Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

ANÁLISIS DE LAS LEYES DE EDUCACIÓN Y SU IMPLEMENTACIÓN EN EL

No description
by

Analia Marcos

on 17 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of ANÁLISIS DE LAS LEYES DE EDUCACIÓN Y SU IMPLEMENTACIÓN EN EL

ANÁLISIS DE LAS LEYES DE EDUCACIÓN Y SU IMPLEMENTACIÓN EN EL SISTEMA EDUCATIVO ACTUAL
PUNTOS A COMPARAR
-

Configuración del nivel primario.
Homogeneidad y diversidad.
Rol docente
Infancia, familia y organizaciones de socialización.
Conclusion
Ley de educación 1420
La escuela primaria tiene por único objeto favorecer y dirigir simultáneamente el desarrollo moral, intelectual y físico de todo niño de 6 a 14 años.
La instrucción debe ser obligatoria, gratuita, y gradual.



Ley de educación 26206
L a educación primaria es obligatoria y constituye una unidad pedagógica y organizativa destinada a la formación de los niños a partir de los 6 años de edad.



Ley federal 24195
Educación general básica, obligatoria, de 9 años de duración, a partir de los 6 años de edad, entendida como una unidad pedagógica integral y organizada en ciclos.

CONFIGURACIÓN DEL NIVEL PRIMARIO.
Ley de educación 1420

Existencia de instituciones públicas gratuita al alcance de todos los niños.
(Derecho).
La obligación escolar puede cumplirse en las escuelas públicas, en las escuelas particulares o en el hogar de los niños.

Ley de Educación 26206
Igualdad educativa, asegurando las condiciones necesarias para la inclusión, el reconocimiento, la integración y el logro educativo.
Igualdad de oportunidades para los sectores mas desfavorables de la sociedad
Las autoridades educativas promueven la inclusión de niños no escolarizados en espacios escolares no formales, hacia procesos de reinserción escolar.

 Ley de educación 24195
Igualdad de oportunidades y posibilidades, sin discriminación alguna.
Derecho de enseñar y aprender en forma igualitaria y equitativa, con la implementación de programas especiales a fin de promover la calidad educativa y alcanzar logros equivalentes a partir de la heterogeneidad de la sociedad.


Homogeneidad y diversidad
Rol docente
Ley de Educación 26206
Elemento activo de participación en el sistema democrático.
Respeto y responsabilidad por la tarea docente.
Profesionales capaces de enseñar, generar y transmitir los conocimientos y valores necesarios para la formación integral de las personas, el desarrollo nacional y la construcción de una sociedad más justa.
Factor clave de la calidad de la educación.
Ley de Educación 24195

Ejercer su profesión en base al respeto a la libertad, en el marco de las normas pedagógicas y curriculares establecidas por la autoridad educativa.
La capacitación y actualización para adaptarse a los cambios curriculares.
Orientar su actuación en función del respeto a la libertad y dignidad del alumno como persona.

Ley de Educación 1420
Cumplir con la presente ley y con los programas y reglamentos que dicte para las escuelas.
Dirigir la enseñanza de los niños que están a su cargo.
Concurrir a conferencias pedagógicas.

Ley de Educación 1420
La obligación escolar comprende a todos los padres, tutores o encargados de los niños, dentro de la edad escolar.
Los padres de los alumnos deben acompañar y guiar en el trayecto educativo.

Ley de Educación 26206
Articula la participación de los distintos actores que constituye la comunidad educativa, directivos, docentes, familias que garantizan el carácter integral.
Promover la creación de redes que fortalezcan la cohesión comunitaria e intervengan frente a la diversidad de situaciones que presenten los alumnos y sus familias.

Ley de Educación 24195
Participación de los padres (familia), la comunidad, y organizaciones sociales.
Las acciones educativas son responsabilidad de la familia, como agente natural y primario de la educación, del estado nacional como responsable principal, de las provincias, los municipios, la iglesia católica, las demás confesiones religiosas oficialmente reconocidas.

Infancia, familia y organizaciones de socialización.
EL SISTEMA EDUCATIVO Y SUS FALENCIAS
A partir de leído y analizado sobre los procesos de cambio por los que ha pasado nuestro sistema educativo, nos surgieron inquietudes sobre problemáticas de inclusión y porque muchos alumnos quedan excluidos de estas.
En la ley de Educación Nacional 26206 se busca:
Garantizar que todos tengan acceso y permanezcan en el sistema educativo.
La primera condición para el ejercicio del derecho a una educación de buena calidad es que todos tengan garantías de igualdad en las condiciones para el acceso y la permanencia en el sistema educativo.

