Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Venta de Lácteos Uruguay-Venezuela TN 2016

No description
by

mariela machado

on 6 September 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Venta de Lácteos Uruguay-Venezuela TN 2016

Trabajo Técnica de Negociación Venta de Lácteos Uruguay Venezuela

Antecedentes

Entre 2007 y 2011 las ventas uruguayas hacia ese destino tuvieron un crecimiento promedio anual de 34%. El fuerte relacionamiento entre los dos gobiernos, la figura de José Mujica, el ingreso –confuso– de Venezuela al Mercosur y el compromiso de compensar las compras uruguayas de petróleo por la importación de alimentos fueron las causas principales.’’

Conaprole vendió a Venezuela por 150 millones de dólares (35% del total de sus exportaciones) y que en los primeros dos meses de este 2015, aún no ha embarcado nada hacia ese destino. Sí lo han hecho otras empresas como Calcar, Pili, Claldy y Dulei.

Uruguay vendió 8.000 toneladas de productos lácteos a Venezuela en septiembre gracias al acuerdo firmado en julio entre ambos gobiernos, mientras que en los ocho primeros meses del año se habían enviado apenas 2.000 toneladas de leche en polvo, señaló el gerente general del Inale, Gabriel Bagnato. “Se comienzan a ver impactos interesantes en las exportaciones y eso genera confianza de que el acuerdo se cumpla en 100 %”, añadió.
Bagnato indicó que, “cuando analizamos la exportación de setimbre de leche en polvo entera y lo comparamos con el cierre a agosto, notamos que hay un incremento de tres veces y media lo que se exportó en todo el año”. “Sólo van 8.000 toneladas de las 40.000 comprometidas de leche en polvo y no se ha efectivizado el embarque de las 12.000 toneladas de quesos, lo cual reactivará el principal mercado de los últimos años”, complementó el ejecutivo del Inale (Instituto Nacional de la Leche).

En términos económicos, estimó que el ingreso de divisas hasta agosto fue de 8 millones de dólares y que solo en setiembre creció a 30 millones de dólares.
Bagnato sostuvo que cuando se concrete toda la exportación acordada de leche en polvo se habrá superado en orden de 70 % el total exportado en 2014.
En casos de los quesos, las 12.000 toneladas previstas para enviar representan 65 % de la exportación total de ese producto de 2014. “En este acuerdo país a país se logra un impacto que tiene una fuerza importante a nivel sectorial”, aseveró.
La Cooperativa Nacional de Productores de Leche (Conaprole) capta 69 % de la leche que se remite a planta, “lo cual lo hace la principal exportadora láctea del país y, como tal, en el acuerdo ocupará el principal rol de exportación de ese producto en polvo a Venezuela.
En el caso de los quesos, las empresas Pili, Claldy y Calcar ocuparán los primeros lugares en la exportación.
El acuerdo de cancelación de deuda entre Ancap y Petróleos de Venezuela (PDVSA), firmado el 5 y 6 de julio en Montevideo, habilitó la exportación de 40.000 toneladas de leche en polvo, 12.000 de quesos, 90.000 de arroz, 80.000 de soja y 9.000 de pollo.

Gobierno

El gobierno ya comenzó a analizar la posibilidad de compensar económicamente a las empresas lácteas a las que Venezuela les adeuda una cifra cercana a los US$ 100 millones
El presidente del Instituto Nacional de la Leche, Ricardo de Izaguirre, dijo a El País que esa posibilidad "está dentro de todo lo que está planteado", y que "quizás en algún momento" las empresas Conaprole, Calcar, Claldy y Pili "deban recibir algún adelanto". La posibilidad fue analizada de manera primaria en una reunión que mantuvieron las empresas el pasado lunes con la ministra de Industria, Carolina Cosse, que quedó en plantear la posibilidad al presidente Tabaré Vázquez. Es que, admitió Izaguirre, las cifras involucradas "son muy importantes" y generan "un problema financiero". Wilson Cabrera, directivo de Conaprole, confirmó a El País que Venezuela adeuda hoy a la mayor empresa láctea del país US$ 86 millones. Cabrera afirma que el panorama es "muy complicado" y que no hay novedades de Venezuela. La leche en polvo que se iba a enviar a Venezuela, había sido elaborada con un complemento vitamínico específico para ese mercado por lo que no es fácil enviarla a otro destino. "Se ha colocado algo (en otros lugares) pero es una partida mínima, no todo lo stockeado", señaló.

