Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La Revolución Gloriosa - 1688

No description
by

Dniel Milan

on 24 February 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Revolución Gloriosa - 1688

La Revolución Gloriosa, también llamada la Revolución de 1688, fue el derrocamiento de
Jacobo II
por una unión de Parlamentarios y el
Estatúder holandés Guillermo de Orange.

I N T R O D U C C I O N
Con el derrocamiento de Jacobo II comenzó la democracia parlamentaria moderna inglesa, y también condujo a la tolerancia de los
protestantes no conformistas

¿Quien fue
Jacobo II de Inglaterra ?

Nació el 14 de octubre de 1633 en Londres y Murió el 16 de septiembre de 1701, fue rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda desde el 6 de febrero de 1685 hasta su deposición en 1688. Además fue el último monarca católico en reinar sobre lo que sería el Reino Unido.
Primeros años
Sus padres fueron Carlos I de Inglaterra y Enriqueta María de Francia. Fue el segundo hijo del soberano inglés, y desde el momento de su nacimiento fue llamado duque de York. Durante la Guerra Civil Inglesa, en la cual su padre se enfrentó con las fuerzas del Parlamento, y terminaría con su ejecución, Jacobo fue hecho prisionero, permaneciendo en la ciudad de Oxford, entonces una plaza fuerte de los realistas, pero consiguió huir del Palacio, hacia La Haya disfrazado de mujer.
Reinado de su Hermano
Cuando Carlos I (Padre) fue ejecutado por los rebeldes en 1649, los monárquicos proclamaron al hermano mayor de Jacobo, Carlos, como el Rey Carlos II de Inglaterra, logrando la restauración de la monarquía en 1660.

Su hermano al convertirse en rey, lo nombró oficialmente duque de York y almirante de la flota, de la que se ocupó con mucho acierto, tanto en la administración como en el desempeño del mando en la acción naval, y se distinguió en las guerras navales contra Holanda.

Vida privada
Su primera esposa fue Ana Hyde, y contraen matrimonio secretamente en la ciudad de Breda, el 24 de noviembre de 1659, pero la ceremonia formal se llevó a cabo en Londres, el 3 de septiembre de 1660, fecha en la que Jacobo acababa de recibir el título de duque de Albany en Escocia. En el momento de su matrimonio, Ana ya estaba a un mes de dar a luz a su primer hijo de los 8 hijos que nacerían de su matrimonio, pero solo llegaron a la edad adulta dos hijas: María y Ana, las cuales serían reinas de Inglaterra más adelante.

Antecedentes
El 31 de diciembre de 1660, es nombrado duque de Normandía por el rey Luis XIV de Francia, siendo el último soberano británico en ostentar este título.

Jacobo es designado Gran Lord Almirante y como tal comandó la Marina Real durante la Segunda (1665-1667) y Tercera Guerra Anglo-Holandesa (1672-1674).

Algunos años más tarde, la duquesa de York abraza la fe católica, para horror de sus familiares protestantes. Su esposo Jacobo sigue su ejemplo poco después en 1671 convirtiéndose al catolicismo

Sus enemigos protestantes en el Parlamento, crearon la llamada Acto de Prueba o “Test Act”, donde se rechazaba la transustanciación, pero Jacobo prefirió rechazarla que realizar tales acciones, renunciando a su cargo de Gran Lord Almirante.
Su hermano, el rey Carlos II, les permite profesar libremente el catolicismo, pero exige que sus hijas sean educadas como protestantes.