HACIA UNA ESTRUCTURA UNIFICADA PARA TODO EL PAÍS
Uno de los fenómenos más graves que caracteriza la actual situación educativa es la significativa fragmentación y diversificación que existe en la estructura organizativa del sistema, lo que provoca graves problemas para la movilidad de los alumnos, para garantizar una educación igualitaria para la certificación de los aprendizajes y para el desempeño de los maestros y profesores.
El tránsito hacia una estructura homogénea para todo el país debería discutirse en el marco de una medida muy importante, la obligatoriedad de la enseñanza en el nivel medio.
Estos procesos de transformación estructural deben efectuarse en forma gradual, sin provocar traumatismos en el sistema ni desestabilizar a los docentes ni a los alumnos. Así mismo es necesario abrir el debate sobre la posibilidad de fórmulas específicas para las zonas rurales que garanticen la igualdad para las poblaciones escolares que habitan en ellas.
La obligatoriedad de la educación en el nivel medio. Es una de las decisiones más importantes que deberá tomar la sociedad argentina con respecto a su futuro. Si asumimos que el futuro estará caracterizado por
el cambio, la incertidumbre y la necesidad de renovación permanente, parecería fundamental que la escuela media tuviera como uno de sus ejes centrales de acción la orientación de los jóvenes.
Fortalecer la capacidad de los jóvenes para definir su proyecto de vida, dotarlos de los instrumentos básicos para que se conozcan y conozcan el entorno en el cual actúan y construyan su identidad, preparar a todos para seguir estudiando, para ingresar en el mundo laboral y desempeñarse como ciudadanos activos, pueden resultar ejes centrales de la definición de las modalidades pedagógicas y las orientaciones laborales y vocacionales propias de esta escuela media.
Esta discusión deberá incluir tanto la cuestión de los contenidos como la dimensión institucional.
Una educación media que pretenda cumplir con esta función de orientación deberá poder contar con un cuerpo docente que pueda, entre otras cuestiones preparar en equipo la tarea pedagógica, formular proyectos y monitorear la evolución integral de los alumnos. La existencia de profesores tutores que pueden realizar un seguimiento del alumno, profesores con mayor dedicación de tiempo y participación institucional, incompatible con la figura del “profesor taxi”, y la incorporación de coordinadores de curso, son algunas propuestas que trabajarían en este sentido.


OFRECER NUEVAS OPORTUNIDADES PARA LOS QUE NO COMPLETARON SU ESCOLARIDAD OBLIGATORIEDAD.
En el contexto de una sociedad donde el conocimiento ocupa un lugar central y, además, se renueva velozmente, una persona analfabeta o que no haya lograrlo el acceso al dominio de los códigos de la cultura de este tiempo, está prácticamente condenada a la exclusión y a la marginalidad. Es urgente saldar las deudas del pasado con los jóvenes y adultos a los cuales no se les brindó de educarse en el momento oportuno.
El derecho a la educación no prescribe con la edad y, por lo tanto, el estado debe asumir la responsabilidad institucional de garantizarlo a aquellas personas que por cuestión de injusticia social no pudieron ejercerlo en su niñez y al hacerlo con las características específicas que le reclaman hoy su situación de edad, responsabilidades sociales y laborales.
Garantizar la igualdad en el acceso y permanencia para personas con necesidades especiales. Favorecer la inclusión educativa de niños y adolescentes con necesidades especiales optando siempre por una propuesta menos restrictiva posible.
Asegurado su permanencia durante el período obligatorio y propiciando alternativas válidas de continuidad en su formación para la vida adulta.
Viabilizar el derecho a la integración requerirá del trabajo interdisciplinario y de la conformación de redes institucionales que permitan las mejores opciones para la adquisición de la competencia social que habilite a la participación de los alumnos con necesidades especiales en la vida de su comunidad.


