Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

La Confianza en Dios para niños

La confianza en Dios para niños

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Confianza en Dios para niños

La Confianza en Dios

En la vida siempre encontrarás problemas. Ante estas situaciones ¿cuál es tu reacción? Miedo, angustia, temor, excesiva preocupación.
Y, ¿sabes, por qué?... porque buscas apoyarte solamente en ti mismo, en lo que tú piensas, en lo que tú sientes, en lo que tú podrías hacer para resolver las cosas… te apoyas solamente en tus fuerzas humanas y casi siempre el problema es mucho más grande que tú.





Esta es la medicina para barrer los miedos
LA TEMPESTAD CALMADA
Un día subió Jesús a una barca con sus discípulos y les dijo: ¨Crucemos a la otra orilla del lago¨. Mientras navegaban, Jesús se durmió. De repente se desencadenó una tormenta sobre el lago y la barca se fue llenando de agua a tal grado que peligraban. Se acercaron a Él y lo despertaron: ¨Maestro, Maestro, ¡estamos perdidos! Jesús se levantó y dio una orden al viento y al mar, y todo volvió a la más completa calma. Después les dijo: ¿Por qué tienen miedo? ¿Dónde está su fe?









Lo único a lo que debes temer en la vida es a pecar y a perder la amistad de Dios, porque entonces habrás perdido lo más importante.

Padre, me pongo en tus manos haz de mi lo que quieras, sea lo que sea te doy las gracias, estoy dispuesto a todo y lo acepto todo con tal de que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas.
No deseo nada más Padre, te confío mi alma y te la doy, con todo el amor de que soy capaz porque te amo y necesito darme, ponerme en tus manos sin medida, con la infinita confianza de que Tú eres mi PADRE.






¿Por qué confiar en Dios?
Porque sabes que Él es tu Padre y que te ama infinitamente, te ama más de lo que tú te puedas imaginar. Las personas que creen que son amadas por Dios no pierden la tranquilidad, la paz y la alegría ni en los peores momentos.

Es importante aprender a ver el amor que Dios te tiene tanto en las cosas buenas que te pasan como en las adversidades. Dios te dará las fuerzas necesarias para enfrentar lo que traigan consigo







¿CÓMO CONSEGUIR ESA AYUDA, ACERCAMIENTO Y CONFIANZA EN DIOS?
Para conseguir la ayuda de Dios, debes pedírsela en la

oración
.

(En ocasiones te hace esperar, otras veces rectifica lo que has pedido y te concede lo que realmente necesitas; otras, no te concede lo que has pedido porque sin darte cuenta estás pidiendo un mal que tú crees que es un bien)
La araña tejiendo una telaraña
Se cuenta que una vez un hombre era perseguido por varios malhechores que querían matarlo. El hombre se escondió en una cueva. Los malhechores empezaron a buscarlo por los alrededores de donde él estaba. Tan asustado estaba que elevó una oración a Dios de la siguiente manera:

"Dios todopoderoso, haz que dos ángeles bajen y tapen la entrada para que no entren a matarme".

En ese momento oyó a los hombres acercándose a la cueva en la que él se encontraba, y vio que apareció una arañita. La arañita empezó a tejer una telaraña en la entrada. El hombre volvió a elevar otra oración, esta vez más apurado:
"Señor, te pedí ángeles, no una araña." Y continuó: "Señor, por favor, con tu mano poderosa coloca un muro fuerte en la entrada para que los hombres no puedan entrar a matarme".

Abrió los ojos esperando ver el muro tapando la entrada, y observo a la arañita tejiendo la telaraña. Estaban ya los malhechores ingresando en la cueva anterior de la que se encontraba el hombre y éste quedó esperando su muerte. Cuando los malhechores estuvieron frente a la cueva en la que se encontraba el hombre ya la arañita había tapado toda la entrada, entonces se oyó la siguiente conversación:

- "Vamos, entremos a esta cueva." –dijo uno.

- "No. ¿No ves que hasta hay telarañas?, nadie ha entrado en esta cueva." Le respondió otro.
 
-Y se marcharon los malhechores dejando tranquilo al hombre.
 "Si le pides a Dios un árbol te lo dará en forma de semilla".Pedimos cosas que desde nuestra perspectiva humana son lo que necesitamos, pero Dios nos da aquellas con las cuales nos muestra que, con cosas muy sencillas, Él puede hacer mucho más. Como en este cuento, a veces pedimos muros para estar seguros, pero no tendría ningún mérito pues sabríamos y tendríamos la certeza de que estamos protegidos, Dios en cambio nos pide además confianza en Él para dejar que su Gloria se manifieste y haga que algo como una telaraña nos dé la misma protección que una muralla. Si has pedido un muro y no ves más que una telaraña, recuerda que Dios puede convertir las cosas... y confía en Él
Recuerda que tu oración debe de ser:
Humilde
: reconociendo que tú solo no puedes y necesitas la ayuda de Dios.
Constante
: tiene que ser diaria.
Perseverante
: insistir aunque no sientas la respuesta.
Confiada
: sabiendo que Dios es tu Padre que te ama y busca tu bien.
Actividades
Nª 1 CONFIO EN DIOS

La Biblia tiene muchas cartas. Una de esas cartas es la que alguien escribió a los hebreos que hacía poco tiempo que conocían de Jesús y tenían mucho para aprender.

