Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Antecedentes del estudio de la personalidad. "Línea del tiempo"

Materia: Teorías de la personalidad
by

IVETTE AVILES

on 20 May 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Antecedentes del estudio de la personalidad. "Línea del tiempo"

Línea del tiempo Antecedentes del estudio de la personalidad La frenología (Francis Gall)
Gall, Francis Joseph, 1758-1828, Anatomísta austríaco y fundador de la frenología (con el nombre de craneología). Se dedicó al estudio del sistema nervioso, especialmente el cerebro con la colaboración de sus alumno favorito, John Carpar Spurzheim (1778-1832) incorporó sus investigaciones y un atlas que apareció de 1810 a 1819. Gall demostró que la materia gris del cerebro consiste en fibras de nervios, y estableció la doctrina de la localización en partes del cerebro de varios procesos mentales. Aspecto diferencial y aspecto general del concepto de personalidad

Antes de ser una noción de la psicología individual, el concepto personalidad pertenece al estudio general del comportamiento humano (psicología general), como manera típica y única de funcionamiento psíquico. Esta forma de vida psíquica que constituye la personalidad se caracteriza, entre otras cosas, por un extraordinario desarrollo de las funciones cognoscitivas, lo cual permite al individuo percibir y reconocer tanto el mundo exterior como su propio mundo interior.