LA BUENA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN ES UN DERECHO DE TODOS
Tener una educación de buena calidad para pocos o una educación de mala calidad para todos son objetivos ética y políticamente inaceptables. Es necesario evitar lo ocurrido en la década pasada donde la expansión de la cobertura fue acompañada por el deterioro de la calidad. Calidad y cantidad deben estar íntimamente asociadas ya que solo será posible retener a los que recién se incorporan y lograr que vuelvan los que han abandonado la secuela prematuramente si adecuamos y mejoramos la propuesta pedagógica, y se garantizan recursos de calidad y condiciones materiales para los alumnos y docentes.

CALIDAD E IGUALDAD DE APRENDIZAJES
La igualdad a la que aspiramos no es la imposición de un mismo modelo a todos, ni tampoco es bajar el nivel y renunciar a la excelencia. Sabemos que para lograr aprendizajes homogéneos y equivalentes debemos promover procesos pedagógicos diferentes, asignar más recursos a los que tienen menos y respetar las diferencias genuinas y legítimas. Los recursos asignados a cada jurisdicción deben estar basados en criterios de distribución claros, precisos que contemplen las desigualdades sociales y educativas de las jurisdicciones.

UNA BUENA ESCUELA ES:
Aquella donde los docentes gozan de buenas condiciones de trabajo y salarios dignos, están formados, capacitados para acompañar y promover a los alumnos en su progreso año a año, confían en la capacidad de aprendizaje de todos sus alumnos y se hacen responsables por los resultados por los resultados.
Es aquella en que los padres cuentan con información y buenos criterios para acompañar la escolaridad de sus hijos, sin invadir la esfera de los docentes, ni dejar que los chicos “se arreglen solos”.
Es aquella donde los chicos cuentan con textos manuales, computadoras, laboratorios para la enseñanza de las ciencias, profesores y materiales para el aprendizaje de una segunda lengua, instalaciones para las prácticas deportivas, instrumentos musicales y materiales para la expresión artística.
Cuenta con el tiempo suficiente para que los chicos aprendan lo necesario para ser mañana ciudadanos plenos. Dentro de una buena escuela los chicos no tienen menos derechos que afuera de ella y aprenden no solo los contenidos de las signaturas, sino también a vivir con los otros, a ser partes de una institución con roles diferentes, a escuchar y a hacer uso de la palabra; una escuela que habilite a los chicos para pensar el porvenir, aun cuando no podamos prever con certeza lo que el futuro depara; una escuela que forma para comprender la cultura y operar en formar reflexiva con ella.
Es aquella en la reina un clima de trabajo y de esfuerzo.
Deberá poder definir un proyecto institucional participativo que sea perteneciente a la realidad en la cual debe trabajar, y se adapte a las necesidades y particularidad de cada comunidad. Pero todos estos estos aspectos que definen una buena escuela deben tener un nivel básico de homogeneidad nacional. El Estado debe, desde este punto de vista, garantizar las condiciones materiales y culturales para que sea posible que todos los alumnos de nuestras escuelas lleguen a aprendizajes comunes de buena calidad, independientemente de su origen social, de su radicación geográfica de su género o de su identidad cultural.

EDUCACIÓN DE BUENA CALIDAD ES FORMACIÓN INTEGRAL.
La formación integral de la personalidad implica un sostenido trabajo educativo para que el alumno se desarrolle como sujeto de derecho. Esto implica que se conozca a sí mismo, que interactúe con los demás y que pueda disponer de todas las condiciones para definir su proyecto de vida, internalizando los valores de la libertad, la paz y la solidaridad, la igualdad, la justicia, la responsabilidad y el bien común.


RECUPERAR LA CENTRALIDAD DEL APRENDIZAJE
La profunda crisis por la cual atravesó nuestro país en los últimos años provocó el deterioro en la capacidad de las familias para la satisfacción de necesidades básicas de los niños (alimentación, salud, contención) derivando en muchos casos en la asunción de estas funciones por parte de la escuela. La sobrecarga en sus tareas a las que se vio sometida la escuela, ha provocado en muchos casos que su función central e indelegable, esto es, su responsabilidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos, se haya visto relegada a un segundo plano.
Todas estas tareas y responsabilidades, de carácter asistencial, no pueden recaer exclusivamente en los docentes, Será necesario debatir la posibilidad de dotar de personal especializado al sistema educativo, para que puedan seguir asumiendo estas funciones asistenciales y profesionales sin que esto se produzca en detrimento de los aprendizajes.


