Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

LT moda

No description
by

andrea menendez

on 4 June 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LT moda

Siglo XVIII A través del Siglo XVIII encontramos una evolución en la vestimenta que estuvo marcada por dos estilos muy particulares, el Rococó, hasta el momento de la Revolución Francesa y el estilo Neoclásico, posterior a la Revolución y transición con el siglo XIX.

Durante los primeros años del siglo, la abundancia y las diferencias de clases estaban muy definidas por el estilo de vestimenta que las personas portaban. Estilo Rococó: Distintivo por su fantasía, asimetría, sus finos detalles y su ligereza; su vistosa belleza estaba acentuada por el uso de sus tejidos.

Materiales: Telas de satén, atlas, brocados, encajes y sedas.

Estilos más representativos de la época:
Robe volante (1700-1760): Vestido que marcó la transición de la Mantua de finales del Siglo XVII. Consistía en un corpiño con grandes pliegues en la espalda, ajustados por un corsé.

Robe à la française (1760-1775): Representó el traje de etiqueta para la corte francesa hasta la revolución. Estaba constituido por un corsé triangular muy ajustado que se fijaba a una falda puesta sobre otra falda, que a la vez iban colocadas sobre una armazón que daba volumen a las caderas denominado pannier. Madame de Pompadour, fue la representante más famosa de este vestido. 1776-1789 Robe à l’Polonaise (1776-1779): Tuvo su origen en los cómodos y rústicos trajes usados por las campesinas. La principal característica de este traje era una sobrefalda que podía ser remangada mediante pequeños cordones que se tiraban para formar vistosos pliegues. Este vestido estuvo de moda durante el reinado del Carlos III en España.

Robe à l'Anglaise (1780-1789): Al igual que su predecesor, el Mantua, del cual evolucionó, la parte trasera del vestido mostraba pliegues desde el hombro, cosido muy ceñido al cuerpo hasta que se ampliaba en la falda. El vestido estaba abierto en el frente, para revelar un fondo combinado o contrastante y destacados mangas hasta el codo, cuyas obras finalizaban con distintos adornos llamados engageantes.

La máxima representante del estilo rococó fue: Maria Antonieta, archiduquesa de Austria y reina consorte de Francia y Navarra. 1700-1775 Robe Volante Mantua Robe à la française Robe à l’Polonaise Robe à l'Anglaise Estilo Neoclásico: En 1789, la Revolución Francesa produjo un cambio en la estética de la moda, como propaganda ideológica de la nueva era. Aquellos que continuaban vistiendo ropas de seda extravagante y de colores vivos eran considerados anti-revolucionarios. Al morir el rey, la corte desapareció, lo cual generó que la burguesía se convirtiera en los nuevos ''dueños'' de la moda. Su simplicidad marcaba un fuerte contraste con los elaborados vestidos rococó de la época anterior.

Estilos más representativos de la época:
Robe en Chemise: El vestido camisa con cintura alta, talle y falda en una sola pieza tenían una línea clara y tubular. En su mayoría hecho por algodón.

Vestido de batista blanca: Después de la Revolución Francesa, el vestido buscó inspiración en el mundo greco-romano. Este vestido constaba de un bordado con lentejuelas doradas, y cadente verde de tema floral.

Vestido vaquero a la inglesa: Vestido de seda amarilla labrada en dos tonos, con escote redondo, mangas cortas y estrechas. Estaba ceñido por atrás, siguiendo el estilo del Robe à l'Anglaise. En España se conoció como el vaquero a la inglesa, este estilo es muy similar al que portó la infanta Maria Teresa de Borbón en el retrato que realizó Francisco de Goya en 1784. 1795-1820 Maria Antonieta Siglo XIX El Siglo XIX marcó una nueva era para la moda, así como el nacimiento del lujo mercantil, ya que ahora no eran los aristócratas sino la burguesía quienes ya podían acceder a todo esto. Las formas básicas de vestir mantuvieron la esencia del siglo anterior, pero la ornamentación dejó de ser tan exagerada y los diseños se volvieron más sencillos.

