Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Unidad III. Fundamentos teóricos e investigación en el lengua

No description
by

Faviola Elenka Tapia Mendoza

on 20 October 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Unidad III. Fundamentos teóricos e investigación en el lengua

Introducción
El humano es un ser social por ello se apropia de toda la experiencia histórico cultural acumulada en los objetos y fenómenos del mundo material y espiritual que le rodea.
Para que un ser humano sea realmente una persona, son indispensables condiciones humanas de vida y educación y, cuando esto por determinadas causas no se propicia, no es posible el proceso de humanización.

Principales conceptos relacionados con el proceso de lenguaje
¿Qué es el lenguaje?
Componentes estructurales del lenguaje y la neuroanatomía cerebral
Para llegar a comprender el significado de una oración, independientemente de la modalidad del mensaje, se deben realizar varias tareas:
Siguiendo en el nivel del hemisferio izquierdo, existen conexiones con la zona de Broca, en la primera circunvolución frontal. En esta zona de Broca existen las secuencias motoras para pronunciar las palabras, las cuales se dirigen a una zona vecina, el área 4 de Brodman, ubicada en la corteza motora prefrontal, más exactamente en la porción inferior de la circunvolución frontal ascendente, donde está el control de la musculatura de labios, lengua y laringe. La conexión entre estas cuatro mencionadas zonas es considerara como una de las más sólidas y se establece cuando el niño aprende la lengua materna en viva voz.
Subsistemas del lenguaje
Como todo sistema, el lingüístico está gobernado por reglas y puede describirse desde varios parámetros o subsistemas diferentes:

Fonético-fonológico,
morfológico-sintáctico,
léxico, semántico y
pragmático.

Estos subsistemas se encuentran "encadenados", dada la amplia interacción de varios fenómenos y procesos psicofísicos y neurológicos.
Unidad III. Fundamentos teóricos e investigación en el lenguaje.
Kamala y Amala
El caso reportado por el psicólogo indio Rid Singh en las primeras décadas del siglo, y que tuvo una amplia repercusión en los medios científicos sobre las niñas indias Kamala y Amala, raptadas por lobos cuando apenas tenían unos años de nacidas, que al ser recuperadas de dicha vida agreste y salvaje, y aún cuando fueron restituidas a su propio medio de origen, nunca pudieron convertirse verdaderamente en seres humanos como tal.


Rudi
De igual manera no se posibilita la transformación del hombre, si no se cuenta con un cerebro humano, aunque el medio sea enteramente propio de la especie humana. Por ejemplo la historia de Rudi, un bebé chimpancé que fue objeto de una investigación experimental de la psicóloga rusa Ladiguina Kots, quien durante tres años crió al primate junto a su propio hijo recién nacido en condiciones prácticamente iguales.
Al concluir su experiencia comprobó, que a pesar de la rica experiencia individual que Rudi había adquirido por su crianza en un medio humano y que le permitía realizar acciones que jamás hubiera incorporado en su medio habitual, seguía siendo un chimpancé y no fue posible su conversión en ser humano, o que se apropiara de medios intelectuales de acción particulares de la especie humana, como es el caso de la lengua hablada.

La actividad y la comunicación, que son las que posibilitan que el niño recién nacido se convierta en un ser humano, han de realizarse dentro de condiciones de vida propias del hombre como tal, condiciones sociales que son requisitos indispensables para el proceso de humanización.
Lenguaje y pensamiento
En ese mismo sentido el pensamiento se entrelaza estrechamente con el lenguaje, y esto llevó a algunos psicólogos a la conclusión de que eran una sola cosa.
Para J. Watson, el pensamiento se reducía al lenguaje interno.
No obstante, los hallazgos de la escuela de Würtzburgo, ponían de manifiesto que el pensamiento y el lenguaje estaban bien lejos de coincidir.Esto llevó a dos posiciones:
1. Que sostenía la total identificación entre el pensamiento y el lenguaje,
2. Otra que sostenía una total diferenciación.
L. Vigotski
P. Broca
Wernicke
Propone la existencia de alteraciones en al ámbito de la comprensión. Distingue entre 2 formas de alteraciones del lenguaje adquiridas: la afasia y la amnesia del lenguaje, 2 entidades con distintas sintomatologías y localizaciones a nivel cerebral. Distinguió 2 tipos de trastornos basándose en su modelo teórico de tipo asociacionista: la sordera verbal y la ceguera verbal. (Almargo-Cardenete, 2002).

