Loading presentation...
Prezi is an interactive zooming presentation

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Sanciones de la Iglesia

No description
by

Fernanda Garza

on 27 June 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Sanciones de la Iglesia

De sanctionibus
Sanciones en la Iglesia
1. Censuras o penas medicinales
Excomunión
Entredicho
Suspensión
Penas Expiatorias
3. Remedios penales y las penitencias
El CIC (17) dividía esta sección en:
Penas en General
Penas en particular
Censura
Es una pena por la cual se priva al bautizado, que ha delinquido y es contumaz, de ciertos bienes o ajenos a
estos, hasta que la pena cese en su contumacia y el
bautizado sea absuelto
La remisión de las censuras depende de
que el delincuente cese en su contumacia
No Puede imponerse:
a) Ni a la perpetuidad
b) Ni por un tiempo determinado
c) Ni a beneplácito del superior

Las censuras son
de 3 tipos
Excomunión
Entredicho
Suspensión
(sólo en caso
de clérigos)
Es una censura por la cual se excluye (la cual es jurídica o externa, no ontológica) a alguien de la comunión de los fieles (c. 2257§ 1 CIC17)
Delitos penados con
excomunión
latae
sententiae
Reservados a la Sede Apostólica:

1. Profanación de la Eucaristía c. 1367
2. Agresión física
al RP. c. 1370§1
3. Consagración episcopal
sin mandato Pontificio
cc. 1013, 1382
4. Absolución al cómplice
en un pecado vs. el 6to.
Mandamiento
cc. 977, 1378§1
5. Violación directa del
sigilo sacramento.
cc. 983, 1, 1388§1
No reservados a la Sede Apostólica:
6. Apostasía, cisma, herejía
cc. 751, 1364 §1
7.
Aborto procurado y producido
c. 1398
CDF

8. Decreto Urbis et Orbis
a) Grabación por medios
electrónicos y divulgación
de una confesión ficticia o
verdadera
c. 1331
distingue entre excomunión:
LS no declarada
LS declarada
FS
Efectos de la censura
de la excomunión
Se prohíbe al excomulgado:
Tener participación ministerial
en la celebración eucarística u
otras celebraciones de culto
2. Celebrar los sacramentos o sacramentales; y recibir los sacramentos, con excepción de la penitencia o la unción cuando hay peligro de muerte 1352
Desempeñar oficios, ministerios,
o cargos eclesiásticos, o realizar
actos de régimen.
Fuero
{
Interno
Externo
c. 1350: Al imponer penas a un clérigo, cuidar que no carezca de lo necesario para su sustento.

No dejar en la indigencia a uno que ha sido
expulsado del estado clerical


Estas prohibiciones afectan
solo a la licitud de las acciones *
Cuando la excomunión
ha sido impuesta o
declarada, si quisiera
actuar contra lo que
se prescribe en el § 1:
1. Ha de ser rechazado o debe cesar
la ceremonia litúrgica, a no ser que
obste causa grave
2. Realiza inválidamente los actos de régimen, que según § 1 n.3 son ilícitos


3. Se le prohíbe gozar de
los privilegios concedidos
4. No puede obtener válidamente
una dignidad, oficio u otra función
en la Iglesia.
5. No hace suyos los frutos
de una dignidad, oficio, función
alguna, o pensión que tenga en
la Iglesia.
Estos son los efectos de la excomunión declarada
o infligida mediante sentencia judicial o decreto
extrajudicial.
Otras consecuencias a quienes están bajo la pena de excomunión declarada o impuesta son:
1. Inhabilidad para
votar (can. 171 § 1, 3°)
2. Impedimento para ser admitido
a asociaciones públicas (c. 316)
3. Incapacidad de
lucrar indulgencias (c. 996, 1)
4. Necesidad de licencia del Ordinario
para el matrimonio de quien esté incurso
en una censura (can. 107 § 1, 5°)
Es una censura por la cual
se le prohíbe a los fieles, que
permanecen en comunión con
la Iglesia, a algunos bienes
sagrados (c. 2268 § 1 CIC 17).
La legislación actual abrogó
el entredicho local, solo contempla
el personal.
A semejanza de la excomunión,
el entredicho declarado o impuesto
mediante sentencia judicial o decreto
extrajudicial tiene efectos más graves
que el entredicho incurrido latae
sententiae, incurren en este último:
1. Quienes atentan físicamente contra
un obispo (cann. 1370 § 2. 1397)