Se propone mantener los dos aspectos en la significación del término personalidad en psicología: el aspecto humano en general y el aspecto diferencial. La importancia tan especial que adquiere este último, en el hombre, se basa en esa forma específica de la vida psíquica que constituye la personalidad en el sentido humano en general. Esa forma específica de vida psíquica se caracteriza esencialmente por funciones cognoscitivas más evolucionadas, lo que da a esta vida una interioridad, una conciencia y un “contenido” que abarca el mundo de los objetos y de los otros sujetos. Cabe destacar que el estudio diferencial de la personalidad trata también de descubrir ciertas leyes generales.
Antecedentes de la frenología
Frenología: Fisiol. Los jefes de las congregaciones sacerdotales de Egipto, lo mismo que los filósofos griegos; en una palabra, los hombres iniciados en las ciencias elevadas de la antigüedad, se dedicaron a leer en el semblante, en el cráneo, en el cuerpo del hombre, la predestinación con que éste venía al mundo. Entonces se pretendió reconocer, sin más que la inspección de una cabeza, los instintos, los sentimientos y hasta la capacidad intelectual del individuo correspondiente. En Egipto, y más aún en Grecia, los artistas aplicaron esa ciencia, constituída en principios, a sus más notables producciones, y obtuvieron una configuración de la cabeza que estaba en armonía, por sus signos exteriores, con los atributos y facultades atribuídos a los dioses o a los héroes que se quería presentar al pueblo bajo sus formas más palpables. Los pintores o escultores griegos, poetizando la naturaleza lo mismo que las virtudes, tuvieron en cuenta esas condiciones al representar a Hércules, tipo divinizado de la fuerza y del vigor; a Mercurio, tipo de la actividad y del trabajo; a Venus, tipo del amor; a Minerva de la sabiduría, &c.
Cuando los vicios del pueblo romano, las invasiones de los bárbaros y la potencia brutal del feudalismo destruyeron y borraron los restos de aquella admirable civilización, fué preciso trazar de nuevo el camino que debía recorrer la humanidad, y entre los estudios que era preciso reconstituir ocupó importante lugar la Frenología. Muchos trabajos acerca de este asunto pasaron inadvertidos; otros quedaron anulados por la ignorancia; algunos pasaron a la posteridad.
Los escritos más antiguos acerca del particular parecen ser los de Platón y Aristóteles. En el siglo IX de nuestra era, Avicena intentó la localización de las facultades cerebrales, y en el siglo XIII Alberto el Grande, obispo de Ratisbona, dibujó una cabeza en la cual procuró determinar el sitio en que radican las diferentes facultades humanas; colocó el sentido común en la frente o en el primer ventrículo; eljuicio en el segundo; la memoria y la fuerza motriz en el tercer ventrículo del cerebro. Análogas tentativas se hicieron en Italia a fines del siglo XV. En 1804 Gall se asocia a Spurzheim en investigaciones comunes acerca de la anatomía y fisiología del sistema nervioso, y en particular del cerebro; resumidamente así:
Gall admitió 27 órganos; con los añadidos por Spurzheim y otros frenólogos, este número se elevó hasta 38. De estos 38 órganos se han atribuido 10 a los instintos, 12 a los sentimientos o facultades morales, 14 a las facultades perceptivas y dos a las reflectivas.
Los instintos, necesidades, impulsos, ocupan la parte inferior del cráneo en toda su circunferencia, excepto la frente, en esta forma: 1.º La amatividad o amavidad, o instinto generador, que puede engendrar el amor apasionado. Reside en el cerebelo; forma dos relieves: uno en el lado izquierdo y otro en el derecho, por debajo de la línea curva occipital. 2.º La filogenitura, o amor a nuestros hijos. Relieve más considerable de la protuberancia occipitaI. 3.º La habitatividad o concentratividad, que es el gusto de su casa, y más generalmente el hábito de concentrar el espíritu en un objeto. Relieve que rodea la eminencia occipital. Algunos frenólogos separan estas dos últimas facultades, colocándolas siempre en la zona antes indicada. 4.º La afeccionividad o adhesividad,impulso a simpatizar con las personas o cosas. Relieve hacia la parte mediana del borde posterior del parietal. 5.º Combatividad, ardor por la lucha, valor, intrepidez. Relieve por encima de la oreja, hacia la unión de la apófisis mastoides y de la porción escamosa del temporal. 6.º Destructividad, crueldad.Relieve por encima de la oreja, en la parte posterior y superior de la porción escamosa del temporal. 7.ºAlimentividad, que conduce a la glotonería y a la embriaguez. No lo admiten todos los frenólogos. 8.ºSecretividad, instinto que a veces tiene mucho de hipócrita, y que puede dar lugar a la discreción. Relieve por delante del anterior, un poco por encima y delante del de la destructividad. 9.º Adquisividad,tendencia a adquirir: conduce al robo, a la avaricia. Relieve por encima y delante del que se acaba de mencionar. 10.º Constructividad, disposición a las combinaciones, a los proyectos, principalmente cuando se trata de la industria o de las artes mecánicas. Relieve en la parte más extensa del hueso frontal. Las doce facultades morales residen en toda la parte del cráneo colocada por encima de la anterior, excepto la frente. Se ha expresado gráficamente esta disposición diciendo que, en un individuo que lleva sombrero, las facultades morales o afectivas hállanse por debajo del sombrero, mientras que los instintos se desbordan hacia abajo. Estas doce facultades son: 1.ª Laestimación de sí mismo, de la cual derivan la dignidad y el orgullo. Forma relieve en la parte posterior del vértice de la cabeza hacia el ángulo biparietal. 2.ª La aprobatividad, deseo de la aprobación, que conduce a la vanidad, a la ambición. Relieve a derecha e izquierda del anterior, cerca del ángulo postero-superior del parietal. 3.ª Lacircunspección, que conduce a la irresolución, a la duda. Relieve exagerado de las eminencias parietales. 4.ª La benevolencia odulzura. Relieve por delante del vértice de la cabeza, cerca de la extremidad de la sutura frontal. 5.ª La veneración, disposición al respeto, a la adoración, a las ideas religiosas, y, por consiguiente, al servilismo, a la superstición. Relieve del punto culminante de la cabeza, que algunas veces toma una forma oblonga, afilada como un pilón de azúcar. 6.ª La firmeza, laperseverancia. Relieve situado por delante del de la estimación de sí mismo, en la parte superior de los parietales. 7.ª La concienciosidad, amor del deber, de la verdad, del formalismo. Relieve por debajo de las eminencias parietales. 8.ª La esperanza, que predispone a una fe ciega, a las empresas irreflexivas. Relieve por delante del anterior. 9.ª La maravillosidad o admiratividad, amor de lo maravilloso, credulidad. Relieve del parietal por delante del que acabamos de citar, debajo y delante del de la veneración. 10.ª La idealidad, sentimiento de lo bello, de las ideas metafísicas, tendiendo a alejarse de la realidad y de la verdad. Relieve del temporal, por debajo del de la maravillosidad. 11.ª El buen humor,causticidad, tendencia a las bromas, aptitud para la alegría. Relieve por delante de las eminencias frontales, delante y debajo del correspondiente a la maravillosidad. 12.ª La imitatividad, disposición a la mímica, a la pantomima, y que se manifiesta en el gesto con el cual se pretende expresar lo que se habla. Relieve a los lados del sitio de la benevolencia.
Finalmente, los dos órganos de las facultades intelectuales reflectivas son: 1.º el órgano de la comparación, sagacidad comparativa, espíritu de analogía, colocado en la parte media de la frente, por encima del órgano de la eventualidad; y 2.º el órgano de la causalidad, situado en el lado externo del anterior.
En la enumeración que precede no se halla incluído el órgano de la sublimidad, que admiten muy pocos frenólogos, ni tampoco el de la observación inductiva, caracterizado por la reunión de los referentes a la sagacidad comparativa, la causalidad y el buen humor.
Por lo demás, las ideas de Gall y sus discípulos, tan famosas en otro tiempo, apenas ofrecen hoy más que un valor histórico, sobre todo desde que trabajos numerosos y relativamente recientes acerca de las localizaciones cerebrales han establecido el verdadero papel que desempeñan determinadas porciones del encéfalo. De cualquier modo, es evidente que esa clasificación de los instintos y de las facultades morales e intelectuales, arbitraria por muchos conceptos, no podía tener su representación exacta en los órganos cerebrales. Era asimismo increíble que el predominio de cada uno de esos diversos órganos se manifestara al exterior por cambios de volumen o dimensiones en las partes correspondientes del cráneo. Caracterología o caracteriología
1. Parte de la psicología que se ocupa del carácter y la personalidad del hombre.
2.Conjunto de peculiaridades que conforman el carácter de una persona:
presenta una caracterología violenta.
La caracterología1 es un método de lectura de carácter que intenta combinar una fisionomía revisada, unafrenología reconstruida y una patonomía ampliada, con una etnología, sociología y antropología. Desarrollada por L. Hamilton McCormick en la década de 1920, la caracterología fue un intento de producir un sistema objetivo y científico para valorar el carácter de un individuo.
La caracterología intentó arreglar los errores del sistema frenológico de Franz Joseph Gall y Johann Spurzheim. McCormick intentó distanciarse de los sistemas anteriores y escribió de forma extensa sobre sus ideas para mejorarlos.
McCormick sugirió posibles aplicaciones para la caracteriología, por ejemplo, para aconsejar a los padres y educadores, como guía en los ascensos militares, para evaluar los patrones de pensamiento (orientados al razonamiento u orientados a la memoria), asesorando a negocios y competidores, orientación profesional y selección de parejas.
Conclusión

