Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Manía y ciclos maniaco-depresivos

No description
by

Areli Sayers

on 8 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Manía y ciclos maniaco-depresivos

Las reacciones maniacas son excitaciones psicóticas caracterizadas por una sobreactividad y por una elación o una autoafirmación delirante, pero sin desorganización alguna.
Manía y ciclos maniaco-depresivos
En la manía hay peligros reales, el peligro de lesionarse, el de morir de hambre, el de extenuarse, el de involucrarse en aventuras amorosas o financieras y, por extraño que parezca, el del suicidio.
Manifestaciones Clínicas De Las Reacciones Maniacas
El paciente dice cosas extravagantes e imposibles. Las exageraciones mismas y el aire de seguridad en sí mismo y expansivo del paciente, son indicios inestimables de que estamos ante una defensa bastante infantilizada, con la que se intenta evitar el tener que aceptar el fracaso o la inadecuación.
En las manías no existe mucha adaptación, la regresión es demasiado profunda y la verificación de la realidad se encuentra excesivamente afectada.
Perdida de amor, de seguridad personal y de estima de sí mismo. En algunos casos se presenta una breve reacción depresiva justo antes del ataque maniaco. Los maniacos parecen irremediablemente irresponsables e incontrolablemente expansivos. Dado que no pueden enfrentarse a la ansiedad intolerable que sienten, niegan la realidad externa. Niegan, además, loa ataques de su súper-yo tanto a nivel primitivo como a niveles más duros.
Se muestra intolerable a toda crítica o limitación, pero, critica a los demás, es muy dominante, impaciente y franco.
Estas comienzan siempre tras una fase de tensión y ansiedad crecientes, aunque a veces un inicio abrupto y un solo incidente parezca precipitarlas. Un paciente que generalmente ha venido sufriendo un conflicto ambivalente que lo hace infeliz, se encuentra en una situación que le provoca una aguda ansiedad.
Adaptación
Pero si lo vemos desde el punto de que la manía niega una realidad demasiado dolorosa, una realidad que justificaría una depresión psicótica, entonces si podríamos considerar a la manía como una adaptación, una defensa contra la depresión psicótica.
Delirios de grandeza maniacos
Factores precipitantes
Comienzo de las reacciones maniacas
En casos de inicio gradual, el paciente pasa por una fase de tensión y ansiedad preliminar más obvia.
A pesar de toda esa sobreactividad y excitación, el paciente que sufre una manía aguda no muestra el tipo de desintegración del yo manifestada por los esquizofrénicos excitados.
La reacción maniaca de profundiza
El paciente se excita, se exalta y se pone cada vez más agresivo. Al mismo tiempo se vuelve sumamente distraído. Es incapaz de dedicarse a una sola cosa por largo tiempo.
En casos extremos el paciente canta y grita hasta quedarse ronco, se adorna mucho o se desnuda, hace ejercicios calisténicos, camina en círculos, hace burla de los demás, hace piruetas y actúa como un tonto. A veces solo duerme media hora al día, a menos que se cuide mucho del paciente, se deshidratara y pasara hambre, pues de acuerdo a él, no tendrá tiempo para comer y beber.
La regresión parece tan profunda como en las depresiones psicóticas. Los niveles de fijación más importantes señalan relaciones de dependencia oral. La orientación dice que la regresión maniaca reactiva depende de una frustración oral severa ocurrida muy temprano.
Esta es frustración responsable de la agresión.
La fijación y la regresión en las reacciones maniacas.
Sus intentos por satisfacer sus necesidades originalmente orales y dependientes consisten no precisamente en el acto de comer real, sino a través de todo tipo de “absorción”: visual, auditiva, manual, así como mediante el manejo y la destrucción de todo lo que caiga en sus manos.
En la mayoría de los ataques maniacos, existe un apartamiento inicial. En lo que podríamos considerar el ataque depresivo, el paciente cavila y se muestra silenciosamente preocupado. Sin embargo, en el ataque maniaco el paciente da la impresión de excederse y de estar en contacto con su medio circundante de modo excesivamente sobre activo.
Antecedentes Dinámicos Y De Desarrollo
La historia de la manía y de las depresiones indica repetida y casi continuamente que se encuentran íntimamente relacionadas, no importa cuán opuestas sean su humor y su actividad.
Contenido latente. Es profundamente depresivo y patológicamente dependiente.


Contenido manifiesto. Lo opuesto al contenido latente.
El ataque maniaco indica que ya ha ocurrido la regresión psicótica subtotal, una regresión tan completa y profunda que el paciente es incapaz de enfrentarse con eficacia a su medio circundante. También es una señal de que ciertas defensas han fallado y que otras han tomado su lugar.
Defensas en las reacciones maniacas
Regresión defectuosa
El pensamiento del proceso secundario consciente y preconsciente se encuentra totalmente contaminado por los derivados del proceso primario.

A la menor provocación la agresión incontenible surge, y los derivados aparecen en payasadas desvergonzadas, burlas crueles, en rimas idiotas e incluso en una sobreactividad que de otro modo no tendría explicación.
El paciente maniaco sobreactivo, hablador, superficialmente atrevido, bromista y cantarín refuerza su sólida negación y su débil represión mediante la formación de reacción.
Es la negación la que parece transformar en reacción maniaca lo que podría haber sido una depresión psicótica. Se niegan las circunstancias que justifican.
Negación
Formación de reacción
Identificación
El paciente está representando un papel ajeno.

El papel del maniaco parece una variante de la formación de reacción, que viene en apoyo de la negación aplicada por el paciente a una depresión subyacente.
Las reacciones Yo-superyo en las reacciones maniacas
Desaparecen las funciones ordinarias criticas y restrictivas del Superyo y se presenta un abandono infantilizado a fuentes de placer momentáneo fugitivas y cambiantes, como si ya no existiera Superyo.
Intenta recuperar el perdido Yo de los placeres purificados de la primera niñez.
Parecen desaparecer y dejar en libertad de acción a un Yo regresivo e infantil para que se permita todo tipo de impulsos atroces, ajenos al paciente cuando este se encuentra bien.
Los ataques maniacos parecen ser un metodo sustituto para resolver problemas que amenazan con preciptar una depresión psicótica. En las manías de contenido latente es sumamente depresivo y el manifiesto, superficialmente juguetón, jactansioso, agresivo e hiperactivo. La personalidad general del maniaco es patologicamente dependiente de lo oral. Y la regresión maniaca incapacita al paciente para manejar la realidad externa de modo adulto y eficaz. La frustración adulta parece provocar tambien frustraciones orales regresivamente profundas, pertenecientes a la infancia.
Resumen
Full transcript