Tres son los estilos representativos de este periodo: El estilo miriñaque, durante la primera mitad del siglo; El estilo polisón, durante la segunda mitad y La belle epoque, la transición entre el siglo XIX y el XX. El estilo Miriñaque: Gracias a la invención de nuevos materiales, apareció el miriñaque o enagua con aros. En la década de 1840 el término “miriñaque” o “crinolina” se refería a las enaguas hechas de crin de caballo tejido con lino resistente. Con la llegada del miriñaque, las faldas se hicieron extremadamente anchas. El desarrollo del cable de acero, los importantes avances de la industria textil y el uso práctico de máquinas de coser facilitaban que los miriñaques pudieran ser todavía más grandes. La continuada mejora de telares y tintes hizo posible una amplia variedad y cantidad de materiales para faldas.

Materiales: Tela rígida con trama de crín, algodón y lino. 1820-1850 Robe en Chemise Vestido de Batista Blanca Vaquero a la Inglesa Maria Teresa de Borbón por Goya Carlota de México Vivien Leigh
en
Lo que el viento lo llevo Estructura El estilo Polisón: A partir de mediados del Siglo XIX la mayoría de los vestidos constaban de dos piezas separadas, un corpiño y una falda, a medida que transcurrían los años, se incrementó el uso de ornamentos y detalles, añadiéndose complicados adornos a cada uno de los pliegues de la vestimenta. Como resultado, la silueta natural de la mujer desaparecía debajo de las telas y los encajes.

A partir de la década de 1860, las faldas perdieron volumen en su diámetro total, la parte delantera quedó plana y la posterior ganó en grandeza gracias al apoyo de una prenda interior llamada polisón. El polisón era una almohadilla colocada sobre el trasero, para realzarlo. Las faldas y las sobrefaldas se solían recoger y llenar de vuelos y encajes en forma de cascada. Con solo unos pequeños cambios en los detalles, el estilo polisón continuó hasta los años 90 de este siglo. 1850-1899 Estructura Diseños 1870-1914 La Belle Epoque: Periodo en Europa, caracterizado por la elegancia el refinamiento y el optimismo, los patrones que regían la moda eran estéticos, siendo secundaria la comodidad y el bienestar físico de la mujer. La moda femenina fue incómoda a consecuencia del uso del corsé, que apretaba todos los órganos internos.

Francia renovó su dominio de la alta costura de la industria en los años 1860-1960 a través del establecimiento de las grandes casas de alta costura, la prensa de moda (Vogue fue fundada en 1892) y los desfiles de moda. La primer casa de modas es generalmente considerada como la obra del inglés Charles Frederick Worth, que dominó la industria desde 1858 hasta 1895. A finales del siglo XIX la industria se expandió a través de diversas casas de moda de París como la casa de Jacques Doucet (fundada en 1871), Rouff (fundada en 1884), Jeanne Paquin (fundada en 1891, se formó en Rouff y fue la primera mujer en abrir su propia casa de moda), las Soeurs Callot (fundada en 1895 y operado por cuatro hermanas) La Historia de la Moda Linea del Tiempo
Por: Andrea Menéndez Gil Charles Frederick Worth 1865 De nacionalidad inglesa, Worth es considerado el padre de la Alta Costura debido a que fue el primer modista con nombre propio en la historia de la moda, que desde 1865 consigue crear una moda de autor. La inteligencia de Worth fue proponer a sus clientas modelos acabados (en lugar de esperar sus ordenes y ejecutarlas). Fue también el inventor de la “marca” entendida como la etiqueta cosida en la parte interior de las prendas. Todo ello le convirtió en el primer “creador” e incluso impuso su visión a la Emperatriz Eugenia de Montijo. Fue el pionero de las semanas de la moda, al crear los desfiles de moda para presentar sus colecciones. Al principio sólo una vez al año, posteriormente en dos: primavera/verano y otoño/inverno; no sólo se preocupaba por sus creaciones sino también por el peinado, los accesorios y las joyas para cada vestido, de forma que enseñó sutilmente a su clientela a combinar los conjuntos de manera armoniosa.

Las líneas de Worth eran sencillas, redujo la crinolina, de modo que la falda caía plana por la parte delantera y recogió el exceso de tela por detrás. Sus materiales predilectos eran telas de lino, terciopelo y lana. Los colores eran pasteles claros o apagados como el rosa, azul o malva. Estos vestidos se engalanaban con galones, cintas, lazos y volantes. Para la noche se recurría a la seda, las puntillas, la muselina, el tul, el crespón de China o el satén entre otros. Los trajes presentaban ricos adornos y generosos escotes. Eran imprescindibles los guantes largos para "vestir los brazos" y para que no se vieran las manos desnudas. Charles Frederick Worth Siglo XX Primera edición de Vogue La Belle Epoque La nueva era de la moda comienza en 1900 con la llamada silueta S, debido al corsé que empujaba los pechos hacia arriba, estrechando la cintura y sus faldas ajustadas a la cadera ensanchándolas en forma de campana al llegar al suelo.