Las deudas de Venezuela fueron en los últimos meses un verdadero dolor de cabeza para el gobierno que hizo todo tipo de gestiones ante el gobierno de Maduro para que se concretasen los cobros. El presidente Tabaré Vázquez habló por teléfono con Maduro del tema y el canciller Rodolfo Nin Novoa le mandó una carta al gobierno venezolano en duros términos reclamando los pagos. El gobierno, ante la falta de mercados para los productos lácteos y la baja de los precios, cerró un acuerdo en julio pasado para colocar leche en polvo y queso en Venezuela. Complementariamente, se abría la posibilidad de colocar pollo, arroz y soja en ese mercado. Esto último no ocurrió y los cobros de las exportaciones lácteas se demoraron. Es que Venezuela atraviesa una situación crítica por la falta de dólares que tiene el gobierno para pagar importaciones a lo que se suma una elevadísima inflación y graves problemas de desabastecimiento de productos básicos. En Uruguay la oposición cuestionó duramente al gobierno porque entendía que había inducido a las empresas lácteas a exportar a Venezuela.
El presidente de Conaprole, Álvaro Ambrois, dijo a El País que prefería no hacer comentarios sobre "temas comerciales".
Conaprole es el principal exportador de Uruguay. Vendió al exterior en 2015 US$ 465 millones, por lo que las deudas contraídas con la cooperativa por Venezuela equivalen aproximadamente al 20% de sus ventas externas.


Otras fuentes del gobierno dijeron a El País que "por ahora" no está planteada una reducción de la tarifa de UTE para el sector lácteo, aunque no cerraron la puerta a la
aplicación de otras medidas como el pago de parte de la deuda de Venezuela al que hizo referencia de Izaguirre.

Ayer hubo referencias a las deudas de Venezuela en las distintas movilizaciones de productores agropecuarios (ver nota aparte). La productora Carolina Banchero, que leyó la proclama frente a la Sociedad Rural de Río Negro, en las cercanías de Young, pidió que "aparezca la plata de Venezuela que es responsabilidad de usted, señor presidente", en alusión al mandatario Tabaré Vázquez, que acordó con su colega venezolano, Nicolás Maduro, el fideicomiso en el marco del cual se realizaron las últimas exportaciones de productos lácteos al país caribeño.
Banchero dijo que el gobierno de Venezuela "tiene una deuda global por encima de los US$ 85 millones con el sector lácteo y de US$ 7 millones con los façoneros de pollo. ¿Qué, no fue el presidente de la República quien nos instó a hacer las entregas de mercadería asegurándonos que cobraríamos la misma?", preguntó Banchero.

Esta productora, una colona que remite a la cooperativa Claldy de Young, recordó que esta empresa exportó más de 4.000 toneladas de queso, produciendo en turnos extras para cumplir con el pedido, pero hasta el momento no ha podido cobrar US$ 7,5 millones que le adeuda Venezuela por lo que debió prescindir de 40 trabajadores zafrales. Ni Claldy ni Calcar (ubicada en Carmelo) recibieron pagos por los embarques de queso que hicieron sobre fines del año pasado a Venezuela.


A pérdida

Ayer en la sede del Instituto Nacional de la Leche, sus autoridades recibieron planteos de las gremiales lecheras para mitigar la complicada situación del sector y quedaron en estudiarlas y dar respuesta en una reunión programada para el 2 de febrero. Implícitamente el Instituto reconoce que al menos algunos productores trabajan a pérdida. El Instituto presentó en el encuentro cifras que muestran que si bien los costos de producir un litro de leche han bajado un 15% y rondan los 26 centavos en un predio mediano que produzca 4.600 litros por hectárea, el precio del producto bajó mucho más, al igual que lo que se puede comprar con la producción. De Izaguirre reconoció que "sobre todo los productores chicos están bastante complicados".

El documento firmado estipuló que Venezuela debía pagar 50 millones de dólares por mes pero a partir de diciembre se interrumpió el pago y la deuda hoy día asciende a 93 millones de dólares señalo Aguerre.
De igual forma resaltó que en este sector trabajan unas 3800 empresas que integran unos 50000 trabajadores en total por lo que valoró que buscarán una solución que impida la caída del flujo financiero de estas.















El Gobierno remitirá en los próximos días un proyecto de Ley que enmarque el puente financiero para el sector lechero, que consiste en un préstamo a seis años con tres años de gracia en las cuotas y sin intereses, que serán absorbidos por el Ministerio de Economía y Finanzas. Si Venezuela paga antes de los tres años, los créditos asumidos se cancelan y el dinero que sobre va a las empresas, según anunció el Presidente Vázquez.’’