En esa carta hay muchas enseñanzas importantes. En las próximas semanas iremos aprendiendo algunas. Una de las cosas que enseña es que podemos confiar en Dios, que es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera.

Cuando nosotros le pedimos algo a Dios tenemos que estar convencidos de que el nos va a responder aunque no podamos ver enseguida su respuesta. A veces tenemos que esperar un poco hasta que Dios nos contesta.

Todos los días, cuando vemos las cosas hermosas que Dios creo, tenemos que acordarnos que podemos confiar en El. Así como Dios hizo tantas cosas, él puede hacer lo que nosotros necesitamos aunque nos parezca muy, muy difícil.
Hebreos 11.1-3
Dibuja algo que quieres para que Dios te ayude
Nº 2 ADORO A DIOS

En la carta a los Hebreos, también aprendemos algo sobre un joven llamado Abel.

Abel era hijo de Adán y Eva. Tenía un hermano llamado Caín y juntos formaban la primera familia del mundo.

Abel cuidaba ovejas y tenía muchas ovejas diferentes. Un día, Abel eligió de las ovejas la más linda de todas y se la dio a Dios para adorarlo. ¡A Dios le gustó mucho esa ofrenda de Abel!

Nosotros, como Abel podemos adorar a Dios dándole algo que es importante para nosotros. Cuando ofrendamos algo a Dios con muchas ganas a él le gusta mucho.

Y siempre que obedecemos a Dios le adoramos.

Hebreos 11.4

Nº3 SOY AMIGO DE DIOS

La Biblia también cuenta la historia de un hombre que se llamaba Enoc. Enoc siempre obedecía a Dios y era amigo de Dios.
Todo lo que le pasaba a Enoc, él lo compartía con Dios, hablaba con él y aprendía lo que a Dios le gustaba.

Enoc siempre confió en Dios y, por eso, en vez de morir, Dios se lo llevó de este mundo y nadie volvió a encontrarlo.

La Biblia dice que a Dios le gusta que confiemos en él. Para ser amigos de Dios hay que creer que él existe, y que sabe premiar a los que buscan su amistad.

Como hacemos con nuestros amigos, podemos ser amigos de Dios: contarle lo que nos pasa, pedirle ayuda cuando nos pasa algo feo o difícil y aprender más de las cosas que a él le gustan.
Hebreos 11.5-6

¿Qué te gusta hacer con tus amigos?

Pinta o describe las escenas que nos lo muestran mejor.
¡Él está siempre con nosotros!

Une con flechas para completar las frases


Cuando estoy jugando, mi amigo Dios me ayuda y no me preocupo más.
Cuando tengo miedo, mi amigo Dios me consuela.
Cuando estoy triste, mi amigo Dios me cuida.
Cuando estoy preocupado, y mi amigo Dios me escucha.
Cuando tengo un problema le cuento, mi amigo Dios está conmigo.

Nº4 OBEDEZCO A DIOS

Hace muchos, muchos años, la gente del mundo era muy mala. Todos peleaban, se lastimaban y desobedecían a Dios.

Entonces, Dios habló con Noé y le dijo que hiciera un arca, que es un barco grandísimo. Dios le pidió que lo hiciera, porque iba a mandar un diluvio: una lluvia muy fuerte que iba a tapar todo el mundo con agua.

Mientras Noé hacía el arca, la gente mala se reía de él porque no creían que Dios le había mandado hacer el arca. Cuando la terminó, entraron en el arca parejas de todos los animales y se quedaron en el barco.

Empezó a llover y no paró en cuarenta días. Todo se llenó de agua. Noé, su familia y todos los animales se salvaron porque Noé obedeció a Dios aunque los otros se reían de él.

Como Noé nosotros tenemos que obedecer a Dios. Cuando Dios nos dice que algo es bueno para nosotros, ¡siempre tiene razón!
Hebreos 11.7

Colorea el dibujo
¿En qué tenía que obedecer Noé a Dios?
¿Habrá sido fácil para Noé?
¿A veces es difícil hacer lo que Dios quiere?
¿Por qué?

Contesta a las preguntas
Nº5 CONFIO EN DIOS QUE DICE LA VERDAD

La Biblia nos cuenta la historia de Abraham, un hombre que confió en Dios.

Cuando Dios le ordenó que saliera de su tierra para ir al país que le daría, Abraham obedeció, aunque no sabía hacia dónde iba. Abraham confió tanto en Dios que vivió como un extranjero en el país que Dios le había prometido. Vivió en carpas porque sabía que Dios había dicho la verdad y Abraham confiaba en que algún día vería la ciudad que Dios había planeado y construido sobre bases firmes.

Abraham confió en Dios y, por eso, aunque su esposa Sara no podía tener hijos y él era ya muy viejo, Dios le dio fuerzas para tener un hijo. Abraham confió en que Dios cumpliría su promesa de darle un hijo. Por eso Abraham, pudo tener tantos descendientes como las estrellas del cielo y como la arena que hay a la orilla del mar. ¡Nadie puede contarlos!
Hebreos 11.8-10

para niños
Full transcript