Fundamentos teóricos
Teoría frenológica de Gall
Bastian, 1898
Vigotski refutó ambas posiciones, en las cuales pensamiento y lenguaje se veían como independientes y relacionó ambos procesos a partir del análisis por unidades, a fin de definir claramente las relaciones entre el lenguaje y el pensamiento, para constituir el pensamiento verbal.
Proponía la localización de funciones concretas en zonas específicas del cerebro mediante el estudio de la estructura y forma del cráneo, el lenguaje surge como un foco de interés especial
El hecho de que la actividad lingüística tenga su base fisiológica en la actividad analítico – sintética de la corteza cerebral dirigió el esfuerzo de los científicos a tratar de dilucidar en qué áreas de la corteza cerebral podría localizarse esta función psíquica.


En 1861 el francés P. Broca estudió a un enfermo que mostraba dificultades articulatorias severas, y que presentaba una lesión en su corteza cerebral, causante de dichos trastornos. La zona dañada, tercera circunvolución inferior del hemisferio izquierdo, fue determinada por Broca como causal del problema, zona a la que denominó como centro motor del lenguaje.
En 1874, establece la afasia sensorial como entidad clínica situando la lesión en la parte posterior del lóbulo temporal (primera circunvolución temporal izquierda) y cuya principal evidencia era la pérdida de la comprensión verbal o auditiva. Formuló una teoría general sobre la afasia que proponía la relación entre cada uno de los componentes del lenguaje y un área cerebral determinada. (Almargo-Cardenete, 2002; Ardila, 2006).

Lichteim
Se basa en el modelo de Wernicke y lo desarrolla dando lugar a un esquema de funcionamiento cerebral con 3 centros diferentes para el lenguaje con sus respectivas vías de conexión. Los centros propuestos eran el centro motor de la palabra, el auditivo de la palabra y el de elaboración de los conceptos (la afasia vendría dada por la desconexión de alguno de dichos centros).
Dejerine
Propone la posibilidad de que la existencia de una lesión subcortical favorecería la preservación del lenguaje subvocal, y que una lesión a nivel cortical lo alteraría. En 1914 introduce el concepto de ‘área del lenguaje’ en el cerebro, la cual incluye la región posterior inferior del lóbulo frontal izquierdo (área de Broca), la parte posterior superior del lóbulo temporal izquierdo y parte del parietal (Ardila, 2006).
Críticos de localizacionistas
H. Jackson, rechazó la existencia de los centros que Broca y Wernicke proponían como responsables de determinadas funciones del lenguaje. Su postura consideraba al funcionamiento cognoscitivo como una unidad global no divisible y, como consecuencia no analizable en diferentes partes a partir de una lesión (Almagro-Cardenete, 2002).

Pierre Marie (1906)
Propone la existencia de distintos niveles de alteración de las afasias, tanto en el ámbito de la comprensión como en el de la producción; interpreta la afasia como una enfermedad intelectual que provoca una reducción de la capacidad de la inteligencia en su artículo denominado “La tercera circunvolución frontal no desempeña ningún papel especial en las funciones del lenguaje” (Almargo-Cardenete, 2002; Ardila, 2006).
Teorías sobre localización dinámica
En los trabajos de A. R. Luria se ve reflejado el principio del sistema dinámico funcional en la actividad cerebral. Para él, las funciones psíquicas son el resultado de la actividad social del hombre. Estas, a su vez, se han constituido en complejos sistemas funcionales.

El lenguaje engloba mucho más que "el habla", pues para su producción, antes se debe comprender lo que se escucha; esto es indispensable. La comprensión y la expresión lingüística -con los procesos psicológicos y neurofisiológicos- son los responsables del lenguaje y se encuentran directamente supeditados a la actividad normal del Sistema Nervioso.
Se define como una función superior cerebral
Se desarrolla en una estructura anatómica funcional genética y por el estimulo verbal del entorno
El hemisferio Izquierdo es el encargado de los procesos lingüísticos
El complejo sistema funcional del lenguaje se compone por múltiples subsistemas que actúan en serie y en paralelo.
Es un sistema dinámico y complejo de segmentos convencionales interrelacionados, que se involucran en diferentes procesos para conformar y permitir la comunicación entre los seres humanos.

Para dar una correcta explicación científica a las funciones cerebrales y sus localizaciones se hicieron necesarios los principios de las leyes reflexológicas del trabajo de los grandes hemisferios cerebrales, aportados por I. M. Sechenof y más tarde profundizados por I. P. Pavlov en sus estudios sobre las leyes de la actividad nerviosa superior.
Jackson (1874) y Head (1929) proponen un análisis de la afasia no como la ejecución de funciones no alteradas por una lesión, sino que consideran a la afasia como un estado nuevo en el que se han reestructurado los procesos normales.
Arnold Pick
Consideró la afasia desde un punto de vista exclusivamente psicológico. Al igual que Jackson, rechaza la distinción clásica entre afasia motora y sensorial, denominándolas frontal y temporal respectivamente.

