Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Actitudes y Caracteristicas del Orientador

Actitudes y Características Personales del Orientador
by

Óscar De Prádena Manzano

on 3 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Actitudes y Caracteristicas del Orientador

Actitudes y Características
Personales Presentación Hola soy un orientador de un centro de educación primaria, que un día se levantó sin acordarse de que era ser orientador.

Y yo, mi agenda y mi mochila vamos buscando que necesito para poder hacer bien mi labor, aunque ya conozco las diferentes metodologías y conocimientos pero hay algo que me falta y son ..................................... Las actitudes y características personales Letrilandia En este viaje, buscaremos las ACTITUDES Y CARACTERÍSTICAS PERSONALES por toda la región de Letrilandia, el procedimiento a seguir tendrá en cuenta los criterios que para la enseñanza y el aprendizaje de la lectura y escritura del método, comenzando desde la simplicidad fonética a la complejidad.


Cada ACTITUD será representada por el personaje, que en el método lo represente más, siempre siguiendo un hilo argumental coherente. El principio del viaje Letrilandia es conocida, como una región donde las personas que no le encuentran sentido a algo lo encuentran, debido a la diversidad de habitantes que tienen, son 28 pero todos ellos muy ricos internamente. Decidí venir a encontrar aquello que me falta como persona para poder hacer una tutoría. Para llegar allí he tenido que hacer un gran viaje, donde he tenido que atravesar bosques, playas, mares y desiertos, pero se que estoy ya cerca, además la pedanía que rodea Letrilandia ya hace que reflexiones, por casualidad, cuando ya estaba llegando me encontré con 3 habitantes de Letrilandia justo en el borde de la montaña hablando con unos horribles gigantes. La Señora M Fue a la primera persona que me encontré, que al verla hablar con los gigantes me hizo reflexionar tras varios minutos, dejo de hablar con ellos y se acerco a mí Me contó que un día con su familia que ya nos presentará en el pueblo fue de excursión, al querer todos descansar por haber andado tanto ella siguió y se hizo amiga de unos gigantes de las montañas a quién como comenta la Señora M, todos tienen miedo y nadie ayuda. Y me dijo tu como orientador debes de tener un ALTO GRADO DE HUMANIDAD para poder establecer relaciones igualitarias con las personas de una manera espontánea y una actitud de entrega ante los problemas, ya que como decía Zavalloni (1950) que mirando a los resultados de tantas investigaciones, de tantas medidas psicológicas, parece que se haya perdido la finura y la profundidad de las relaciones humanas. Una vez que me contó esto, tras un rato dialogando sobre la importancia de tener un alto índice de humanidad, la señora M se despidió ya que iba a visitar a un amigo gigante que estaba enfermo, y yo decidí proseguir mi camino, aunque antes de despedirnos, La señora M me indico el lugar donde estaban sus hijas quienes me acompañarían al pueblo.

Yo seguí el camino que me debía llevar a la falda de la montaña donde las dos niñas deberían de estar descansando. Las Gemelas N y Ñ Cuando llegué al lugar indicado me encontré con las dos gemelas, que jugaban inocentemente con una mariposa, que desde el primer momento me hicieron sentirme cómodo, sin tener en cuenta su relativa corta edad cuando conversaba con ella sobre su futura ocupación me dí cuenta de una cosa. De la importancia que tiene en un orientador la INSPIRACIÓN DE CONFIANZA, sin entrometerse en la vida de las personas pero ofreciéndoles el apoyo y la ayuda fraternal para sus confidencias e interrogantes en la solución de sus problemas personales. Con la compañía de las dos gemelas, proseguí mi camino, antes de llegar al pueblo me aconsejaron visitar a Jardinero J, que vivía cerca de las montañas, las dos gemelas me llevaron hasta donde se vislumbraba la casa y cambiaron su rumbo, ya que su madre antes de la hora de la comida quería volver al pueblo, tras despedirme proseguí mi camino a la casa del jardinero. El Jardinero J Me recibió con las puertas abiertas, aunque desde el primer momento observó que me sentía desmotivado, ya que veía muy dificil conseguir las actitudes encontradas en la Señora M y en las gemelas N y Ñ, que todo tutor precisa. El era el jardinero real del Reino, pero me extrañaba una cosa en todo Letrilandia, y es que siendo invierno, todas las flores estaban vivas, había frutos en los árboles y todo tenía un color verde que provocaba la falsa sensación de estar en una temprana primavera, ante tal acontecimiento decidí preguntarle por el suceso, contandolé previmente mi problema por el cual se intereso. Tras esto me dijo unas palabras, que hoy por hoy siguen resonando en mí:

Ser orientador, es lo mismo que ser jardinero, al igual que yo soy capaz de estimular a una amapola en la fría mañana de diciembre, tu tienes que ser MOTIVAR Y ESTIMULAR hasta ser capaz de incentivar y entusiasmar, exigir y organiza elogiar y valorar las conductas de tus alumnos, para que sean capaces de seguir desarrollandose y ser capz de afrontar con una buena actitud sus problemas. La Presumida B Seguí conversando con el jardinero, que no quiso desvelarme el secreto de la flora eterna de Letrilandia, pero sí me dió sugerencias de como ser un tutor, tras comer con él, proseguí mi camino y desde lo lejos observé una silueta de una mujer perfecta, a 400 metros logré ver quién era. Era una mujer hermosísima, con una muy buena educación, me acerqué a ella, que me recibió con un cálido beso y la pregunté si este era el camino hacia Letrilandia, ya que llevaba andando un buen rato. Tras señalarme el camino más corto, la preguntó el motivo de mi visita a esa pequeña aldea. Tras explicarle mi problema, ella me enunció que se tenía que ir a comprar unas cosas al pueblo de al lado, pero que cree que algo vital en un orientador es tener SEGURIDAD EN SÍ MISMO, ya que una persona que sin utilizar la agresividad, no se siente seguro con uno mismo no será capaz de abrir canales de operatividad en las diferentes situaciones escolares que se te presenten. Esto me hizo reflexionar y más viniendo de una persona que en un primer momento parece arreglarse de una forma peculiar para llamar la atención, y le verbalice mis pensamientos sobre ella.

Ella me dijo, que ella se sentía segura así, que si es verdad que la gente podía haber pensado mal de ella por vestir de manera tan elegante viviendo en una aldea, pero ella siguió insistiendo en que así erá como mejor se sentía.

Tras mirar el reloj, la presumida B se despidió, la iban a cerrar la tienda y todavía tenía un largo camino, se despidió y mientras veía que se alejaba, pense en las palabras que me había dicho. La Periodísta K De repente comenzo a llover de una forma alarmante y yo sin paraguas, intente lo más apresuradamente posible agilizar mi camino para llegar a Letrilandia, de repente en el camino, se vislumbran las luces de una moto. Se paró y me ofreció llevarme al pueblo en moto, pero al comenzar a llover de una forma más copiosa decidimos pararnos debajo de un árbol hasta que la lluvia remitiese.

Me pregunto el porqué de mi estancia en medio del camino, yo le relaté mi historia, ella me comentó que venía de cubir un reportaje sobre una fallo a la hora de emitir un juicio, tras el relato, me hizo prometer que yo como orientador siempre tendría SENTIDO DE LA JUSTICIA, ya que las personas de hoy en día, son muy exigentes y tienen muy claro el sentido de la justicia entre colegas, pero son mucho más exigentes con respecto al orientador. Tras esto, dejo de llover y la periodísta que tenía prisa se acordó de que se había olvidado la cinta en la redacción del pueblo vecino, sientendolo mucho se despidió de mí y me indicó el camino hacia Letrilandia, dejándome muy meditoso sobre la importancia del sentido de la justicia por parte de un orientador. El Bombero F Volvío a llover y para poder pasar al otro lado había un tronco que se había caído y la corriente del agua era tan potente que no se podía pasar al otro lado, de repente llegó un bombero y me pregunto que hacía en este lugar con el tiempo que hacía. Tras contárselo, comenzó a buscar en su camión algo para volver a poner el tronco en su sitio, al observar lo que hacía me dí cuenta de la importancia que tenía la AUTENTICIDAD, ya que como orientador debo de tener convicciones profundas con respecto a sí mismo, a la relación con los demás y a la filosofía de la vida le convierten el modelo de sus pacientes o espejo en donde se miran. Ver al bombero trabajar me hizo reflexionar sobre la importancia de la ser auténtico, fiel a uno mismo, a sus principios, a sus valores, a sus decisiones, tras esto el bombero F consiguió solucionar el problema y se despidió corriendo ya que tenía otra urgencia. Tras pasar el tronco, pasé al otro lado, seguía lloviendo pero se empezaba a clarear el cielo y se aproximaba corriendo una mujer. La Doctora T Era una doctora, a la cual la pregunte si estaba cerca de Letrilandia ya que mi orientación espacial es muy pobre, ella al igual que todas las personas anteriores que me había encontrado en el camino, al explicarle que a lo que venía ella me explico que al igual que un doctor, un orientador debe de tener un ALTO NIVEL DE EXIGENCIA, CONSIGO MISMO.

