Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Métodos de evaluación en las neurociencias del comportamient

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Métodos de evaluación en las neurociencias del comportamient

62
ECG
bpm
¡Gracias!
Objetivo de la intervención
Intervenir los procesos cognitivos alterados con el fin de mejorar el desempeño y la dependencia del paciente en las actividades familiares, sociales y laborales de la vd diaria.
Descripción
Bases neuroanatómicas
Procesos psicológicos alterados
Los procesos psicológicos son aquellas representaciones mentales por medio de los cuales el hombre procesa información del medio ambiente. Se dividen en básicos y en superiores.
Conclusiones
La reahabilitación cognitiva es actualmente una herramienta terapéutica útil en el tratamiento del paciente con lesión cerebral, ya que puede ser efectiva más allá de la recuperación espontánea, en tanto mejorará proceso cognitivos y dificultades en actividades diarias secundarias al daño cerebral traumático.
Patología analizada
Métodos de evaluación en las neurociencias del comportamiento
Objetivos específicos:
Estimular procesos cognitivos de recuperación semántico-lexical
Recuperar las habilidades de reconocimiento grafémico, tanto para la lectura como para escritura
Estimular los procesos cognitivos para la recuperación conceptual y operativa del manejo numérico y del cálculo
Entrenar los niveles básicos de la atención
Mejorar las capacidades mnésicas tanto de almacenamiento como de evocación para material verbal y visual
Aumentar la velocidad en el procesamiento de la información
Mejorar la funcionalidad del paciente.
Pruebas neurológicas utilizadas
Principales síntomas
Procesos psicológicos conservados
Programa de rehabilitación cognitiva
Se caracteriza por ser una de las direcciones fundamentales de la neuropsicología clínica (Mateer, 2003) y se define como un proceso terapéutico (Sohlber & Mateer, 1989) que se encarga de la intervención de los procesos conitivos alterados a través de estrategias de restitución, sustitución y compensación para mejorar la calidad de vida del paciente al promover un mejor desempeño y una mejor autonomía para las actividades personales, familiares, sociales y laborales de su vida cotidiana.
Procesos psicológicos que se buscaba rehabilitar
Las secuelas del TEC dejaron alteraciones en la atención, la memoria y la función ejecutiva que interfieren en las actividades que realizaba el paciente con anterioridad y que impactan sobre su calidad de vida, dificultando la reinserción social, académica y ocupacional, incluso en mayor grado que las secuelas físicas.
Método de rehabilitación
El paciente fue remitido por la neuróloga tratante.
La preocupación principal se centró en la perdida de habilidades comunicativas.
La intervención neuropsicológica comenzó 5 meses después del TEC.
Presentaba alteraciones comportamentales (apatía, aplanamiento afectivo, hiperoralidad y conducta de utilización)
Sobre la funcionalidad presentaba dependencia para actividades instrumentales complejas de la vida diaria debido al transtorno cognitivo del paciente, síntomas sensomotores: marcha alterada y hemiparesia izquierda leve.
La intervención comenzó atendiendo el transtorno linguistico (comprensión y expresión verbal, lectura, escritura, razonamiento lógico-verbal y, numeración y cálculo) a través de una fonoaudióloga, quien teórica y metodológicamente, apoyo su intervención en los modelos de evaluación y rehabilitación del lenguaje propuestos por la neuropsicología cognitiva.
Para la rehabilitación de la atención se tomó como modelo clínico la propuesta Sohlberg y Mateer (1987), quienes proponen varios procesos atencionales (arousal, atención sostenida, selectiva, dividida y alternante).
Para la memoria se realizó una intervención basada en la sustitución, siguiendo la propuesta de Wilson (1996), que se basa en el entrenamiento en el procs de registro de información, continúe con el almacenamiento y finalice con la evocación. Se utilizaron técnicas de visualización, asociacion y categorización.
Resultados
Al final del tratamiento el paciente presentó mejores habilidades mnésicas en registro, almacenamiento y evocación de material verbal y visual.
Los puntajes en tareas de función ejecutiva no alcanzaron límites de normalidad, a diferencia de otras funciones que si fueron intervenidas directamente como la atención y la memoria que sí alcanzaron valores de normalid.
La función ejecutiva mejoró por una intervención indirecta
El objetivo de los programas de rehabilitación cognitiva es que el paciente recupere hasta donde sea posible su independencia para las actividades diarias.
En el caso analizado, el paciente mejoró su funcionalidad, evidenció buen desempeño e independencia en las actividades instrumentales complejas de la vida diaria.
De igual manera su interacción social y su actividad laboral fue similar a la premórbida cuando finalizó la rehabilitación.
En funcionalidad sólo persistieron dificultades en el manejor del dinero debido al transtorno del cálculo.
El proceso de rehabilitación cognitiva demostró su efectividad ya que mejoró el desempeño cognitivo del paciente.
Trabajo elaborado por:
César Josué Alemán Rivera
Ariana Rojas Campuzano
Álvaro Rosales Torres
Faviola Elenka Tapia Mendoza
Ana Carolina Trejo Rodriguez
Atención focalizada: el sujeto podía centrar la atención en unos pocos estímulos de todos del ambiente y/o en las respuestas a ejecutar, además durante la evaluación fue la única que no se detectó como alterada.