Basó su teoría en el lenguaje proposicional, proponiendo la distinción entre un nivel psicológico y un nivel lingüístico (primero se estructuraba el pensamiento y más tarde se formulaba el lenguaje).
Noam Chomsky
De las teorías de Noam Chomsky, se extendió la idea de que el lenguaje es innato. Chomsky plantea que, como parte de nuestra dotación genética lingüística, nacemos con lo que él llama Mecanismo de Adquisición del Lenguaje, que sirve para activar, a partir de los datos lingüísticos que percibimos por los sentidos, nuestra gramática universal innata, así como para seleccionar los parámetros propios de cada lengua individual: aquellos puntos que no están completamente definidos por la gramática universal, y en los que existen diferencias entre unas lenguas y otras.
Lidia Maldonado Rodríguez
Carlos Hernán Mejía Moreno
Xelistli Yelena Sosa Herrera
Faviola Elenka Tapia Mendoza
Maritza Guadalupe Tellez Díaz
¡¡¡Agradecemos mucho su atención!!!
Glosario
El
lenguaje
es una estructura jerárquica, que implica creatividad, gobernado por reglas, es explícito y permite hablar de conceptos no presentes o desplazados. Su aprendizaje es espontáneo y rápido, ocurre dentro del cerebro humano y permite la asociación de símbolos arbitrarios con significados específicos.
Palabras,
son un sistema de símbolos discretos.
El
lenguaje oral
consiste en un patrón de ondas acústicas. La evanescencia del lenguaje oral exige un procesamiento en el mismo momento en que se produce y al ritmo que imponga el hablante.
La forma y estructura del
lenguaje de signos
son autónomas y surgen del lenguaje oral del entorno de la comunidad que los utiliza.
El
lenguaje escrito
es un patrón de ondas visuales. A diferencia del lenguaje oral, en el lenguaje escrito los estímulos están disponibles todo el tiempo y el lector puede procesarlos cuantas veces quiera y al ritmo que desee. A través del código escrito podemos descifrar el sonido de las palabras.
La
lectura
es el proceso que se caracteriza por traducir los símbolos escritos a sus representaciones fonológicas, para comparar estas representaciones con las del lenguaje oral y, así, acceder al significado de las palabras, para llegar al significado del texto. Procesos de reconocimiento como de comprensión.
La
prosodia
señala contrastes gramaticales (afirmaciones-preguntas), puede expresar contenido emocional o puede enfatizar elementos particulares del habla.
Un
morfema
es la unidad más pequeña del lenguaje con un significado definible o una función gramatical.
Glosario
Afasia.
Trastorno del lenguaje producido por lesión cerebral.
Agnosia.
Alteración en el reconocimiento de estímulos en ausencia de trastornos de la percepción, lenguaje y otras funciones cognitivas.
Agnosia auditiva.
Alteración de la percepción auditiva por lesión cerebral.
Agnosia digital.
Dificultad para denominar los dedos de la mano o señalar o mover un dedo cuando se solicita verbalmente con su nombre y algunos pacientes no son capaces de reconocer qué dedo se les ha tocado.
Agramatismo.
Habla con omisión de categorías gramaticales menores (artículos, preposiciones, conjunciones, verbos auxiliares y terminaciones flexivas). También llamada habla telegráfica.
Anomia.
Pérdida de sustantivos en el lenguaje.
Circunlocución.
Una palabra es sustituida por un sintagma referencial más o menos adecuado.
Disartria.
Trastorno de la articulación debido a lesión cerebral.
Disfasia.
Trastorno del desarrollo del lenguaje sin evidencia de lesión ni retraso generalizado de funciones intelectuales.
Ecolalia.
Repetición de las palabras dichas por el interlocutor.
Glosario
Jerga.
Un habla fluente sin distorsión fonética pero con tantas deformaciones que es incomprensible.
Jerga fonémica
. Se caracteriza por aproximaciones fonémicas, parafasias fonémicas, baja denominación y alteración de la repetición.
Jerga semántica.
Se caracteriza por la presencia de parafasias semánticas, circunlocuciones, baja denominación, dificultades en la comprensión, influencia y repetición normales.
Jerga neologística.
Caracterizada por un habla efluente, prosodia normal, parafasias fonémicas y semánticas, baja denominación y puede acompañarse de anosognosia y logorrea.
Prosodia.
Se refiera a las cualidades melódicas del lenguaje, tono y sonoridad.
Hiperprosodia
.Prosodia excesiva,
Disprosodia
.Prosodia distorsionada.
Aprosodia.
Pérdida de la prosodia.
Síndrome.
Se define como un conjunto de síntomas clínicos cuya aparición simultánea sugiere con elevada probabilidad un mecanismo patógeno o una localización común.
Síndrome de Gerstmann.
Trastorno que se caracteriza por la presencia de agrafia, acalculia, desorientación derecha-izquierda y agnosia digital.
Mutismo
.Consiste en la falta total de evocación verbal y puede ir o no asociado a la afasia.
Neologismo
.Secuencia de fonemas que:
Se atiene a las reglas fonológicas de la lengua del hablante.
Se expresa como si fuera una palabra que no se encuentra en los diccionarios.
No puede identificarse como parafasia fonética.
Palilalia.
Repetición automática de las palabras dichas por uno mismo.
Parafasia.
Producción de silabas, palabras o frases que no se desea pronunciar durante el esfuerzo que se realiza por hablar. Los sonidos están correctamente articulados, pero no son los esperados.
Parafasia fonémica.
Sustitución, supresión, adición o desplazamiento fonémico. Se suelen dar en el contexto de la afasia fluente.
Parafasia semántica.
El hablante produce una palabra semánticamente relacionada (perro por gato), de la misma clase, o próxima en el medio ambiente.
Paragramatismo.
Sustituciones y omisiones de sustantivos, verbos y adjetivos. Se dan en el contexto del lenguaje fluido o hiperfluido.
1. Se deben aislar y reconocer los sonidos, rasgos de la seña o letras del mensaje.
2. Estas unidades deben conjugarse para identificar las palabras a las que representan y asociarlas con sus significados.
3. Se debe analizar la estructura gramatical del mensaje para determinar las funciones desempeñadas por cada palabra.
4. Se debe evaluar la interpretación resultante del mensaje con relación a la experiencia previa y al contexto actual.
Propiedades formales del lenguaje
Las propiedades formales del lenguaje se desarrollan con base en las siguientes etapas de acuerdo con Narbona:
Estructura del lenguaje hablado:
Fonología
(sistema de sonidos),
morfología
(reglas para la formación de palabras),
léxico
(vocabulario),
sintaxis
(reglas para agrupar las palabras en secuencias gramaticalmente aceptables),
semántica
(convenciones para derivar significados de palabras y oraciones) y
pragmática
(reglas para el uso social apropiado y la interpretación de la lengua en un contexto) (Bernstein, et al., 1999).
NEUROANATOMÍA

