Loading presentation...
Prezi is an interactive zooming presentation

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Papel de la mujer en la Segunda República Española.

No description
by

marta aguilera

on 29 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Papel de la mujer en la Segunda República Española.

En 1931, la Constitución democrática de la Segunda República abrió una etapa singular en la historia de España al establecer el sufragio universal.
Las mujeres se convirtieron entonces en ciudadanas de pleno derecho y se las reconoció como sujetos políticos.
Sucesivas reformas políticas y sociales aportaron una modernización de la sociedad que benefició a las mujeres. Frente a estos aires de cambio, pervivía un discurso tradicional de género, dificultando las participación de las mujeres en los asuntos políticos y públicos.
Las mujeres consiguieron introducir nuevas formas de pensar y de actuar, si bien divergieron en su visión de la política y de los horizontes de actuación femenina.


La II República es un período de la Historia de España que se desarrolla entre el final del reinado de Alfonso XIII (1931) y el comienzo de la Guerra Civil española (1936).

Durante la guerra civil las republicanas se convirtieron en protagonistas activas de la resistencia civil antifascista, desarrollaron una asociacionismo femenino de masas y algunas tomaron armas como milicianas en defensa de la causa.

Su participación en la lucha antifascista generó un proceso de libertad y de concienciación propia como antifascistas y también, aunque en menor medida, como mujeres.

INTRODUCCIÓN
Clara Campoamor (1888-1972)
Tiene un papel decisivo en esta etapa, ya que fue diputada y miembro del Partido Radical, asumiendo una apasionada defensa del derecho de sufragio femenino.

Argumentó en las Cortes constituyentes que los derechos del individuo exigían un tratamiento legal igualitario para hombres y mujeres y que, por ello, los principios democráticos debían garantizar la redacción de una Constitución republicana basada en la igualdad y en la eliminación de cualquier discriminación por razón de sexo. Al final triunfaron las tesis sufragistas por 161 votos a favor y 121 en contra. En los votos favorables se mezclaron diputados de todos los orígenes, movidos por muy distintos objetivos.

Votaron «sí» los socialistas, con alguna excepción, por coherencia con sus planteamientos ideológicos, algunos pequeños grupos republicanos, y los partidos de derecha.
Estos últimos no lo hicieron por
convencimiento ideológico, sino
llevados por la idea, que se
demostró errónea, de que el voto
femenino sería masivamente
conservador.
Papel de la mujer en la Segunda República Española.
Papel de la mujer
14 abril 1931-17 julio 1936.
Antes de la Segunda República, la mujer se encontraba en una situación de subordinación respecto al hombre en dos aspectos:
En las leyes:
-La mujer casada pasaba a depender legalmente del marido y por tanto perdía su autonomía personal y laboral.
-Necesitaba la autorización del marido para desempeñar un trabajo, para firmar un contrato o para realizar compras que fueran más allá del consumo doméstico.
-Su salario era controlado por su pareja, según la legislación.
- Además, las mujeres podían ser condenadas legalmente si desobedecían o insultaban al marido.
- Si un hombre mataba o agredía a su mujer solo tenía como castigo un corto destierro; en cambio, la mujer podía ser condenada a prisión perpetua.

En la sociedad.
- El estereotipo de la mujer se reducía al ámbito doméstico.
La mujer debía ser “el ángel del hogar” o la “dulce esposa”. Si cualquier mujer se salía de esta imagen era duramente criticada y ridiculizadas por la sociedad, por hombres y mujeres.

Ya en esta época, algunas mujeres lucharon por mejorar la situación de la mujer especialmente en defender el derecho a la educación o al trabajo de la mujer.
Entre estas defensoras encontramos a: Margarita Nelken, Teresa Claramunt, Clara Campoamor o Victoria Kent. Ellas pedían:
- Reforma de las leyes anteriores.
- La igualdad salarial.
- La extensión de la educación femenina
- El derechos al voto femenino (sufragismo).