Antes de la intervención
Después de la intervención
Al final del tratamiento el paciente presentó mejores habilidades mnésicas en registro, almacenamiento y evocación de material verbal y visual.
Los puntajes en tareas de función ejecutiva no alcanzaron límites de normalidad, a diferencia de otras funciones que si fueron intervenidas directamente como la atención y la memoria que sí alcanzaron valores de normalidad.
La función ejecutiva mejoró por una intervención indirecta
Congnitiva: el paciente mejoró su funcionalidad logrando buen desempeño e independencia en las actividades instrumentales complejas.
En orientación, atención, memoria, denominación y velocidad de procesamiento dentro de los límites normales.


1. Mini-mental state examination (MMSE)
2. Prueba Making Trail
3. Curva de aprendizaje de Luria
4. Escala de Inteligencia de Wechsler para Adultos– (EIWA–III)
5. WMS III, Escala de Memoria de Wechsler –III
6. Figura compleja de Rey-Osterrieth
7. Test de Denominación de Boston (TDB)
8. Test de Wisconsin
9. Test de Fluencia Verbal semántica (TFVs)
10. Aprendizaje de palabras
11. Memoria de palabras
12. Reconocimiento de palabras
13. Praxias construccionales CERAD
14. Token Test
15. Escala de Lawton y Brody
16. Functional Status Questionnaire (FSQ)

INTRODUCCIÓN
La evaluación neuropsicológica es un proceso que pretende comprobar el estado cognitivo y afectivo-conductual de un sujeto, empleando como instrumentos para ello: test, entrevistas, cuestionarios y escalas, que provienen de diferentes áreas de investigación en la psicología y neuropsicología.
El proceso incluye la exploración de capacidades o funciones cognitivas tales como atención, memoria, lenguaje, praxis, funciones ejecutivas; del nivel de autonomía del sujeto en vida cotidiana y es su objetivo, la valoración de posibles cambios afectivos, cognitivos, conductuales y de personalidad, reduciendo la patología neurológica con la debida rehabilitación
Los datos de la evaluación neuropsicológica deben integrarse con los obtenidos en la historia clínica, evaluación neurológica, evaluación neuropsiquiatría, pruebas y datos de observación de conducta; todo ello en conjunto para llegar un diagnóstico más preciso y plantear una intervención o tratamiento posterior más adecuado.

A continuación se presenta un artículo de revisión titulado “Rehabilitación Cognitiva en un caso de alteraciones neuropsicológicas y funcionales por Traumatismo Craneoencefálico Severo” de Julián Carvajal-Castrillón, Eliana Henao, Claramónika Uribe, Margarita Giraldo y Francisco Lopera (2009), publicado en la Revista Chilena de Psicología de la Universidad de la Frontera.
El objetivo principal del artículo, es el de documentar la evaluación neurológica y rehabilitación cognitiva de un sujeto de 24 años que sufre Traumatismo Craneoencefálico Severo, para así evidenciar que estos procesos son herramientas terapéuticas útiles en el tratamiento del paciente con lesión cerebral, dado que los autores consideran pueden ser efectivas más allá de la recuperación espontánea, dado que diagnosticará y mejorará procesos cognitivos y dificultades en las actividades diarias secundarias al daño cerebral traumático.

TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO

La ocurrencia de una lesión en la cabeza con la presencia de al menos uno de los siguientes elementos: alteración de la consciencia y/o amnesia debido al trauma; cambios neurológicos o neurofisiológicos, o diagnóstico de fractura de cráneo o lesiones intracraneanas atribuibles al trauma; o la ocurrencia de muerte resultante del trauma que incluya los diagnósticos de lesión de la cabeza y/o injuria cerebral traumática entre las causas que produjeron la muerte. El TEC severo o grave se define por la presencia de 8 o menos puntos en la escala de coma de Glasgow.
El TEC cursa con dos fases. La primera es debida al impacto directo: fractura, contusión, hemorragia puntiforme y subaracnoidea; y la segunda es debida al edema, hipoxia y hemorragia subsecuente. El trauma directo, produce contusión del parénquima cerebral y lesión axonal difusa en la sustancia blanca cerebral y del tronco encefálico. La lesión primaria desencadena una serie de alteraciones en el metabolismo cerebral, que comprometen la hemodinámica intracraneal y la homeostasis iónica. La injuria cerebral, se acompaña de isquemia e hipoxia.
Las lesiones primarias producidas por un TCE, son las que ocasionan en el momento del trauma y pueden ser algunas reversibles, otras irreversibles, otras son susceptibles de tratamiento y otras no. Estas lesiones son:

1) Conmoción cerebral
2) Contusión cerebral
3) Hematoma epidural o extradural
4) Hematoma subdural
5) Hematoma intracraneal
6) Lesión axonal difusa
7) Fracturas de cráneo

Las lesiones secundarias son debidas al daño secundario a la formación de lesiones expansibles que ocupan espacio y al edema cerebral, con el subsecuente desplazamiento de estructuras y elevación de la PIC y son:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
1) Isquemia –Hipoxia.
2) Hipertensión intracraneana.
3) Hernias cerebrales.
4) Edema cerebral.
1.
2.
3.
4.
Encéfalo: Constituido por cerebelo, tallo cerebral y cerebro.
Cerebro: formado por el diencéfalo que son las estructuras que están alrededor del tercer ventrículo tales como tálamo e hipotálamo y por los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo, estos hemisferios contienen a los núcleos basales, las amígdalas y la corteza cerebral y esta última se encuentra formando los lóbulos frontal, dos parietales y el occipital. Estos se encuentran a su vez constituidos por las circunvoluciones que están separadas por surcos y por cisuras; las cisuras más importantes son la interhemisférica y la de Silvio (lateral) y Rolando (central).
El sistema nervioso central se divide en encéfalo y médula espinal, estas estructuras están protegidas por las meninges y suspendidas en el líquido cefalorraquídeo LCR. Están conformadas por sustancia gris que es la que contiene los cuerpos neuronales y la gran mayoría de dendritas, por lo tanto es en este sitio donde sucede la mayor parte de la sinapsis del sistema nervioso; esta sustancia gris forma los núcleos, por ejemplo los núcleos basales que pertenecen al sistema extrapiramidal (movimientos involuntarios) la corteza cerebral y corteza cerebeloza. La sustancia gris en la médula forma las astas anteriores o motoras, las astas posteriores o sensitivas y astas laterales pertenecientes al sistema nervioso autónomo. La sustancia blanca conforma los haces o fascículos (conjunto de fibras que comparten origen, dirección, destino y función), por ejemplo los haces corticoespirales que se encargan del movimiento voluntario.
Cerebelo: encargado fundamentalmente de la coordinación de la actividad muscular voluntaria; está situado en la fosa craneal superior por detrás del tallo cerebral; constituye los dos hemisferios cerebelosos o lóbulos frontales y el vermis en su parte media. Contiene tres pares de pedúnculos que lo unen al tallo cerebral.