En el mundo laboral se empieza a incorporar los trajes sastre y el corte con influencia masculina para las mujeres. Los vestidos eran largos, cubrían los zapatos, las plumas y los encajes hacían furor, destacando los grandes sombreros con infinidad de adornos y ornamentos. La moda prácticamente solo fue seguida por las clases altas y medias. En 1908, la silueta fue mucho más recta, sin marcar tanto la cintura y se produjo una oleada de orientalismo debido a los diseños de Paul Poiret y los ballets rusos. 1914-1919 Paul Poiret Fue un modisto francés, cuyas contribuciones a la moda del siglo XX han sido comparadas a las de Picasso en el arte. Se dice que Poiret liberó a la mujer del corset y fue llamado "El rey de la moda". Después de haber trabajado en la casa de modas parisina de Charles Frederick Worth, Poiret inauguró su propia firma en 1902. En el año de 1908 reavivó el estilo Imperio, que fue popular en Francia durante el régimen de Napoleón Bonaparte.

Gracias a sus múltiples viajes, conoció y se enamoró del ballet ruso, lo que inspiró sus diseños y aparecieron los abrigos con caftanes, los turbantes y las plumas de adorno. Sus vestidos eran los favoritos de Isadora Duncan y Mata Hari. La Primera Guerra Mundial (1914-1918), desmanteló de forma rápida y completa los antiguos sistemas y valores sociales. A medida que las mujeres salían del hogar para participar plenamente en todas las actividades, rechazaron el corsé y buscaron prendas más funcionales.Los diseñadores de alta costura pusieron especial empeño en crear nuevos tipos de indumentaria.

A medida que corría el primer tercio del Siglo XX, la imagen femenina cambiaba de manera significativa. Los peinados pasaron a un corte suelto, el largo de la falda se acortó desde el tobillo a la rodilla. Las mujeres al buscar un estilo cómodo, juvenil, sin realce del busto o la cintura, comenzaron a vestirse como chicos, así la novela La Garçonne de Víctor Margueritte ofreció la imagen simbólica a la que aspiraban las mujeres del momento.

El peinado corto, con un ajustado sombrero campana y un vestido suelto de cintura baja, con la falda hasta la rodilla, caracterizó el estilo garçonne. La extremada simplicidad del corte del vestido se complementada con adornos bordados de lentejuelas, boas de plumas y otros accesorios. La ropa ya sólo interior consistía en bragas, sujetador, camisola y medias color carne. Paul Poiret Diseño Sus diseños 1908 1920-1929 En 1920, posterior a la primer guerra mundial, la ropa comenzó a ser mucho más práctica. Nuevamente vuelve a cambiar la silueta, descendiendo la cintura a su posición anatómica, marcando el talle y ensanchando los hombros. Se popularizaba el traje de chaqueta para calle y para las fiestas se elegían los vestidos con grandes escotes en la espalda así como abrigos largos con pieles. En esta década se destacan las faldas cortas. Desaparecen los sombreros y se vuelven a dejar crecer el pelo.

En esta década las mujeres cambiaron su aspecto blanco por la apariencia natural del polvo facial rosado, creado por la cosmetóloga polaca Helena Rubinstein. Los años 20 fue una de las más revolucionarias del siglo XX. Las mujeres, a las cuales llamaron ''Flappers'', se destaparon y comenzaron a beber y a fumar en público; lucían fatales de boca roja, cabello corto y ojos pintados con sombras oscuras y bailaban jazz hasta el amanecer. Esta fue, probablemente, la década más atrevida y transgresora. Fue una época de cambio radical que afectó todos los aspectos culturales y que repercutió con fuerza en la moda. Flappers Coco Chanel 1924 Mariano Fortuny 1907 Proveniente de España, Fortuny fue pintor, fotógrafo, diseñador textil, diseñador de moda y escenógrafo y una de las mentes más creativas de principios del siglo XX. Consiguió crear el único vestido que se ha ganado un sitio en la historia: el Delfos, un traje de seda plisada inspirado en los chitones de la Antigua Grecia. Como el chitón, caía desde los hombros hasta los pies sin costuras que le dieran forma, relleno o tela recogida.