Hemisferio izquierdo
Funciones primarias del lenguaje.
Lateralización del lenguaje
La verdadera importancia de la lateralización del lenguaje o de cualquier otra capacidad cognitiva reside en la subdivisión eficiente de las funciones complejas entre los hemisferios y no en la superioridad de un hemisferio respecto del otro.
Se ha observado que el habla en las primeras etapas evolutivas se encuentra representada en ambos hemisferios. Se ha postulado que hasta los 4 ó 5 años ambos hemisferios se desarrollan juntos en su capacidad lingüística, especializándose después.
Existen en el hemisferio izquierdo del cerebro tres centros relacionados con el lenguaje. En el
área de Wernicke
se seleccionan las palabras que se hallan acumuladas en la memoria verbal; si se trata de escribir, la orden es enviada a los músculos de la mano. Si se trata de hablar, entra en acción el
área de Broca
que controla el lenguaje articulado. Cuando entra a participar la vista, el que actúa es el centro conocido como
circunvolución angular
(Fascículo Longitudinal Superior o Fascículo Arqueado), que establece un enlace entre el área de Wernicke y la corteza visual.
1) Gorgeo y balbuceo primario indiferenciado –
Primer semestre.
2) Balbuceo1 imitativo o canónico –
Segundo semestre
. Necesita de la retroalimentación auditiva para ir adaptando las propias emisiones a los diferenciantes fonéticos del entorno fonológico.
3) Primeras palabras y holofrase –
Segundo año.
Ya ha despuntado la capacidad representiva.
4) Expansión morfosintáctiva elemental –
Tercer año.
Nombre-adjetivo, verbo-objeto, vocativo-nombre, vocativo-verbo. Empleo de pronombres personales, posesivos y adverbios; el vocabulario se amplía considerablemente hasta incorporar entre 600 y 1000 palabras.
5) Expansión morfosintáctica compleja –
Cuarto al sexto año.
Se completa la adquisición de todos los componentes gramaticales del lenguaje y continúa enriqueciéndose el léxico de forma rápida; también se van extinguiendo las incorrecciones articulatorias observadas en los años anteriores para alcanzar una forma expresiva madura.
Hemisferio derecho
Contenido emocional del habla.