Tallo cerebral o tronco encefálico: constituido por mesencéfalo, protuberancia, puente de varolio o región pontina, y el bulbo raquídeo o médula oblongada. En la parte media se encuentra la formación reticular o sistema reticular activador (SRA) cuya principal función es la regulación del nivel de la atención, el sueño y la vigilia.
Los síntomas del traumatismo cerebral pueden ser leves, moderados o graves, dependiendo del grado del daño al cerebro.
Algunos síntomas se hacen evidentes de inmediato, mientras que otros no aparecen hasta días o semanas después de la lesión. Una persona con traumatismo cerebral leve, puede permanecer consciente o puede permanecer inconsciente por algunos segundos o minutos. La persona puede sentirse aturdida o distinta a lo habitual por algunos días o semanas luego de la lesión inicial.

Otros síntomas de traumatismo cerebral leve incluyen; dolor de cabeza, confusión, desorientación, mareo, tener la vista nublada o los ojos cansados, zumbido en los oídos, mal gusto en la boca, fatiga o un estado letárgico, cambio en los patrones de sueño, de conducta o del estado anímico, y problemas de memoria, concentración, atención, o pensamiento.
Una persona con traumatismo cerebral moderado o grave puede presentar estos mismos síntomas, pero también puede padecer de un dolor de cabeza que empeora o no desaparece, vómitos repetidos o náuseas, convulsiones, derrame cerebral, incapacidad para despertar, dilatación de una o de ambas pupilas de los ojos, el habla entorpecida, debilidad o adormecimiento de las extremidades, falta de coordinación y/o un aumento de confusión, desasosiego o agitación.
A largo plazo tiene consecuencias a nivel cognitivo y mnésico. Las secuelas cognitivas del TEC consisten principalmente en alteraciones en la atención, la memoria y la función ejecutiva que interfieren en actividades realizadas por el paciente con anterioridad, lo cual conlleva problemas emocionales, familiares, sociales y laborales.


Específicamente en el caso el paciente del artículo analizado, presentaba mutismo, síndrome amnésico, dificultad para la marcha, cambios comportamentales, principalmente agresividad y dependencia para las actividades básicas diarias y sin control de esfínteres. Posteriormente presenta desorientación en tres esferas, labilidad afectiva, irritabilidad ocasional, alteración del sueño, no logra dormir bien y balanceo del tronco constante, además de una afasia, amnesia y síndrome prefrontal como secuelas de TEC severo con daño axonal difuso.
Los procesos afectados del sujeto inmediatamente tras la lesión eran diversos, pero nos enfocaremos principalmente en los procesos alterados que comenzaron a ser evidentes una vez pasado el periodo agudo y tras el alta.
Estos procesos dañados eran principalmente de tipo atencional, lingüístico, mnésico y la función ejecutiva, y al estar afectados interferían en sus actividades diarias. Estas tuvieron un impacto significativo en la calidad de vida, pues se dificultó la reinserción social, académica y ocupacional.

Para valorar el rendimiento cognitivo del paciente se evaluó estado cognitivo global, atención, memoria, lenguaje, función ejecutiva, praxias, velocidad psicomotora y funcionalidad. La primera evaluación psicológica del paciente se realizó al inicio de la rehabilitación, la siguiente a los seis meses y la ultima al año de haber iniciado el proceso de intervención.
Afectaciones a nivel cognitivo tras cada una de las evaluaciones:

Lenguaje:
1ra evaluación: se observa afasia semántica.
Esta se examino mediante la prueba Denominación de Boston abreviada, el Test de Fluidez Verbal, y se le da prioridad a este proceso, dada la relevancia de los procesos lingüísticos en la implementación de estrategias para intervenir otras alteraciones.
2da. evaluación: se observa una moderada superación de los déficits lingüísticos, la comprensión verbal es normal, la fluidez verbal semántica y fonológica, al igual que la denominación, mejoraron aunque se mantienen en bajos niveles.
3ra. evaluación neuropsicológica, persisten la baja fluidez verbal y alteración leve en la comprensión lectora.
• Atención:
1ra. evaluación se observa alteración en atención sostenida, selectiva y alternante.
Para evaluar la atención focalizada, sostenida, selectiva y alternante se utilizó una versión modificada de la Prueba Ejecución Visual Continua, el Test Making Trail Parte A y B.
2da. evaluación, las alteraciones de atención focalizada y sostenida del paciente han remitido, aunque persisten problemas cognitivos en atención alternante.
3ra. evaluación neuropsicológica, ya no se encuentran problemas atencionales de importancia.