Como podemos ver, para poder entender una definición de la personalidad es mucho más práctico y necesario resumir en una serie de 5 categorías dichas definiciones para poder llegar a un acuerdo al respecto del marco de referencia teórico dentro del cual será considerada la personalidad.

Por otro lado revisando las investigaciones sobre la personalidad encontramos a la psicología humoral, caracterología y frenología como parte de la gran preocupación y gran esfuerzo por el estudio de la psicología de la personalidad dentro del marco del método Científico Natural (combinación de teoría y experimentación)

Nos enfrentamos a la idea de que el estudio del ser humano no es posible bajo condiciones objetivas controladas experimentalmente, sino únicamente bajo condiciones “naturales” similares a las que se producen en la vida cotidiana.

Uno de los aspectos que más han preocupado a los teóricos e investigadores de la personalidad ha sido el de su medida. La utilización de medidas de personalidad, nos permite, clasificar a los individuos de acuerdo con un determinado criterio y variable, y probar determinadas hipótesis respecto al comportamiento de las personas.

Además de probar hipótesis y facilitar la clasificación de las personas, las medidas de la personalidad tienen un importante papel en el ámbito aplicado (e.g., selección de personal, tratamientos clínicos, rendimiento académico, etc). 5. Definiciones en las que se subraya el carácter distintivo de la personalidad
La personalidad, en este sentido, es la base de diferenciación entre los individuos. Por ej.: “La personalidad consistiría, pues, según este criterio, en lo propio del comportamiento de cada cual” (Pinillos, 1975). Autores en los que esta categoría puede encontrarse implícita son Sanford (1963), Allport (1937) y Murphy (1947), entre otros.
Bermúdez Moreno: el término personalidad hace referencia a la organización relativamente estable de aquellas características estructurales y funcionales, innatas y adquiridas bajo las especiales condiciones de su desarrollo, que conforman el equipo peculiar y definitorio de conducta con que cada individuo afronta las distintas situaciones.
Nuttin: la noción de personalidad no designa al individuo humano concreto, sino que se refiere a una construcción teórica que el psicólogo establece partiendo de los fenómenos concretos que constituyen el objeto propio de su ciencia, a saber, los comportamientos (en sentido amplio). Es decir, dicho término es una abstracción científica. Los comportamientos de una persona constituyen una serie de fenómenos cuya variabilidad se sitúa dentro de un esquema bastante estable y consistente, que da a ese comportamiento una cierta unidad y continuidad de significación.

