Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

LA CONSOLIDACION

No description
by

Anyelo aranguri castillo

on 4 December 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LA CONSOLIDACION

ORIGEN DE LA CONSOLIDACIÓN
Tenemos que destacar que la consolidación también puede clasificarse tomando como criterio el origen de la misma. Desde esta perspectiva, la consolidación podría ser por causa de muerte o por acto inter vivos
SUPUESTO DE CESE DE LA CONSOLIDACIÓN. EFECTOS.
Artículo 1301.- “Si la consolidación cesa, se restablece la separación de las calidades de acreedor y deudor reunidas en la misma persona.
En tal caso, la obligación extinguida renace con todos sus accesorios, sin perjuicio del derecho de terceros”.

CONSOLIDACIÓN Y GARANTÍA
¿Qué ocurre con esta figura extintiva si la obligación se encuentra garantizada?
Pueden presentarse cuatro supuestos.

LA CONSOLIDACION
LA CONSOLIDACIÓN
A falta de uno de los sujetos de la relación obligacional esta no puede subsistir, es una forma impropia de extinguir la obligación ya que no es que la consolidación sea en si un medio de extinción, sino que hay una imposibilidad de ejecutar resultando del, simple hecho de que los patrimonios del acreedor y del deudor se reúnan en una misma persona, la obligación no puede sobrevivir . La imposibilidad de cumplirse la obligación es obvia, absoluta y material ya que nadie puede tener acción contra su propio patrimonio.
IMPORTANTE:
Para los efectos de otorgar un concepto eficiente a esta figura, es necesario recalcar que tan importante como reunir en una sola persona las calidades de acreedor y deudor, lo es también establecer que ambas calidades deben estar referidas a una misma obligación. De lo contrario, estaríamos hablando de una elemental compensación.
En suma la consolidación propiamente hablando no extingue la obligación sino imposibilita el ejercicio de la correspondiente acción del titular.
CONSOLIDACIÓN TOTAL O PARCIAL
El artículo 1300 del código civil de 1984 no define a la consolidación, pero indica la posibilidad de que se produzca en forma total o parcial, situación que, como es evidente, estará en función de que se genere respecto a la integridad del crédito o a una fracción del mismo.
El texto del referido numeral es el siguiente:
Articulo 1300; la consolidación puede producirse respecto de toda la obligación o de parte de ella.

Consolidación total
Será total la consolidación cuando concurran en una misma persona, por completo, las calidades de acreedor y deudor respecto del íntegro de una obligación.
Consolidación parcial
Será parcial la consolidación, como su propio nombre lo indica, cuando concurran en una misma persona solo de manera parcial las calidades de acreedor y deudor de una obligación. En este caso resulta lógico que la extinción de la religión obligatoria por consolidación por consolidación se produzca dentro de los límites en que convergen las dos calidades incompatibles.
Así, por ejemplo, cuando el deudor se convierte en heredero del acreedor sólo en una tercera parte, es claro que únicamente se extingue su obligación en un tercio(es acreedor de sí mismo de esta porción en la medida en que alcance su cuota hereditaria), lo que equivale a decir a que habrá operado una consolidación proporcional a su respectiva cuota, mientras que en la relación al saldo(dos terceras partes de la obligación en la medida en que corresponda a los otros herederos), seguirá siendo deudor de aquellos a quienes les corresponda el saldo en la sucesión del acreedor causante.
CONSOLIDACIÓN POR CAUSA
DE MUERTE
Esta es la causa más común y típica de ocurrencia de la consolidación. Como hemos visto anteriormente, la consolidación por una causa de muerte opera cuando el deudor o acreedor fallece dejando como heredero o legatario a su contraparte en la obligación. Cualquiera de estos últimos, entonces, pasa a ser titular el patrimonio del causante, el mismo que abarca tanto activo como pasivo, lo cual, evidentemente, incluye la obligación que había entre ambos (deuda o crédito). De esta forma, el heredero, quien antes formaba parte de uno de los extremos en la relación obligacional, reúne en su propia persona ambas calidades (acreedor y deudor) o dicho de otra forma, junta en sí mismo los dos extremos de la relación obligacional. La obligación, en este caso, se consolida en la persona del heredero.
CONSOLIDACIÓN POR ACTO ENTRE VIVOS
Se trata de la cesión de derechos en la que el acreedor cede al deudor (y no a un tercero) el derecho de cobrar la deuda. En este caso, habrán confluido en una misma persona las calidades de acreedor y deudor, y el deudor tendrá en sus manos el crédito que él mismo adeuda.
Este acto jurídico podría ser a título gratuito o a título oneroso. Ya, desde esta óptica, no sería relevante el nombre que se le asigne, en la medida que ambas partes estén de acuerdo en extinguir la relación jurídica
Supongamos, volviendo a nuestro ejemplo original del hijo que le debía al padre, que la muerte de su padre haya sido presunta, es decir que se le haya declarado como muerto pero que, en estricto, no exista certeza de la muerte.

La declaración de la muerte unida a la declaración de su hijo como heredero universal, determina la consolidación. Sin embargo, podría ocurrir que después de un tiempo esta persona aparezca con vida, supuesto en el cual cesaría la consolidación.

La consolidación sí se habría producido, mas cesaría al descubrir que en realidad el padre (acreedor) aún se encuentra con vida.
Y ¿Cuáles son los efectos del cese de la consolidación? El deudor seguirá siendo deudor y el acreedor seguirá siendo acreedor, como lo eran antes de la consolidación.