Ya que un orientador, al igual que el médico con su paciente, puede conseguir que sus pacientes aquellas actitudes, cualidades y comportamientos que ven reflejados, en sí mismo. Serán entregados, sacrificados, puntuales, generosos y trabajadores si ven el orientador análogos comportamientos. Tras esto, a la doctora le sonó el móvil tenía una urgencia en Letrilandia y se fue, dejandome reflexionando sobre todo lo que me había explicado, tras esto me dijo que más adelante encontraría a una enfermera que me daría un muy buen consejo, ya que anteriormente fue la maestra de la escuela. Más adelante me encontré con un pequeño accidente que ya estaba siendo atenido por una enfermera. La Enfermera C La Mudita H Cuando llegué, me intenté ofrecer para ayudar en algo en el accidente, pero la enfermera me dijo que ya todo estaba solucionado, y le expliqué a que venía directamente, ya que la doctora T me había dicho que al haber sido orientadora me podría dar algun consejo para ser un gran orientador.

La enfermera me dijo que ante todo ser COMPRENSIVO Y FLEXIBLE ya que se deberá compartir con sus tutelados sus inquietudes , buscar soluciones a los problemas de una manera compartida y personal y aceptar las diferentes posibilidades de sus pacientes y adaptarse a sus circunstancias y afrontar sus exigencias. De repente mientras conversábamos, apareció una chica en estado de shock, llamada Mudita H, según la enfermera, en Letrilandia. De repente, al verla me vino a mi memoria algunos episodios que en las anteriores conferencias tuve y es la importancia de un ESPÍRITU CRÍTICO ya que revisando sus propios comportamientos y dando la oportunidad a sus alumnos de que le sugieran cambios de conducta favorables para el mantenimiento armónico de las relaciones. Ya que para ser un buen orientador hay que conocer las diferentes situaciones que me puedo encontrar y las diferentes reflexiones que debemos hacer. Tras esto la enfermera fue a atenderla y yo decidí seguir mi camino, ya que no quería molestar. Me despedí y continue mi camino. De repente, ví al primer animal en toda la región y a una persona que esta ordeñandola, me acerqué para ver si me podía dar agua, ya que estaba sediento de mi viaje, y desde las montañas no tenía agua. El Lechero L Nada más llegar a donde estaba la vaca, el lechero me saludo efusivamente, una vez que le conté el fin de mi viaje, le pedí algo de beber y me ofreció rápidamente un vaso de leche y nos sentamos a hablar, ya iba siendo la hora de la merienda, y me quedé un rato conversando con él.

Me dió el un consejo que todavía recuerdo en inumerables ocasiones:

Sus palabras fueron un orientador debe ser SISTEMÁTICO, ORDENADO Y COHERENTE, para ofrecer a los alumnos las ayudas necesarias en sus diferentes niveles y modalidades. Ya que al igual que un lechero debe de seguir unas instrucciones, un orden para poder conseguir la mejor leche cada día y poder llevarla a cada casa del pueblo.