La Constitución republicana no sólo concedió el sufragio a las mujeres, gracias a la implantación de esta nueva legislación:
-Se eliminaron los privilegios reconocidos hasta ese momento exclusivamente a los hombres.
-Se reguló el acceso de las mujeres a cargos públicos
-Se concedió el derecho de voto a las españolas
-Se reconocieron derechos a la mujer en la familia y en el matrimonio, como el matrimonio civil.
-El derecho de las mujeres a tener la patria potestad de los hijos.
-Se suprimió el delito de adulterio aplicado sólo a la mujer y se permitió legalmente el divorcio por mutuo acuerdo (ley del divorcio de 1932).
-Asimismo, se obligó al Estado a regular el trabajo femenino y a proteger la maternidad, con ello, se prohibieron las cláusulas de despido por contraer matrimonio o por maternidad, se estableció el Seguro Obligatorio de Maternidad y se aprobó la equiparación salarial para ambos sexos.

El régimen republicano estaba poniendo a España a la altura de los países más evolucionados en lo referente a la igualdad entre los hombres y las mujeres.
Lo que se consiguió con la Constitución.
Constitución 1931
Esta Constitución declara más derechos
y libertades para los ciudadanos, se acepta
la soberanía nacional, es decir el poder
residía en el pueblo.

Los poderes se dividen:
-El ejecutivo, de carácter dualista: el presidente de la República (elegido por 6 años), y el del gobierno.
-El legislativa: única cámara (Congreso), elegido por sufragio universal, es aquí cuando la mujer empieza a votar. Sus funciones son el control del poder ejecutivo, legislar y la labor presupuestaria y autonormativa.
-El judicial: se reconoce el carácter independiente del poder judicial. Se establece un tribunal supremo y un tribunal de garantías constitucionales.

Se garantiza la autonomía de las regiones en el marco de un estado integral. en el futuro se aprueban los estatutos de Cataluña (1932) y el país vasco (1936), pero no llegan a promulgarse los de Andalucía y Galicia.

Durante la campaña electoral de 1933 se intentó manipular el voto femenino tanto por parte de la derecha como por la izquierda, así se utilizaron lemas como: «Que no pese sobre la mujer la derrota de la derecha»
El objetivo claro era la manipulación, un claro chantaje, hacia las mujeres de uno u otros bandos. Feministas y republicanas se negaron a dar consignas de voto: el derecho al sufragio era una victoria, y se interesaron por la política interior con tareas a largo plazo tales como salud, enseñanza o la paz internacional.
A estas mujeres se deben las primeras denuncias contra el nazismo y los campos de concentración. El estallido de la guerra civil no paralizó los progresos culturales y legislativos, se legalizaron las uniones libres, las mujeres se incorporaron a la industria de la guerra y, en el 36, la ministra de Salud, Federica Montseny, consiguió la legalización del aborto.


Por otra parte, la historia de las milicianas es también digna de mención, muchas muertas en combate. En el verano de 1936 las mujeres participaron en las milicias igual que los hombres, pero ya en otoño fueron enviadas a retaguardia. La Unión de Muchachas defendió Madrid durante los tres años de sitio,
luchando también por la
emancipación de las mujeres;
Mujeres Libres, anarquistas,
organizaron la retaguardia en
Cataluña; y la Asociación de
Mujeres Antifascistas (AMA),
bajo la dirección de Pasionaria,
organizó a las mujeres en las
fábricas, siendo denominador
común de todas que lo público
y lo privado era indisociable. Evidentemente, fue notable la labor de estas mujeres durante el transcurso de la guerra, de ahí, que muchas de ellas fuesen encarceladas o enviadas al exilio, quienes desde diferentes puntos del planeta mantuvieron ese espíritu de lucha ligado a la resistencia, como María Zambrano o la misma Pasionaria.
Full transcript