Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

LA CIUDAD Y PUERTO DE VERACRUZ

No description
by

Yadai Flores

on 5 July 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LA CIUDAD Y PUERTO DE VERACRUZ

Diana Carolina Camacho Santarosa
Yanine Elizabeth Flores Cruz
Mercedes Yadai Flores Osorio
LA CIUDAD Y PUERTO DE VERACRUZ
Orígenes

Llegada de los españoles
El 21 de Abril de 1519, Hernán Cortes desembarcó en el islote de Tecpan Tlayac (hoy en día San Juan de Ulua), constituyendo así el primer acentamiento de Veracruz.
Al llegar el conquistador declaró que venían de parte del rey Carlos V y traían un mensaje para Moctezuma, como respuesta, este mandó a siervos mexicas a entregarles obsequios como: Oro, Plata y piedras preciosas. Obsequios que solo aumentaron la ambición de Cortes
Sin embargo algunos expedicionarios españoles estaban intranquilos y pedían el retorno a cuba. Pues decían que Cortés sólo tenia autorización para explorar y rescatar pero no para poblar.
Por otro lado el conquistador no estaba de acuerdo en entregar a Velasquéz el oro rescatado, así que legitimó la que ahora podía considerarse su empresa y asentó las bases políticas del primer ayuntamiento novohispano.

Fue así como descubrieron un pueblo con apariencia de fortaleza llamado Quiahuiztlan (segundo asentamiento de Veracruz)
Poco después Hernán Cortés ordenó buscar un sitio con mayor seguridad para la flota.
Fue así como el escribano Diego de Codoy redactó el acta con la que se fundó la Villa Rica de la Vera Cruz, el nombre se debe a que los fundadores llegaron a las tierras en jueves de la cena y desembarcaron el viernes santo de la cruz.
Dos años más tarde, en 1521, Tenochtitlan fue tomada al grito de "Santiago y España" y Cuauhtémoc último emperador azteca era prisionero de Cortés.
4 años después, la Villa rica fue trasladada a un tercer asentamiento: La Antigua, donde se construyeron varias casas y edificios civiles, contaban con un alcalde mayor y un cura para la parroquia.
Por otro lado, las condiciones geográficas y la insalubridad los llevaron a construir 3 establecimientos hospitalarios.
En el siglo XVI surgió la llamada carrera de Indias, de Veracruz salían productos de exportación como oro y plata y eran transportados en barco hasta Sevilla-Cádiz, y de España a cambio llegaban productos básicos como vino, aceite y entre ellos libros prohibidos.
La llegada de los peninsulares.
En los galeones que llegaban a San Juan de Ulúa también venia gente de España dispuesta a poblar las nuevas tierras, a ellos se les conoce como peninsulares.