Tras varias horas de reflexión decidí seguir mi camino, ya veía cerca la primera casa de Letrilandia. Me despedí y deje al lechero sacando leche . El Banquero D Ya estaba entrando en Letrilandia, cuando ví una casa verdaderamente bonita, con mucho lujo, debería de ser de un banquero, y no me equivoqué, cuando llamé a la puerta para mostrarle mi admiración por tal edificio. Un hombre mayor estaba en el jardín de esa casa limpiando el coche, y me puse a hablar con él. Me preguntó el porqué de mi visita a esos lugar, una vez explicado, me dijo que él era banquero y que había una función que como personas compartimos los banqueros y los orientadores y es la CAPACIDAD DE COORDINACIÓN Y ARMONIZACIÓN de distintos elementos para que confluyan en la consecución de unos objetivos determinados. Yo pensaba que estas dos profesiones nunca podían tener algo en común, pero sí tras esto retomé mi camino hacia el pueblo. Tras hablar con el Banquero D ví un restaurante y decidí irme a cenar ya que estaba anocheciendo y necesitaba un lugar para dormir, pero pensé primero ir a cenar. Restaurante El Camarero V Era un restaurante pequeño con una comida casera, el camarero que me tocó guardaba un gran parecido con la presumida B, tras hablarle del motivo de mi viaje, le dije que me encontré con presumida B y me dijo que eran hermanos.

Al igual que su hermana se interesó en el motivo de mi camino y me dijo que el estudiaba para ser el maestro de la escuela, ya que dentro de poco la maestra se jubilaría y me dijo que en la facultad de educación se hablaba de que un buen orientador debe ser la HUMILDAD.

La humildad es un complemento al espíritu crítico que hablaba la mudita H. El orientador según el camarero V debe reconocer sus errores, admitir sus limitaciones y aceptar las críticas y sugerencias. Dialogando con el camarero dieron las 10 de la noche ayudandole a hacer un ejercicio que le habian mandado en la universidad, ya que no había nadie ya en el restaurante, le pregunté por un lugar para dormir, y darme las instrucciones de como llegar a la posada me fuí. Posada La Señora S Llegué a la posada donde reinaba un grandísimo silencio, al ver una abeja al lado, teniendolas pánico, grité y la posadera chistó.

La pregunté si había habitaciones y ella amablemente pero con firmeza asintió. Me acompañó a la habitación que era muy bonita.

Mantuvimos una conversación distenida, ya que cuando le dije de donde venía uno de sus familiares era un gran amigo mío tras eso le comenté el motivo de mi visita a Letrilandia y ella se aconsejo desde su experiencia como madre que el orientador de sus hijos, que fue maravilloso, destacaba por su FIRMEZA. Me dí cuenta de que la firmeza que un tutor muestra para mantener las propias posturas y criterios, sobre todo cuando se refieren a aceptación o imposición de normas colectivamente aceptadas es muy importante, tras la charla, la señora S me dió las buenas noches y me fuí a la cama cansado, y reflexionando sobre todos los consejos dados en este viaje. Cuando me levanté temprano, ya que mi viaje finalizaba por la noche, decidí ir a desayunar a la pastelería de enfrente, ya que la vitrina de la pastelería tenía una pinta exquisita. El Pastelero P Entré a la pastelería, y un rumor corría por las mesas, un elefante se había escapado del zoo, esta mañana. Tras leer el bando, fui a ver que pastel quería para desayunar mientras se iban vaciando las mesas. Escogí un pastel de chocolate con fresas y me senté, ¡Estaba buenísismo! fuí a hablar con el pastelero por sí me daba la receta y tras explicármelo me preguntó por el motivo de mi viaje. El se interesó por el asunto de mi viaje, y me explico que se sentí muy identificado en su trabajo con el de tutor, ya que para ambos necesitan tener HABILIDAD para sugerir las conductas y no imponer normas, a veces los mejores pasteles son los que inventas o renuevas, reconduciendo las situaciones a un desenlace equilibrado y positivo. Tras esto empezó a venir gente y dejamos la conversación para otro viaje, el pastelero era una gran persona, me aconsejó hablar con los reyes de Letrilandia, ya que hoy era día de audiencias y hoy el no podría ir a la suya y me cedía el puesto. Pastelería Castillo de
Letrilandia El Rey U y la Reina A
de Letrilandia Era el objetivo de mi viaje, ya que ambos eran sabios Pedagógos y Psicopedagógos, ellos conocedores de todas las actitudes y características personales, al saber los ya anteriormente mencionados por los vecinos me dijeron simplemente estas palabras: Un tutor debe tener al igual que los atletas de nuestro reino que compiten en los JJ.OO:

El ESPIRITU DEPORTIVO engloba muchas de las mencionadas por los vecinos, pues incluye la entrega, la alegría, el espíritu juvenil, el entusiasmo por la vida, las ganas de hacer cosas, actitud de mejora constante, etc... Y aquí terminó la breve audiencia, y desconcertado me fuí. El Payaso R La rápida audiencia, el despotismo de los reyes me hizo pensar que si no hubiese sido por los consejos de la gente del pueblo, hubiese sido un viaje en vano, pero comence a reflexionar sobre la única frase de los monarcas.
De repente, oí gritos y un ruido de elefante. Cuando llegué al lugar, me encontré un elefante y un payaso intentando reducirle con una pequeña raqueta, me acerqué a ayudarle, cuando logramos reducir al elefante, con más suerte y maña, nos pusimos a hablar de que hacíamos dos personas como nosotros en un lugar como este, y le contó el incidente con los reyes. Al hablar de esto, el payaso unió la profesión de orientador con la suya, argumentando que ambas profesiones requieren de una MENTALIDAD ABIERTA, ya que al trabajar para diversos tipos de persona, necesitamos ser abiertos para sintonizar con las edades y valorar y comprender sus intereses y actitudes. Pasé todo el resto del día y la tarde con el payaso, el cuál me invitó al circo. Me ayudó a olvidar la fatal audiencia, pero cada vez tenía más cosas en las que pensar. Al atardecer salí del circo, para irme de Letrilandia, al haberme entretenido, el payaso R me enseñó un camino para atajar, así que me despedí de él y puse camino para irme, ya que mi viaje había llegado a su fín, ya tenía mucho en lo que pensar, cuando de repente................ me encontré con 3 niños. Los Aspirantes
al Trono La Princesita I El príncipe E La princesita O Los tres hijos de los reyes se disputan el trono, aunque en realidad ninguno quiere, todos quieren ser maestros, y aunque jóvenes son muy sabios. A la primera a la que ví, apoyada en un árbol, lloraba y lloraba y repetía, yo quiero ser Maestra de Infantil, y con mi tutoría mostrar CAMARADERÍA Y AMISTAD solamente, ya que el tutor debe ser ante todo un amigo si desea que el tiempo invertido en la acción tutorial sea rentable tanto para los tutelados como para los mimso, ya que el tiempo que dedica a los demás se convierte en un elemento de su propio aprendizaje.

No puede mediar palabra con ella, ni sofocar su sufrimiento. Encima de un árbol cercano encontré al príncipe E, que parecía un clon de la anterior, pero este no lloraba sino que gritaba y se movía de un lado del árbol al otro repitiendo únicamente:

Yo quiero ser profesor de Educación Primaria y tendré mucha CAPACIDAD DE OBSERVACIÓN para diferenciar matices y valorar los avances en el progreso y percibir los esfuerzos que realizan los alumnos relativos a los aspectos académicos, profesionales y personales.

No puede hacer nada, ya que no dejaba que le ayudasen. Me fuí apenado pero reflexionado las palabras de la niña tenían sentido. Me fuí apenado pero reflexionado las palabras de la niño tenían sentido. La única de los tres con la que pude hablar, me explico que los tres son hijos de los reyes y que deberán de disputarse el trono, ya que todos quieren ser maestros, la princesa O de Educación Especial, al oír esto, le conté la causa de mi viaje y la pregunté al ver su amabilidad, ¿qué necesito para ser un buen tutor?

Ella respondió todo lo que te habrán dicho estará genial, pero si no le añades la AMABILIDAD como capacidad para que aún en circunstancias dificiles y adversas deberás mostrarte sereno y afable manteniendo un equilibrio personal.

De repente se fue, para calmar a sus hermanos deberían de estar en el castillo para la hora de la cena y esta se aproximaba, se despidió y se fue corriendo. Reflexión ¿Crees qué falta alguno? Todo lo dicho le hizo reflexionar a nuestro viajero. ¿Cómo futuro Psicopedagogo crees tener las Actitudes y Características personales expuestas a lo largo del viaje? ¿Sobrá alguno? Ahí queda.....
Full transcript