Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

¿Dentro de que posturas científicas podríamos identificar a

No description
by

on 25 June 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of ¿Dentro de que posturas científicas podríamos identificar a

BUNGE VS. VARSAVSKY
Oscar Varsavsky
Nace el 18 de enero de 1920 en la cuidad de Buenos Aires. Estudió en la UBA de la que egresa como Licenciado en Química. Fue uno de los primeros y más destacados especialistas mundiales en la elaboración de modelos matemáticos aplicados a las ciencias sociales. Desplegó una fuerte crítica a las normas que rigen el desarrollo de las ciencias. Muere el 17 de Diciembre de 1976.
Autonomía científica
¿Dentro de que posturas científicas podríamos identificar a Bunge y a Varsavsky?
¿Qué se entiende por cientificismo?
¿Que tipo de ciencia hacemos actualmente?
¿Que lugar de acción tiene el científico que piensa distinto al modelo actual?
¿Se puede hablar de un progreso científico?
¿Por qué tanto interés norteamericano reflejado por los gobiernos, títeres de nuestros países, en elevar nuestro nivel científico?


Actitud crítica
Independencia
de
criterio
Estudio regional
Democratización del conocimiento
ACTIVIDAD CIENTÍFICA
DECISIÓN
PREDICCIÓN
EXPLICACIÓN
DESCRIPCIÓN
DESCRIPCIÓN
DECISIÓN
PREDICCIÓN
EXPLICACIÓN
Ciencia, política y cientificismo (1969)
Dilema para científico revolucionario:
Seguir funcionando como engranaje del sistema?
Abandonar el oficio y dedicarse al cambio social como militante político? (mejor ex-científico a pseudo científico)
Dedicar parte del tiempo a cada actividad?


