninguno de los árboles del huerto?

2 —Claro que podemos comer del fruto de los árboles del huerto —contestó la mujer—. 3 Es solo del fruto del árbol que está en medio del huerto del que no se nos permite comer. Dios dijo: “No deben comerlo,
ni siquiera tocarlo;
si lo hacen, morirán”.
4 —¡No morirán! —respondió la serpiente a la mujer—. 5 Dios sabe que, en cuanto coman del fruto, se les abrirán los ojos y serán como Dios, con el conocimiento del bien y del mal.

6 La mujer quedó convencida.
Vio
que el árbol era hermoso y su fruto
parecía delicioso
, y quiso la sabiduría que le daría. Así que
tomó
del fruto y lo
comió
. Después le dio un poco a su esposo que estaba con ella, y él también comió.
En el Edén, Satanás usó la serpiente como su instrumento. Hoy día usa a los miembros de la familia humana, esforzándose por medio de toda suerte de astucia y engaño para levantar barreras en el sendero de justicia calculado para que caminen por él los redimidos del Señor. (Carta 91, 1900)
Una ley en los mundos intelectual y espiritual
Hay una ley de la naturaleza intelectual y espiritual según la cual modificamos nuestro ser mediante la contemplación. La inteligencia
se adapta gradualmente
a los asuntos en que se
ocupa
. Se asimila lo que se acostumbra a amar y a reverenciar.—El Conflicto de los Siglos, 611 (1888).
Contemplación
Contemplar el mal corrompió a los antediluvianos
Al contemplar el mal, los hombres fueron cambiados a su semejanza, hasta que Dios no pudo soportar su maldad por más tiempo, y fueron barridos por el diluvio.—Fundamentos de la educación cristiana, 422 (1896).
Transformados para lo mejor
Mirando a Jesús obtenemos vislumbres más claras y distintas de Dios, y por la contemplación somos transformados. La bondad, el amor por nuestros semejantes, llegan a ser nuestro instinto natural. Desarrollamos un carácter que será la copia del carácter divino. Creciendo a su semejanza, ampliamos nuestra capacidad de conocer a Dios. Entramos cada vez en mayor relación con el mundo celestial
¿Cómo vencer la tentación?
Pero temo que, de alguna manera, su pura y completa devoción a Cristo se corrompa, tal como Eva fue engañada por la astucia de la serpiente
(2 Corintios 11:3)
Así que preparen su mente para actuar y ejerciten el control propio. Pongan toda su esperanza en la salvación inmerecida que recibirán cuando Jesucristo sea revelado al mundo. 14 Por lo tanto, vivan como hijos obedientes de Dios. No vuelvan atrás, a su vieja manera de vivir, con el fin de satisfacer sus propios deseos. Antes lo hacían por ignorancia, 15 pero ahora sean santos en todo lo que hagan, tal como Dios, quien los eligió, es santo. 16 Pues las Escrituras dicen: «Sean santos, porque yo soy santo»
(1 Corintios 11: 13-16)
Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar.
Concéntrense
en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.
(Filipenses 4:8)
Ustedes dicen: «Se me permite hacer cualquier cosa», pero no todo les conviene. Dicen: «Se me permite hacer cualquier cosa», pero no todo trae beneficio.
(...) Así que, sea que coman o beban o cualquier otra cosa que hagan, háganlo todo para la gloria de Dios.
(1 Corintios 10:23 y 31)
Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.
(Romanos 12: 1 y 2)
El apóstol [Pedro] procuró enseñar a los creyentes cuán
importante es impedir a la mente divagar en asuntos
prohibidos o gastar energías en cosas
triviales
. Los que no
quieren ser víctimas de las trampas de Satanás deben
guardar bien las avenidas del alma; deben evitar el leer,
mirar u oír lo que puede
sugerir pensamientos impuros
. No
debe permitirse que la mente se espacie al azar en
cualquier tema que
sugiera el enemigo
de nuestras almas.
El corazón debe ser fielmente
vigilado
, o males de afuera
despertarán males de adentro, y el alma vagará en
tinieblas
(Felicidad en el hogar. cap 49)
En los hogares cristianos debe levantarse un baluarte
contra la tentación. Satanás se vale de todos los medios
para popularizar los delitos y vicios degradantes. No
podemos andar en las calles de nuestras ciudades sin
notar vistosos cartelones en los cuales descuellan los
detalles de crímenes descritos en alguna novela o
representados en algún teatro. Las mentes se familiarizan
con el pecado. Los periódicos del día recuerdan
constantemente al pueblo la conducta que siguen los viles
y bajos, y en narraciones excitantes se le presenta todo lo
que puede despertar las pasiones.
(Felicidad en el hogar. cap. 49)
Todos necesitan protección contra la tentación
Full transcript