Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Resistencias Patriarcales. La Violencia Simbólica.

Un acercamiento a la base de las resistencias a la igualdad. Puedes encontrar el Vídeo online del Seminario para el que se creó en: http://youtu.be/-rrXNC72vG8
by

María S. Martín Barranco

on 13 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Resistencias Patriarcales. La Violencia Simbólica.

Violencias invisibles
Resistencias patriarcales
La violencia simbólica

Un acercamiento a la base de las resistencias a la Igualdad
Violencia simbólica
¿De qué hablamos cuando hablamos de Violencia Simbólica?
Violencia psicológica
Feminicidios
Asesinatos machistas
Violencias visibles
Violencia directa
Violencia estructural
Es aquella que se ejerce a través de los roles sexistas y de la división sexual del trabajo, de la sociedad y todos los estamentos que la configuran.

También a través de los valores sociales que refuerzan los mandatos hegemónicos de género.
Orienta a las mujeres hacia el cuidado y la atención a los demás
A los hombres hacia la producción de bienes para el mercado
El triángulo de la violencia es un concepto introducido por Johan Galtung para representar la relación existente entre los tres tipos de violencia que él define en su teoría:

Violencia Directa
Violencia Estructural
Violencia Cultural


La violencia, según Galtung, es como un iceberg, de modo que la parte visible es mucho más pequeña que la que no se ve. De acuerdo con el autor, existirían tres tipos de violencia:
La
violencia directa
es visible, se concreta con comportamientos y responde a actos de violencia.

La
violencia estructural
se centra en el conjunto de estructuras que no permiten la satisfacción de las necesidades y se concreta, precisamente, en la negación de las necesidades.
Violencia cultural
La violencia cultural, crea un marco legitimador de la violencia y se concreta en actitudes. El proceso de empoderamiento supone comprender los tres tipos de violencia, cómo se relacionan y cómo interseccionan con nuestra vida y nuestro desempeño como criaturas sociales.
Son todas las expresiones de violencia que se ejerce directamente por parte de hombres concretos sobre mujeres concretas, desde la trata de mujeres, la patrimonial, los abusos sexuales, el maltrato habitual, la violencia sexual, etc.
Violencia directa
A menudo, las causas de la violencia directa están relacionadas con situaciones de violencia estructural y/o justificadas por la violencia cultural: muchas situaciones son consecuencia de un abuso de poder que recae sobre un grupo oprimido, o de una situación de injusticia social (de un reparto de recursos insuficiente, de una gran desigualdad en la renta de las personas, dificultad de acceso a los servicios sociales y a la red sanitaria, etc.), y reciben el espaldarazo de discursos que justifican estas violencias.

La violencia simbólica contra las mujeres se construye desde todos los ámbitos, mediante la emisión de mensajes, iconos o signos que transmiten y reproducen relaciones de dominación, desigualdad y discriminación que naturalizan o justifican la subordinación y la violencia contra las mujeres en la sociedad. Son muchos los mensajes que se transmiten en este tipo de violencia, entre éstos se pueden destacar tres:

el desprecio y la burla por lo que son y/o hacen las mujeres;
el temor o desconfianza por lo que son y/o hacen las mujeres
la justificación de la subordinación femenina y/o de la violencia contra las mujeres.

Esta violencia simbólica se ejerce a través de:

publicidad,
letras de canciones,
refranero y de los dichos populares,
juegos de video,
novelas,
revistas,
caricaturas políticas...

También se transmite mediante la divulgación de las profundas elaboraciones filosóficas de hombres catalogados como “grandes pensadores de la historia”. Tomemos por ejemplo la propuesta pedagógica para la educación de las niñas que propone Juan Jacobo Rousseau en su obra
Emilio
:

“La
mujer
se burla de los hombres como quiere, cuando quiere y mientras quiere”

“El que puede gobernar a una
mujer
, puede gobernar una nación”

“Ningún hombre debería casarse hasta haber estudiado anatomía y hecho la disección al menos de una
mujer


Otro gran cultivador de la violencia simbólica contra las mujeres fue Honorato de Balzac, que inmortalizó frases como las siguientes:
La lista de “grandes pensadores” que en su momento alimentaron la violencia simbólica contra la mitad de la humanidad estaría incompleta sin los nombres de Aristóteles, San Agustín de Hipona, Santo Tomás de Aquino, Martín Lutero, Denis Diderot, Arthur Schopenhauer, entre muchísimos otros.

A diferencia de otros tipos de violencia de género, la violencia simbólica contra las mujeres, es poco perceptible y hasta sutil. Muchas veces se utiliza de manera inconsciente como parte de la “normalidad” de la identidad cultural, de las tradiciones, o de las prácticas cotidianas.