El modelo, creado en 1907 fue calificado de inmediato por los entendidos de obra de arte. El Delfos era un vestido, que sin mostrar nada, tampoco lo escondía y proporcionaba a la mujer la libertad de movimientos que anhelaba. Así, esta túnica se convirtió en el último grito entre las estrellas de la danza moderna, como Isadora Duncan o Martha Graham. Mariano Fortuny El ''Delfos'' Clarisse Coudert en uno
de sus diseños Gabrielle ''Coco'' Chanel, fue una diseñadora de modas francesa y una de las mayores revolucionarias de la moda de todos los tiempos. Junto con Paul Poiret, Chanel fue acreditada por haber liberado a las mujeres de las limitaciones de la "silueta encorsetada" e imponiendo la moda casual chic, como el patrón femenino en la post-Guerra Mundial era. La guerra de la diseñadora fue liberar a la mujer de su dependencia del hombre. Mademoiselle Coco abrió su negocio gracias a la ayuda económica de sus primeros amantes y encontró su lenguaje y sensacional estilo en el armario masculino. Chanel se apropió de los principios básicos de la elegancia masculina, calidad, comodidad, y proporciones que presentaban, sin exhibirlo, un cuerpo atractivo.

No hay duda que Chanel ha sido la diseñadora más increíble de todos los tiempos. Fundió lo masculino con lo femenino, la dureza con el encanto, la sencillez con el lujo y el ansia de dominio con la sumisión. Su influencia se extendió más allá prendas de alta costura. Su estético diseño se realizó en joyería, bolsos y fragancia. Su olor de la firma, Chanel N5, se ha convertido en un producto emblemático. Coco Chanel Tweed Suit by Chanel 1930-1939 Tras la crisis de 1929, la industria textil introdujo el lino en la moda ya que era muy barato, así como los materiales artificiales como las medias de seda sintética. En 1930 la mujer estaba rodeada de encanto, sensualidad y misterio. Los hombres se morían frente a esta belleza madura de movimientos felinos y mirada dormida y la mujer sacaba provecho de su cuerpo y no lo ocultaba.

Dos mujeres que marcaron esta época fueron:
Elsa Schiaparelli: En 1933 diseñó su primer vestido largo en crespón de China blanco combinado con una chaqueta de frac. Un éxito clamoroso que fue copiado en todo el mundo. La prensa se deshacía en elogios sobre su originalidad y los artistas se dejaban cautivar por su magia y por su uso de los principios surrealistas: el zapato sombrero, los guantes con uñas doradas incorporadas, el vestido "andrajoso" o el bolso de terciopelo negro con forma de teléfono. Elsa, se superaba siempre a sí misma, en sus diseños y presentaciones y desfiles, que se convertían en verdaderos espectáculos teatrales. Su máxima aspiración era causar sensación, por lo que su última colección se llamó precisamente Shocking Elegance (Sorprendente Elegancia) y su perfume más apreciado, cuyo frasco tenía la forma de un torso femenino, fue bautizado con el nombre de Shocking.

Madeleine Vionnet: Fue la inventora del corte al bies y de hermosos drapeados que hasta hoy en día nadie a conseguido superar. Su vestido de noche color marfil de 1935, se considera una obra maestra, cuya caída perfecta se debe a una única costura, lo que para su creadora constituía el objetivo más elevado. Vionnet estudió el cuerpo femenino como un médico, para de ese modo preservar su belleza natural y obligar al vestido a adaptarse a la silueta. Utilizó tejidos sutiles, como el crespón de seda, la muselina, el terciopelo o el satén. En 1918, su proveedor, creó especialmente para ella un tejido único compuesto por seda y acetato, una de las primeras fibras sintéticas. 1940-1949 Durante del Segunda Guerra Mundial (1939-1945), muchas casas de moda cerraron como sucedió con la Maison Vionnet y la Maison Chanel. La moda de los años 40 fue oscura y se basó en un estilo militar y empezó otra vez el traje de dos piezas y la sencillez de los materiales que trataban de ocultar la escasez con recursos que desataron toda la creatividad en peinados, maquillaje y atuendos como guantes, pañuelos, bolsillos falsos en las chaquetas. París y Londres estaban oprimidos por los nazis y la industria textil y de la moda dejó de ser importante. Por ello, Estados Unidos tuvo la necesidad de crear su propia moda.