La capacidad lingüística de los seres humanos depende de la integridad de varias áreas especializadas de la corteza de asociación en los lóbulos temporal y frontal.
La gran mayoría de las personas localizan las funciones primarias del lenguaje en el hemisferio izquierdo.
Las conexiones entre los sonidos del habla y sus significados están representadas principalmente en la corteza temporal izquierda y el circuito para las órdenes motoras que organizan la producción de palabras significativa se encuentra fundamentalmente en la corteza frontal izquierda.
El contenido emocional (afectivo) del habla está gobernado en gran parte por el hemisferio derecho.
Las regiones del encéfalo dedicadas al lenguaje se especializan en la representación simbólica y la comunicación y no en el lenguaje oído y hablado como tal.
Área de Wernicke o área interpretativa general.

Se ubica en la porción posterior del giro temporal superior, en el giro marginal, y en la porción más inferior del lobulillo parietal inferior, en el giro angular (ésta última área fue descrita posterior a los primeros estudios realizados por Wernicke).
Corresponde a las áreas 22 y 39 de Brodman.
Está área está especialmente desarrollada en el hemisferio dominante para el lenguaje (el izquierdo en la mayoría de las personas).
Su desarrollo permite alcanzar niveles de comprensión altos (inteligencia), al procesar la mayoría de las funciones intelectuales del cerebro. Siendo por ello de gran importancia y objeto de frecuente estudio.
Es importante para comprensión de palabras y la producción de discursos significativos.
Aunque se conoce con el nombre de Wernicke en honor al neurólogo que la describió por primera vez, también se puede identificar como área interpretativa general, área cognoscitiva, área del conocimiento, área de asociación terciaria, etc.
Las áreas de asociación somática, auditiva y visual, proveen de información al área de Wernicke, para que interprete las experiencias sensitivas.
Fascículo Longitudinal Superior o Fascículo Arqueado
Es un fascículo de Asociación que interconecta las áreas de Wernicke y Broca.
Describe un arco alrededor de la Fisura Lateral, lo que le dio el nombre de Fascículo Arqueado.
Área de Broca o área motora de las palabras

Se ubica en la corteza prefrontal, por delante de la porción inferior de la corteza motora primaria, en la cercanía de la Fisura Lateral. Esta constituida por la porción opercular y triangular del giro frontal inferior.
Corresponde a las áreas 44 y 45 de Brodman.
Su función es permitir la ejecución de los patrones motores para la expresión de cada palabra, articulando el lenguaje hablado y escrito. Por lo tanto esta área dota de los circuitos nerviosos necesarios para la formación de las palabras.
Es responsable de la formación de las palabras, al activar simultáneamente los músculos laríngeos, respiratorios y de la boca, además de músculos auxiliares del lenguaje.
Además se conecta con el área motora suplementaria, que se relaciona con la iniciación del habla.
Los daños en estas área pueden producir varios tipos de Afasias, que son dificultades e imposibilidades para entender el lenguaje o incluso emitirlo, a pesar de que nuestros sentidos tanto de la visión como de la audición estén intactos.
Casi siempre es dominante en el lado izquierdo.
Se sonecta con el área de Wernicke por medio del Fascículo Longitudinal Superior.
Síntomas
Repentina insensibilidad o debilidad, localizada en un lado del cuerpo.
Confusión súbita y problemas en el habla o comprensión del lenguaje.
Afecciones de la visión en uno o ambos ojos, problemas de ambulación.
Mareo o pérdida de equilibrio y coordinación, o fuertes dolores de cabeza sin aparente razón.
Problemas del habla.
Hablar en frases cortas y fragmentadas.
Poner palabras en el orden incorrecto.
Usar gramática incorrecta.
Cambiar sonidos o palabras.
Hablar sin sentido.
Anomia. (problemas para encontrar palabras)
Problemas para entender el lenguaje oral.
Necesitar tiempo adicional para procesar el lenguaje.
Dificultad de seguir un habla muy rápida.
Tomar el significado literal de una figura retórica.
Problemas para leer.
Problemas para escribir.
La Afasia no es una enfermedad. Es un trastorno del lenguaje hablado y/o escrito que dificulta o impide al afásico comunicarse con sus semejantes. En la gran mayoría de los casos es consecuencia de un ictus o infarto cerebral.
Afasia
El término afasia fue acuñado en 1864 por el médico francés Armand Trousseau.
Significa falta de comunicación por el lenguaje y proviene de a (falta) y phasia (palabra).
Se trata, según la definición de Trousseau, de un estado patológico que consiste en la pérdida completa o incompleta de la facultad de la palabra, con conservación de la inteligencia y de la integridad de los órganos de la fonación.
¿qué es la afasia?
Es un trastorno del lenguaje asociado con una lesión en las zonas específicas del lenguaje del cerebro. Una persona afásica ha perdido la capacidad comunicativa que poseía como consecuencia de un tipo de daño cerebral.
La afasia constituye el síndrome neuropsicológico grave más frecuente en presencia de daño cerebral focal. Se presenta en cerca del 38% de las personas sobrevivientes a una enfermedad cerebrovascular, que constituye la enfermedad neurológica grave más frecuente a nivel mundial.
El ictus y los traumatismos craneoencefálicos son las mayores causas de afasia aunque hay otras.
Consecuencia de una ruptura en el procesamiento cerebral del lenguaje, cuyo origen es una lesión orgánica, que puede ser de diversas etiologías:
La afasia
• Vascular
• Neoplásica.
• Traumática
• Degenerativa
• Epileptogénica