Todos los órganos de las facultades intelectuales se hallan situados en la región frontal. Los catorce perceptivos son los siguientes: 1.º El órgano de la individualidad, que obliga al hombre a concentrar sus estudios en objetos particulares, individuales, y a ocuparse en las ciencias naturales. Reside en la raíz de la nariz; el desarrollo del órgano a que nos referimos hace sea mayor el espacio que separa ambos ojos. 2.º El órgano de la extensión, situado a los lados y por debajo del anterior, hacia el ángulo interno de la órbita. 3.º El órgano de la configuración o prosopognosis, aptitud para comprender y retener la figura de las cosas: las personas en quienes está desarrollado ese órgano son buenas fisonomistas y conservan la memoria de las personas. Reside por debajo del anterior, a los lados de la raíz de la nariz. 4.º El órgano de la resistencia y del peso: situado a la derecha y un poco por encima del precedente, hacia la parte interna del reborde orbitario superior. 5.º El órgano del color,o de la cromática, situado hacia la parte media del mismo reborde. 6.º El órgano del orden, que preside la clasificación de los objetos, de las ocupaciones, situado por fuera del anterior. 7.º El órgano de losnúmeros, aptitud para las ciencias matemáticas: situado hacia el ángulo externo de la órbita. 8.º Organo de las palabras (onomatisofía), memoria de las palabras. Reside en el fondo de la órbita, en el lóbulo anterior del hemisferio cerebral. 9.º El órgano del lenguaje (glosomacia), aptitud para aprender los idiomas: situado por encima del anterior. 10.º Organo de la localidad o cosmognosis, que crea la aptitud para comprender la situación respectiva de los objetos y facilita la memoria de los lugares. 12.º Organo de la eventualidad o docilidad, o memoria de las cosas, o educabilidad; colocado en la parte media de la frente, por encirna del órgano de la individualidad. 13.º Organo del tiempo, que preside el sentimiento de la duración de los intervalos de tiempo. Situado por fuera del órgano de la eventualidad y encima del de la localidad. 14.º Organo del tono, de la música: sentido de la armonía, de la melodía, diferente del ritmo. Reside en la región temporal, por fuera del anterior. Debido a las fechas en las que se encuentran nuestras definiciones de personalidad se irán revisando cada una de las 5 categorías
1.- Definiciones aditivas u ómnibus
La personalidad es entendida como la suma de todas las características que posee y definen a un individuo. Por ejemplo:“La personalidad es una configuración de tipo único... Personalidad es el agregado de procesos y estados psicológicos del individuo” (Linton, 1945). Similares rasgos se encuentran en las definiciones de Murphy (1947), Maddi (1972), Pervin (1978) y otros.

2.- Definiciones integrativas o configuracionales de personalidad
Se considera la personalidad como el conjunto de elementos y características que definen a un individuo, haciendo hincapié en el carácter organizado y estructurado que presentan tales características. Algunas definiciones de esta categoría implican que la personalidad es susceptible de cambiar siguiendo las evoluciones del desarrollo. Por ej.: “La personalidad es un sistema contenido en una matriz de sistemas socioculturales. Es una ‘estructura interior’ encajada en ‘estructuras exteriores’ y en interacción con ellas” (Allport, 1961). Murray y Kluckhon (1965) también han definido la personalidad en términos similares, entre otros.

. 3.- Definiciones jerárquicas de la personalidad
Estas definiciones acentúan el carácter estructural y de ordenamiento que confiere a cada elemento un significado particular dentro del marco total de la personalidad. Se hace particular énfasis en la naturaleza jerárquica de las relaciones entre los elementos componentes de la personalidad.En la cúspide de esta organización piramidal se encuentra el elemento rector, determinante fundamental de la conducta del individuo, recalcándose de esta manera la dimensión motivacional de la personalidad. La discrepancia surge a la hora de identificar dicho elemento dinamizador y rector de la conducta.Por ej.: “La implicación de todos los modelos jerárquicos de la personalidad es de que algunas entidades internas sustentan a otras, y que sus interrelaciones dinámicas determinan o producen la conducta que exhibe la persona” (Mischel , 1968). Sanford (1963), Cattell (1972) e Eysenck (1952) también se destacaron dentro de esta categoría, entre otros.
4. Definiciones en términos de ajuste
Se refieren a la personalidad como conjunto integrado y organizado de características de un individuo, que va a determinar su peculiar ajuste al medio. Hay aquí un énfasis en las implicaciones adaptativas del término. Por ej.: “La personalidad es la organización dinámica, dentro del individuo, que aquellos sistemas psicofísicos determinan sus ajustes únicos al ambiente”(Allport, 1937). Definiciones con características similares pueden ser encontradas en Lundin (1966), Stagner (1961) y Mischel (1979), entre otros.
¿Qué es la personalidad?