Claire McCardell, Anne Klein, y Cashin formaron el trío fantástico de las mujeres que sentaron las bases de la ropa deportiva estadounidense. En los años de la guerra, el zoot suit (y en Francia el traje zazou) llegó a ser popular entre los hombres jóvenes. Muchas actrices de la época, como Rita Hayworth, Katharine Hepburn y Marlene Dietrich, tuvieron un impacto significativo en la moda popular. Asimismo, es importante mencionar que fue en 1945 cuando la revista Elle se fundó. Christian Dior 1947 Christian Dior, fue un influyente diseñador de modas Francés, cuya genealidad se compara a la que en su tiempo demostró Gabrielle ''Coco'' Chanel. Su primer éxito fue el traje sastre ''pata de gallo'', el cual inventó previamente a la Segunda Guerra Mundial pero no tuvo tiempo de disfrutarlo. Durante los guerra sufrió hambre y miseria, fue en 1946 que el empresario textil más prominente de la época, Marcel Boussac, con su buen olfato intuyó su éxito y le propuso asociarse y abrir la Maison Dior en el número 30 de la avenida Monantaigne. Y fue un año después, en 1947, cuando lanzó su colección llamada ''Línea Corola'', a la que Carmel Snow, redactor de Harpe's Bazaar, rebautizó como el famoso ''New Look''. La colección contenía vestidos con cinturas diminutas, pecho redondo, opulento y alto, hombros estrechos, cintura de avispa t visión insinuante de las piernas cubiertas con faldas de vuelo y a no más de 40 centímetros del piso. El uso extravagante de la tela y la elegancia femenina de los diseños recurrió en gran medida a una clientela de la posguerra.ºEn esa misma época lanzó Miss Dior, su primer, perfume, dedicado a su hermana Catherine, que había estado dos años en un campo de concentarción alemán del que fue liberada en 1945. Fue un éxito rotundo y después vinieron muchos más como: Diorissimo, Dolce Vita, Diorama, Dune, entre otros. El gran mérito del ''New Look'' fue esa opulencia incongruente con la desoladora posguerra, que devolvió a París su fama de ''Capital de la moda''. Cristobal Balenciaga 1950-1959 Definitivamente el ''New Look'' de Christian Dior, fue el estilo más icónico de esta década. Asimismo, el diseñador español Balenciaga marcó esta época y Coco Chanel hizo su reaparición en 1954, con su legendario ''tweed suit''. Otras de las tendencias observadas en la década son el resultado del desarrollo de nuevos tejidos sintéticos. Algunas de estas telas son el nylon y orlon, dacron, acrílico, poliéster, triacetato y spandex. Estos nuevos tejidos funcionaron bien con el ascendente estilo de vida suburbano. Los adolescentes fueron una fuerza impulsora detrás de la moda en la década de 1950, lo cual lo convirtió en un importante nicho de mercado. Asimismo, la influencia del cine norteamericano y la televisión trajo muchas nuevas ideas de moda para las masas e impulsó a muchos jóvenes a copiar la moda de sus estrellas de cine favoritas.

