Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Itinerario de la Teología Pastoral

PRIMERA PARTE CAPITULO SEGUNDO
by

Teología Pastoral

on 19 July 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Itinerario de la Teología Pastoral

Itinerario de la Teología Pastoral
La acción pastoral se articula como respuesta a preguntas planteadas por la realidad
desde las necesidades de la evangelización.

Tanto los
modelos de acción
como mucho más los
modelos eclesiológicos
están siempre acompañados de
una reflexión teológica más o menos profunda.

La reflexión en torno a la acción eclesial se denomina “teología pastoral”.
Que es una dimensión de la teología como un todo, que cuando es auténtica tiene en vista la acción evangelizadora.
La teología pastoral
es hoy más que nunca una
tarea desafiada y desafiante,
debido a la
complejidad de la realidad
y la perplejidad ante tantos cambios.

Para llegar aquí, la teología pastoral se fue
constituyendo a lo largo de un proceso que pasó por cinco etapas sucesivas
, en un período de tiempo de más o menos los últimos
dos siglos.

Podemos plantearnos:

Si el patrimonio teológico de la Iglesia tiene casi dos mil años,
¿por qué la teología pastoral surgió en los dos últimos siglos?¿Qué impedía su elaboración o qué le faltaba para su articulación?
Es lo que se tratará de responder.

1. EL ITINERARIO DE LA TEOLOGÍA EN EL SENO DE LA TRADICION ECLESIAL

La teología sólo es posible en la medida en que es
un discurso sobre la “experiencia humana de la fe en Dios y su revelación”,
en nuestra vida contingente e históricamente situada.

No es el discurso “de” Dios ó “sobre” Dios o su revelación en sí.
En la SE, la palabra
Dios está “detrás de las palabras”
humanas.

“La revelación es recibida según el modo de los receptores” (Summa, II-II, I. I; a. 2c Sto Tomás de Aquino). Y también afirmaba que la fe no termina en el discurso, sino en la cosa (DIOS).
1.1. La teología patrística o la teología como sabiduría

En la Iglesia primitiva no es todavía una teología científica.
Guarda distancia entre fe y razón.
Que, la primera,
consistía en meditar las Escrituras, para conformar la vida personal y comunitaria
con la sabiduría divina comunicada por la revelación.
La Iglesia en este tiempo hace una
lectura espiritual de la Biblia,
privilegiando el nivel simbólico del mensaje revelado.

No entran en la reflexión teológica, la historia, la razón, el contexto social, las prácticas sociales, etc.
La tendencia es más bien, aprender la realidad
desde esa óptica.

En consecuencia,
la acción pastoral
no sólo no es ciencia, sino
consiste en practicar obras espirituales.

1.2 La teología escolástica o clásica y la teología como ciencia

La teología escolástica (tomismo)
eleva la teología a la categoría de ciencia.
Tomás de Aquino aplica a la teología las categorías del pensamiento filosófico entonces reinante: concretamente,
el aristotelismo.

Le da las bases para afirmar la gracia sobre la naturaleza y
establecer una relación entre fe y razón.
Así puede distinguir entre natural y sobrenatural y formular
su

axioma
mas genial:
la gracia y la providencia cristiana no eliminan, al contrario, exaltan la naturaleza humana.

Tomás de Aquino pudo así dar un valor absoluto a la actividad humana, a la política y a la vida social, y sustentar la autonomía del pensamiento humano en su propia esfera.

La acción pastoral consiste en recibir sacramentos,
los únicos medios de salvación, y en asentir intelectualmente a las verdades de la fe.
De una verdad esencialista, sobre la que no incide la historia,
se sigue verdades inmutables para nosotros. (La gracia es la que salva. La única acción importante es abrirse a la gracia.
La teología de las indulgencias
…).

Poniendo santo Tomas las
bases para una teología de la acción no encontraron terreno para fructificar.
De haberlo hecho en vez de enemiga de la Modernidad la Iglesia hubiera sido su motor y hubiera evitado equivocaciones y exasperaciones.

1.3 La teología moderna europea, las teologías del genitivo.
La teología moderna aparece muy tardíamente con relación a la modernidad (CV II 1963). Las bases para ella se habían sentado hacía mucho tiempo, pero
la Iglesia no tuvo ni el discernimiento ni la independencia de espíritu para ello, dado que las grandes conquistas de la Modernidad se dieron fuera de la Iglesia
–en gran medida contra ella-, aunque apoyadas en valores evangélicos.

Época caracterizada por la emancipación del ser humano ante Dios; de lo temporal con respecto a lo espiritual, de las ciencias ante la fe, etc.

La teología moderna articulada desde la primera Ilustración



La teología sigue hablando de Dios, pero también del ser humano situado en el contexto de la Modernidad, dotado de una razón emancipada de la fe e inmerso en una realidad autónoma con respecto a lo sagrado.

