Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

SESIÓN 1 - ESTILISMO

EL VESTIDO HABLA

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of SESIÓN 1 - ESTILISMO

Minimal heel to toe drop
Minimal
Cushioning
The benefits of minimalism
Knee Flexion
= GRF
Flexible
mid-sole
Plantar Flexion
Proprioception
Foot Strength
Impact peaks

el vestido / la relación ancestral con el cuerpo
Por primera vez el hombre tomó plena conciencia de lo que
intrínsecamente lo caracterizaba como hombre y lo distinguía del mundo animal.

Descubrió en sí mismo la facultad de elegir por sus propios medios de vivir y de no estar ligado, como los demás animales, a un único sistema de vida. Pero a la satisfacción encontrada en el descubrimiento de la propia libertad de elección, debió seguir inmediatamente un estado de ansiedad y angustia, puesto que una vez saboreada la libertad, al hombre ahora le era imposible volver a la condición de
esclavo (bajo el dominio del instinto).
Squicciarino, 1990
Se pudo inhibir la saciedad que está implícita en la satisfacción de un simple placer
animal, haciendo la atracción sexual más íntima y duradera al ocultar su objeto a los sentidos. KANT añade que precisamente el rechazo implícito en el pudor constituyó el artificio para pasar poco a poco de los estímulos simplemente sensibles a los ideales, del deseo simplemente animal al amor, y con ello del simple sentimiento del placer al gusto por la belleza.
Particularmente en la infancia y en algunos estados de regresión, la función protectora del vestido que podría considerarse, no sólo en su sentido físico, sino sobretodo desde el punto de vista psicológico, como la prolongación de la confortable función de seguridad propia del seno materno; también puede ponerse en relación con la arquitectura.

El vestido, la casa y el ambiente habitable serían ¨estratos de piel sucesivos ¨, asociados por la misma función de protección, de
comodidad y de bienestar.
Como conciencia colectiva la moda, con su dialéctica de identificación y diferenciación, ejerce una presión sobre la conciencia individual (también sobre las personas que la rechazan) y es, en gran medida, independiente de ésta; si
excluimos a los individuos, la moda permanece.

No existe nadie como conciencia de sí mismo si no lo es en relación con una colectividad y a través de ella. Para el hombre, los demás sujetos son estímulos y ocasiones de respuesta, las cuales determinan en gran medida sus acciones y sus sentimientos.

El cuerpo se identifica como una expresión correlativa de contenido articulado, como vehículo a través del cual puede ser transmitido incluso lo que esta inhibido en la palabra y en el pensamiento consciente. El cuerpo es una estructura lingüística, habla, revela infinidad de informaciones aunque en individuo guardo silencio.

Squicciarino, 1990
Squicciarino, 1990
Squicciarino, 1990
Los medios de masas confirman que, en nuestra sociedad, la seducción constituye un factor clave en el comportamiento y en la comunicación. El hecho de que en el cuidado del propio aspecto se empleen una gran cantidad de tiempo, dinero y
energías explica que el objeto principal de la propia manipulación es alcanzar una presencia óptima y gratificante de la imagen que se tiene de uno mismo, y que se quiere transmitir a los demás.
Los distintos componentes del aspecto externo adquieren importancia sobre todo por su significado social, es decir, por los mensajes más o menos manipulados, más o menos conscientes que están en relación con el yo y que consiguen comunicar algo. La imagen que de sí mismo crea el sujeto se manifiesta en señales que los demás tienen que decodificar. La ropa proporciona un importante punto de apoyo para su identificación.

Todavía hay que subrayar que los criterios de decodificación en relación con los distintos elementos del vestido se deducen sólo a través de los determinados contextos de comportamiento; los significados del aspecto externo de un individuo varían en función del modelo sociocultural al que pertenece.
Squicciarino, 1990
La ornamentación, particularmente la practicada sobre los orificios del cuerpo, tiene su origen sobretodo en este intento mágico inicial de protegerse de los espíritus; se creía que las influencias maléficas de un mago o de un espíritu podían penetrar fácilmente a través de estas aberturas y por ello se adornaban las orejas, la boca, la nariz, etc., con amuletos y otros objetos mágicos cuya función era defensiva.

Algunos estudiosos afirman que la finalidad mágica de tales objetos ha constituido la primera motivación del vestido, por lo que las primeras manifestaciones artísticas tenían fines prácticos y relacionados con la magia, más que fines simplemente estéticos.

En el instinto humano hacia la ornamentación cabe suponer una raíz estética. Algo similar se constata en el mundo animal e incluso en el mundo de las flores. El fenómeno del heliotropismo pone de manifiesto una impulsiva sensibilidad hacia la luz.

El valor simbólico del vestido: en una interacción armónica con las otras modalidades de la comunicación no verbal, forma un lenguaje visual bien articulado por las múltiples implicaciones psicosociológicas y culturales.

La moda es un conjunto de comportamientos significativos que expresan los valores
característicos de una época y entran en decadencia junto a ella; en sentido más
estricto, constituye la forma de vestir, es decir, de mostrar y ocultar el propio cuerpo.

En el plano de los estudios semióticos, los distintos elementos de la indumentaria,
precisamente porque están cargados de significado y más caracterizados por su
valor simbólico que por el valor funcional, pueden considerarse como parte de un
proceso de significación, es decir asumen la función de signo, ya sea como vehículo
inconsciente o como objetos de consumo.

Sobretodo en la sociedad actual, que coloca a la palabra cada vez más en segundo plano, dando prioridad a la imagen; la indumentaria, como sistema riguroso de signos, como modo particular de codificación de la información, adquiere una concentración simbólica siempre mayor.
Las recientes investigaciones semiológicas parecen haber favorecido la toma de conciencia de que el vestido, en una armónica interacción con todas las demás modalidades expresivas del cuerpo que lo complementan y lo resaltan, es un fenómeno comunicativo, un lenguaje visual articulado.
¿cómo desarrollamos codificación en nuestros proyectos?
Full transcript