Dentro de las grandes celebridades de este periodo fueron: Audrey Hepburn, Marilyn Monroe, Marlon Brandon, Grace Kelly, James Dean, Elizabeth Taylor, Sophia Loren y Elvis Presley. Hubert de Givenchy Conde Hubert James Marcel Taffin de Givenchy fue un aristócrata francés y diseñador de modas que fundó La Maison Givenchy en 1952. Su trayectoria de modista se inició en las casas de Lucie Lelong, Jaques Fath y Elsa Schiaparelli. Fue gran amigo de Cristobal Balenciaga y se le considera como su sucesor indiscutible. Fue famoso y muy reconocido por haber diseñado la mayor parte del guardarropa personal y profesional de Audrey Hepburn, así como ropa para clientes de la talla de Jacqueline Kennedy, Gloria Guiness, La Duquesa de Windsor, Greta Garbo, entre otras. Elsa Schiaparelli Corte al Bies por Vionett Zoot Suit Traje Zazou Portada Elle, diciembre 1945 ''New Look'' Christian Dior 1954 Cristobal Balenciaga, más conocido simplemente como Balenciaga, fue un prestigioso diseñador de modas español, considerado uno de los creadores más importantes de la alta costura, que desempeñó su trabajo principalmente en la ciudad de París durante más de tres décadas. Anteriormente tuvo una formación de sastre y diversas marcas propias en España. Contemporáneo de Coco Chanel y Christian Dior, es el modisto de alta costura español más importante de la historia. Impuso un estilo totalmente innovador presentando una línea de hombros caídos, cintura pinzada y caderas redondas. Es a partir de los años 50 cuando empieza a ser reconocido y despliega toda su creatividad. Al contrario de muchos diseñadores, que abocetaban sus creaciones pero no las confeccionaban, Cristóbal Balenciaga tuvo un pleno dominio de la costura y del manejo de tejidos. Coco Chanel llegó a afirmar: Es el único de nosotros que es un verdadero 'couturier'. Sus materiales predilectos eran los tejidos con peso, que se enriquecían con bordados a mano, lentejuelas o pedrería, el plástico transparente y los animal prints. Destacan los vestidos negros, los abrigos cuadrados sin cuello ni botones, la manga japonesa, el vestido túnica o los impermeables transparentes. Balenciaga era capaz de montar un vestido con un paño de tela, sin apenas cortes ni costuras, en poquísimo tiempo. Su habilidad en crear volúmenes y formas fue asombrosa; daba a las prendas un acabado perfecto, casi escultórico, encubriendo todas las botonaduras y puntadas de hilo. Su nivel de exigencia le llevaba a desarmar un vestido entero si no quedaba a su plena satisfacción. Entre sus colaboradores estan Emanuel ungaro, Andres Courregés y Hubert de Givenchy, del que hizo su gran amigo y al que es considerado como su más digno sucesor. Cristobal Balenciaga Audrey Hepburn en ''Sabrina'' (1954) Marilyn Monroe en ''The seven year itch'' (1955) 1960-1969 La década de 1960 ofreció un número de diversas tendencias. Fue una década que rompió muchas tradiciones de la moda, lo que refleja los movimientos sociales durante la época. A mitad de la década prendas como, culottes, botas a go-go y vestidos de PVC en forma de caja eran populares. El bikini fue muy popular, ya que se puso de moda en 1963.
Mary Quant inventó la minifalda y Jackie Kennedy introdujo el ''Pillbox Hat'', el cual fue muy popula y Jane Birkin, fue un icono de la moda ''effortless'' inspirando posteriormente a Jean-Louis Dumas a crear la exclusiva Hermès Birkin Bag. Las pestañas falsas fueron usadas por las mujeres a lo largo de esta época y sus peinados eran una variedad en longitudes y estilos. Las personas se vestían con estampados psicodélicos, resaltando colores y patrones coincidentes. El movimiento hippie a finales de la década también ejerció una fuerte influencia en los estilos de ropa de las señoras, incluyendo los vaqueros acampanados, tie-dye y telas de batik, como así como estampados paisley. Yves Saint Laurent 1964 Yves Henry Donat Dave Mathieu Saint Laurent nació en Orán, Argelia, el 1 de agosto de 1936 y murió en Paris el 1 de junio del 2008, a los 71 años. A una edad temprana comenzó a picar piedra en el mundo de la moda, pero fue hasta 1954 que entró a trabajar para Christian Dior con quien tuvo una entrañable relación y hasta lo llamaba ''Mi principe''. Tres años más tarde, en 1957 ante el asombro propio y el de sus colaboradores, el aún joven Christian Dior, lo nombró ''chief designer''. En 1960, fue llamado para pelear en la Guerra de Independecia de Argelia y a su regresó se encontró que Marcel Boussac, director comercial, había colocado a Marc Bohan como el nuevo director de la Maison