Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Figuras retóricas

No description
by

Gabriel Martínez

on 21 February 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Figuras retóricas

Figuras retóricas
Metáfora
El tiempo es oro.
Tus dientes son perlas.
Tus ojos son dos luceros.
Tus labios son rubíes.
Las perlas de tu boca.
El blanco algodón que surca el cielo.
Está en la flor de la vida.
Brazos de acero.
Voz de terciopelo.
El atardecer de la vida.
Símil
Eres duro
como
el acero
La calle estaba oscura
como
la boca del lobo
Tus ojos son
como
dos esmeraldas
Hoy he dormido
como
un bebé
Sus mejillas, rugosas
como
la corteza de una vieja encina
El árbol es
como
una casa para los pájaros
Es manso
como
un corderillo
Tus dientes blancos
como
perlas
Sus ojos azules
como
el cielo
Tus labios son rojos
como
rubíes
Murmullo que en el alma
se eleva y va creciendo

como
volcán que sordo
anuncia que va a arder
Prosopopeya o personificación
La naturaleza es sabia
En la loma gime el viento
Las estrellas nos miraban
mientras la ciudad sonreía
El auto se quejaba adolorido por los años.
El tren tose asmáticamente por la ladera
El árbol con sus manos, peinaba a su novia sauce.
Los invisibles átomos del aire en derredor palpitan y se inflaman.
La ciudad era rosa y sonreía dulcemente. Todas las casas tenían vueltos sus ojos al crepúsculo. Sus caras eran crudas, sin pinturas ni afeites. Pestañeaban los aleros. Apoyaban sus barbillas las unas en los hombros de las otras, escalonándose como una estantería. Alguna cerraba sus ojos para dormir y se quedaba con la luz en el rostro y una sonrisa a flor de labios.
Palíndrome
"Dábale arroz a la zorra el abad"
"No subas, abusón"
"Oí lo de mamá: me dolió"
"Sometamos o matemos"
"Yo dono rosas, oro no doy"
"Isaac no ronca así"
"Lavan esa base naval"
"No traces en ese cartón"
"¿Será lodo o dólares?"
"Logra Casillas allí sacar gol"
" Anita lava la tina"
Amor a Roma
Calambur
Entre el clavel blanco y la rosa roja,su majestad escoja.
Y lo es, y lo es... quien no lo adivine tonto es..
Si yo lo quito, ella lo caza.
Yo loco, loco, y ella loquita.
¡Ave!, César de Roma.
Mi madre estaba riendo.
El Conde Escoto, ni es Conde, ni Escoto.
Hola, me llamo Enrique Cimiento.
¿Por qué lavo la rueda?
Sinécdoque
La parte por el todo

Tiene quince primaveras.
Quedó sola con cuatro bocas que alimentar.
Cuando vimos las velas.
El heredero al trono.
Le escribiré unas letras.
Quedó sola con cuatro bocas que alimentar.
Pidió la mano de su novia.
Tiene veinte primaveras.
Trabajo para ganarme el pan.
Un rebaño de mil cabezas.

El todo por la parte

España ganó a Francia.
La ciudad se amotinó.
Llegó la policía.
La ciudad le recibió cálidamente.
Todo el mundo dice lo mismo.
Metonimia
Tomar una copa
Se comió dos platos
Fumarse una pipa
Bebió un vaso de agua
Un Picasso
En el museo hay varios Rubens
Leyó a Virgilio
Le hizo daño el sol
La mejor pluma de la literatura universal es Cervantes.
Polisíndeton
Oigo son de armas y de carros y de voces y timbales... ¿no divisas un fulgor de infantes y caballos y polvo y humo y fulgurar de acero?

Hay un palacio y un río y
un lago y un puente viejo,
y fuentes con musgo y hierba
alta y silencio... un silencio.

Soy un fue y un será y un es cansado.
En el hoy y mañana y ayer junto
pañales y mortaja y he quedado
presentes sucesiones de difunto…

¡Y las mujeres, y los niños, y los viejos, y los enfermos, gritarán entre el fuego, y vosotros cantaréis y yo también, porque seré yo quien os guíe!

Hay un palacio y un río y un lago y un puente viejo, y fuentes con musgo y hierba alta y silencio... un silencio
Asíndeton
Llegué, vi, vencí
Desmayarse, atreverse, estar furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo, alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso.
Acude, corre, vuela
traspasa la alta sierra, ocupa el llano
no perdones la espuela
no des paz a la mano
menea fulminando el hierro insano.
Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios.
En tierra, en humo, en polvo, en sombra en nada.
Anáfora
¡Oh noche que guiaste!
¡oh noche amable más que el alborada!
¡oh noche que juntaste!

Salid fuera sin duelo
salid sin duelo, lágrimas corriendo

Temprano levantó la muerte el vuelo. temprano madrugó la madrugada temprano estás rondando por el suelo. No perdono a la muerte enamorada
no perdono a la vida desatenta
no perdono a la tierra ni a la nada

Quién lo soñara, quien lo sintiera, quien se atreviera...