2. Quien, sin haber recibido el
Orden sacerdotal, atenta celebrar
la Eucaristía
3. Quien no pudiendo administrar válidamente la absolución sacramental, trata de darla u oye una confesión sacramental (1378 § 2, 1°)
4. Quien denuncia falsamente ante un superior eclesiástico a un confesor por el delito de solicitación (cc. 1390 § 1, 1387)
5. El religioso de votos perpetuos no clérigo que atenta contraer matrimonio, aunque sea sólo civilmente. (c. 1394 § 2)
6. Quien suscita públicamente la aversión o el odio de los súbitos contra la Sede Apostólica o el Ordinario, con algún acto de potestad o de ministerio eclesiástico, o induce a los súbditos a desobedecerlos (c. 1373)
7. Quien promueve o dirige una asociación que maquina contra la Iglesia (c. 1374)
8. Quien celebra o recibe un
sacramento con simonía (c. 1380)
Efectos del entredicho
LS no declarado:
1. Prohibición a tener cualquier participación ministerial en la celebración de la eucaristía o cualesquiera otras ceremonias de culto
2. Prohibición de celebrar los
sacramentos o sacramentales,
y a recibir los sacramentos,
bajo pena de ilicitud.
Efectos del entredicho
LS declarado o impuesto:
Ante la violación de la prohibición 1:
que se rechace al reo, se suspenda la
celebración (a no ser que obste una
causa grave).
El entredicho no afecta:
a) El ejercicio de la
potestad o régimen

b) Ni las prerrogativas
personales (privilegios,
usufructo de un oficio,
función, pensión, etc.)
Es una censura por la que se le prohíbe al clérigo:
- El oficio o el beneficio o ambos

- El ejercicio de ciertos derechos
que le corresponden en virtud de
la potestad de orden, de régimen
o de un oficio.
Suele ser general o total. (1333 § 1).

Puede ser LS o FS, teniendo
esta última efectos más severos
.
Se castiga con suspensión
LS al clérigo que:
1. Atenta físicamente contra
un obispo (c. 1370 § 2)
2. Atenta celebrar la eucaristía
no habiendo sido promovido al
orden sacerdotal
3. No pudiendo dar la absolución sacramental,
trata de darla u oye una confesión sacramental
(c. 1378,2)
4. Es ordenado por un obispo ajeno
sin las legítimas dimisorias (c. 1383, cf.
1015 § 1)
5. Denuncia falsamente ante
un superior a un confesor por el
delito de solicitación (c. 1390 § 1,
cf. c. 982)
6. Atenta matrimonio aunque
sea civilmente (c. 1394 § 1)
7. Celebra o recibe un sacramento
con simonía (1380)
8. Comete el delito de solicitación (1387)
9. Es concubinario o con escándalo
permanece en otro pecado externo
contra el sexto mandamiento del decálogo (1395 § 1)
La suspensión no afecta la validez
de los actos de régimen a no ser
que se establezca en la ley o precepto.
1333 § 2
Efectos:
La suspensión, que solo puede
afectar a los clérigos, prohíbe:

1) Todos o algunos de los
actos de la potestad de orden
2) Todos o algunos
de los actos
de la potestad
de régimen
3) El ejercicio de todos o algunos
derechos o funciones inherentes a
un oficio
La prohibición nunca afecta:
1) A los oficios o a la potestad
de régimen que no está bajo la
potestad del superior que establece
la pena.
2) Al derecho de habitación
que tenga el reo por razón de
su oficio
3) Al derecho de administrar
los bienes que puedan pertenecer
al oficio del que ha sufrido suspensión LS.
La suspensión FS que prohíbe percibir los frutos, el sueldo, las pensiones u otra remuneración lleva consigo la obligación de restituir lo que se hubiera percibido ilegítimamente, aun de buena fe.
El alcance de la suspensión se determina o por la misma ley o precepto, o por sentencia o por decreto por los que se impone la pena.
La ley, no el precepto, puede establecer una suspensión LS sin añadir ninguna determinación o límite; tal pena produce los efectos 1333 § 1
c. 1335 – sí la censura prohíbe celebrar los sacramentos o sacramentales, o realizar actos de régimen, la prohibición queda suspendida cuantas veces sea necesaria para atenderá los fieles en peligro de muerte; y, si la censura LS no ha sido declarada, se suspende también la prohibición cuantas veces un fiel pide un sacramento o sacramental o un acto de régimen; y el licito pedirlos por cualquier causa justa.
Penas Expiatorias
- Perpetuas
- Por un periodo determinado
- Por un periodo indeterminado
Son aquellas cuya finalidad directa es la expiación del delito, no la cesación de la contumacia ene le delincuente; este puede estar arrepentido pero deberá cumplir la pena hasta su término, a no ser que, la autoridad lo absuelva antes.
El c. 1336 enumera 5, la ley universal
o particular podría establecer más.
1. La prohibición o mandato de residir en un determinado lugar o territorio
2. La privación de la potestad, oficio cargo, derecho, privilegio, facultad, gracia, titulo distintivo, aún meramente honorífico.
3. La prohibición de ejercer los actos que se enumeran en el n. 2, o la prohibición de ejercerlos en un determinado lugar, o fuera de un lugar determinado; pero estas penas nunca son bajo pena de nulidad. Sólo estas pueden ser LS
• Las privaciones o prohibiciones que se hagan deben estar bajo la potestad del superior, que las establece y tienen efecto en su territorio. Excepción: ir confesiones, si se priva de esta, no se puede ejercer en ningún lado.
• No se puede dar la privación de la potestad de orden, sólo la prohibición de su ejercicio en alguno de sus actos, por lo tanto quien actuara ejerciendo la potestad, sus actos son válidos aunque ilícitos.
• Se suspenden las prohibiciones que afectan el ejercicio de la potestad de régimen en caso de peligro de muerte o cuando un fiel pide un sacramento, sacramental o un acto de régimen.
4. El traslado penal a otro oficio FS
5. La expulsión del estado clerical:
• Debe ser impuesta como último recurso (incluso penal)

• No puede ser establecida por una ley particular (c. 1317)

• Por ser perpetua tampoco puede establecerse por un precepto penal

• Debe estar tipificada en la ley Universal penal. Ej. 1364, 2

• No se puede imponer mediante decreto en la vía administrativa (1342 § 2)

• Si por proceso judicial por un tribunal de 3 jueces o 5 en caso difícil (c. 1425)


