Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

MODULO 4: SEGURIDAD CIUDADANA

No description
by

Hernan Cepeda

on 16 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of MODULO 4: SEGURIDAD CIUDADANA

MODULO 4
ACCIONES E INTERVENCIONES PARA LA DESACTIVACIÓN DE LAS VIOLENCIAS JUVENILES CAPÍTULO 1
1. PRESENTACIÓN
1.1 INTRODUCCIÓN
El presente módulo aborda una temática de gran actualidad en nuestros países latinoamericanos, la emergencia de las denominadas “bandas” o “pandillas juveniles”. En ese sentido, resulta indispensable avanzar en dos direcciones: por una parte, en la prevención de situaciones de violencia que involucren a jóvenes, y en la desactivación de las violencias ya existentes. Es por ello que apostaremos al trabajo colectivo, al intercambio de experiencias y a la discusión plural, ya que entendemos que la búsqueda y la implementación de soluciones le competen a la sociedad en su conjunto y de ninguna manera pueden ser entendidas como tareas exclusivas de las fuerzas de seguridad. 1.2 OBJETIVOS
Al concluir este módulo, estará en condiciones de:
• Analizar conceptual e históricamente el fenómeno social denominado “Pandillas Juveniles” y revisar los diversos contextos que favorecen su emergencia.
• Revisar algunas experiencias innovadoras de intervención con jóvenes vinculados a pandillas
y organizaciones de la calle.
• Reconocer los alcances, limitaciones y perspectivas de los diversos enfoques que han
orientado la acción estatal en lo referente a las violencias juveniles. 1.3 PLAN DEL MÓDULO
El módulo está integrado por cuatro capítulos, el primero es una síntesis del tema a tratar.
En el segundo, se propone una discusión encaminada a la redefinición del concepto de violencia El tercer capítulo es un análisis de las formas, a partir de las cuales han sido pensadas las denominadas pandillas juveniles. Para concluir en el cuarto capítulo, se pondrán a consideración algunas experiencias innovadoras en desactivación de violencias juveniles que se están implementando en el país y en el extranjero. CAPÍTULO 2
2. ANÁLISIS CONCEPTUAL: LA VIOLENCIA COMO FENÓMENO SOCIAL
2.1 REDEFINICIÓN DE VIOLENCIA Es importante destacar que la violencia emerge, con distintas intensidades y proporciones, en los espacios de la vida cotidiana. Esta reflexión nos resulta de gran utilidad para reconocer la existencia de un conjunto de escenarios marcados por múltiples conflictos sociales, culturales y políticos activados, entre otras condiciones por la presencia de mecanismos de exclusión económica y simbólica de
amplios sectores de la población. Es decir, no podemos ignorar las estrechas vinculaciones que existen entre violencia y conflictividad social. Así, la violencia puede ser entendida como una consecuencia del empobrecimiento, el abandono y la privatización de los espacios públicos, con la consiguiente pérdida de posibilidades para el encuentro y el intercambio. En este sentido, hemos señalado que en nuestras ciudades,
especialmente en las zonas urbano-marginales, los pobladores no cuentan con espacios ni con actividades deportivas,culturales y sociales de libre acceso y participación. Una de las cuestiones que se desprenden de las aproximaciones que hemos realizado a la violencia, tiene que ver con la intolerancia hacia la diferencia. (cultural, étnico-racial, económica, etc.), que caracteriza a las sociedades desiguales. Un mecanismo importante de exclusión de las personas diferentes es el estereotipo. Es importante, por ello, analizar de qué maneras el estereotipo es una forma de ejercer violencia que tiene funciones específicas:
• Naturalizar y fijar la diferencia.
• Separar lo normal y lo anormal; lo aceptable de lo inaceptable.
• Expeler lo que no calza.
• Expulsar lo intolerable. A partir de estas ideas, es posible reconocer que, desde el sentido común, la violencia juvenil ha sido concebida como algo cierto, gratuito y “natural”, y no como consecuencia de las condiciones generales problemáticas que hemos procurado analizar. 2.2 DOS PROPUESTAS PARA REPENSAR LAS VIOLENCIAS


1) Renunciar a una concepción esterotipada que conduzca a definir la violencia como real,
o como manifestación de lo “anormal” a consecuencia de la desviación social y, más bien,
preguntarse a fondo por las condiciones que generan conflictividad, antagonismo o disenso.