La localización neuroanatómica de la lesión y su impacto sobre las redes neuronales que procesan el lenguaje en sus diversos niveles, constituye el factor mas importante para determinar las características de la sintomatología afásica. (Ardilla, 2006)

En la mayoría de las personas, la afasia se presenta si el daño se produce en el lado (hemisferio) izquierdo del cerebro.
Clasificación
En la actualidad se ha tendido a utilizar dicotomías, la mas frecuente: Expresivo- receptivo.

Motora-Sensorial
Anterior-Posterior
No fluida-Fluida
Trastorno Sintagmático-Trastorno Paradigmático
Trastorno en la Codificación-Trastorno en la Decodificación
Tipo Broca-Tipo Wernicke

Afasia expresiva: afecta al lenguaje hablado.
Afasia receptiva : afecta a la interpretación y memoria del lenguaje.

Básicamente hay y 2 tipos de afasias, según el área afectada.

1.-
El área de Broca
(encargada del centro motor del habla)

2.-
El área de Wernicke
(centro de imágenes acústicas donde se reconocen los fonemas).

Si esta afectada el área de Broca, la persona comprende lo que le dicen, pero no puede "hablar", su habla esta llena de errores fonémicos y fonéticos.
Tratamiento
Las praxias (planificación de movimientos coordinados desde el cerebro para realizar acciones determinadas) para producir los sonidos y el habla son complejas. La afasia podría considerarse como un retroceso en este tipo de aprendizajes y el tratamiento logopédico consistiría en volver a enseñar a las personas afectadas a comunicarse.

El tratamiento de la afasia requiere de un equipo terapéutico multidisciplinario, en el que participen médicos, neuropsicólogos, integradores sociales, logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, principalmente. Además el apoyo de la familia es vital, así como del apoyo de la sociedad en su conjunto.

En las primeras fases de la recuperación es necesario un trabajo intensivo e individualizado pero pasados varios meses el trabajo grupal puede ser más ameno y contribuir a la inserción social y a la toma de conciencia de las capacidades y las dificultades reales.

Disfasia
Subtipos
Síndromes y clasificación
Trastorno referido a una adquisición inadecuada del lenguaje en ausencia de pérdida auditiva, lesión neurológica, retraso mental o trastorno emotivo primario.
La causa a la cual es atribuible es una disfunción neurológica.
Se estima que en el 5% de los niños prevalece este trastorno.
Un factor de propensión a este trastorno es el genético.
Las alteraciones que presentan niños disfásicos son:
Alteraciones en la discriminación derecha-izquierda
Trastornos oculomotores
Habilidades orales motoras bajas
Torpeza fina o gruesa
Dificultades construccionales.
Además repercute en el desarrollo afectivo y sus relaciones con los demás.