‘’El Subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, explicó durante el Consejo de Ministros Abierto, en Piedras Coloradas, que junto a la cartera de Ganadería y a la Dirección Nacional de la Leche (Dinale) mantuvo un encuentro el domingo 21 con las cuatro empresas con un monto pendiente de cobro de 66 millones de dólares por sus exportaciones de quesos y lácteos a Venezuela.’’En resumen: Es una herramienta para mitigar los efectos financieros de no recibir esos cobros en tiempo y forma:Se trata de un préstamo a seis años, donde los primeros tres años son de gracia, es decir no se pagan amortizaciones. Además, los intereses por estos tres años serán absorbidos por el Gobierno central a través del Ministerio de Economía y Finanzas.

“Esto busca un doble objetivo: en primer lugar poder darle aire a estas empresas, poder esperar el cobro de estas partidas; y en segundo lugar, en esos tres años también dar tiempo a que el ciclo de precios se revierta en el sector lácteo


"Si no cobran en 30 días (lo que debe Venezuela), el sector lechero va a colapsar, porque la industria no soporta; está pagando la leche y no cobra lo que exporta", advirtió Frisch. "A su vez, el productor lechero está trabajando y recibiendo un precio por debajo de los costos de producción", agregó. "La ANPL apoya que el gobierno se haga cargo de adelantar lo que adeuda Venezuela a la industria lechera, para evitar que el sistema colapse. Hay toda una cadena de pago detrás que se está viendo afectada, fleteros, servicios, trabajadores, productores. Hasta el día de hoy los productores no cobramos el Fondo de Financiamiento de Actividad Lechera (FFAL) como creen muchos políticos (son unos US$ 86 millones). Lo que se cobró es un crédito puente, un adelanto que hizo el República por US$ 50 millones", enfatizó.


El canciller Rodolfo Nin Novoa, dijo el viernes que "se ha avanzado muy poco" en el pago que debe Venezuela a cuatro productores lácteos del país en virtud de un acuerdo suscrito entre ambos Estados en 2015.
"Venezuela no ha pagado lo que nos debe. Permanentemente estamos en contacto. Las respuesta que recibimos es que la plata viene hoy, que viene mañana, y la plata nunca viene", aseguró el ministro.

Ambos países suscribieron en septiembre de 2015 un acuerdo que contempla la cancelación de una deuda de hidrocarburos que Uruguay tenía con la petrolera estatal venezolana PDVSA a cambio del envío de 235.000 toneladas de alimentos uruguayos por un monto de 300 millones de dólares.
En virtud de ese acuerdo comercial, Uruguay debe enviar a Venezuela 90.000 toneladas de arroz, 80.000 de soja, 44.000 de leche en polvo, 12.000 de queso y 9.000 de pollo.
"Venezuela es una nación con muchísimas dificultades, el Gobierno uruguayo actuó de buena fe y pagó lo que debía pero Venezuela no ha pagado lo que nos debe", expresó Nin Novoa.

El presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ricardo de Izaguirre, dijo el pasado mes de enero que Venezuela aún adeuda más de 80 millones de dólares por ese intercambio.
(Fuente: EFE)





El Presidente Tabaré Vázquez recibió por parte de las autoridades del banco Bandes el compromiso del gobierno venezolano para que en la próxima semana entregue parte del dinero adeudado con el sector lechero uruguayo.“Pretendemos que vayan 15 millones de dólares para empresas menores y 42 millones para Conaprole, en un crédito que estoy seguro que si se lo ofrecen a cualquiera, se tiran de cabeza para agarrarlo porque es a pagar en seis años, con los primeros tres sin pagar nada ni amortizar ni pagar intereses”, añadió. “Si en ese tiempo, tres años, Venezuela cumple y cancela su deuda automáticamente el crédito blando, que sustituye a crédito duros de hoy en día, los créditos asumidos también se cancelan. El dinero que sobre va para las empresas”. “Quisimos hacer la operación en el más estricto marco de la legalidad, del derecho y la justicia”, aseveró.El Presidente reafirmó que el negocio fue entre privados, y el Gobierno asume la responsabilidad “simplemente y por la más sencilla de las razones, porque el sector lechero es “extremadamente importante para la economía de Uruguay” En dicho sector trabajan 53 mil personas, el 78 % de la producción corresponde a cooperativas o pequeños productores.También sostuvo que el costo de producción “es de los más bajos del mundo” los que nos hace competitivos a nivel nacional y estamos en un buen nivel de producción.
“No estamos en esta situación porque Venezuela no paga, sino que estamos porque en un año y dos meses el precio internacional de la leche cayó un 60 % y algunos mercados compran menos. Ahí radica la crisis del sector lechero”, enfatizó.