El 31 de marzo de 1671, Ana muere víctima de cáncer, en el palacio de St. James, Londres, a los 34 años de edad, siendo sepultada en la abadía de Westminster (es una iglesia gótica anglicana en Londres)
El rey Carlos II, aprobó que Jacobo se casara nuevamente con la princesa católica María de Módena, el 21 de noviembre del 1673. Esto no evitó que un grupo de ingleses mirara con desconfianza a la nueva duquesa de York, detestándola por su catolicismo y acusándola de ser una agente del Papa,

El duque de York procuró apaciguar a los protestantes permitiendo que su hija María se casara con el príncipe protestante, Guillermo III de Orange
.
Un fanático clérigo anglicano, Titus Oates, acusó falsamente a Jacobo y otros nobles de un "Complot Papista", el cual tendría como objetivo asesinar al rey Carlos II y poner a Jacobo en el trono. Debido a esto Jacobo decidió prudentemente salir de Inglaterra rumbo a Bruselas.
Se hacen tentativas para excluir al duque de York de la línea de la sucesión. Algunos incluso propusieron que la corona pasara al hijo ilegítimo de Carlos II, James Scott.

Pero cuando en 1679, la Ley de Exclusión estaba en peligro de ser sancionada, Carlos II decidió disolver el Parlamento, e impidió que Jacobo se apartara de la sucesión.
Sucesión de la Corona
SU REGRESO A INGLATERRA
El Rey Carlos II, permitió que el duque de York volviera a Inglaterra en 1682.
El Complot de Rye House de 1683, una conspiración protestante que tenía como consigna asesinar a Carlos y al duque de York, fracasó completamente, pero sirvió para aumentar la simpatía popular para el rey y su hermano.
York de nuevo se volvió influyente en el gobierno, convirtiéndose en el líder del partido Tory, y su hermano lo restauró en el puesto de Gran Lord Almirante en 1684.
Carlos II muere sin descendientes legítimos, el 6 de febrero de 1685, y convirtiéndose al catolicismo romano en su lecho de muerte; fue sucedido por su hermano, que reinó en Inglaterra e Irlanda como Jacobo II y en Escocia como Jacobo VII.
En un comienzo no hubo mucha oposición abierta al nuevo soberano y muchos conservadores anglicanos incluso lo apoyaron.
Jacobo tuvo que hacer frente a la Rebelión de Monmouth conducida por el hijo ilegítimo de Carlos II, James Scott, primer Duque de Monmouth. Este se auto proclamó rey el 20 de junio de 1685, pero fue derrotado luego en la Batalla de Sedgemoor.

Los llamados "Juicios Sangrientos" de Jeffreys hicieron que el público viera a su rey como un gobernante cruel y bárbaro.

Una sala de jueces de la Corte de la Cámara del Rey fue forzada por Jacobo a declarar que éste podría ser exento de las restricciones religiosas impuestas por el Acto de Prueba y aprovechándose del poder, Jacobo permitió, que algunos católicos romanos ocuparan los cargos más altos del reino, y otros anglicanos en cargos políticos fueron despedidos, causando una gran polémica y perdiendo la ayuda de sus antiguos aliados, los Tories.
En la Declaración de Indulgencia, Jacobo suspendió las leyes que castigaban los católicos romanos y otros disidentes religiosos. Jacobo también disolvió definitivamente el Parlamento en 1687, luego de reformar el gobierno para reducir el poder de la nobleza.
En 1687 eliminó las discriminaciones legales contra los católicos, implantando una amplia tolerancia religiosa. Ello le enfrentó con la
Iglesia anglicana
y con el partido tory, que vinieron a unirse a la oposición radical de los whigs contra las tendencias absolutistas de los Estuardo
En abril de 1688, Jacobo reeditó la Declaración de Indulgencia, ordenando posteriormente a clérigos anglicanos a leerla en sus iglesias. Cuando el Arzobispo de Canterbury Guillermo Sancroft y seis otros obispos, enviaron una petición que solicitaba la reconsideración de las políticas religiosas del rey, fueron arrestados y enjuiciados bajo el cargo de sedición, pero resultaron absueltos.
La alarma pública aumentó cuando la reina María, luego de varios abortos y niños nacidos muertos, daba a luz a un hijo varón y heredero de la corona, Jacobo Francisco Eduardo, el 10 de junio de 1688. Algunos suponían que el pequeño no era un príncipe real y que en realidad había sustituido al hijo muerto de la reina.
Los nobles y los burgueses, coincidieron en la necesidad de destronar al rey y justificaron su propósito en las ideas del filósofo inglés John Locke, quien realizó el “Primer Tratado” sobre Gobierno Civil”.
Varios protestantes influyentes entraron en negociaciones con Guillermo III, príncipe de Orange, yerno de Jacobo a disputarle el Trono a Jacob