Puede presentarse como un problema de conducta en su inicio debido a las dificultades
que presentan para establecer relaciones con los demás.
Niveles:
Leve
Moderado
Grave
Se divide en:
Trastornos receptivos auditivos
Trastornos expresivos
Trastornos receptivo-expresivos
Deficiencias en la pragmática del lenguaje
Wilson y Rusucci proponen los siguientes subtipos:
Trastornos de la comprensión auditiva:
Se presenta un déficit en la comprensión o decodificación de material verbal.
Agnosia auditivo-verbal:
trastorno en la decodificación vocal del lenguaje.
Trastorno de la formulación: Déficit en la memoria auditiva secuencial, recuerdo de las palabras y dificultades en la formulación precisa de pensamientos.
Trastorno de la organización del lenguaje:
Se presenta un déficit neurocognitivo aparente, dificultades en gramática, el orden de las palabras y organización de contenido.
Dispraxia verbal:
Incapacidad para adquirir el control motor para una articulación normal, se presentan lentitud de movimientos de la lengua, manos y dedos.
Trastornos mixtos:

De memoria a corto plazo y comprensión auditiva.
De memoria visual y verbal a corto plazo y comprensión auditiva.
De comprensión visual y verbal
De expresión y /o recepción mixto.
Según Rapin y Allen, existen 5 síndromes dentro de la disfasia:
Síndrome expresivo-receptivo mixto: errores sintácticos y fonológicos con problemas de repetición.
Síndrome de la organización de la recuperación semántica: Sintaxis pobre, problemas de denominación y parafasias.
Síndromes expresivos con buena comprensión del lenguaje: Problemas del habla.
Síndrome semántico-pragmático: habla clara y sintácticamente buena pero con poca comprensión.
Agnosia auditivo-verbal o síndrome del déficit del lenguaje global.

Podemos concluir en una clasificación general de las disfasias:
Disfasia expresiva:
El individuo comprende pero tiene dificultades para expresar sus ideas con facilidad.
Disfasia comprensiva:
Dificultad severa del lenguaje sobre todo receptivo, el individuo actúa como si tuviera problemas auditivos sin tenerlos, su apropiación del lenguaje oral es tardío y deficiente.
Alexia
La alexia es una pérdida o alteración de la habilidad para comprender el lenguaje escrito, como consecuencia de una lesión cerebral en personas que antes de la afectación neurológica presentaban una adecuada capacidad para dicha función. Entre los autores más relevantes en el estudio de las alexias cabe resaltar a Déjerine, quien, entre 1891 y 1892 publico dos casos en los que el principal problema consistía en una incapacidad adquirida para la lectura.
Tipos de alexias
1.
Alexia posterior (alexia sin agrafia).
- Descrita por Déjerine en 1862, es una alteración de la capacidad para la lectura a pesar de que existe la capacidad para escribir, surgida a consecuencia de accidentes vasculares cerebrales en la arteria cerebral posterior del hemisferio izquierdo. Las personas que sufren este tipo de alexia
tienden a tener dificultad para comprender el material escrito, con una preservación en la escritura
, sin embargo,
la persona es capaz de reconocer palabras deletreadas en voz alta o palabras formadas por letras que pueden ser reconocidas mediante el tacto
. La mayoría de personas que presentan este tipo de alexia presentan alguna forma de alteración de la función visual, por ejemplo: hemianopsia.
2.
Alexia central (alexia con agrafia).-
Este tipo de alexia se localiza en el giro angular, aunque, en ocasiones la mayoría de las personas con este tipo de alexia presentan signos de la afasia de Wernicke o afasia sensorial transcortical. Se caracteriza principalmente por la
dificultad adquirida para la lectura y escritura
, lo que conlleva a una
pérdida total o parcial en el reconocimiento y producción del lenguaje escrito.
Estas personas no pueden reconocer palabras deletreadas en voz alta o mediante el tacto, sin embargo, mantienen cierta habilidad para copiar el lenguaje escrito.
3.
Alexia anterior.-
S
e caracteriza por una alteración en la capacidad de comprensión de estructuras sintácticas, lo que la lleva a denominar también: alexia sintáctica.
Las personas tienden a presentar una producción no fluente, relativamente buena comprensión auditiva, ligera alteración de la repetición y cierta dificultad en la denominación. En este tipo de alexia está implicado el córtex frontal inferior posterior del hemisferio dominante y en la mayoría de casos se extiende hasta estructuras subcorticales.
La dislexia se puede definir como una reducción en la velocidad y calidad de la adquisición de las habilidades y uso del lenguaje escrito con relación a la edad e inteligencia manifestada en la persona.
Orton fue el primero en considerar en 1928 la dislexia como un síndrome neurológico especifico, dándole el nombre de “estrefosimbolia”.
Los disléxicos
tienen problemas para aprender las estructuras del lenguaje, la incapacidad específica para adquirir la lectura puede tener como antecedentes un cierto retraso en la aparición de las primeras palabras y frases o cierta falta de ritmo, así como, dificultades para identificar las letras.
Los disléxicos
pueden llegar a titubear y tener problemas para encontrar palabras
, presentan dificultades para aprenderse de memoria nombres y evocarlos de manera rápida, debido a la dificultad para encontrar palabras este tipo de personas pueden llegar a necesitar de más tiempo al momento de realizar un examen.
Dislexia
Así, la dislexia
se ha asociado a una anomalía de la maduración cerebral de origen genético.
Entre 1979 y 1985 el equipo de Galaburda examino cerebros de 8 disléxicos fallecidos y descubrieron múltiples pequeñas malformaciones, las más evidentes llamadas “ectopias” (cúmulo de neuronas situadas en una posición aberrante debido, a un error en la migración neuronal de la corteza, un proceso que ocurre durante la maduración prenatal del cerebro).