Venezuela envió otros US$ 30 millones para saldar su deuda con las empresas lácteas exportadoras de leche en polvo y quesos, en el marco del negocio de gobierno a gobierno cerrado en 2015.

Más allá de que esta nueva inyección de dinero sirva para que las empresas Calcar, Pili y Claldy cobren el total de los embarques realizados y que parte de esos 30 millones -concretamente 12 millones- sean para Conaprole, a quien Venezuela aún le debe 27 millones del primer embarque, al sector primario le devuelve la esperanza de mejorar el precio de la leche remitida.


El presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ricardo De Izaguirre dijo a El País que las empresas queseras tienen mercaderías reservadas y en la medida que puedan tener certidumbre de cobro, harán nuevos embarques a Venezuela.

“A nivel de sector primario este nuevo pago de Venezuela brinda mayor tranquilidad. Pensamos que servirá para que la industria láctea estabilice los precios de la leche o incluso los mejore”, sostuvo De Izaguirre.

Recordó que Conaprole, la empresa que estaba pagando mejor la leche en el mercado, había planteado que estaba con inseguridad de poder mantener estos precios. “Con esta inyección de dinero esperamos que el precio se readecúe y pueda llegar a $ 8 por litro, cubriendo costos de producción. Es un momento muy esperanzador”, dijo el jerarca.

El presidente de la CILU y gerente general de Conaprole, Ruben Núñez, recordó que "en el caso de Conaprole se exportaron 24 mil toneladas, pero hubo 20 mil que no salieron. Inclusive tampoco cobramos el total de las 24 mil toneladas, ya que resta una importante cifra". Cabe acotar que esa cifra es de US$ 39 millones y se suma a una deuda anterior de Venezuela con Conaprole por US$ 27 millones,


Hugo Pareschi, gerente de Calcar, una empresa del departamento de Colonia que estaba atravesando un momento complicado por la demora en los cobros, dijo a El País que "es una buena noticia porque esto nos estaba complicando muchísimo aunque tampoco se transforma con el pago la realidad del sector lácteo. Cerramos una etapa con un cliente que nos debía un monto muy importante desde hace seis meses", señaló. De todas formas, no quiso adelantar si el pago le permitirá a la empresa mantener el precio que paga a los remitentes por la leche. Las gremiales lecheras dicen que buena parte de los tamberos reciben un precio por su leche que no cubre los costos y el gobierno apuesta a que la inyección de dinero le permita a la industria mantener los valores que paga a los remitentes hasta que se reviertan los precios bajos internacionales de los lácteos.
Calcar recibirá un monto cercano a los US$ 8 millones.

Según Rabobank, lo peor del mercado lácteo ya pasó.
Se entiende que lo peor ya pasó, que la demanda está sostenida y especulan los analistas que puede demorar un año más en observarse una franca recuperación de los precios, comentó Pacheco.En esa recuperación China jugará un papel relevante que en función de un fuerte aumento de sus costos internos, le resulta más viable optar por la importación de leche en polvo. También incidirá el papel de otros actores en el mercado, con la aparición de nuevos importadores de los países asiáticos.
Las exportaciones de productos lácteos en los primeros cuatro meses de 2016 cayó un 17% con relacion a igual período del año pasado.
Entre enero y abril los negocios cumplidos por los industriales exportadores de lácteos, sumó US$172 millones, informó el Instituto Nacional de la Leche (Inale).
Agrega que siguen en baja los precios de todos los productos en relación a los negocios que se realizaban un año atrás.
Las exportaciones acumuladas por productos entre enero y marzo registraron el siguiente detalle.Leche en polvo entera registró un aumento en la facturación de 35%, en tanto que el volumen se incrementó 59% y el precio cayó 15%.
La leche en polvo descremada facturó un 72% menos, el volumen cayó 64% y el precio bajó un 23%.En el rubro queso la facturación cayó un 33%, el volumen aumentó 12% y el precio mermó un 40%.Finalmente la manteca facturó un 38% menos, el volumen cayó 23% y el precio descendió 19%.