Dior. Y fue en 1961 que abrió su Maison Yves Saint Laurent y lo demás sigue siendo historia. Una nueva década, con los años 80 llegaron los volúmenes, los colores, las formas geométricas y estampadas y las exuberancias, piezas clave para vestir a la última. Looks muy estructurados y atrevidos, los personajes de la década fueron Madonna y Michael Jackson que no sólo marcaron tendencia en la música sino también en la moda de la ropa. Los tonos neón y las joyas ostentosas no podían faltar. Así como en la década pasada, una película, en esta ocasión Flashdance de 1983, inmortalizó la moda de este periodo. Existieron diversos estilos dentro de estos años como lo fueron ''el new romantic'', ''valley girl'', ''los leotardos'', ''el miami vice look y ''el preppy look''. Los grandes diseñadores que marcaron la época fueron: Oscar de la Renta, Jean Paul Gaultier, Valentino Garavani, Giorgio Armani, Ralph Lauren y Calvin Klein. 1970-1979 La moda la década de 1970, comenzó con la continuación de las mini faldas, pantalones acampanados y el look andrógino hippie de finales de 1960, que fue fuertemente caracterizado por distintas tendencias que han dejado una imagen indeleble de la década en la cultura popular. Estas tendencias incluyen zapatos de plataforma, que a menudo tenían suelas dos a cuatro pulgadas de espesor. Tanto hombres como mujeres las usaban. Los pantalones vaqueros y pantalones acampanados eran otro de los ejes de la moda para ambos sexos en la mayor parte de la década y este estilo ha sido inmortalizado en la película de 1977 Saturday Night Fever, protagonizada por John Travolta. El "Disco Look", que estaba compuesto portrajes de tres piezas para hombres y el famoso ''Jersey Wrap Dress'' para las muejeres de Diane Von Fürstenberg. Esta moda duró hasta que fue sustituida gradualmente por la moda punk y los pantalones de pitillo. Una gran representante de este periodo fue la diseñadora inglesa Vivienne Westwood. The Opera Glove by Balenciaga Hubert de Givenchy Audrey Hepburn en Givenchy
para Breakfast at Tiffany's The Beatles ejercieron una gran influencia en la moda y peinados de los hombres jóvenes en la década de 1960. Jackie Kennedy con el famoso ''Pillbox hat'' Jane Birkin en un minidress Yves Saint Laurent Mondrian' day dress John Travolta Diane von Fürstenberg
en su Jersey Wrap Dress Vivienne Westwood 2000-2013 1990-1999 La década de 1990 fue el inicio de un cambio radical en la moda, generalmente se refiere a este periodo como ''la década de la moda perdida'' por aquello de que las tendencias que salpicaban este periodo fueron una mezcla ecléctica de influencias de los años 1960, 1970 y 1980 y la combinación de estilos. Las tendencias de la moda a finales de 1980 prorrogados en la nueva década, ya que las mujeres continuaron llevando leggings aeróbicos y revolver-ups en colores fluorescentes brillantes, pantalones vaqueros azules a juego con chaquetas de mezclilla de lavado con ácido, vestidos baby doll, más tamaño camisetas, sudaderas y suéteres, con medias más altas se queda atrás-tops y zapatillas keds. Los años 1960 y 1970 estilos se reavivaron a mediados de los años 90 con la moda teniendo en vestidos hippies estilo floral, flores faldas hasta el suelo, blusas de encaje, blusas gitanas y los zapatos de tacón de cuña. Otra tendencia que se inició en los años 80 es el pantalón Z Cavaricci o pantalones de paracaídas, que fueron usados tanto por hombres y mujeres. Este periodo fue también el periodo de las supermodelos que incluyó a Linda Evangelista, Cindy Crawford, Naomi Campbell, Eva Herzigova, Nadja Auermann, Christy Turlington, Kate Moss, Tyra Banks, entre otras.
Jean Paul Gaultier se encargó de diseñar toda la vestimente de Madonna durante estos años. 1980-1989 Madonna Diseño de Armani Michael Jackson Grunge look de los 90 Las verdaderas supermodelos Siglo XXI Después de años de evolución, hoy es posible tener acceso a la moda de forma rápida y práctica gracias a la nueva tecnología. Casas de moda de siglos pasados, siguen presentes en nuestros tiempos marcando e imponiendo tendencias. Como lo son: Louis Vuitton, Chanel, Gucci, Valentino, Balenciaga entre muchos otros. Karl Lagerfeld: Chanel Riccardo Tisci: Givenchy Alber Elbaz: Lanvin John Galliano: Christian Dior (2011) Marc Jacobs: Louis Vuitton El siglo XXI se ha visto influenciado por grandes personalidades que han continuado el legado de los pioneros de la moda. Los nombrados a continuación son los personajes más importantes de nuestra época actual. Nicolas Ghesquière: Balenciaga
Full transcript