GARANTIZAR EL DERECHO A UNA EDUCACIÓN A LO LARGO DE TODA LA VIDA
Desde el punto de vista de las modalidades pedagógicas, la educación a lo largo de toda la vida supone que la enseñanza escolar obligatoria se utilice modalidades que preparen a los alumnos para el aprendizaje permanente. La gran función de la escuela será enseñar el oficio de aprender, porque esto es lo que tendremos que hacer en forma permanente.

GARANTIZAR EL DERECHO DE LAS FAMILIAS A PARTICIPAR EN LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS
La familia es un agente educador fundamental, pues son ellas quienes transmiten las pautas culturales y valores que hacen a la socialización primaria de los individuos. Las familias son también mediadoras activas entre los sujetos y la sociedad y ejercen por acción u omisión, una profunda influencia en los períodos cruciales de crecimiento y formación.
El gobierno de la educación debe facilitar la participación de la familia promoviendo la comunicación, el respeto mutuo y la colaboración, en el marco de la lógica de esfuerzo compartido, para alcanzar una educación de calidad para todos. La familia deben recibir, de parte de los centros educativos, información periódica sobre el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas, así como la orientación para su cooperación en el mismo.
Las familias tienen a sí mismo el derecho de elegir el tipo de educación para sus hijos que responda a sus convicciones filosóficas, éticas o religiosas. Este principio se apoya y complementa con la libertad de enseñar y aprender reconocida por la Constitución Nacional, lo que ha permitido en la prestación de los servicios escolares la integración de la gestión del estado y la gestión privada.

EL DOCENTE COMO SUJETO DE DERECHO: GARANTIZAR CONDICIONES DIGNAS DE TRABAJO, DE FORMACIÓN Y DE CARRERA
Los análisis sobre las estrategias más efectivas para lograr una educación de buena calidad para todos coincide en señalar que si bien los recursos materiales son una condición necesaria, no son suficientes. El actor clave es el docente y solo se podrá alcanzar ese objetivo con políticas integrales destinadas a mejorar la calidad de su formación inicial y continua a mejorar sus condiciones de trabajo y a diseñar un modelo de carrera docente que permita su desarrollo profesional.

FORMACIÓN INICIAL Y CONTINUA: UNA CUESTIÓN ESTRATÉGICA DE CARÁCTER NACIONAL
La formación docente debe ser entendida como un proceso que comienza con la formación inicial pero continua a lo largo de toda la carrera. Debemos promover una identidad docente basada en la autonomía profesional, en la idea de profesionalismo colectivo que implica una gran capacidad de trabajar en equipo, un fuerte compromiso con la igualdad y la confianza en las posibilidades de aprendizaje de sus alumnos y alumnas

LA CONCERTACIÓN PARA DEFINIR CONDICIONES DE TRABAJO Y CARRERA DOCENTE
Además de la formación inicial y continua será preciso discutir las modalidades que debe asumir la carrera docente y sus condiciones de trabajo. Hasta ahora las posibilidades de progreso profesional están asociadas a cambio de funciones o cambios de nivel del sistema educativo en el cual el docente se desempeña. No existen posibilidades de progresar en el ejercicio mismo de la docencia. Serán necesario diseñar una carrera que permita ascender ejerciendo funciones de monitoreo o tutorías de los nuevos docentes, funciones especiales dentro de las escuelas o, simplemente ejercer las mismas tareas desde una categoría más alta en término del escalafón y reconocimiento material.


GARANTIZAR EL DERECHO DE LOS ALUMNOS A TENER ESCUELAS EN CONDICIONES MATERIALES DIGNAS
En la Argentina los alumnos provenientes de los sectores sociales más vulnerables aprenden menos y en peores condiciones. Desde la oferta educativa, estas disparidades se manifiestan especialmente en la infraestructura y los equipamientos disponibles en los establecimientos escolares. Para reparar esta injusta situación es necesaria una fuerte intervención del Estado que garantice condiciones materiales dignas para todas las escuelas argentinas.
Resulta de fundamental importancia que las políticas educativas impulsen la construcción de nuevas escuelas y aulas para disponer de más plazas educativas que permitan incluir a quienes están fuera del sistema o ampliar el tiempo de exposición escolar. Estas políticas deben incluir re funcionalizaciones y mantenimiento de los edificios escolares, mobiliarios adecuados y los recursos didácticos que permitan enseñar y aprender en mejores condiciones.

