Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

AR03 ¿Cuánto gasta el Estado en la educación básica y media

No description
by

Jesús Antonio López Cabrera

on 10 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of AR03 ¿Cuánto gasta el Estado en la educación básica y media

AR03 ¿Cuánto gasta el Estado en la educación básica y media superior?
AR03a Gasto Nacional en Educación Total y como Porcentaje del PIB
¿Cómo ha evolucionado el Gasto Nacional en Educación y el Gasto Público en Educación?
AR03b Gasto federal descentralizado ejercido en educación (2012)
El Ramo 33 se creó en 1998 incorporando los acuerdos de descentralización entre la federación y los estados mediante los cuales transfería recursos a éstos. El componente educativo de este Fondo esta constituido por:
AR03c Gasto público por alumno total y como porcentaje del PIB per cápita (1980-2012)
Por medio de este indicador se analiza la evolución reciente del gasto educativo por alumno, expresado en pesos corrientes y en pesos reales de 2012, respectivamente. Aunque los datos en pesos corrientes pueden informarnos de los valores del gasto por alumno en los distintos tipos educativos y de la estructura que guardan éstos en un momento particular, no son adecuados para una comparación temporal o transversal de dichos gastos, debido a la existencia del cambio en el poder de compra por el fenómeno de la inflación. Por ello, para describir la evolución del gasto por alumno se utilizarán los datos expresados en pesos de valor constante.
Conclusiones
AR03 ¿Cuánto gasta el Estado en la educación básica y media superior?
¿Por qué es importante saber cuanto gasta el Estado en la Educación Básica y Media Superior? El gasto en educación es uno de los principales instrumentos de política pública de todos los niveles del gobierno para garantizar el derecho a la educación de los mexicanos, especialmente el derecho de los niños y jóvenes a cursar la educación obligatoria y a adquirir los conocimientos estipulados en el currículo nacional.
Más recursos podría traducirse en:
1) la universalización de la educación preescolar y secundaria, obligatorias constitucionalmente desde 1993 y 2003, respectivamente, en plazos más breves de lo que sugieren la evolución de los indicadores actuales. Puede consultarse el indicador AT01a sobre tasa neta de cobertura.
2) alcanzar la universalización de la educación media superior para el ciclo escolar 2021/2022, como está establecido en la Constitución Política de los EUM (Cámara de Diputados, 2012, 9 de febrero), requerirá de una expansión importante del gasto público en educación.
3) mejorar la matriculación oportuna de los distintos grupos de esdad. Ver el indicador AT01c sobre el porcentaje de alumnos con matriculación oprtuna.
4) suplir con más recursos informáticos a las escuelas de educación básica y media superior. Ver el indicador AR02 sobre recursos informáticos dedicados a la enseñanza en las escuelas.
5) disminuir el número de docentes que atienden más de un grado. Ver el indicador PG01.
Para saber cuánto es lo que gasta en educación el Estado mexicano y hacer comparativos con otras medidas económicas se presentan tres indicadores:



¿Cómo ha evolucionado el Gasto Nacional en Educación con respecto del PIB?
En 2013, el GNE ascendió a 1 029 535 millones de pesos, equivalente a 6.54 puntos porcentuales del PIB de este año; mientras que la participación pública representó 78.5% del mismo.
No obstante una reducción de -0.32 y -0.09 puntos porcentuales del GNE en el PIB de 2012 y 2013 con respecto a 2011 (respectivamente), puede observarse, al comparar los valores promedios de este indicador en las dos últimas décadas, que el país concede actualmente un mayor valor a la educación que en el pasado, pues ahora dedica una mayor parte de su riqueza a este sector.
En los últimos años, el GNE y el gasto público, en términos reales, crecieron de forma ininterrumpida en el periodo 2000-2011 aunque se estimó una reducción de 2.8% en 2012 y un renovado crecimiento en 2013 de 1.2%. De 2000 a 2013, expresados en millones de pesos de 2012, el GNE aumentó de 715 588 a 986 594, respectivamente, y el gasto público de 560 296 a 774 153 millones.
En 2010, de acuerdo con la (OCDE), México invirtió 6.21% de su PIB en educación, cifra ligeramente inferior al promedio que invierten los países de la OCDE (6.26%). El gasto educativo de México, en términos del PIB, es mayor que el de España (5.59%) pero inferior al de Chile (6.44%), Estados Unidos (7.32%) y Corea (7.63%).
Esfuerzos hechos por los países de la OCDE en materia educativa
El GNE y su componente público, en términos reales
En 2013, el gasto educativo público ascendió a 776 991 millones de pesos de 2012. Los gobiernos federal y de los estados aportaron 78.92 % y 21.05%, respectivamente; y sólo 0.03 %, provino de los gobiernos municipales. Estas cifras son parecidas a los promedios de los porcentajes del gasto de los distintos niveles de gobierno en el total del gasto público en la década 2000 a 2009 (tabla AR03a.1-A.2). Si se comparan los promedios de la distribución porcentual del origen del gasto educativo público de 1994 a 1999 y los de 2000 a 2009 con los datos de 2010 a 2013, puede apreciarse que el gasto educativo proveniente del gobierno federal está disminuyendo su importancia mientras lo gana el proveniente de las entidades.
Destino del gasto público educativo federal:
en 2013:
la educación básica atrajo 57% de ésta (349 603 millones de pesos de 2012),
la educación media superior 11.1% (67 839 millones de pesos de 2012),
la educación superior 23% (141 177 millones de 2012)
y el resto, 8.9% (54 606 millones de pesos de 2003), se dedicó a la educación para adultos, la capacitación para el trabajo, el fomento de la cultura y el deporte, entre otros rubros.
Estas proporciones deberían guardar una asociación con los tamaños relativos de la matrícula pues el equipamiento así como los costos de la infraestructura y de los recursos crece conforme aumenta el nivel o tipo educativo. Ver el apartado Estructura y Dimensión del Sistema Educativo Nacional.