Otra hipótesis catalogaba a la dislexia
como consecuencia de una falta de lateralización del lenguaje, y la falta de asimetría del plano temporal en los cerebros de la mayor parte de los disléxicos
. Una de las hipótesis más clásicas es la de Geschwind que proponía que la asociación entre zurdería, dislexia y enfermedad autoinmune es debida a la secreción de testosterona durante el desarrollo, la testosterona enlentece el crecimiento de regiones específicas del hemisferio izquierdo, también, afecta el desarrollo de la glándula timo. Así pues,
la dislexia se diagnostica más en hombres, en zurdos o ambidiestros y en niños con problemas autoinmunes.
Fuentes consultadas
Aceña, P, J. M. (1989). Cerebro y lenguaje: esbozo de una clasificación de los trastornos del lenguaje. Revistas Científicas Complutenses. Vol. 1. Pp. 13-23.
Apuntes Neuroanatomía-UFRO. (s.f.). Facultad de Medicina Universidad de la Frontera. Disponible en: http://www.med.ufro.cl/Recursos/neuroanatomia/archivos/fono_centros_archivos/Page514.htm
Dislexia. (2011) Las palabras confusas. Una mirada a la ciencia. UNAM, México. Disponible en: http://www.unamiradaalaciencia.unam.mx/download/pdf_prensa/unamirada_306.pdf
Castaño, J. (2003). Bases Neurológicas del Lenguaje y sus Alteraciones. Revista de Neurología. 36. (8). Pp. 781-785.
Bernárdez, E. (1999). Capítulo 11. Lenguaje y Cerebro. ¿Qué son las lenguas? Alianza Editorial.
Bruna, O. & Mataró M. (Eds.), Neuropsicología del lenguaje (pp. 49-73 y 79-93). Barcelona: Masson.
Bruna, O. & Suhevic, N. (2004). Afasias, alexias, agrafias, acalculias y trastornos relacionados. En C. Junqué.
Enríquez, D. (Inédito). Las neurociencias y su relación en los procesos psicológicos de pensamiento y lenguaje. Material elaborado para la Unidad III del curso del Campo Aplicado de las Neurociencias del Comportamiento. FES Iztacala. SUAED. Psicología.
Melo, A. (2010). Cerebro, mente y conciencia. Un enfoque multidisciplinario. Disponible en: http://books.google.com.mx/books?id=DIZGAgAAQBAJ&pg=PA160&lpg=PA160&dq=tsunoda+lenguaje&source=bl&ots=9UGQxdodxO&sig=np7paSQoFtHaVSgA94qAmTMmp60&hl=es-419&sa=X&ei=vXA1VJSTKoqnyATXo4CYDg&ved=0CCEQ6AEwAQ#v=onepage&q=tsunoda%20lenguaje&f=true
Neuropsicología clínica y cognoscitiva. Capítulo 5. Alexias, (s/f) Repositorio Institucional, Universidad Nacional de Colombia, Disponible en: http://www.bdigital.unal.edu.co/1511/7/06CAPI05.pdf
Reynoso-Alcántara, V. (s.f). Introducción al estudio del lenguaje. Manuscrito inédito.
Sánchez-Martínez, G. L. (s.f). Lenguaje. Manuscrito inédito.
Vendrell, J. (2001) Las afasias: semiología y tipos clínicos. Recuperado de: http://ardilladigital.com/DOCUMENTOS/EDUCACION%20ESPECIAL/LOGOPEDIA/TRASTORNOS%20LENGUAJE/AFASIAS/Las%20afasias%20-%20semiologia%20y%20tipos%20clinicos%20-%20Vendrell%20-%20art.pdf
Full transcript