Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias

Curso de Marinero de Puente - Módulo de gobierno del buque, servicio de vigía y guardia segura
by

José Gil FANJUL VIÑA

on 18 September 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias

Principios generales.
Las guardias se llevarán a cabo basándose en los siguientes principios de gestión de los recursos de la cámara de máquinas y del puente:
se garantizará una correcta organización del personal de guardia en función de las situaciones;
al designar al personal de guardia se tendrá en cuenta toda limitación en las cualificaciones o en cualquier otra aptitud del personal;
se establecerá que el personal encargado de la guardia comprende su papel individual, su responsabilidad y su papel como parte del equipo;
tanto el capitán, como el jefe de máquinas y el oficial encargado de los cometidos de guardia realizarán la guardia de forma adecuada, utilizando con la máxima eficacia los recursos disponibles, tales como la información, las instalaciones y equipo y el resto del personal;
el personal encargado de la guardia comprenderá las funciones y el funcionamiento de las instalaciones y el equipo, y estará familiarizado con su manejo;
el personal encargado de la guardia comprenderá la información proporcionada por cada estación/instalación/equipo y el modo de responder a dicha información;
la información procedente de las estaciones/instalaciones/equipo será adecuadamente compartida por todo el personal encargado de la guardia;
el personal encargado de la guardia mantendrá una comunicación fluida en cualquier situación;
el personal encargado de la guardia consultará sin dilación con el capitán/jefe de máquinas/oficial encargado de los cometidos de guardia en caso de duda sobre el procedimiento que debe seguirse en aras de la seguridad. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Información necesaria para realizar una guardia segura.

Guardia en puerto.
En los cambios de guardia en puerto, debe prestarse atención a las amarras de la embarcación, las condiciones meteorológicas, las corrientes reinantes, el estado y condición de la marea, y en el supuesto de que exista, la estiba, el estado de las operaciones de carga y/ o descarga, o las condiciones de embarque o desembarque del pasaje. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Información necesaria para realizar una guardia segura.