2) Reflexionar las violencias partiendo de la constatación de que existen diferentes expresiones
y contextos violentos, que tornan impracticable el poder reconocer claramente entre víctimas
y victimarios. 2.3 EL CARÁCTER MULTICAUSAL DE LA VIOLENCIA JUVENIL


En un conjunto de investigaciones de campo realizadas en varias ciudades ecuatorianas
y europeas, el Director de este Proyecto, Mauro Cerbino, había indagado previamente en
la estructura y en las prácticas de agrupaciones juveniles denominadas pandillas, a fin de
descifrar las condiciones sociales y culturales que estructuran los imaginarios de las violencias
juveniles. En esta búsqueda, se procuró renunciar a una concepción estereotipada que conduzca
a definir la violencia como fáctica o como manifestación de lo anormal a consecuencia
de la desviación social y más bien preguntarse a fondo por las condiciones que generan
conflictividad, antagonismo y disenso. Una de las condiciones generadoras de conflicto, entre lo que podríamos denominar el mundo adulto y los jóvenes, es la carencia de espacios institucionales en los cuales los jóvenes puedan participar y aportar a la toma de decisiones que les afectan:
Las instancias formales de protagonismo, participación y decisión juvenil, que viabilicen la acción y gestión de los jóvenes, frente a los temas que les preocupan, son inexistentes.
La creciente inadecuación de instituciones entendidas como ámbitos naturales de la juventud–la escuela es un caso paradigmático- para contener las nuevas expresiones y demandas juveniles. Este distanciamiento se ha traducido, por una parte, en un fuerte incremento de la deserción escolar. Por otra parte, ha dado lugar a la puesta en marcha de iniciativas institucionales que privilegian mantener la concurrencia y la presencia de los jóvenes en las aulas,en desmedro de las actividades directamente relacionadas con la enseñanza y el aprendizaje. Es preciso señalar que la pérdida de especificidad de las instituciones educativas, se relaciona de manera directa con la escasa valoración que le otorgan los jóvenes a la educación media, al no reconocer al colegio como un espacio que les proporcione conocimientos útiles para mejorar sus condiciones de vida.
El colegio se constituye en un espacio de socialización juvenil de tipo conflictivo; es decir,de encuentros y desencuentros. Sin embargo, la escuela no es un espacio que provoque o pueda provocar automáticamente la constitución de pandillas. No obstante, cabe señalar que la institución escolar no ha sabido renovarse ni constituirse en un espacio que posibilite la expresión juvenil. Destacamos, además, en el marco de sociedades profundamente desiguales como
la ecuatoriana, la falta de respuestas institucionales y la ausencia de políticas públicas
específicamente orientadas a atender las demandas y necesidades de los jóvenes
pertenecientes a los sectores más precarizados, unidas a la implementación de políticas
de ajuste neoliberal, han contribuido a fortalecer la faceta represiva del Estado, en lo que
respecta a iniciativas, acciones y políticas orientadas hacia al juventud.
El Estado aparece ante los jóvenes pobres, de manera casi exclusiva, bajo la forma de un policía, un guía penitenciario o un maestro, más preocupado por la “disciplina” que por la formación, en tanto que, derechos formalmente reconocidos y garantizados
por el Estado, como la salud, la educación y la justicia, les son negados, postergados o vulnerados por su condición etérea, de clase, de género y de etnia. Davis (1994), ha definido la violencia como “la expresión cotidiana o episódica, criminal,política o cultural de conflictos que la cultura dominante tiende insistentemente a negar”.
Full transcript