El punto de articulación del discurso de la fe no puede ser ya una lectura simbólica o conceptual de la revelación
, sino una relectura de las fuentes reveladas desde el nivel performativo del mensaje, es decir,
en diálogo con la experiencia de la fe de los cristianos y con los cuestionamientos oriundos de una racionalidad emancipada de la fe.

¿Cómo hablar de Dios a un ser humano que desde la razón individual y libre afirma prescindir de la trascendencia?
Se confronta la verdad con la veracidad, con su comprobación histórica.
La teología entra en la esfera de una racionalidad dialógica
, sin pretender vencer sino convencer.

La teología moderna articulada desde la segunda Ilustración

Se produjo en torno a las “teologías de lo genitivo”:
Teología política
Teología de la esperanza
Teología de las realidades terrenas
Teología de la cultura
Etc

Que elevaron a la teología a la categoría de la razón práctica.

Para estas teologías, el punto de partida para articular
el discurso sobre la fe no es simplemente la experiencia de la subjetividad trascendental
(es decir, seguir hablando de Dios),
sino la praxis de los sujetos sociales, tanto cristianos como no cristianos.
Las Teologías del genitivo asumen las prácticas de los sujetos sociales (personas) en su situación de injusticia, violencia y pobreza,
pero de forma genérica,
sin descender al discernimiento de las contradicciones de los mecanismos que las generan.
El pobre es más una categoría que un sujeto concreto, fruto de mecanismos perversos que hacen de él ante todo un empobrecido.

Es una
reflexión pretenciosa de universalidad
, pero sin tomar en cuenta debidamente la adopción de presupuestos, conscientes o inconscientes, uncidos a un lugar social,
que hace del pobre mas un objeto de la acción que sujeto de su propia liberación.

2. GENESIS, GESTACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE LA TEOLOGIA PASTORAL
A fines del s. XVIII, no es una ciencia o una disciplina teológica, ni siquiera una reflexión. Es mera
operacionalización
de un proyecto especulativo previo, como
conjunto de métodos didácticos, pedagógicos y formativos que aterrizan un contenido que no le pertenece.
En este tiempo asume una
postura apologética
ante la Reforma Protestante.

En el s. XIX, deja de ser un apéndice de la moral, del derecho canónico o de la teología dogmática en dimensión constitutiva y fundamental de la teología como un todo.
La teología pastoral pasa a constituir el suelo sobre el que se edifican otras disciplinas.
2.1. Primera etapa (final del siglo XVIII): la teología pastoral como pragmática.

La teología pastoral tiene su génesis en
Austria
(1774-1777). La
preocupación por una acción pastoral
mas calificada vino del emperador José II, en los seminarios que él fundo. Rautenstrauch, en colaboración con él,
montó un proyecto de reforma de las escuelas de teología.
En 1779, por un decreto de la emperatriz María Teresa, madre de José II, la reforma se lleva a cabo con la adopción del manual del Pastor bonus, del profesor de Lovaina J. Opstraet, editado en 1698.


Como eran seminarios creados por el emperador,
los obispos se opusieron a esta reforma, entre otras porque enfocaba la cuestión pastoral únicamente desde un ángulo funcional y pragmático de la formación del clero.

Características:
Servidumbre de la Iglesia al Estado
Sumisión del clero a la tutela del poder político.

Era
una formación motivada por la apologética ante la modernidad,
contra el iluminismo.
Comprendía tres secciones:
a)
normas para la tarea de enseñar,
b)
de santificar y
c)
de gobernar.
Es decir, un compendio de
deberes prácticos para formar el presbiterio, el funcionario espiritual del estado.

2.2. Segunda etapa (comienzos del siglo XIX): la teología pastoral como soteriología
Entra en escena la Facultad de Teología de Tubinga, que juga un papel importante en la configuración de la teología pastoral. Teólogo importante: Johann Michael Sailer (1751-1822).

La teología pastoral
comienza a tener un contenido, un referencial teórico propio
, dejando de ser un conjunto de métodos didácticos, pedagógicos y formativos. Hay un
esbozo de elaboración de la teología pastoral apoyado en las Escrituras.
- El pastor no es mero funcionario de una institución, sino colaborador activo de Dios en la obra de la salvación.

Desplazamiento

De la sacramentalización

A lo
Kerigmático

Que propicia el paso de la

Catequesis

Predicación

A la Predicación de la Palabra de Dios.
El “pastor” es sacado de lo pragmático o del utilitarismo e inserto en el centro del corazón de la misión de la Iglesia
, el anuncio de la revelación
(kerigma).

La identidad
del pastor se busca en Cristo,
el Buen Pastor
, y en su obra, que la Iglesia continúa. Por lo tanto, el ministro
es comunicador de la revelación
de la salvación en la historia.

La teología pastoral deja de ser apéndice de otras disciplinas para situarse dentro de la teología dogmática.