Auxiliar al oficial de guardia en la vigilancia nocturna, identificación de otros buques, señales acústicas, etc.
Conocer como desenvolverse en el entorno de aguas restringidas, mediante el conocimiento del sistema de balizamiento.
Comunicar al oficial de guardia la aparición de otros buques, que puedan interferir con la navegación del nuestro, pudiendo indicar la demora o marcación aproximadamente por la que se aproxima la otra embarcación.
Encargarse de las rondas periódicas de seguridad, a bordo, adecuadamente comunicado con el puente.
Colaborar en el control de las acciones destinadas a prevenir la contaminación medioambiental y prevenir esta.
Conocer el funcionamiento y ser capaz de utilizar los sistemas de comunicaciones interiores del barco, así como la utilización del sistema general de alarma del barco.
Estar familiarizado con los procedimientos de uso y los protocolos para el mismo, de los sistemas mencionados en el punto anterior.
Conocer los equipos se supervivencia y salvamento, su utilidad y su utilización; tales como radiobalizas, respondedores radar y radios del SMSSM.
Uso de los equipos de alerta temprana, alarma y emergencia. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Información necesaria para realizar una guardia segura.
Durante el desarrollo de la guardia, se seguirán las rutinas habituales de a bordo, establecidas mediante los procedimientos y protocolos de guardia para el buque, debiendo considerarse para el marinero de guarida funciones tales como:
El gobierno del barco para las diferentes maniobras y cambios de rumbo, durante la navegación, que por su delicadeza, urgencia o complejidad, requieran de un gobierno a mano para mayor precisión y control de los diferentes rumbos y maniobras.
Control periódico y frecuente del gobierno del timón automático, a fin de asegurarnos de su correcto funcionamiento.
Vigilancia del entorno del buque, auxiliando al oficial de guardia en el avistamiento de otras embarcaciones, obstáculos en el mar, la costa, etc.
Identificación de las características de la navegación realizada por otras embarcaciones, a fin de asistir al oficial de guardia en la recopilación de datos para tomar las decisiones mas adecuadas en cuanto a las maniobras a llevar a cabo.
Identificar rumbos, demoras y marcaciones aproximadas de los demás barcos u objetos en su entorno.
Intensificar la guardia en circunstancias de baja visibilidad o mal tiempo. Si fuese necesario se procedería a doblar la guardia con más miembros de la tripulación, con tal de garantizar la seguridad del barco y la navegación.
Auxiliar al oficial de guardia en la vigilancia y control con determinados equipos de ayudas a la navegación, tales como radar, ARPA, AIS, etc. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Procedimiento e información para realizar una guardia segura.
Marinero entrante:
Si es por la noche (serviola), no se comenzará con el proceso de relevo hasta tanto su visión no se haya adaptado a la oscuridad del puente de mando.
Comprobará que el rumbo del barco que se le entrega es a que al que se quiere navegar.
Verificará las diferencias entre el rumbo del magistral y el rumbo del compás de gobierno, para corroborar que coinciden con las que se le entregaron.
Verificará el correcto funcionamiento del piloto automático.
Se cerciorará del correcto funcionamiento de los repetidores del ángulo de metida del timón.
Constatará los parámetros de trabajo del piloto automático. Si es necesario, y la navegación lo permite, hará una pequeña prueba de la respuesta metiendo el timón un par de grados a Br. y a Er., sucesivamente; dejándolo luego correctamente arrumbado.
Si el gobierno es a mano, comprobara el correcto funcionamiento de la rueda del timón o elemento equivalente, haciendo una ligera metida a cada banda para corroborarlo. Siempre que la navegación lo permita. Comprobará y ratificará que el rumbo que se sigue es el ordenado y lo comunicara a la persona al mando de la guardia de mar.
Examinará el entorno de la zona de la navegación del barco, a fin de fijar las posiciones de los demás barcos alrededor, que le hayan podido ser comunicadas por el saliente de guardia.
Controlará con la imagen de la pantalla del radar (ARPA) la coincidencia de los elementos, visualizados en el punto anterior, con los que muestra el radar.
En la primera ronda de seguridad a bordo realizará una comprobación exhaustiva de todo el barco, en términos de seguridad.
Se dará por enterado de todas aquellas instrucciones o indicaciones que haya recibido del saliente de guardia y que habían sido impartidas por la anterior persona al mando de la guardia, con respecto al desarrollo de la misma. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Relevo de la guardia.
El oficial encargado de la guardia de navegación no la entregará al oficial de relevo si existen motivos para pensar que está evidentemente incapacitado para desempeñar con eficacia sus cometidos de guardia, en cuyo caso dará parte al capitán.

El oficial de relevo se asegurará de que todos los miembros de la guardia de relevo están en perfecto estado para cumplir sus cometidos, especialmente por lo que respecta a la adaptación de su visión a las condiciones nocturnas. Los oficiales de relevo no se harán cargo de la guardia hasta que su propia visión se haya adaptado completamente a las condiciones de luminosidad reinantes.

Antes de hacerse cargo de la guardia, los oficiales de relevo comprobarán la situación estimada o verdadera del buque y se cerciorarán de cuáles son la derrota proyectada, el rumbo y la velocidad, y los mandos de los espacios de máquinas sin dotación permanente, según proceda, tomando nota de todo peligro para la navegación que quepa esperar durante su turno de guardia. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Relevo de la guardia.
La explotación de una embarcación con fines comerciales o profesionales lleva aparejada una servidumbre que en muchos casos abarca las veinticuatro horas del día.

Esta disponibilidad significa que deban establecerse turnos de guardia, no sólo durante la navegación, sino también en puerto con objeto de mantener una adecuada vigilancia de las condiciones de atraque o de carga.