“A la
mujer
y a la burra, cada día una
zurra



Mujeres
juntas, ni
difuntas



Gallina
que al gallo espanta,
córtale
la garganta”
Sexismo en la publicidad
¿La imagen muestra únicamente una parte o partes del cuerpo de la persona?

¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que actúa como soporte para un objeto?

¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser intercambiada o renovada en cualquier momento?

¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que está siendo vejada o humillada sin su consentimiento?

¿Sugiere la imagen que la característica definitoria de la persona es su disponibilidad sexual?

¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser usada como una mercancía o alimento?

¿Trata la imagen el cuerpo de una persona sexualizada como si fuese un lienzo?

Sexismo en cine y series de TV
El Test de Bechdel es una prueba que plantea tres cuestiones a partir de las que reflexionar acerca de los roles femeninos en el cine. La próxima vez que estés viendo una película, pregúntate lo siguiente:

¿Aparecen al menos dos personajes femeninos con nombre propio?

Estas mujeres, ¿hablan entre ellas?

Y de ser así, ¿lo hacen sobre algún tema, cualquiera, que no se centre exclusivamente en sus compañeros masculinos de reparto?

Sexismo en el cine y en las series de TV
Sexismo en la publicidad
¿La imagen muestra únicamente una parte o partes del cuerpo de la persona?
Sexismo en la publicidad
¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que actúa como soporte para un objeto?
Sexismo en la publicidad
¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser intercambiada o renovada en cualquier momento?

Sexismo en la publicidad
¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que está siendo vejada o humillada sin su consentimiento?
Sexismo en la publicidad
¿Sugiere la imagen que la característica definitoria de la persona es su disponibilidad sexual?
Sexismo en la publicidad
¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser usada como una mercancía o alimento?

Sexismo en la publicidad
¿Trata la imagen el cuerpo de una persona sexualizada como si fuese un lienzo?

Sexismo en cine y en series de TV
El Test de Bechdel es una prueba que plantea tres cuestiones a partir de las que reflexionar acerca de los roles femeninos en el cine. La próxima vez que estés viendo una película, pregúntate lo siguiente:

¿Aparecen al menos dos personajes femeninos con nombre propio?

Estas mujeres, ¿hablan entre ellas?

Y de ser así, ¿lo hacen sobre algún tema, cualquiera, que no se centre exclusivamente en sus compañeros masculinos de reparto?
El Test de Bechdel tiene su origen en una broma aparecida en una tira cómica de
Alison Bechdel
, autora de cómics, lesbiana militante y activista feminista. La tira cómica, que publica su primera historia en 1985, se llamó ‘
Dykes to Watch Out For
’ (‘Unos bollos de cuidado’ en su versión española. Qué bien se nos da traducir títulos) y enfrentaba a un grupo de lesbianas a diferentes situaciones en un mundo de hombres.
La historieta de la que nace el Test de Bechdel se titula ‘The Rule’ (‘La Norma’) y muestra a dos mujeres hablando entre ellas. Una le propone a la otra ir a ver una película al cine; «Verás -responde- yo sólo veo películas que satisfagan tres requisitos básicos. UNO,
tienen que salir al menos dos mujeres que
, DOS,
hablen entre ellas acerca de
, TRES,
cualquier cosa que no tenga que ver con los hombres
».
“La violencia simbólica es la que utiliza patrones estereotipados, mensajes, íconos o signos, para trasmitir la dominación, la desigualdad, y la discriminación, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad. Es la más difícil de distinguir y percibir”
Sólo por nombrar algunos ejemplos de produce violencia simbólica cuando:

A través de un aviso publicitario se pone a la mujer como la “única responsable” de las tareas de la casa, de la crianza de los hijos etc.

Cuando en un programa de TV un conductor “corta la minifalda” a una participante y pretende ser divertido.

Cuando un periodista de espectáculos “exige“ un pico a su entrevistada.

Cuando en una publicidad de desodorantes se pone al hombre como “cazador de mujeres” o decide “quedarse con la rubia y la morocha, ¿porque elegir si te podes quedar con las dos?

Cuando en un aviso publicitario se pone a la mujer como un  objeto de deseo.

Cuando se habla de “los hombres” en vez de “mujeres y varones”.

Debemos tener en cuenta que el poder simbólico sólo se ejerce con la colaboración de quienes lo padecen porque contribuyen a establecerlo como tal.

Como advierte Bourdieu (1999), la violencia simbólica no es menos importante, real y efectiva que una violencia activa ya que no se trata de una violencia “espiritual” sino que también posee efectos reales sobre la persona.
Para poder situarnos correctamente en el contexto de la VIOLENCIA SIMBÓLICA, abordaremos las violencias que el Patriarcado provoca desde tres ámbitos del más a menos explícito, lo que supondrá -a su vez- tres niveles de profundización en la comprensión del problema.