El primero, que existiendo un garante, se consolida la obligación entre el acreedor y el deudor. En este caso, al igual que en cualquiera de las formas previstas para la extinción de las obligaciones, se extinguiría la garantía (lo accesorio sigue la suerte de lo principal). No habría, en consecuencia, diferencia respecto de la compensación, novación, condonación, transacción, etc. Sin embargo, por la misma razón de que lo accesorio sigue a lo principal y dado que esta figura <<extintiva>> podría <<renacer>>, sus accesorios también podrían <<volver a la vida>>.
El segundo supuesto es el de la consolidación operada entre el garante y el acreedor. Es decir, que se reúnan o confundan en la misma persona dos calidades que antes se encontraban separadas, a saber, la del acreedor y la del garante de la misma obligación. Si se produjese este supuesto, la persona en quien operara la consolidación conservaría el derecho de accionar contra su deudor, y que por efecto de la consolidación no se habría extinguido la deuda. Tan solo se extinguiría la garantía, pues el acreedor no podría garantizar su propia acreencia. Cabe anotar, que el término consolidación se entiende aquí en sentido amplio, ya que propiamente no se produciría una verdadera consolidación, la cual solo ocurre – en rigor conceptual – cuando se confunden en una sola persona las calidades principales, es decir, las de deudor y acreedor de la obligación.
El tercer supuesto es el de la consolidación producida entre el garante y el deudor. Este caso tampoco sería, propiamente, uno de consolidación, ya que no se estarían reuniendo en una misma persona las calidades de acreedor y deudor, pero obviamente se extinguiría la garantía, conservando el acreedor su derecho a accionar contra la persona en la que hubieren concurrido ambas calidades. Desde luego que en esta hipótesis se mantendrían vigentes las garantías reales que hubiere constituido el garante.
Un cuarto supuesto operaría en caso de reunirse en una misma persona las calidades de garantes. Como se aprecia, aquí tampoco estaríamos hablando de una consolidación propiamente dicha. Solo expresamos que ese garante incrementa su posibilidad si las garantías fueran por una fracción de la deuda (se sumarían). Pero si ambas garantías respondían por el íntegro de las obligaciones, entonces, en la práctica se extinguiría una de ellas. En este último caso, el acreedor podría perjudicarse, pues tendría una opción menos para dirigir sus acciones de cobranza, únicamente estaría en aptitud de accionar contra el deudor o contra aquel en quien concurrieron las calidades de los dos garantes, salvo que intervinieran otros garantes.
CONSOLIDACIÓN Y SEPARACIÓN DE PATRIMONIOS

Hay un aspecto que resulta importante mencionar, y es el de la separación de patrimonio del heredero respecto del patrimonio del causante.
Los acreedores y los legatarios de la sucesión pueden pedir la separación de dichos patrimonios, para tener preferencia sobre los bienes sucesorios contra los acreedores del heredero.
El Código Civil Peruano alude al tema en los artículos correspondientes al Derecho de Sucesiones, en los que establece la preferencia de los acreedores del causante sobre los acreedores del heredero para ser pagados con cargo a la masa hereditaria (artículo 872). Igualmente, el numeral 875 del mismo cuerpo legal establece que el acreedor de la herencia puede oponerse a la partición y al pago o entrega de los legados, mientras no se satisfaga su deuda o se le asegure el pago. Estas reglas son básicas para comprender el tema de la separación de los patrimonios de la sucesión y del heredero.
Asimismo, nuestro Código en materia de Derecho Sucesorio menciona la consolidación en su artículo 880, estableciendo que <<El heredero o legatario que fuere acreedor del causante, conserva los derechos derivados de su crédito, sin perjuicio de la consolidación que pudiera operar>>.

LA CONSOLIDACIÓN EN OBLIGACIONES DE DAR (QUE NO CONSISTAN EN DINERO), EN LAS OBLIGACIONES DE HACER Y EN LAS OBLIGACIONES DE NO HACER

Queremos destacar que la consolidación, si bien usualmente opera respecto a las obligaciones de dar y, en particular, a las de dar sumas de dinero (es decir, a aquellas de tipo pecuniario), nada obsta a que también pueda producirse respecto de obligaciones de otra naturaleza.

40,000 soles

Aquí se habría producido una consolidación total


Paula era la única deudora de los 40, 000 nuevos soles, a la vez que francisco era el único acreedor de dichos 40,000 soles.

FRANCISCO MUERE, DEJANDO COMO ÚNICA HEREDERA

FRANCISCO

POR 40,000 NUEVOS SOLES

PAULA, DEUDORA DE SU PADRE

40,000 soles

Se extinguirá la mitad de su obligación, y solamente deberá 20,000 nuevos soles a su hermano David.

50%

50%

DAVID

FRANCISCO MUERE, DEJANDO 2 HEREDEROS

FRANCISCO

POR 40,000
NUEVOS SOLES

PAULA, DEUDORA DE SU PADRE

CÓNYUGES SUJETOS A RÉGIMEN E BIENES PROPIOS

RAJESH HIJO

BERNARDETTE ACREEDOR

Rajesh adquiere las cualidades opuestas de deudor (por su padre) y acreedor por su madre => Se consolida

HOWARD DEUDOR

TESTAMENTO

HEREDA

MUTUO S/. 6,000

TESTAMENTO

MIKE FALLECE Y DEJA A SU UNICO HEREDA SHELDON
CONSOLIDACIÓN EN LAS OBLIGACIONES INDIVISIBLES
LA CONSOLIDACIÓN EN OBLIGACIONES DE DAR (que no consistan en dinero),
CONSOLIDACIÓN EN LAS OBLIGACIONES SOLIDARIAS
Full transcript