A veces nos preguntan si frente a una demanda de Venezuela, volveríamos a venderle (productos lácteos). Sí, por supuesto que vamos a vender". De esa manera sintetizó el gerente general de Calcar, Hugo Pareschi, la relación entre las empresas lácteas uruguayas y el mercado venezolano luego del fallido acuerdo suscrito en 2015 entre los gobiernos de Uruguay y Venezuela.
Durante una reunión en la Comisión de Industria, Energía, Comercio, Turismo y Servicios de la Cámara de Senadores, la Cámara de la Industria Láctea del Uruguay (CILU) reclamó profundizar la política de acuerdos comerciales con otros países como forma de mejorar el acceso de los productos lácteos en los mercados, según la versión taquigráfica del miércoles 11 de mayo pasado.

Venezuela "es un mercado por demás importante en el que, seguramente y sin ninguna liberalidad, incluso teniendo en cuenta nuestro caso, nunca habíamos tenido negocios con el Estado", remarcó el industrial.
Venezuela "es un mercado por demás importante" para los lácteos uruguayos, según la industria.
Pareschi recordó que "ahora tuvimos negocios con el Estado, a través de una corporación estatal que todos sabemos que se llama Corpovex, pero antes habíamos tenido con privados. Y todos los cuidados que tenemos en negocios con cualquier privado, debemos tenerlos y extremarlos también con el Estado".
Nuñez dijo que sólo 10% de la producción mundial de leche se exporta y enfatizó que "en un mundo tan pequeñito no podemos perder ningún jugador; ahí está la sagacidad y la inteligencia de todos nosotros para decirles que si nos compran 10 pueden pagarnos 12. De esa manera estaríamos bajando el endeudamiento".


Benech dijo que "hay que agradecer públicamente a Venezuela porque ayuda pagando". "Me parece que es una excelente noticia, no soluciona el problema del sector lácteo, no nos engañemos, ni siquiera se saldan todas las deudas". El funcionario no quiso aconsejar a los productores sobre la conveniencia o no de retomar los embarques. "Venezuela es un cliente histórico de Uruguay. (...) Yo creo que los venezolanos van a seguir comiendo queso y a mí me gustaría mantenerlos como clientes. Yo creo que hay que ser prudente pero también hay que tener el mercado", señaló Benech. Aclaró que el gobierno "genera condiciones" para el sector privado pero le corresponde a este hacer los negocios.

Venezuela adeuda también alrededor de US$ 70 millones a varias empresas uruguayas, entre las que hay laboratorios, la fábrica de pinturas Inca, la ex Funsa y Urutransfor, entre otras. Tampoco ha pagado hasta el momento la compra de pollos a la empresa Tres Arroyos por US$ 7,5 millones.

El presidente de la CILU explicó a los senadores la realidad del mercado internacional, al decir que "es muy transparente y fácil de ver: los países que compran leche en volúmenes como los que produce la industria láctea uruguaya –que son importantes a pesar de su pequeñez– son muy pocos. Estamos hablando de Venezuela, Brasil, Argelia, China, Rusia y México. Cuando uno tiene que vender 1.000, 2.000 o 3.000 toneladas debe recurrir a esos lugares".
Si no sale un negocio, la leche sigue ahí y hay que venderla", dijo el presidente de la CILU, Ruben Núñez
"¿Por qué?", se preguntó Núñez. Y respondió: "Porque le vendemos 200 toneladas a Filipinas, le vendemos a Mauritania y a muchos más, pero si no tenemos esos siete destinos fundamentales de importación, no funcionamos".

Por último, el gerente general de Claldy, Erwin Bachman, dijo que "durante 30 años, Venezuela ha sido para nosotros el mercado en zafra por excelencia, porque en nuestra primavera, que tenemos casi 100% más de leche, en ese país casi no tienen producción".
Bachman agregó que "durante los últimos 30 años en esa época nos compraba muchísimo y, tanto Calcar como Pili y Claldy, nunca tuvieron problemas para cobrar. Es un mercado que va a volver y que necesitamos respetar".
Si no sale un negocio, la leche sigue ahí y hay que venderla", dijo el presidente de la Cámara de la Industria Láctea del Uruguay (CILU), Ruben Núñez. "Por eso salimos a buscar alternativas (para los lácteos que no compró Venezuela) y así aparecieron Brasil, Argelia y Rusia", acotó.




En el TPP participan países como Australia, Nueva Zelanda, Canadá,Chile, México y Perú, que compiten con los países del Mercosur en mercados asiáticos.
De no participar el Mercosur en este movimiento, la formación de las cadenas de producción
podría inclinarse a favor de los mercados asiáticos y las empresas de los países que forman parte del TPP”.
La relación comercial de Nueva Zelanda con Asia Pacífico ha sido de constante crecimiento y los lácteos ocupan el primer lugar en la canasta de bienes exportados del país a dicha región.
Full transcript