Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Valores fundantes del carisma franciscano

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Valores fundantes del carisma franciscano

"Comencemos, hermanos, porque hasta ahora nada hemos hecho"

(1 Cel 103).
¿Cuál es el ideal, o la utopía, hacia el que debemos mirar y que puede hacer crecer en nosotros un cierto tipo de persona evangélica en la línea franciscana?
"
Antes de hacerse hombres, ya quieren ser semejantes a Dios creador
".
Ireneo, obispo de Lyón
Podemos tener la ilusión de imaginarnos que la conversión ya está consumada porque la Palabra ha sido escuchada teóricamente.
¿Para Francisco qué es seguir a Jesucristo?


Seguir: caminar detrás de alguien, como queriendo colocar el pié en las huellas dejadas por quien precede, o, seguir asiduamente, a cualquier parte y con gran celo.




Cómo vemos
Ponerse en camino pisando las huellas del Maestro de Nazaret, es decir, asumir su mentalidad, sentimientos, sus gestos, frente a sí mismo, a los otros seres humanos, al universo y al Padre Dios, o sea, es entrar en la tónica de Jesús para emprender el camino de regreso al Padre.

Consideremos todos los hermanos al buen pastor, que por salvar a sus ovejas sufrió la pasión de la cruz. Las ovejas del Señor le siguieron en la tribulación y la persecución, en la vergüenza y el hambre, en la enfermedad y la tentación, y en las demás cosas; y por esto recibieron del Señor la vida sempiterna. De donde es una gran vergüenza para nosotros, siervos de Dios, que los santos hicieron las obras y nosotros, recitándolas, queremos recibir gloria y honor.
Admonición 6.
Es un caminar constante en búsqueda de la "plenitud", entendida no como algo terminado o completo de acuerdo con su naturaleza, sino como la ascensión constante por la escala que conduce a Dios, quien es la plenitud misma. Seguir a Jesucristo es un proceso que no termina nunca, que no llega jamás a la "completud", porque siempre habrá un camino por recorrer.
Desear el Espíritu del Señor y su santa operación
¿Estamos suficientemente convencidos de que el proyecto franciscano es, esencialmente, un proyecto que conduce a la experiencia de Dios?
Dios solo es medida y nuestro devenir

Descubrir el misterio de Dios: para entrar en relación, consigo mismo, los otros, lo otros y el Otro.

Las palabras, los discursos, comportamientos voluntaristas, etc., no son sufientes.

El ser humano atrapado por el Misterio, crece en él, la verdadera humanidad y puede tener una mirada nueva sobre la realidad.
El amor de Dios, si es auténtico, es al amor al prójimo
La caridad para con el prójimo es la manifestación del amor a Dios.
Seremos juzgados según la ley del amor y, precisamente, del amor fraterno
El segundo mandamiento es semejante al primero: amarás al prójimo como a ti mismo (Mt 22,39).
Tarea: convertir en realidad, fruto de la consagración a Dios
Cada uno de nosotros amara al hermano, tanto y de la misma manera como se ama a sí mismo.

Les doy un mandamiento nuevo, que se amen unos a otros como yo los he ama- do: ámense así unos a otros. En eso conocerán todos que son mis discípulos, en el amor que se tengan unos a otros. Jn 13, 34-35.
El amor, se vive cuando se ha trascendido el ego, el ser humano se percibe como canal o cause por el que deja pasar lo que se le regala en cada instante.
El amor y el servicio evangélicos nacen de la gratuidad y encuentran en sí mismo todo el beneficio. “Ya sólo el amar es mi ejercicio” (SJ Cruz)
(Jesús) Se sentó, llamó a los Doce, y les dijo: "El que quiera ser el primero, que se haga el último y el servidor de todos".

Después llamó a un niño, lo colocó en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:

"Quien reciba a uno de estos niños en mi nombre, a mí me recibe. Quien me recibe a mí, no es a mí a quién recibe, sino al que me envió". (Mc 9, 35-37)
En la Regla se describe el camino hacia este misterio. La vida evangélica, tal como es concebida y vivida por Francisco y por sus hermanos, no se comprende ni es posible sino apoyada en este fundamento último.

Antes de ser esto o aquello, Francisco
es en primer lugar un creyente que camina hacia el esplendor deslumbrante y hacia la indecible dulzura del Espíritu del Señor, y que repite a sus hermanos que ahí, en esa búsqueda incesante, se encuentra el centro y el punto de apoyo de su vida.

Violencia:


Inmoralidad:



corrupción:


Impunidad:

Valores fundantes del carisma franciscano
fraternidad y minoridad


Desear el Espíritu del Señor

Seguir a Jesucristo

Convertirnos al Evangelio


Aucensia de autoridad, justicia y verdad
Francisco lo usa la palabra seguir, con la misma comprensión que tiene en los Evangelio sinópticos, en especial Marcos.
El seguimiento de hacerse un niño (un criadito), llamado a ser el último de todos y el servidor de todos, es decir orientar la vida en función del amor servicial, de no ser así podemos botar la vida a la basura: (Mc 9, 41 - 50)
Convertirnos
al Evangelio es abrirnos a toda esa riqueza, acoger sus promesas y sus exigencias

Una referencia constante, prolongada, paciente a la palabra de Dios escrita, para estudiarla, meditarla, ponerla en práctica.
Fraternidad y minoridad
Nadie tiene amor más grande que el queda la vida por los amigos. Jn 15, 13.
Full transcript