Otras migraciones esenciales fueron las de los evangelizadores franciscanos, agustinos y dominicos, todas las personas que venían traían vida al puerto pues cuando se marchaban todo volvía a ser paulatino.
No obstante una serie de circunstancias forzaron un último traslado, devuelta al islote de San Juan de Ulúa, el punto decisivo fue el huracán que azoto las costas del golfo en 1552, dejando a la villa y puerto en ruinas.
Miembros del ayuntamiento, funcionarios reales y comerciantes pidieron reiteradamente a la Corona Española el traslado de la Villa Rica.
Mientras se tomaba la decisión, surgió otro inconveniente: la piratería.
Gracias a estos inconvenientes, correspondió el virrey Gaspar de Zúñiga y Acevedo, conde de Monterrey, llevar a cabo el cambio de la Villa Rica de la Vera Cruz a un cuarto y definitivo asentamiento.
EL PUERTO COLONIAL
En marzo de 1597 el virrey, conde de Monterrey, ordenó a los oficiales de la Real Hacienda mudarse a la banda de tierra firme situada frente al islote de San Juan de Ulúa (Las ventas de Buitrón) llevando consigo la Caja Real.
El regreso al primer asentamiento, después de casi ocho décadas, tuvo mucho que ver con el comercio y la guerra.
Describían que en el lugar no había agua dulce , no había yerba para los caballos y mulas de carga. Tampoco se contaba con piedras o con canteras de donde obtenerlas, ni cal ni tierra para la construcción de casas.
Los vecinos asentados demostraron su resistencia a no cambiarse, sin embargo, sus argumentos no fueron suficientes para revocar el mandato real.
En 1599 el Virrey mandó que pasaran a las ventas de Buitrón las autoridades municipales y los eclesiásticos.
Al año siguiente, 1600, se ordenó que la descarga de las flotas se realizara en la faja de tierra firme frente a San Juan de Ulúa.
Para marzo de 1607 el cuarto asentamiento de la Villa Rica estaba fundado ya con el título de la ciudad.
El 19 de Junio de 1615, el rey confirmó y aprobó la denominación de ciudad de la Nueva Veracruz.
En abril de 1640, Felipe III confirmó la provisión anterior.
Ante el peligro que representaba la piratería se llevaron a cabo trabajos de fortificación en San Juan de Ulúa, en donde se concentraba una gran cantidad de barras de plata.
Ataques Piratas
El primer ataque pirata tuvo lugar en 1568.
John Hawkins, uno de los célebres marinos ingleses protegidos de la reina Isabel I, sorprendió en la noche del 15 de septiembre a la población de la fortaleza, y ocupó el islote así como el arrecife de Sacrificios.
Los navíos del convoy procedente de España se presentaron dos días más tarde y desalojaron a los piratas ingleses
Entre 1580 y 1599, los virreyes en turno impulsaron diversos proyectos de fortificación.
En el plano elaborado por Adrián Boot en 1615 se aprecia la estructura de damero en el diseño urbano. Las calles se cruzaban en ángulo recto formando cuadrados, dando resultado a una traza regular.
Detrás del edificio que albergó al ayuntamiento porteño, órgano político responsable de la administración urbana, cerca del muelle y en medio de una ancha playa que separaba el mar de la población, se construyó la Aduana Real.
Las contrucciones eran hechas con madera por la escasez de cantera. De aquí provino el sobrenombre de "ciudad de tablas", hasta que los frecuentes incendios obligaron a ordenar el uso de cal y canto hacia los años treinta del siglo XVII.
Con el tiempo, la necesidad de defensa obligó a la traza de murallas.
En 1634 fueron instalados el Baluarte de la Pólvora en el sur (Baluarte de Santiago) y el de la Caleta en el Norte.
El siglo XVII se caracterizó por el lento crecimiento de la población.
El número de sus habitantes aumentaba cuando los convoyes tocaban sus costas.
En consecuencia, su desarrollo no era permanente. Los rigores del clima caliente y malsano, el peligro que representaban los incendios y la amenaza de los ataques piratas mantuvieron el puerto como un lugar de paso para la Nueva España.
Una segunda incursión, en mayo de 1683, si afectó a la ciudad. Once navíos comandados por Lorenzo de Graff "Lorencillo", ocuparon el puerto sin encontrar gran resistencia. Saquearon los almacenes y las casas particulares, encerraron a los habitantes en la iglesia parroquial y saquearon y violaron.
El segundo ataque pirata nunca se olvidó. Pero, tuvo en el mediano plazo una consecuencia favorable: El aceleramiento de la fortificación de San Juan de Ulúa. Quien concluyó los trabajos fue Jaime Frank.
Plaza Mercantil
El tercer siglo de la colonia, el siglo XVIII o Siglo de las Luces, significó para la Nueva Veracruz su consolidación como principal plaza mercantil de la costa del Golfo.
Establecidos en el punto de entrada y salida de mercancías y capitales, esos comerciantes lograron impulsar la transformación de la ciudad y puerto para convertirlo en centro de intercambio y distribución de efectos.
La posición de Veracruz como único puerto del Golfo habilitado para el comercio exterior propició la formación de grandes fortunas entre comerciantes porteños.
Inclusive, la llegada al trono español de la dinastía de Habsburgo, en sustitución de los Borbones, que trajo el sistema de flotas y la realización de ferias mercantiles.
Les permitió reforzar su hegemonía en la población portuaria y extender sus vínculos a la villa de Jalapa, en donde tuvieron lugar ferias anuales a partir de 1720.
La promulgación del
Decreto de Libre Comercio
, en 1778 -que implicó la desaparición del sistema de flotas y afectó el control de Cádiz y Sevilla sobre el intercambio ultramarino-, dio el empuje final que requería el grupo mercantil porteño para consolidarse y transformar las funciones de la población portuaria.
NO SE PUDO ENCONTRAR EL PLANO
Una diferencia notoria en la "Ciudad de Tablas" era la muralla que la rodeaba, a causa del ataque del Lorencillo.
Pero no solo contaba con la muralla, sino también, con 7 diferentes Baluartes: Santiago, La Concepcion, Santa Gertrubis, San Javier, San Jose, San Mateo y Santa Barbara.
En la fortaleza de San Juan de Ulúa se fundo el hospital San Martín, tras tener problemas de absoluta insalubridad. El clima tropical, el calor de los médanos, y mosquitos de los pantanos, estos eran factores que convertían en Veracruz uno de los lugares mas peligrosos de la Nueva España y para variar, los muros no ayudaban mucho, puesto que impedían la libre circulación de aire y privaban a la ciudad del gran beneficio de las brisas marinas.
La Ciudad Amurallada en los años de anarquía
Hacia 1800 la Nueva España vivía su momento de mayor esplendor, durante el reino de Carlos III y la ciudad y puerto de Veracruz a pesar de sus desventajas, se mantenía como la principal plaza portuaria del Golfo.
La obstrucción de los caminos, la frecuente intercepción del correo y la amenaza constante de un posible asalto insurgente caracterizaron la vida porteña, pero la llegada y salida de las conductas bajo la protección militar, acompañadas por recuas de mercancías y productos, animarían al puerto y harían circular capital.
Conforme fueron pasaron los años y los levantamientos insurgentes continuaron, la fluidez de las comunicaciones que garantizaban una exitosa practica mercantil se vio seriamente afectada.

No solo el tema de la insalubridad era un problema en esa época, si no también la falta de agua potable.
La población común se valía precisada a valerse del agua de una zanja que venia de los médanos, la gente acomodada bebía agua de la lluvia recogida en cisternas, mientras tanto en el San Juan de Ulúa tenia aljibes agua potable que solo se distribuía entre los militares.
La ciudad y puerto de Veracruz fue teatro de luchas armadas, guerra civil y fricciones políticas que marcaron altibajos en su desarrollo y diseño gráfico.
Tres acontecimientos se distinguen en esta etapa por las graves consecuencias que tuvieron para Veracruz, La ocupación de la fortaleza de San Juan Ulúa por los españoles a partir de 1821, La guerra con los franceses en 1838 (La Guerra de los Pasteles) y el conflicto con los estadounidenses en 1847.
En dichas ocasiones la ciudad sufrió bombardeos y la población fue obligada a emigrar, dejando en manos del ayuntamiento y de las fuerzas militares la solución de los problemas.
Full transcript