La niña no ríe. La niña no llora
Retruécano
Hay grandes libros en el mundo, y grandes mundos en los libros
No hay camino para la paz, la paz es el camino
Necesitamos vivir simplemente para que otros puedan simplemente vivir
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?
Cuando pitas flautas, cuando flautas pitas
En este país no se lee porque no se escribe.. o no se escribe porque no se lee
No es lo mismo una bola negra que una negra en bola
Hipérbaton
De verdes sauces hay una espesura
Del salón en el ángulo oscuro
de su dueña tal vez olvidada
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa
Con tanta mansedumbre el cristalino
Tajo en aquella parte caminaba
que pudieran los ojos el camino
determinar apenas que llevaba
Donde espumoso el mar siciliano
el pie argenta de plata al Lilibeo
pálidas señas cenizoso un llano
del duro oficio da
Pidió las llaves a la sobrina del aposento...
Prosopografía
Su nombre es Dulcinea; [...] su hermosura, sobrehumana, [...] sus cabellos son oro, su frente campos elíseos, sus cejas arcos del cielo, sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve.
Letamendi era un señor flaco, bajito... escuálido.. con melenas grises y barba blanca [...] la nariz corva [...].los ojos hundidos y brillantes [...] Vestía siempre levita algo entallada y llevaba un sombrero de copa de alas planas...
Aun ahora, con su elevada estatura, barba rizosa y bien cortada, los ojos animados y brillantes y el cutis sin arrugas, sería aceptado por muchas mujeres
Etopeya
Rosa, mi abuela, era una mujer calida y amable, siempre dispuesta a estar ahí para ti, y aunque no era una mujer de mente abierta y moderna, si era una mujer que sabía escuchar a todo aquel que necesitara ser escuchado, entendía tus problemas y siempre daba los mejores consejos. ¿Cómo no extrañar a una mujer así? trabajadora, noble, paciente, amorosa; ella era la luz en la obscuridad, la esperanza en medio del desastre, la mujer que con su particular forma de pensar y ver la vida, llenó de alegría y amor la vida de todos quienes la conocieron.
Oxímoron
Hielo abrasador
Un silencio ensordecedor
El agudo estúpido
La docta ignorancia.
Ciencias ocultas
Sociedades unipersonales
La noche de los muertos vivientes
Después de hablar se hizo un clamoroso silencio
Copia original
El beso, instante eterno
Ladrón honrado
Calma tensa
Ironía
Tu vigoroso estado atlético contrasta con mi débil figura
¿Qué otra cosa puede esperarse de un hombre que una vez se vistió de mujer...?
¡Buenas noches!
¡no madruges tanto!
Sarcasmo
Él: Soy fotógrafo. He estado buscando un rostro como el tuyo
Ella: Soy cirujana plástica. También he estado buscando un rostro como el tuyo
Él: ¿Que dirías si te pidiera que te casaras conmigo?
Ella: Nada. No puedo hablar y carcajearme al mismo tiempo
Ella: Soy la chica más guapa de la clase Él: ¡Si eres la más guapa, cómo será la peor!
Ella: ¿Te ha gustado el chiste que te he contado?
Él: ¿Tengo que reírme o llorar
Epanadiplosis
Hurra, cosacos del desierto, hurra.
El dueño de las tórtolas, el dueño…
¿Cómo era, Dios mío, cómo era?
Verde que te quiero verde…
Última amarra, cruje en ti mi ansiedad última.
Soneto cuando nace no es soneto
es una idea, un ritmo, y es
revés de metro y rimas al revés,
boceto descarnado de un boceto.
Anadiplosis
Oye, no temas, y a mi ninfa dile,
dile que muero.
Nadie ama solamente un corazón:
un corazón no sirve sin un cuerpo.
Muy doliente estaba el Cid,de trabajos muy cansado,
cansado de tantas guerras como por él han pasado (…)
Concatenación
A veces pienso en ti incluso vestida,
vestida de mujer para la noche,
la noche que cambió tanto en mi vida;
mi vida, deja que te desabroche...
Que los rayos de la luna descubrieron sus adargas; las adargas avisaron a las mudas atalayas, las atalayas los fuegos, los fuegos a las campanas.
Paradoja
Si quieres paz prepárate para la guerra
Solo sé que no sé nada.
Seamos realistas, pidamos lo imposible.
Es de mala suerte ser supersticioso
Todos somos iguales, pero unos más iguales que otros
Yo te amo para comenzar a amarte, para recomenzar el infinito y para no dejar de amarte nunca: por eso no te amo todavía
Pleonasmo
Ya ejecuté, gran señor, tu justicia justa y recta.
Temprano madrugó la madrugada
Bésame con besos de tu boca
Subir arriba
Salir afuera
Entrar adentro
Bajar abajo
Verla con mis propios ojos
Aplaude con las manos
Aliteración
En el silencio sólo se escuchaba
un susurro de abejas que sonaba
Mi mamá me mima.
Los claros clarines de pronto levantan sus sones.
De finales, fugaces, fugitivos fuegos fundidos en tu piel fundada.
El ala aleve su leve abanico
Tropos o figuras de significación
Figuras de dicción
Figuras de pensamiento
Full transcript