Consecuencias:
• El reo cesa ipso iure de sus derechos y obligaciones inherentes al estado clerical, excepto la obligación del celibato que sólo el RP puede dispensar
• La autoridad competente proveerá de la mejor manera a sus necesidades, en caso de que se encuentre en estado de verdadera causa de esa pena (c. 1350 § 2)
El clérigo que ha perdido el estado clerical y desea volver a él, necesita un rescripto de la Sede Apostólica (c.293)
Remedios Penales y Penitenciales
En sentido estricto, no son penas canónicas. Son como instrumentos de marcada finalidad pastoral que la autoridad puede utilizar para obtener el fin de la pena y evitar el proceso penal.
Triple Finalidad
1. Punitiva – Sí el Ordinario la
impone a un reo que es absuelto,
o no se le impone pena alguna (1348)
2. Preventiva – Si se impone
para detener a quien se encuentra
en ocasión próxima de delinquir
(1339 § 1)
3. Correctiva – si se impone a
quien escandaliza con su conducta
o perturba el orden (1339 § 2)
amonestación o represión
jurídica
c. 1339 § 1 y § 2 § 3
La amonestación consiste en
conminar o invitar alguien a
enmendarse de su comportamiento.
• Si se encuentra en
ocasión próxima a
delinquir
• Si se sospecha que ha cometido un crimen,
previa investigación del Ordinario o persona
delegada por él, salvaguardando la buena
fama del sospechoso
En algunos casos,
la amonestación es
requisito para la
imposición válida de
las censuras y de ciertas
penas expiatorias.
La reprensión consiste en la desaprobación,
por parte de la autoridad, de una conducta
irregular que provoca escándalo o grave
perturbación del orden.



La conducta que se reprende
no tiene que ser necesariamente
un delito (1399).
• Debe ser justa: proporcionada a las
circunstancias del hecho y circunstancias
y condición de la persona (edad, salud,
oficio, dignidad, etc.)
• Se debe de dar por escrito para que quede constancia en el archivo secreto y para que el fiel considere la seriedad del hecho.
• El Autor de dichos remedios penales es el Ordinario (Obispo Diocesano, Vicarios generales y episcopales, superiores mayores de IVA clericales de derecho pontificio) por sí o por medio de un delegado.
• Ordinariamente los remedios penales se aplican de manera administrativa y antes de incoarse un proceso penal. Más bien, cuando el juez atenúa la pena lo hace imponiendo una penitencia en lugar de un remedio penal. Esto no quita que, mediante sentencia, el juez imponga un remedio penal.
Penitencia canónica:
Difiere de la satisfacción impuesta
por el Sacr. Rec. Y de la que se realiza
en días penitenciales.
• Se trata de una sanción que
se impone por la comisión de un delito.
• Consiste en la satisfacción o
compensación que el delincuente
realiza con realización a la sociedad
por la violación de la ley
• Consiste en hacer una obra
de religión, piedad o caridad.
• Cuando el penitenciario o un confesor absuelve de alguna censura en el fuero interno, debe imponer alguna penitencia canónica, la cual se identifica, de algún modo, con la santificación propia del sacramento de la reconciliación. C. 1340 – la penitencia, que debe imponerse en el fuero externo, consiste en hacer una obra de religión, de piedad o de caridad.
Nunca se imponga una penitencia
pública por una transgresión oculta.
Según su prudencia, el Ordinario
puede añadir penitencias al remedio
penal de la amonestación o de la reprensión.
• La función de la penitencia consiste en:
a) Suplir (o mitigar) una pena
b) Agravar la pena (1312 § 3)
Suspensión de censuras:
1) Peligro de muerte
2) Fuera del peligro de muerte cuando es
LS no declarada ni notoria, peligro de
grave escándalo o infamia
3) La apelación o el recurso suspenden
la pena.

Aplicación de penas:
Se da en tres momentos:
1. Momento previo al
proceso penal (cc. 1341 – 1342)
2. Momento de la imposición,
una vez terminado el proceso
penal (cc. 1343, 1347, 1349)
3. Momento posterior
(cc. 1348, 1350- 1352)
En penas ferendae sententiae,
la aplicación de las penas
consistirá en la imposición
de las mismas.
En penas latae sententiae la aplicación
de las penas consistirá en la declaración
(imposición de otra pena o penitencia si
el caso lo amerita) de las penas ya incurridas
Para la correcta aplicación de las
penas, hay que considerar:
A) Al sujeto mismo
B) Tipos de penas existentes
C) Normas procesales