En el último sexenio, la participación de la educación básica en el gasto federal disminuyó en términos porcentuales, mientras que e se aprecia una ganancia semejante en la participación del gasto federal en educación media superior y superior, aunque la el gasto en educación superior viene aumentando desde el inicio del período de análisis (1994).
Para 2013, se observa que la distribución porcentual del gasto federal se destinó en su mayoría a la educación básica, le siguió la educación superior y, en menor proporción, media superior, 57.0, 23.0 y 11.1%, respectivamente.
El FAEB se compone de los recursos federales para sostener la operación de la educación básica y normal de acuerdo con los artículos 13 y 16 de la Ley General de Educación (LGE, 2012, 9 de abril); el FAETA concentra los recursos federales que serán transferidos a los estados con base en los convenios para la descentralización de los servicios de educación para adultos y educación tecnológica, y el FAM se compone de dos subfondos destinados a la asistencia social y a la infraestructura educativa de educación básica y superior (Guízar, 2004).
En 2012, el gasto federal descentralizado ejercido en educación fue de 338 329.3 millones de pesos reales, de los cuales:
el FAEB (destinado a las entidades) y el Ramo 25 (asignado al Distrito Federal) captaron 95.6% (309,938.0 millones de pesos reales),
el FAM absorbió 2.8% (8 956.6 millones de pesos reales)
y el FAETA recibió 1.7% (5 447.5 millones de pesos reales).
La evolución de 2000 a 2012 de estos fondos muestra que la mayor variación porcentual, en términos reales correspondió del FAM (55.5 puntos porcentuales), seguido por el FAETA y FAEB, 43.6 y 30.1 puntos porcentuales, respectivamente.
Aunque los tres fondos aumentaron en la primera década de este siglo, hubo una reorientación de los subfondos del FAETA y el FAM que favorece a la educación de adultos en detrimento de la educación tecnológica y aumenta la importancia de la educación superior, respectivamente.
En el FAETA, la participación del monto para la educación tecnológica se redujo en 7 puntos porcentuales (68% en 2000 y 59% en 2012), mientras que, la participación de los recursos destinados a la educación de adultos se incrementó (de 32% en 2000 a 39% en 2012).
En el FAM, la participación del monto para infraestructura educativa básica tuvo una caída (de 75%, en 2000 a 62% en 2012) y, paralelamente, aumentó la importancia de la infraestructura educativa para educación superior (de 25% en 2000 a 34% en 2012)
En 2012, las entidades con las mayores asignaciones reales del total de FAEB, FAETA, FAM fueron ocho, las cuales concentraron el 50% (tabla AR03b-1). Estas entidades fueron el Distrito Federal (33 644.7 millones), estado de México (29 619.9 millones), Veracruz (20 073.0 millones), Jalisco (15 570.9 millones), Chiapas (14 500.7 millones), Oaxaca (14 010.1 millones), Puebla (13 802.7 millones) y Guerrero (12 924.1 millones). En contraste, las ocho entidades federativas con las menores transferencias federales concentraron 9% del total nacional. Estas entidades fueron Colima (2 362.7 millones), Baja California Sur (2 470.4 millones), Campeche (3 269.7 millones), Aguascalientes (3 504.8 millones), Tlaxcala (3 574.2 millones) Quintana Roo (3 612.6 millones), Nayarit (3 966.1 millones) y Querétaro (4 446.7 millones).
Respecto a las diferencias en distribución del FAEB por entidad federativa en periodos previos (2007 y 2008) y posteriores a la aplicación de la fórmula (2011 y 2012) que venía en la Ley de Coordinación Fiscal (Cámara de Diputados, 1 de octubre de 2007).
De 2008 a 2012, el FAEB se incrementó en términos reales 7 647.1 millones de pesos equivalente a 2.5% de aumento. Sin embargo, la participación de 22 entidades federativas se redujo de 2008 a 2012, las entidades más afectadas fueron Tamaulipas, Guerrero, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz, San Luis Potosí, Michoacán, Chiapas, Sonora, Aguascalientes, Campeche, Zacatecas, Nayarit, Querétaro, Durango, Quintana Roo, Baja California, Morelos, Chihuahua, Baja California Sur, Tlaxcala y Tabasco, cuyas participaciones se redujeron en 0.35, 0.35, 0.34, 0.34, 0.29, 0.29, 0.25, 0.21, 0.17, 0.12, 0.12, 0.10, 0.08, 0.08, 0.08, 0.08, 0.07, 0.06, 0.06, 0.04, 0.03 y 0.01 puntos porcentuales.
En términos absolutos, estas reducciones significaron disminuciones de 845.32, 749.55, 694.27, 808.01, 384.34, 671.77, 439.01, 438.81, 331.81, 266.40, 269.97, 153.57, 158.20, 139.73, 89.91, 138.96, 19.77, 71.37, 126.77, 57.03 millones de pesos, en 2011 en relación a la distribución de 2012. Aunque en el caso de Tlaxcala y Tabasco hubo un incremento de 2.11 y 115.24 millones de pesos constantes en el monto en 2012 en relación a 2008 (comparación transversal), en las distribuciones porcentuales de sus años correspondientes, 2012 y 2008, estas se redujeron en relación al monto nacional (comparación horizontal).
En contraste, las entidades beneficiadas por la distribución del FAEB fueron nueve: México, Guanajuato, Puebla, Jalisco, Nuevo León, Coahuila, Sinaloa, Colima y Yucatán, al incrementar su participación en 0.65, 0.46, 0.33, 0.30, 0.14, 0.10, 0.02, 0.01, 0.01 puntos porcentuales, respectivamente. En términos absolutos, estos incrementos representaron el aumento en 2 711.9, 1 703.2, 1 337.4, 1 282.5, 658.75, 669.87, 254.45, 239.56 millones de pesos, en 2012 con relación a la distribución de 2008.
En 2013 se estimó que el gasto por alumno en preescolar fue de 16 200 pesos, mientras que en primaria y secundaria fue de 14 700 y 22 500 pesos.
En términos relativos:
el gasto por un alumno de primaria y secundaria equivalió a 0.91 (=14700/16200) y 1.39 (=22500/16200) veces el de preescolar, respectivamente. Estas proporciones se mantuvieron, en promedio, en el periodo 2000-2013.
para la educación media superior y superior, usando como referente el gasto por alumno en profesional técnico (puede servir cualquiera de los dos gastos restantes), muestra que en 2013 el gasto por alumno en bachillerato fue 1.44 (=31300/21800) veces el de profesional técnico, y el de educación superior fue 3.2 (=70200/21800) veces.
Ambas cifras son muy aproximadas al promedio de gastos relativos durante el periodo 2000-2013. Estas constancias de los gastos relativos entre los niveles de educación básica, por un lado, así como entre educación media superior y superior, por el otro, sugieren un criterio de distribución del gasto educativo que intenta preservar dichas proporciones
1) De 1994 a 2013, el gasto educativo nacional aumentó de 15 072 a 27 732 pesos de 2012
2) El gasto educativo público por alumno se amplió en esos 19 años, de 15 824 a 21 760 pesos de 2012.