Violencia Directa
Violencia Estructural
Violencia Simbólica
Se utiliza para describir las formas de violencia no ejercidas directamente mediante la fuerza física, sino a través de la imposición por parte de los sujetos dominantes a los sujetos dominados de una visión del mundo, de los roles sociales, de las categorías cognitivas y de las estructuras mentales.
Resistencias patriarcales
¿Qué podemos entender por resistencias patriarcales?
Individuales
Pertenencia a un grupo dominante
Pertenencia a un grupo subordinado
Autoestima asentada en privilegios
Autoestima asentada en el beneplácito de otras personas
Igualdad como amenaza o ataque
Modelo patriarcal de igualdad como identidad
Autosuficiencia masculina
Dependencia femenina
Conflictos de expectativas
Temores y desconfianzas respecto de los cambios


Interpersonales, grupales y sociales
Violencias visibles y anormalizadas (Violencia directa)

Controles invisibles:

Obstaculización pasiva (violencia estructural)
Maniobras de apaciguamiento (violencia de baja intensidad, estrategias de paso adelante y atrás)
Micromachismos

Descalificaciones materiales o simbólicas:

Desprecio y burla por lo que son o hacen las mujeres y varones no hegemónicos

Temor y desconfianza por lo que son y o hacen varones y mujeres (NH)

Justificación de la subordinación femenina y/o de la violencia machista.
Algunos ejemplos:

No es conveniente asustar al auditorio con un excesivo realismo, cada vez que, al elaborar un discurso, una ponencia o una intervención en el debate público, nos proponemos manifestar abiertamente la situación en que se ven sometidas las mujeres por causa de su condición sexual. Se afirma que tanta sinceridad puede restar credibilidad al discurso causando el efecto contrario al que se pretende.


Intentos de igualar a nivel cognitivo los derechos con privilegios.
Más ejemplos:

Asunción del discurso de la igualdad y falta de resistencia visible para pasar a violencias simbólicas más pronunciadas.

La resistencia del sistema patriarcal vuelve a surtir sus efectos y es prácticamente imposible privar a un padre biológico de las visitas a sus hijos e hijas incluso en casos de violencia de género. Cuando el riesgo es muy evidente, se acuerdan visitas bajo vigilancia en los recién creados puntos de encuentro para las entrevistas.

Oposición a los derechos por “excesivos”.

Necesidad de centrar el debate en el varón una y otra vez se hable del tema que se hable.
Violencia económica
Violencia sexual
Violencia obstétrica
Prostitución
y
Trata de mujeres
Consecuencias
La no apropiación del cuerpo
La culpa y la vergüenza como elementos indisolubles que facilitan la percepción de que la violencia recibida es merecida y/o de alguna manera aceptable
“El terror sexual”
La “Indefensión aprendida”
La construcción de la dependencia emocional

"La
mujer
es el
piojo
del hombre" (República Dominicana)

"La
mujer
como la escopeta cargada y
en un rincón
" (México)

"A la
mujer
y a la cabra,
soga
larga" (Nicaragua)

"¿En qué se parecen la mula y la
mujer
? En que una buena
paliza
las hace obedecer" (España)

"Con la
mujer
, ojo alerta, mientras no la vieres
muerta
" (España)


Las teleseries emitidas en España revelan sexismo
Series visionadas: Ana y los siete, Aquí no hay quien viva, Hospital Central, los Serrano, C.S.I. Miami, el Comisario, Yo soy Bea, House y Prison Break.

Para la investigación se llevó a cabo una encuesta con una muestra de 1.600 personas (735 hombres y 865 mujeres) del conjunto de Comunidades Autónomas, que buscaba analizar las opiniones y valoraciones de la población española en relación a sus teleseries favoritas desde una perspectiva de género.
Las y los encuestados revelaron en un 45% que los hombres son violentos, y en un 48% líder, mientras que ellas son sensibles (un 62%) y coquetas (un 45%).
El 45% de los varones consultados ve a los personajes de su mismo sexo como los protagonistas de las tramas laborales. En cuanto a las espectadoras, un 46% considera que la belleza es un elemento primordial en las historias protagonizadas por los personajes femeninos.

Estudio de Ameco Press (http://www.amecopress.net) del 18 de junio de 2008
Aparición de vocablos insultantes (ideología de género, hembrismo, feminazi...)
Oposición radical a cambios en la estructura del lenguaje, los cambios gramaticales o el lenguaje inclusivo.
informacion@evefem.com
Full transcript