No existe una definición de "personalidad" que sea comúnmente aceptada por quienes, dentro de la psicología científica, se han dedicado y vienen ocupándose de su estudio.Es imposible definirla sin antes llegar a un acuerdo al respecto del marco de referencia teórico dentro del cual será considerada.

Etimológicamente, personalidad parece muy próximo al latinomedieval personalitas, que, a su vez, se considera como derivación del uso en latín clásico del término persona. En sus orígenes, persona se utilizaba para designar las máscaras o caretas que los actores romanos empleaban en sus representaciones.

Una multiplicidad de definiciones puede reducirse mediante su agrupación en una serie de cinco categorías que en esta línea del tiempo veremos un poco más a detalle.
1.- Definiciones adivas u ómnibus
2.- Definiciones integrativas o configuracionales de personalidad.
3.- Definiciones jerárquicas de la personalidad
4.- Definiciones en términos de ajuste
5.- Definiciones en las que se subraya el carácter distintivo de la personalidad. Webibliografía

http://www.filosofia.org/enc/eha/e080735.htm
http://www.oocities.org/cjr212criminologia/frenologia.htm
http://www.wordreference.com/definicion/caracterolog%C3%ADa
http://es.wikipedia.org/wiki/Caracteriolog%C3%ADa
http://www.hipnosisnet.com.ar/salud-mental-humor.htm
http://www.psico-web.com/psicologia/personalidad_definiciones.htm
Síntesis La frenología es el estudio de la mente y el carácter, por la forma del Cráneo.
Hipótesis fisiológica de Gall, que considera el cerebro como una agregación de órganos, correspondiendo a cada uno de ellos diversa facultad intelectual, instinto o afecto, y gozando estos instintos, afectos, o facultades mayor energía, según el mayor desarrollo de la parte cerebral que les corresponde.
Gall indica que:
•Las causas de la criminalidad están en la forma del cráneo. El Dr. Gall visitó las cárceles donde evidentemente los condenados a muerte tenían deformaciones craneanas.
•Dibuja un mapa cerebral donde establece 38 zonas. En alguna de estas zonas esta la causa de la criminalidad.
•Establece tipos y subtipos de cráneos.
•Dice que el subdesarrollo intelectual es causa de delito.
Afirma que:
•en la parte frontal del cerebro esta la rudeza,
•en la parte parietal están los sentidos;
•en la parte temporal están las cualidades intelectuales. Psicología humoral (el humor a favor de la salud mental)
“Humor es cuando alguien se ríe a pesar de todo”

“El humor es un excelente ingrediente dentro de la terapia” afirma el Dr. Carlos Malvezzi Taboada, especialista en psicologia clinica, terapia breve cognitiva y en psicoterapia positiva…
La palabra humor proviene de la antigua Grecia, y era utilizada por los médicos de la época para definir los fluidos corporales. Más adelante, surge la llamada psicología humoral, que se entendía como el equilibrio entre todos los fluidos del cuerpo.
No fue hasta el siglo XIX que la estética filosófica definió el humor de la siguiente manera: “aptitud para observar y presentar los aspectos cómicos de la existencia”.
El vocablo se comprende en latín como humedad, y en su sentido estricto, es la capacidad para soportar serenamente las adversidades y extraer de ellas componentes alegres.

“El humor es un excelente ingrediente dentro de la terapia” afirma el Dr. Carlos Malvezzi Taboada, especialista en psicologia clinica, terapia breve cognitiva y en psicoterapia positiva tambien aplicada en los sintomas y enfermedades psicosomaticas.
Entre las ventajas de tener buen sentido del humor se encuentra la posibilidad de prolongar la vida. Por otra parte, está demostrado que es una capacidad inherente a aquellos que presentan una adecuada madurez de la personalidad.
El humor se puede clasificar en dos grandes grupos: el ingenuo, que es el ideal para su uso en la salud mental, y el crítico o malicioso, que se subdivide en sátira, ironía, parodia, entre otros
Actualmente existe a nivel internacional una tendencia al uso de la via cómica como elemento importante en pacientes con enfermedades de larga evolución, por ejemplo, se encuentran los médicos que atienden las entidades malignas en hospitales oncológicos, llamados “Clown Doctors” o médicos payasos, que hacen reír a los pacientes para minimizar el miedo a la enfermedad.
Full transcript