Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Maestros “empíricos” vs maestros “titulados”

No description
by

Virginia Siller

on 2 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Maestros “empíricos” vs maestros “titulados”

4. La lucha por la obligatoriedad del titulo de maestro
El titulo y las profesiones
Cuando las situaciones locales y corporativas son disueltas en el nivel nacional, los criterios y estilos de aprendizaje particulares tuvieron que ser reemplazados por otros de validez mas general. Este proceso supone un aprendizaje formal y una credencialización de los saberes y habilidades
Maestros “empíricos” vs maestros “titulados”
En el ambito cultural educativo se dio un gran cambio cuando se comenzo a pedir el titulo profecional


Para que quede claro el estatuto de este cumulo de conocimiento el dictamen especifico debe ser “filosófico, teórico y práctico”.
Conclusiones
En la definición pedagógica del maestro se incorporan diversos componentes. Unos son de carácter no racional y afectivos ( la vocación, la moral, la presentación física, los modales etc.) son los rasgos clásicos
La cuestión jurídica-ideológica
Para el ministro, la exigencia de titulo no solo era recomendable desde el punto de vista pedagógico, sino que también “cabía” en la Constitución vigente.
Un dictsamen llega a afirmar que es mejor un maestro con un método cualquiera por más antiguo que este sea, que sin método o como un conocimiento deficiente de los métodos modernos.
Bulnes enfatiza. “Enseñar no es el atributo del pedagogo recompensado por el Estado, es el deber de todo hombre honrado”
Manterola afirmaba
“Si es importante que el individuo tenga instrucción, es más importante que tenga practica en la enseñanza y que tenga moralidad.
Su desvalorización del saber teorico-pedagogico se manifiesta cuando justifica el caso de un padre de familia que no tiene interés en que su hijo sea educado por un maestro “que sepa historia de la pedagogía” o idiomas extranjeros.

El pedagogo se asimila al fraile en su pretensión de ser el propietario del saber legitimo en asuntos de educación.

El articulo 3º de la constitución de 1857 dice: “La enseñanza es libre. La ley determinara qué profesiones necesitan titulo para su ejercicio y con que requisitos deben expedirse.
Es necesario que el Estado a través del control de los títulos, le diga al padre de familia:
“allí hay una escuela donde tus hijos serán educados bajo sistemas que como buenos ha proclamado la moderna Pedagogía.”
El desenlace
El sector que pugna por la obligatoriedad del titulo tiene el papel protagónico en la dirección del proceso de información de la enseñanza
El titulo normalista constituye un indicador importante de la redefinición del oficio de enseñar. Lo primero se consigue mediante planes y programas. Y lo segundo con conquista monopolio ocupacional y de todas las prerrogativas.
Si tuviéramos que ordenar los elementos que constituyen la imagen deseada del maestro, diríamos que primero están:
- la vocación y las cualidades morales,
- el dominio del método
- la “sabiduría”, entendida como conocimiento de los contenidos de las ciencias particulares.
La pedagogía moderna introduce elementos “científicos” en la definición del maestro. En la época histórica los elementos nuevos son subsumidos e incorporados en el molde de la tradición. Si se trata de ganar terreno contra la tradición (como en el caso de las luchas por la imposición del título para enseñar)
Torres Quintero, al inaugurar en 1907 los cursos de la Escuela Normal, le dice a sus alumnos” (…) éste es un templo, y cuando en él se habla con la solemnidad, parece que se predica. Y en efecto, aquí se predica para que a vuestra vez seáis también predicadores de un evangelio y de la religión(..) lo cual reclama de vosotros que seáis a la vez sabios y buenos (..) la ciencia sola no sería garantía suficiente de (..) Si sois maestros(..) tenéis la obligación, como un deber de conciencia, de ser buenos”.
El énfasis en los elementos de auto presentación externa del maestro es, quizá, el efecto de varios factores combinados, por un lado el carácter “publico” y “racional” de la función docente.
Las luchas por el titulo y el nombramiento del maestro legítimo constituyen indicadores de una cierta despersonalización de la autoridad magisterial. El discurso “teórico” de la pedagogía oculta las bases institucionales de la autoridad. Castellanos, por ejemplo, al averiguar en qué se funda esta autoridad moral del maestro” señala los siguientes elementos:
En una vida sin tacha
En una instrucción solida
En la firmeza del carácter y en las más estricta imparcialidad en el modo de tratar a los discípulos
En que el maestros manifieste verdadero cariño por ellos
En el aspecto físico y porte exterior del maestro, y en sus buenos modales
Dice Díaz Covarrubias:

"es dificil saber cuantos están titulados o "merezcan" este nombre por haberse dedicado a estudios especiales y delicadicimos de esta carrera"
Segundo Congreso de instrucción Publica

29 de noviembre de 1890 hasta el 28 de febrero de 1891

Cuestiono la convivencia y legitimidad jurídica de la exigencia del titulo para ejercer el magisterio


Las cuestiones técnico - pedagógica
Pedagogía:
“Ciencia y arte de la educación “ que estudia las leyes del desarrollo fisico intelectual, moral y estético del hombre.
Temas del enfrentamiento

- “técnico-pedagógica”
- “político- ideológica”
Interlocutores Basicos
Pedagogos "Teoricos"
Maestros empiricos
En 1857 Díaz Covarrubias parte diciendo que no hay razón para confundir la libertad de enseñanza con la libertad de profesiones. Puede existir una sin la otra.
“la autorización a todos para ejercer cualquier profesión sin titulo ni diploma alguno que garantice de algún modo su competencia, no es mas que la autorización al charlatanerismo, y la sanción del peligro constante de que la vida, los intereses, la honra de cada ciudadano, queden a merced de la ignorancia y de la audacia”
“si el estado no vigila el aprendizaje, los exámenes y la expedición de títulos, la enseñanza será siempre incompleta, podrá ser muchas veces inmoral y el ejercicio de la profesión respectiva llegaría a ser, alguna vez, la ejecución de verdaderos crímenes”
Para nuestro autor “todos estos raciocinios descansan en una falacia”
“ambos están encaminados a facilitar el desarrollo espontaneo de la ciencia, el uno en su propagación y el otro en sus aplicaciones”
“el resultado de la libertad a todos para ejercer un trabajo cualquiera, es precisamente el que este trabajo se ejerza mejor y por los mejores, pues en vez de un monopolio artificial y arbitrario, a favor de unos pocos, se construirá el monopolio natural e indestructible del talento y del saber; monopolio que admite la incorporación de todo lo que es digno, y que no es mas que una aplicación de la ley del progreso”
La extensión de la legalización en este campo constituye un indicador del desarrollo del control estatal de la cultura y de los procesos de inculcación legítimos en todo el territorio del Estado-Nación, permitiendo hacer intercambiables los títulos otorgándoles valor nacional.
El primer proyecto parlamentario de reglamentación de las profesiones es presentado por Hilarión Frías y Soto en 1879 siendo aprobado.
Full transcript