1. Medios pastorales previos
al proceso penal o administrativo
En primer lugar está la investigación
y la búsqueda de otros medios antes
que la inquisición
c. 1341 – cuide el Ordinario de promover el procedimiento judicial o administrativo para imponer o declarar penas sólo cuando haya visto que la corrección fraterna, la represión u otros medios de la solicitud pastoral no bastan para reparar el escándalo, restablecer la justicia y conseguir la encomienda del reo.
Este canon supone:
a) Seguridad en el Ordinario del Delito y su imputabilidad. Previa investigación (evitar difamación) cautelosa del Ordinario (c. 717), sobre el delito y circunstancias (eximentes, atenuantes, agravantes; a no ser que la investigación parezca superflua)
b) No perder de vista los fines de la pena
(reparación del esc. Imputabilidad .-dolo, culpa; restablecimiento de la justicia, enmienda del reo)
c) Haber utilizado todos los
medios de solicitud pastoral
(corrección fraterna, represión
canónica u otros; orientados al
fin de las penas)
d) Sólo cuando se han agotado
estos medios, entonces el Ordinario,
Obispo o Superior Religioso promoverá
2 alternativas del proceso penal:
• Judicial – se sugiere éste
por el derecho, por mayor
equidad y justicia. C.221/1342
Administrativa
No se pueden imponer o declarar por decreto penas perpetuas, o las que no se deban declarar por decreto.
Podrían dificultar la elección del proceso judicial:
- La fama
- La dignidad de la persona:

a) En delito

b) Bochornosa p.e.


Para los remedios penales o penitenciales
no hay restricción alguna para ser aplicadas
mediante decreto administrativos.
Criterios para delimitar el uso
de la vía administrativa:
a) Las penas expiatorias perpetuas
(p. ej. Expulsión del estado clerical)
solo se pueden establecer mediante
una ley universal 1317 o no pueden
declararse por decreto
b) Tampoco se pueden imponer o
declarar mediante vía administrativa
aquellas penas que la misma ley o
precepto penal prohíba
c) Las normas que se prescriben
para el juez, valen también para
el Ordinario que sigue el proceso
administrativo.
d) Facultad del juez para mitigar
la pena o imponer en su lugar una
penitencia (1343) (c. 1717 – 1731).
En penas facultativas no preceptivas.
Leyes preceptivas (delitos graves):

- Determinadas

- Indeterminadas


c. 1344 – ofrece
algunas alternativas
que el juez ha de considerar
cuando se trata de penas
preceptivas:

1. Dilación de la imposición
de la pena a un tiempo
más oportuno

2. Abstención de sancionar
y mitigar la pena

a) Si hay enmienda

b) Daño reparado

c) Ya está castigado por autoridad civil.


Suspensión condicionada de la obligación de observar una pena expiatoria.
1. Cuando se trata de la comisión del primer delito de alguien que antes vivió sin tacha alguna

2. Cuando no urge la necesidad de reparar el escándalo

3. Con la condición que no vuelva a delinquir en determinado plazo impuesto por el juez


Esta suspensión es posible cuando concurren varias circunstancias:
En el caso de las censuras se
prescribe siempre una previa
amonestación para que el
delincuente cese en su contumacia
(c. 1347) como segunda oportunidad.

Esta decisión de suspender la pena
expiatoria será determinada por el
juez al término del proceso penal judicial.

c. 1345 determina otros
motivos para que el juez
pueda decidir abstenerse
de imponer penas:

• Uso imperfecto de la razón,
miedo, necesidad, impulso de
la pasión, embriaguez u otra
perturbación mental

• Que el juez considere que es posible
conseguir mejor la enmienda del reo
de otra manera.

a) Atenuante: opción, no obligación
del juez de abstenerse de imponer castigo
si considera que así se enmendará el delincuente

b) Eximente: No hay pena


Será atenuante sí:

a) No impide la deliberación de la mente

b) No es provocada.

Full transcript