Ofrecieron la corona de Inglaterra al príncipe holandés con dos condiciones:

Debía mantener el protestantismo
Dejar gobernar al Parlamento.
Jacobo cometió el error de rechazar la ayuda de Luis XIV, temiendo que los ingleses se opusieran a la intervención francesa, y además creyó que su propio ejército sería suficiente

Cuando Guillermo de Orange llegó a Inglaterra el 5 de noviembre de 1688, todos los oficiales protestantes del rey desertaron. Su propia hija Ana se unió a las fuerzas invasoras, provocando una gran angustia al rey.

El 10 de diciembre la reina María logró huir a Francia llevando consigo a su único hijo superviviente, Jacobo, de apenas 6 meses de edad.

Al día siguiente Jacobo procuró también huir a Francia, sin embargo fue capturado en Kent. No teniendo ningún deseo de hacer de Jacobo un mártir de la causa católica, el príncipe de Orange le dejaría escapar el 23 de diciembre.

Jacobo fue recibido por Luis XIV, quien le ofreció un palacio y una abundante pensión.

Guillermo y María fueron coronados juntos en la abadía de Westminster el 11 de abril de 1689.
El 12 de febrero de 1689, el parlamento se reunió y declararon que el hecho de que Jacobo hubiera intentado huir el 11 de diciembre había constituido una renuncia de facto, y que por consiguiente el trono había quedado vacante. Pese a esto, en lugar de pasar la corona al hijo de Jacobo II, Jacobo Francisco Eduardo, sería su hija mayor, María, la que fuera proclamada reina junto a su esposo Guillermo III. Escocia decidió reconocer a los nuevos soberanos el 11 de abril del mismo año.
Con un ejército francés bajo su mando, Jacobo invadió Irlanda en marzo de 1689. El Parlamento Irlandés a diferencia del inglés; declaró que Jacobo seguía siendo rey. Pese a esto Jacobo fue derrotado en la batalla del Boyne el 1 de julio de 1690, lo que lo obligó a huir a Francia.
Intento de Toma del Poder
Guillermo y María concedieron a la nobleza inglesa un pacto que es conocido con el nombre del Bill of Rights. El acta resolvió cuestiones como:

La sucesión a la corona
Ningún rey podía ser católico
Garantizar elecciones libres
Declara ilegal la existencia de ejércitos permanentes en épocas de paz.


Derecho de elección libre (religiosa), derechos de ser juzgados por los tribunales.

Abolió los delitos políticos.

Garantizó las libertades individuales.

El Parlamento manejaría los gastos del ejército y la aprobación de impuestos.

Se dio protagonismo político a la “Cámara de los Comunes”.
El Parlamentarismo
Comenzó a funcionar en Inglaterra un sistema de gobierno llamado parlamentarismo. Este sistema aseguró la participación de los súbditos en el gobierno del Estado a través del Parlamento.

Para impedir que el rey pudiera cometer abusos “el parlamento debe reunirse con frecuencia”. Todo rey o reina, antes de asumir el poder, debería prestar juramento de respetarlos.
Los grupos comerciales y manufactureros más poderosos controlaron el gobierno parlamentario con el fin de promover sus intereses económicos.

Se eliminaron los privilegios reales, aristocráticos y de las corporaciones, los monopolios, las prohibiciones, los peajes y los controles de precios, que obstaculizaban la libertad de comercio y de industria.
Se crearon y fortalecieron instrumentos que servían para el desarrollo de las nuevas actividades económicas:
Se creó el Banco de Inglaterra y se generalizaron las sociedades anónimas.
se difundió la tolerancia religiosa y se protegió el progreso de la ciencia.
Full transcript