No todo el crecimiento fue uniforme en este periodo. Puede apreciarse en esta misma tabla que, a excepción de educación superior, a fines de los años noventa el gasto por alumno había crecido de forma importante en relación con los valores de mitad de esa década.

1) De 1994 a 1999, la tasa anual de crecimiento promedio del gasto real por alumno de preescolar, primaria y secundaria fue 9.2, 8.6 y 5.3%, respectivamente, mientras que en profesional técnico de 4.4 y en bachillerato 1.2%, respectivamente.
2) En contraste, en el periodo 2000-2006, se observan menores tasas de crecimiento para todos los niveles de educación básica así como para el resto de los tipos educativos, incluso el gasto educativo nacional por alumno se redujo ligeramente. Las tasas de crecimiento media anual del gasto por alumno se ubicaron en -0.6% para preescolar y secundaria; de -0.5% para la educación primaria; de -1.0% para bachillerato y educación media, y de -0.9% para la educación superior.
3) Mientras que el periodo 2007-2013, la tasa de crecimiento media anual se incrementó ligeramente, respecto al periodo anterior, ubicándose entre 0.5% y 0.7%, para todos los niveles de educación.
AR03a
Monto total y Evolución del Gasto Nacional en Educación (GNE). Lo que se muestra en el es el GNE en términos absolutos y relativos, con respecto al PIB, así como en términos constantes. En términos constantes se hace la actualización de la base 2003 a 2012.
AR03c
Gasto educativo público por alumno . La información presentada muestra los valores recientes de los tres indicadores, así como la evolución que han seguido en los últimos tres sexenios.
AR03b
El gasto federal descentralizado ejercido en el ramo de la educación. Este gasto esta constituido por el Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB); el Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM); y el Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA). Estos tres fondos son el componente educativo del Ramo 33 del presupuesto de egresos de la Federación, aunque para el Distrito Federal, se toma en cuenta el Ramo 25.
Ficha Técnica del Indicador AR03a
Educación para adultos
Capacitación para el trabajo
Fomento de la cultura y el deporte
Ramo 33
El Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB),
Ramo 33
El Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM)
Ramo 33
El Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA)
Ramo 33
En el caso del Distrito Federal, los recursos provienen del Ramo 25 Previsiones y Aportaciones para los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos (artículo 26 de la Ley de Coordinación Fiscal, en Cámara de Diputados, 2007, 1 de octubre). El indicador Gasto federal descentralizado ejercido en educación incluye los primeros tres fondos y, sin ser totalmente comparable, junto al FAEB considera el Ramo 25.
Evolución del gasto por alumno en términos reales

Históricamente, el mayor gasto público por alumno entre los niveles que conforman la educación básica se presenta en secundaria, mientras que entre los niveles de educación postbásica se da en el superior. No sorprende que el gasto por estudiante se incremente a medida que es más avanzado el nivel educativo; no obstante, el avance de nuevas políticas puede impactarlo, tal como lo fue la implantación del nivel preescolar dentro de la educación básica obligatoria o la reciente obligatoriedad de la educación media superior.
¿?
Full transcript