GARANTIZAR EL DERECHO DE TODOS A CONOCER Y DOMINAR LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN
La escuela debe hacerse cargo de esas nuevas experiencias culturales, incorporarlas y utilizarlas productivamente garantizando la equidad en el acceso a las Tic, ya que de esto dependerán las futuras capacidades de los alumnos y sea para el acceso a los bienes culturales como para la adquisición de destrezas para el mundo del trabajo.
Sin embargo la sociedad de la información tiene un desarrollo desigual entre los países y dentro de la misma nación. El término brecha digital se refiere a este fenómeno no solo marca las diferencias en el acceso entre los individuos sino también entre grupos sociales y áreas geográficas y la no oportunidad de acceder a las tecnología de la información y las comunicación.

FORTALECER EL ROL EDUCATIVO DE LOS MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN
Hoy sabemos que la escuela no puede renunciar a mantener un diálogo con la televisión y a trabajar con sus contenidos realmente existentes con sus narrativas e incorporar lenguajes audiovisuales al mundo de la escuela, para ello deberá avanzar, en primer lugar, en desarrollar las competencias que permitan tener una relación crítica con los mensajes que emiten cotidianamente los medios de comunicación y en particular la televisión.

Poner el gobierno de la educación al servicio de los objetivos de calidad para todos.

Hoy estamos enfrentando un contexto que obliga a redefinir las formas sobre las cuales se construye el sentido y la identidad nacional. Los procesos de globalización, de construcción de identidad supranacionales, las legítimas reivindicaciones de respeto a las identidades locales, la aparición de nuevos agentes de socialización y de nuevos instrumentos de producción y difusión cultural exigen re pensar el papel y la articulación de las diferentes instancias de gobierno de la sociedad y de la educación.
Pero la fortaleza de la administración central no está asociada a controles burocráticos sino a capacidades estratégicas, que pueden sintetizarse en 5 grandes categorías:
1. Capacidad de definir el sentido de la acción educativa, a través de procesos de concertación democrática.
2. Capacidad de planificar estrategias de desarrollo educativo, de evaluar resultados y monitorear esos procesos a través de eficaces sistemas de información pública.
3. Capacidad de intervenir frente a los resultados con políticas que garanticen la igualdad de los resultados educativos.
4. Capacidad de promover la unidad de sentido de la acción pedagógica a través de la capacitación de .los responsables de la formación docente, la innovación y la experimentación pedagógica.
5. Capacidad de promover espacios que permitan nuevas formas de participación en la toma de decisiones educativas.


Metas educativas 2021
Homogeneización y diversidad
el nivel primario se encuentra con un desafío de incorporar a aquellos que habitualmente han sido excluidos. El acceso a la escuela de niños y adolescentes de hogares pobres o cuyos padres nunca asistieron al nivel educativo alcanzado por sus hijos reproduce un proceso de selección y exclusión en el interior del sistema educativo. La situación de los países iberoamericanos no es homogénea. Los niveles de alumnos repitientes señalan una heterogeneidad. El objetivo común de avanzar en la construcción de sociedades justas, democraticas, participativas y solidarias en el marco de la cooperación e integración cultural, histórica y educativa.

Familia e infancia
Extender y mejorar la protección y educación integrales de la primera infancia, especialmente de los niños más vulnerables y desfavorecidos. La pobreza y sobre todo la pobreza extrema de las familias tienen un efecto devastador en la infancia.
Docentes
La mejora de la calidad de la educación, el fortalecimiento de la capacitación docente, el mejoramientos de sus condiciones de trabajo y la incorporación de las tecnologías (incorporación de las TIC) de la información y la comunicación en las tareas de enseñanza han ganado peso en las metas educativas a lo largo de los últimos años. La formación, la capacitación de los docentes y la actualización pedagógica constituyen un núcleo principal. Metas especificas vinculadas a la investigación, la innovación, el intercambio académico. Formular propuestas que favorezcan la participación de nuevos actores sociales en la acción educadora. Impulsar programas intersectoriales y políticas integrales que aborden de forma sistémica el cambio y mejora de la educación.

Bibliografía:
METAS EDUCATIVAS 2021 /lA EDUCACIÓN QUE QUEREMOS PARA LA EDUCACIÓN DEL VICENTENARIO/ SECRETARIA IBERO-AMERICANA.




ALUMNAS:

Priscila Cativiela
Analia Marcos
Maria Eugenia Lecunce.
Full transcript