La responsabilidad del procedimiento para efectuar el cambio de guardia recae sobre la persona al mando, por lo que es necesario que se imponga un sistema adecuado para efectuar los correspondientes relevos de timoles o serviolas. Un inadecuado cambio de guardia puede acarrear errores en cadena que pueden influir en la seguridad en la navegación. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Servicio de vigía
Al determinar una composición correcta de la guardia de navegación que permita mantener en todo momento un servicio de vigía adecuado, el capitán tendrá en cuenta todos los factores pertinentes y los descritos en el Código, además de los siguientes:
la visibilidad, las condiciones meteorológicas y el estado de la mar;
la densidad del tráfico, así como otras actividades que tengan lugar en la zona en que navega el buque;
la atención necesaria con que debe navegarse dentro o cerca de los dispositivos de separación del tráfico y en otros sistemas de organización del tráfico;
el volumen adicional de trabajo debido a la naturaleza de las funciones del buque, las exigencias operacionales inmediatas y las maniobras previsibles;
la aptitud para el servicio de los miembros de la tripulación que deban estar localizables y vayan a integrar la guardia;
el conocimiento de la competencia profesional de los oficiales y tripulantes del buque y la confianza en ella;
la experiencia de los oficiales de la guardia de navegación y la familiaridad de éstos con el equipo del buque, los procedimientos y la capacidad de maniobra;
las actividades que se desarrollan a bordo del buque en un momento dado, incluidas las relacionadas con las radiocomunicaciones, así como la disponibilidad de personal que preste asistencia de inmediato en el puente en caso necesario;
el estado operacional de los instrumentos y mandos del puente, incluidos los sistemas de alarma;
el control del timón y la hélice y las características de maniobra del buque;
el tamaño del buque y el campo de visión desde el puesto de mando;
la configuración del puente, y en qué medida ésta puede impedir que un miembro de la guardia vea u oiga cualquier hecho exterior; y
cualquier otra norma, procedimiento u orientación pertinentes relacionados con la organización de la guardia y la aptitud para el servicio que haya adoptado la OMI. Guardias en la mar.
Principios generales que procede observar en las guardias. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Normas relativas a las guardias.
Aptitud para el servicio
Las prescripciones relativas a los periodos de descanso que se indican en los párrafos anteriores no habrán de mantenerse durante una emergencia o en otras condiciones operacionales excepcionales.
La asignación de obligaciones, los ejercicios de lucha contra incendios y de botes salvavidas, así como los ejercicios prescritos por las leyes y los reglamentos nacionales y por los instrumentos internacionales se realizarán de manera que causen las mínimas molestias durante los periodos de descanso y no constituyan una causa de fatiga.
Las Administraciones exigirán que los avisos correspondientes a los periodos de guardia se coloquen en lugares fácilmente accesibles. Estos avisos se ajustarán a un formato normalizado y estarán en el idioma o idiomas de trabajo del buque y en inglés. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Normas relativas a las guardias.
Aptitud para el servicio
Las Administraciones tendrán en cuenta los peligros que entraña la fatiga de la gente de mar, especialmente la fatiga de la gente de mar cuyos cometidos están relacionados con el funcionamiento sin riesgos de un buque.
Toda persona a la que se hayan asignado cometidos como oficial encargado de una guardia o como marinero que forme parte de la misma, y el personal al que se asignen cometidos de seguridad, prevención de la contaminación y protección tendrá al menos un periodo de descanso de:
un mínimo de 10 horas de descanso en todo período de 24 horas; y
77 horas en todo periodo de siete días.
Las horas de descanso podrán agruparse en dos periodos como máximo, uno de los cuales habrá de tener un mínimo de seis horas de duración y el intervalo entre dos periodos de descanso consecutivos será, como máximo, de 14 horas. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias
Información necesaria para realizar una guardia segura Módulo de gobierno de un buque, servicio de vigía y guardia segura Entrega y recepción de la guardia.
Es necesaria una adecuada familiarización con el puente de mando y con todo el equipo que en él se encuentra por parte de marinería que ejerza labores de vigilancia.
La evolución tecnológica complica cada día más una adecuada familiarización y conocimiento de los equipos de a bordo, exigiendo una especialización que hasta hace unos años no era necesaria ni requerida.
Las denominadas ayudas a la navegación no deben ser consideradas como equipos que sirvan para bajar la guardia durante los períodos de vigilancia que nos correspondan, sino más bien cómo lo que son, ayudas.
De ahí, la importancia de realizar un correcto relevo de la guardia, comunicando al entrante todas las novedades y acaecimientos dignos de mención, sobre todo aquellos que entrañen una variación en el normal desarrollo de la guardia. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Relevo de la guardia.
Uno de los momentos más delicados, de la guardia de marinería en el puente, es el momento del relevo del personal que la realiza.
El cansancio del personal saliente, los restos del sueño que quedan en el personal entrante, sobre todo en las guardias nocturnas, etc, son causas que generalmente inciden negativamente sobre un traspaso adecuado de la guardia.
Las prisas y faltas de atención son malas consejeras, siendo necesario, por no decir imprescindible, extremar las precauciones en este procedimiento. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Organización de la guardia