Memoria:
1ra se observa amnesia anterógrada y retrógrada inespecífica, (semántica, episódica y procedimental). El almacenamiento y la evocación, inmediata y diferida, de información verbal y visual se valoraron mediante las pruebas Escala de Memoria de Wechsler, Curva de Memoria Verbal.
2da. evaluación, aunque la memoria sigue estando alterada, ha mejorado la memoria inmediata y la capacidad para almacenar y recordar palabras, textos e imágenes, pero aun presenta problemas en almacenamiento y evocación de la información.
3ra. evaluación neuropsicológica, ya no se encuentran problemas mnésicos de importancia.

Percepción: En la primera evaluación se observa desorientación en tiempo, lugar y persona. Tras la segunda evaluación, el paciente está orientado en tres esferas.


Abstracción y Pensamiento:
1ra. evaluación se observa acalculia, agrafía y alexia, disfunción ejecutiva, bradipsiquia, y alteración funcional (no podía realizar actividades instrumentales complejas).
2da. evaluación, el paciente realiza un procesamiento cognitivo de información de una manera más rápida y eficaz, aunque siguen estando alterados el cálculo, las habilidades matemáticas, la función ejecutiva, y posee mejores habilidades para la categorización de estímulos, el desempeño y la independencia, denominación y habilidades matemáticas, planeación, regulación, monitoreo de la cognición y conducta, y desempeño funcional.
3ra. evaluación neuropsicológica, persisten la acalculia, y disfunción ejecutiva leve, aunque se evidencia una adecuada velocidad para el procesos de la información.

Grupo 9232
Fuentes de información
Básicas:
Carvajal-Castrillón, J. Henao, E. Uribe, C., Giraldo, M. Lopera, F. (2009), Rehabilitación cognitiva en un caso de alteraciones neuropsicológicas y funcionales por Traumatismo Craneoencefálico severo, Revista Chilena de Neuropsicología, Universidad de La Frontera, Vol. 4 No. 1. pp.52-63, Disponible en: http://www.neurociencia.cl/articulo.php?id=28

Materia: Métodos de evaluación en las neurociencias del comportamiento.
Mtro. Jorge Alberto Guzmán Cortés
Ciclo 2014-2
Complementarias
Ma. Guillermina Yañez-Téllez. Métodos y teorías en neuropsicología: una perspectiva histórica actual. Pp 173-198.
Burbano, C., Echeverry, G., Moreno, A. C. y Valencia, S. (2002) Atención de enfermería al adulto y anciano con lesiones traumáticas y quirúrgicas. Santiago de Cali: UPROMA
Hadman, G. (2005) Trauma Craneoencefálico Severo: Parte I. Medicrit, 2 (7), 107-148
Cabrera, A., Ibarra, A., Laguna, G., Martínez, O., Morales, R. y Sánchez, M. (2009) Traumatismo Craneoencefálico Severo. Revista de la Asociación Mexicana de Medicina Critica y Terapia Intensiva, 23 (2), 94-101
Kaplan, R. M., & Saccuzzo, D. P. (2005). Psychological testing: Principles, applications, and issues. Thomson Wadsworth. Universidad de Chile
WMS III, Escala de Memoria de Wechsler –III. Recuperado de: de: http://www.pearsonpsychcorp.es/producto/70/wms-iii-escala-de-memoria-dewechsler--ii#sthash.HyiGVwes.dpuf
Figura compleja de Rey-osterrieth. Recuperado de: http://www.biopsicologia.net/Nivel-5-Discapacidad/2.2.14.07.-Pruebas-de-evaluacion.html
Test de Praxias construccionales. Recuperado de: http://www.uninet.edu/union99/congress/libs/dem/d15.html
Token test. Recuperado de: http://evaluacionpsico.com/2012/10/02/token-test/
Cleary Pd, Jette Am. Fiabilidad y validez del cuestionario el estado funcional. Quality of Life Research 2000; 9 (6a) :747-753
Programa SUAYED
Psicología
FES-IZTACALA
U.N.A.M
Full transcript