Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Jefes,Cabecillas,Abusones

No description
by

Yvonne Lucio

on 29 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Jefes,Cabecillas,Abusones

Capítulo 6:
“¿Por qué ansiamos prestigio?”
Presentado Por:

Yvonne Lucio Jerez
Luis D. Féliz Pérez
Neldys Martínez
Continuación...
El pensamiento actual sobre la importancia del prestigio en el quehacer humano sigue los pasos del consumismo; los consumidores corrientes intentan copiar el lujo de los miembros de las clases sociales superiores, Thorstein Veblen lo llama “consumo conspicuo”. Al imitar a la clase ociosa esperamos satisfacer nuestra necesidad innata de sentirnos superiores, esto nos induce una y otra vez a caer en comportamientos despilfarradores.

Las sociedades de bandas y aldeas se las arreglaron bastante bien sin manifestar ninguna propensión especial a mostrarse superiores, procuran restar importancia a sus méritos con el fin de garantizar un trato igual para todos. En cambio, nuestra susceptibilidad a tales de deseos es de origen social, sin duda alguna, el consumo conspicuo satisface nuestro deseo de sentirnos superiores, incluso si por ello debemos de pagar un precio elevado.

Comentario
“¿Por qué ansiamos prestigio?”


Antes plantee que como seres humanos tenemos necesidades genéticas de amor, aprobación y apoyo emocional. Para obtener recompensas nuestra especie limita las satisfacciones expresadas en las monedas de otras necesidades y otro impulso. De esta misma manera los cabecillas y mumis realizaban laboriosos trabajos para aumentar el bienestar de los suyos. La sociedad o en su caso los grandes cabecillas no les pagaban con alimentos, sexo o comodidades sino con admiración y respeto; con prestigio.

Los abastecedores hacen este esfuerzo solo para conseguir la aprobación de su grupo; para conseguir prestigio. Los lideres se caracterizan por una mayor necesidad de alabanzas, que otros no tienen reparo en ofrecer a cambio de manjares, seguridad y de diversión. Los jefes supremos y los reyes desean el amor de sus súbditos y a menudo lo reciben, pero, al contrario de los mumis, reciben sus recompensas en todas las monedas que suscribe la naturaleza humana.

Continuación...
Por otro lado Como lo establece el texto, un jefe puede ser querido, admirado y aceptado aun siendo alguien que posee mucho dinero, siempre y cuando sea alguien que vele por el bienestar de los demás y no por satisfacer sus caprichos, lujos y necesidades, es decir, no se busca a alguien egoísta que quiera ser un tirano, de ahí podemos inferir que tanto la actitud como la personalidad influyen para que una persona sea prestigiosa ya que las personas en su gran mayoría, no querrán, ni admiraran, ni aprobarán a alguien egoísta, que solo vele por su bienestar y que si para conseguir su objetivo tiene que pasar por encima de los demás lo hace, por ende para ser prestigioso hay que tener moral, ética, valores, ser alguien justo, equitativo, humilde, prospero y seguro de sí mismo.

En fin estoy de acuerdo con el autor cuando plantea en el texto que las personas necesitan afecto en especial unas más que otras, de ahí que los lideres buscan el bienestar de los demás y velan por la obtención de recompensas mejores que algo de valor pecuniario es decir algo abstracto e intangible como son: la admiración, el amor, la aprobación de los demás, es decir, el prestigio de los que le rodean.

Jefes,Cabecillas,Abusones
Desde mi punto de vista el ser humano es un ser que tiene como objetivo tratar de conseguir lo que quiere, y cuando más se acerca a su objetivo siente el éxito o progreso, pero no todo se consigue fácil, siempre van haber obstáculos en el camino que podrán ser muy difíciles de superar y cuando esto ocurre se tiende a caer en ansiedad empezando a perder la fe, cayendo en depresión, tratando de buscar una solución y causando inquietud, estrés y miedo a que todos sus esfuerzos hayan sido en vano.

¿Porque somos ansiosos al prestigio?. Somos ansiosos al prestigio por el simple hecho que establece el autor en el texto, el ser humano es un ser que tiene la necesidad genética de ser amado, y una persona con prestigio tiene el amor, aprobación, admiración y el respeto de los demás, y a través del prestigio también podemos encontrar el éxito, y por medio de este la felicidad, que es todo lo que el ser humano anhela y tiene como objetivo en la vida desde el momento del uso de su razón hasta que termina su vida, es una lucha constante para tratar de vivir en paz y armonía y realizar sus sueños, es decir, alcanzar sus metas, ya que cuando queremos algo es porque ese algo va satisfacer tanto nuestros deseos como necesidades, una vez satisfechos se obtiene lo que se quería y esto nos lleva a la felicidad.

Full transcript