2.3. Tercera etapa (mediados del siglo XIX): la teología pastoral como autoconciencia de la Iglesia.
Dos fundadores de la denominada “
Escuela de Tubinga”
; J. S. Drey (1777-1853), J. A. Möhler y, sobre todo, A. Graf (1811-1867).

A. Graf toma conciencia de que la revelación no es algo estático y la Iglesia su mero depósito.
Revelación y tradición son dos realidades vivas, permanente y dinámicas
en la historia.
A. Graf explicita la
concepción de la teología pastoral
, para él, el ser de la Iglesia comprende
tres aspectos
esenciales:
un pasado
, objeto de la
exégesis bíblica
por medio de la crítica histórica;
una esencia presente
, inmutable, que constituye el
objeto de la teología dogmática y moral
; y un
futuro
, su auto comprensión continua,
objeto de la teología pastoral.

En otras palabras,
la teología pastoral
no está volcada a las cuestiones prácticas de la Iglesia, sino a
la objetividad de su propio ser,
como realidad en permanente construcción, en
camino hacia la plenitud del Reino
, y que puede ser objeto de un abordaje científico. Está orientada al futuro.

2.4. Cuarta etapa (mediados del siglo XX): la teología pastoral como teoría de la praxis de la Iglesia.
La renovación teológica contemporánea, operada por el surgimiento de
una nueva teología articulada desde la antropología en el seno de la racionalidad moderna,
ha ayudado a la teología pastoral a dar nuevos pasos. Hay que resaltar la rica contribución de la
Acción Católica Especializada
, fundada por J. Cardijn, y los movimientos en torno a la
preparación y a la realización del Concilio Vaticano II.
Teólogos:
F. X. Arnold (1898-1969), P. A. Liégé (1921-1979) y Karl Rahner (1904-1984).

2.5. Quinta etapa (final del siglo XX): la teología pastoral como reflexión de la praxis liberadora de los cristianos y de las personas en general
En el viejo continente el CV II fue mas bien punto de llegada que de partida.
Y un punto de llegada difícil, que
generó cisma
, relectura de los textos conciliares fuera de su contexto. Los segmentos mas conservadores de la Iglesia
sueñan más con una nueva cristiandad
que con dialogar con una Modernidad en crisis, la que todo indica da un paso adelante dentro del proyecto civilizador moderno. No hay razón para tomar distancia del CV II, al contrario, es necesario
redoblar esfuerzos para recuperar sus intuiciones y ejes fundamentales.

A esto está apostando
la Iglesia en América Latina
y el Caribe, al
hacer del CV II
no
un punto
de llegada, sino
de partida.
Contribuciones de la Iglesia de AL y el Caribe a la Teología Pastoral:

1º. Se pasó de la teología como autorrealización de la Iglesia a la realización del Reino de Dios.
La teología pastoral va más allá de una reflexión sobre la praxis de la Iglesia.
Las acciones eclesiales se sitúan dentro del mundo
, porque la Iglesia está dentro del mundo y existe para el mundo.

Dado que el Reino de Dios rebasa las fronteras de la Iglesia, supera sus fronteras
para actuar conjuntamente con todas las personas de buena voluntad,
en un mundo cada vez más pluralista.


2º. Además de ser una reflexión de la praxis de la Iglesia y de las personas en general,
esta reflexión se hace desde la óptica de los pobres.
Puesto que ellos son la causa de Dios, en
su escandalosa parcialidad
de defender siempre a los excluidos.


La teología pastoral quiere liberar a la teología de ideologías excluyentes
y situarla, en la perspectiva liberadora de los pobres, como el hilo de oro que teje las Escrituras.

3º. Es sobre los “sujetos” de la misma teología con respecto a su método.
No la producen únicamente los teólogos profesionales en la academia.

Acto primero
– para poder hacer teología pastoral desde la perspectiva de los pobres,
es el compromiso personal con relación al sujeto en cuestión y su lugar social.
Es imposible verlo adecuadamente desde fuera. Condición para la práctica práctico-teórica es la práctica práctico-practica, que implica conversión.

Acto segundo

reflexión sobre las prácticas eclesiales y de las personas en general
desde la perspectiva de los pobres.

Nivel Profesional

Nivel Pastoral

Punto de partida
Nivel Popular
Aquí se transforma en concepto fundamental para alimentar la práctica práctico-práctica, para recrearla y hacerla avanzar en su vocación de hacer historia de salvación.
La reflexión de los propios sujetos sobre su propio mundo. El saber popular está dotado de criticidad.
Grupos de coordinación, consejos y asambleas, cursos y jornadas de estudio. Aquí se sacan conclusiones, evaluaciones retroalimentadoras, elaboran textos.
toda vez que fuera de la salvación no hay
Auténtica Iglesia.
Desde el punto de vista pastoral, una reflexión que no salva no sirve para nada,

http://prezi.com/user/bw6tni0xpzti

De lo
Pedagógico
Full transcript