Querer ocuparse de problemas nacionales terminaba en reformismo: búsqueda de soluciones dentro del sistema
La misión del científico rebelde es estudiar con toda seriedad y usando todas las armas de la
ciencia,  los  problemas  del  cambio  de  sistema  social,  en todas  las  etapas  y  en todos  sus
aspectos, teóricos y práctico. Esto es hacer ‘ciencia politizada’.
Lo que ocurre es que la verdad no es la única dimensión que cuenta: hay verdades que son
triviales, hay verdades que son tontas, hay verdades que sólo interesan a ciertos individuos.
“Una proposición significa algo si y sólo si puede ser declarada verdadera o falsa”, afirma una
escuela filosófica muy en boga entre los científicos norteamericanos. Yo no lo creo: hay otra
dimensión del significado que no puede ignorarse: la importancia.
Cuatro posiciones básicas:
‘Fósil’, o reaccionaria pura;
‘Totalitaria’, stalinista estereotipada;
‘Reformista’, defensora del sistema actual pero en su forma más moderna y perfeccionada,
admitiendo las críticas ‘razonables’. Desarrollismo.
‘Rebelde’ o revolucionaria, intransigente ante los defectos del sistema y ansiosa por modificarlo
a fondo.
"El prestigio de la Ciencia –sobre todo de la ciencia
física, máximo exponente de este sistema social­ es tan aplastante, que parece herejía tratar
de analizarla en su conjunto con espíritu crítico, dudar de su  carácter universal, absoluto y
objetivo, pretender juzgar a las tendencias actuales, sus criterios de valoración, su capacidad
para ayudarnos a nosotros, en este país, a salir de nuestro ‘subdesarrollo’."
"...los científicos del mundo no
dudan de su institución: ellos están mucho más 
unidos que los proletarios o los empresarios;
forman un grupo social homogéneo y casi 
monolítico, con estrictos rituales de ingreso y de
ascenso, y una lealtad completa –como en el ejército o la iglesia­ pero basada en una fuerza
más poderosa que la militar o la religiosa: 
la verdad, la razón."
EEUU, EUROPA, URSS
Científico
.
Hemisferio norte
Si consigue algún resultado, junto a la recomendación de su jefe..
.
Con media docena de papers...
Ya puede ser profesor de cualquier universidad o comentarista de revistas cientificas
Allí es donde se decide –o mejor dicho
se sanciona, porque no hay decisiones muy explícitas­ cuáles son los temas de mayor interés,
los métodos  más  prometedores,   las  orientaciones   generales  más  convenientes  para  cada
ciencia, y allí se evalúa en última instancia la obra de cada científico, culminando con premios
Nobel   y   otros   reconocimientos   menos   aparatosos   pero   igualmente   efectivos   para   otorgar
‘status’. Allí está la élite de poder del grupo.
...el aspirante a científico elige alguno de los temas allí en boga y
cree que eso es libertad de investigación, como algunos creen que poder elegir entre media
docena de diarios es libertad de prensa.
La  sociedad actual, dirigida por el hemisferio Norte, tiene un estilo propio que hoy se está
llamando ‘consumismo’. Confiesa tener como meta un ‘bienestar’ definido por la posibilidad de
que  una  parte  cada  vez más  grande  de  la  población  consuma muchos  bienes  y  servicios
siempre novedosos y variados.
Desarrollo rápido de un cierto tipo de ciencia
La investigación y sus aplicaciones dejan de ser aventuras creativas para transformarse en
una inversión  rentable que figura en la cuenta de capital de las empresas
La productividad del hombre que fabrica, diseña o descubre, se estimula mediante la ética
de la competitividad empresarial
Este espíritu empresarial se ha contagiado también a las universidades, en parte porque
deben pedir ayuda a fundaciones y empresas por insuficiencia de fondos propios, en parte por
querer demostrar también  su ‘eficiencia’,  y  sobre todo porque están dirigidas por el mismo
grupo de personas: la élite científica.
El valor de un científico debería medirse por la calidad de su trabajo, la originalidad de sus
ideas y la influencia que ellas tienen sobre sus colegas, por su capacidad de formar y estimular
a otros más jóvenes, de crear escuela, por la intensidad y continuidad de su esfuerzo.
El paper  tiene una cantidad de ventajas, aparte de exponer los resultados del trabajo en
forma concreta e intelegible. Se puede contar cuántos publica cada científico por año, de qué
tamaño son y en qué categoría de revistas ha aparecido. El número de veces que un paper es
citado por otros mide su influencia; la lista de coautores ya da un principio de jerarquización;
permite mencionar la institución que proveyó los fondos para el trabajo, etcétera.
La lista de  papers  publicados es el argumento más directo y palpable para demostrar el
éxito de un subsidio o la importancia de un currículum vitae. Gracias a ellos la investigación
científica puede contabilizarse.
Todo   este   conjunto   de   características   de   la   investigación   científica   actual   es   lo   que
podríamos   llamar   ‘cientificismo’.   Resumiendo,   cientificista   es   el   investigador   que   se   ha
adaptado a este mercado científico, que renuncia a preocuparse por el significado social de su
actividad, desvinculándola  de  los  problemas  políticos,  y  se entrega  de  lleno  a  su  ‘carrera’,
aceptando   para   ella   las   normas   y   los   valores   de   los   grandes   centros   internacionales,
concentrados en un escalafón
Y   ya   que   estamos   clasificando,   completamos   el     panorama   con   los   ‘fósiles’   o
seudocientíficos,   que   todavía   constituyen   una   parte   apreciable   de   nuestro   profesorado
universitario. Estos son simplemente ignorantes: interpretarían a esta crítica a la ciencia actual
como un llamamiento a no estudiarla  y una justificación a su incapacidad. Es un grupo en
retroceso,   acosado   por   los   cientificistas,   en   vías   de   extinción,   pero   todavía   fuerte,
especialmente en las ciencias biológicas y sociales. No tienen otro objeto que aferrarse a sus
cargos y durar
En todo caso filosóficamente neutral
no hay búsqueda libre de la verdad ni criterio de verdad; sin supuestos metafísicos acerca de la existencia de caracteres esenciales y pautas objetivas no hay búsqueda de unos y otros.
En cuanto a la opinión de que la filosofía es un lujo, no es cierta: toda investigación científica presupone una lógica, una gnoseología y una metafísica.

Política integral del desarrollo científico
I. Fomentar la investigación teórica y sus contactos con la investigación
empírica
II. Estimular la elección de problemas de interés nacional pero insistir
en que se los trate a nivel internacional
III. Fomentar la ciencia básica tanto como la aplicada
IV. Estimular las ciencias del hombre
V. Estimular la filosofia científica

Mario Bunge nació en Buenos Aires el 21 de septiembre de 1919. Interesado en la filosofía de la física, Bunge comenzó sus estudios en la Universidad Nacional de La Plata, de la cual se graduó con un doctorado en ciencias físico-matemáticas en 1952.
Ya se que podemos hacer! cambiemos el sistema!
Full transcript