Para decidir la composición de la guardia en el puente, de la cual podrán formar parte marineros debidamente cualificados, se tendrán en cuenta, entre otros, los siguientes factores:
la necesidad de que en ningún momento el puente quede sin dotación;
el estado del tiempo, la visibilidad y si hay luz diurna u oscuridad;
la proximidad de peligros para la navegación que puedan obligar al oficial encargado de la guardia a desempeñar cometidos náuticos adicionales;
el uso y el estado de funcionamiento de ayudas náuticas tales como los SIVCE, el radar o los dispositivos electrónicos indicadores de la situación y de todo equipo que pueda afectar a la navegación segura del buque;
si el buque está provisto de piloto automático o no;
si es necesario desempeñar cometidos relacionados con las radiocomunicaciones;
los mandos de los espacios de máquinas sin dotación permanente, las alarmas y los indicadores en el puente, así como los procedimientos para su utilización y limitaciones; y
toda exigencia inusitada que impongan a la guardia de navegación circunstancias operacionales especiales. Guardias en la mar.
Principios generales que procede observar en las guardias. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Servicio de vigía
El oficial encargado de la guardia de navegación podrá actuar como único vigía durante el día, siempre que:
se haya evaluado cuidadosamente la situación y no existan dudas de que la medida es segura;
se hayan tenido plenamente en cuenta todos los factores pertinentes, que incluyen:
las condiciones meteorológicas,
la visibilidad,
la densidad del tráfico,
la proximidad de un peligro para la navegación, y
la atención necesaria cuando se navega dentro o cerca de los dispositivos de separación del tráfico.
se pueda disponer de asistencia inmediata en el puente cuando un cambio de situación lo haga necesario. Guardias en la mar.
Principios generales que procede observar en las guardias. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Servicio de vigía
Se mantendrá un servicio de vigía adecuado que se ajuste a lo dispuesto en la regla 5 del Reglamento internacional para prevenir los abordajes, 1972, enmendado, y que tendrá por objeto:
mantener en todo momento una vigilancia visual y auditiva, utilizando asimismo cualquier otro medio disponible para observar cualquier cambio significativo de las condiciones operacionales;
apreciar cabalmente la situación y los riesgos de abordaje, varada y otros peligros que pueda haber para la navegación; y
detectar la presencia de buques o aeronaves en peligro, náufragos, restos de naufragio, objetos a la deriva y otros riesgos para la seguridad de la navegación.

El vigía estará en condiciones de mantener un servicio adecuado y no asumirá ni se le asignarán otros cometidos que puedan dificultar dicha tarea.

Los cometidos del vigía y del timonel son distintos y no se podrá considerar que este último cumple funciones de vigía mientras gobierna el buque, excepto en los buques pequeños en los que desde el puesto de gobierno se dispone de una visibilidad todo horizonte sin obstáculos y no existen dificultades para la visión nocturna u otro impedimento para mantener un servicio de vigía adecuado. Guardias en la mar.
Principios generales que procede observar en las guardias. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Las Administraciones marítimas señalarán a la atención de las compañías, los capitanes, los jefes de máquinas y el personal de las guardias los siguientes principios que procede observar para garantizar en todo momento guardias seguras:

El capitán de todo buque está obligado a garantizar que se tomen las disposiciones adecuadas para mantener una guardia de navegación o de carga segura.
Durante los periodos en que estén de guardia, y bajo la dirección general del capitán, los oficiales de la guardia de navegación serán responsables de que el buque navegue con seguridad, velando especialmente por que no sufra abordaje ni varada.
El jefe de máquinas de todo buque está obligado a garantizar, consultando con el capitán, que se tomen las disposiciones adecuadas para realizar una guardia de máquinas segura. Guardias en la mar.
Principios generales que procede observar en las guardias. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Normas relativas a las guardias.
Aptitud para el servicio
Cuando un marino deba estar localizable, por ejemplo en el caso de espacios de máquinas sin dotación permanente, disfrutará de un periodo de descanso compensatorio si se le requirió para trabajar durante el periodo normal de descanso.
Las Administraciones exigirán el mantenimiento de registros en los que consten las horas diarias de descanso de la gente de mar en un formato normalizado, en el idioma o idiomas de trabajo del buque y en inglés, a fin de vigilar y verificar el cumplimiento de las disposiciones. Cada marino recibirá una copia de los registros que le correspondan, refrendada por el capitán o por la persona autorizada por éste o por el propio marino.
Nada de lo dispuesto se considerará que menoscaba el derecho del capitán del buque a exigir que un marino cumpla las horas de trabajo que resulten necesarias para garantizar la seguridad inmediata del buque, de las personas a bordo o del cargamento, o con el fin de prestar auxilio a otros buques o personas en peligro en el mar.
Así pues, el capitán podrá suspender el programa correspondiente a las horas de descanso y exigirle a un marino que cumpla todas las horas de trabajo que sean necesarias hasta que se restablezca la normalidad. Una vez normalizada la situación, y en cuanto sea posible, el capitán garantizará que a la gente de mar que haya trabajado durante un periodo programado de descanso se le concede un periodo adecuado de descanso. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Principios generales.
Los procedimientos generales por los que se regula la guardia de mar a bordo de las embarcaciones proceden del Convenio STCW, el cual recoge, la aptitud para el servicio de los titulados profesionales y el régimen de guardia, estableciendo los requisitos, principios y orientaciones que han de observarse en todo momento, y en todos los buques, para mantener una guardia segura y continua, adecuada a las circunstancias y condiciones reinantes.

Las inspecciones con arreglo al Convenio se limitarán a las normas de competencia de la gente de mar que se encuentre a bordo y de sus conocimientos prácticos en relación con las guardias. La evaluación de la competencia a bordo se iniciará con la verificación de los títulos de la gente de mar. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Fotografías, gráficos y textos expuestos con fines educativos, de acuerdo con lo establecido para España, en el artículo 32 del Real Decreto legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia. © 2012 Elaborado por


José Gil FANJUL VIÑA Procedimiento e información para realizar una guardia segura.
El procedimiento a seguir para un relevo adecuado de una guardia de marinería sería:
Marinero saliente:
Comprobará el rumbo que sigue el barco y que es coincidente con el ordenado.
Verificará las diferencias entre el rumbo del magistral y el rumbo del compás de gobierno, para comunicarlos al entrante de guardia.
Revisará el correcto funcionamiento del piloto automático.
Examinará el correcto funcionamiento de los repetidores del ángulo de metida del timón.
Repasará los parámetros de trabajo del piloto automático.
Si el gobierno es a mano, comprobará el correcto funcionamiento de la rueda del timón o elemento equivalente. También lo hará con el rumbo ordenado.
Confirmará, visualmente, el entorno de la zona de la navegación del barco, a fin de fijar las posiciones de los demás barcos alrededor, para así comunicárselos al entrante de guardia.
Comparará con la imagen de la pantalla del radar (ARPA) la coincidencia de los elementos, visualizados en el punto anterior, con los que muestra el radar.
En la última ronda de seguridad a bordo habrá realizado una comprobación exhaustiva de todo el barco, en términos de seguridad.
Comunicará, al entrante de guardia, todas aquellas instrucciones o indicaciones que haya recibido de la persona al mando de la guardia de mar, con respecto al desarrollo de la misma. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias Protección del medio marino
El capitán, los oficiales y los marineros tendrán presentes las graves consecuencias de la contaminación operacional o accidental del medio marino y tomarán todas las precauciones posibles para prevenirlas, en particular respetando los reglamentos internacionales y portuarios pertinentes.

Principios que procede observar en la realización de las guardias de navegación
El oficial encargado de la guardia de navegación es el representante del capitán y el principal responsable, en todo momento, de que el buque navegue con seguridad y de observar el Reglamento internacional para prevenir los abordajes, 1972, enmendado. Guardias en la mar.
Principios generales que procede observar en las guardias. Procedimientos de entrega, realización y relevo de guardias
Full transcript